Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Litardo elegido, Moreno gana oxígeno

en Conexiones4P/Elenfoque por

César Litardo llega a la presidencia de la Asamblea Nacional: un desenlace que, hasta horas antes de la votación, muchos daban por incierto en la Asamblea. En realidad, su candidatura fue pactada, alrededor de un proyecto legislativo, desde hace un par de meses. María Paula Romo lideró las conversaciones con los dirigentes que firmaron el acuerdo, en particular con Guillermo Lasso, en las que estuvieron en juego muchos factores que hay que leer bajo algunos prismas.

Texto del Acuerdo Legislativo
Texto del Acuerdo Legislativo
  1. César Litardo es del bloque morenista y su candidatura fue propuesta por el gobierno. Su nombre no generó, como se sabe, unanimidad en el Ejecutivo, pues Santiago Cuesta promocionó a Daniel Mendoza. El triunfo de Litardo debe ser leído como una señal de que el asesor del Presidente, que pasa por ser el hombre fuerte del gobierno, no tiene incidencia en el frente político del gobierno.
  2. El acuerdo contribuyó a que el morenismo mantenga la presidencia de la Asamblea. Esa era una necesidad para el gobierno que necesita articular su gestión política. Algunos partidos y voces de la Asamblea querían que la Asamblea pasara a manos de la oposición; una expectativa que hubiera incrementado la inestabilidad del morenismo.
  3. El acuerdo legislativo otorga al gobierno un marco de acción hasta el 2021. En los hechos diseña una mayoría que, si se respeta el contenido de lo pactado, asegura al gobierno poder cumplir, en el campo legislativo, con ciertos compromisos contraídos con el Fondo Monetario Internacional.
  4. El acuerdo es programático: es un triunfo político para un gobierno cuya debilidad es un hecho público y notorio. Le asegura una estabilidad relativa pero cierta en el frente que el correísmo tiene como su mayor feudo: la Asamblea Nacional.
  5. Este acuerdo puede cortocircuitar todo tipo de especulaciones sobre acortamiento del mandato o la muerte cruzada. Por parte de los firmantes, especialmente de CREO, muestra una voluntad de tender la mano alrededor de un programa necesario para el país y que, salvo el correísmo radical, comparten otras fuerzas políticas del país.
  6. Este acuerdo, si se opera y se ejecuta como está planteado, podría poner al país ante una situación inédita: facilitar que el gobierno de Lenín Moreno asuma plenamente su rol de transición. Poner la Asamblea ante una agenda que organiza su tarea y le impide perderse en los meandros de la coyuntura política. Evitar que la dinámica política del 2021 distorsione las tareas mínimas que debe cumplir un gobierno de transición.
  7. El gobierno al fin tiene un norte en la Asamblea. Esto quizá contribuya a orientar sus tareas y su comunicación y a prescindir así de cortinas de humo como las que ha tendido con el acuerdo nacional y, ahora, con la creación de una comisión internacional de lucha contra la corrupción.
  8. Guillermo Lasso y sus asambleístas hacen una apuesta: apoyar a un gobierno débil firmando un acuerdo alrededor de puntos programáticos. Eso podría cambiar la ecuación política del 2021. Lasso, si tiene éxito en esta empresa, podrá reclamar que sacrificó parte de su capital político para evitar el caos económico o la caída del gobierno. Esto, si este acuerdo resulta concluyente.
  9. Jaime Nebot, por su parte, cuyo partido apoyó a Guillermo Celi de SUMA, tiene ante sí un programa legislativo. Y todos los aspirantes a la Presidencia de la Asamblea, incluyendo a Celi, hicieron hincapié en que la Asamblea debía entrar, en los dos años siguientes, en esa dinámica. Dicho de otra manera, Nebot no podrá hacer campaña sobre las cenizas de un gobierno débil. Tampoco le será fácil ponerse al margen de la dinámica del acuerdo firmado: siempre y cuando sus promotores lo hagan realidad.
  10. Curiosamente Lenín Moreno luce políticamente con más oxígeno después de la elección de César Litardo a la presidencia de la Asamblea. Por lo menos en el campo legislativo tiene aliados y una hoja de ruta susceptible de ser incrementada. Y el principal apoyo viene no de su aliado, Jaime Nebot, sino del opositor que se granjeó tras el polémico triunfo de febrero de 2017.
    Foto: Asamblea Nacional.    

8 Comments

  1. el Licenciado no concretó nada, ha perdido la mitad de su periodo presidencial, y al ritmo que va, los ecuatorianos llegaremos al final de su periodo presidencial con la extraña sensación de que en lugar de presidente tuvimos una rara combinación de predicador y profesor de física cuántica. Este acuerdo nacional debía haberse realizado al inicio del gobierno de Moreno y sus conclusiones, haberse concretado en políticas nacionales, para que cualquier gobernante que sea electo, respete la hoja de ruta trazada en este acuerdo para el manejo económico y social del Ecuador. Hasta ahora la ciudadanía estamos esperando el ofrecimiento que hizo Moreno de llamar a una comisión de la ONU para que investigue los proyectos mas importantes que se ejecutaron en la década anterior y que presumiblemente fueron construídos con sobreprecio. Esta convocatoria provocará acuerdos que las partes interesadas firmarán, pero de ahí a que se ejecute, tengo mis dudas.

  2. …y con ese resultado en la Asamblea, nos meten un autogol a todos los ecuatorianos: Moreno se atrinchera en la Asamblea gracias a sus supuestos enemigos políticos y no será para lograr gobernabilidad sino más bien para protegerse y proteger a sus compañeros revolucionarios de juicios políticos en los que él saldría embarrado hasta las ruedas. Luego co-gobiernan los futuros contrincantes (incluído Moreno) del próximo 2021, pero el pacto se «romperá» un año antes de las elecciones, de otra manera los mamiticos no podrán marcar las diferencias ideológicas para la campaña y nada extraño será que se peleen las comadres en la misma Asamblea. Finalmente, como es un habito bien marcado de los del s. XXI, reciclarán, resucitarán, dirán que fue un mal entendido o por último dirán que se perdonaron el pasado, pero los correístas y morenistas se reconciliarán a fuerza de evitar enfrentar la justicia y terminar como inquilinos en Latacunga ante cualquier intento de fiscalización, con lo que lograrán que el correato termine su libreto con el fin del periodo de Moreno y garantía de impunidad para su amado líder. Los socialcristianos actuaron con un poco de más astucia y se abstuvieron, eso los coloca fuera del pacto como para tener argumentos en las próximas elecciones y meter a Nebot en la chistera. Malos negociadores de lado y lado: la «oposición» al menos hubiese exigido un «bonus track» al presionar la salida del inefable Cuesta y del torero muerto, como para empezar el periodo con caras nuevas; en todo este arroz con mango, resalta la genialidad de Ma. Paula Romo. No es un panorama agradable, pero es lo más probable en este país de ignorantes políticos que nos convierte en ciudadanos cobardes. «Por la plata baila el perro, por el oro perro y perra», decía mi bisabuelo. Cambio y fuera.

  3. amentablemente el Licenciado no concretó nada, ha perdido la mitad de su periodo presidencial, y al ritmo que va, los ecuatorianos llegaremos al final de su periodo presidencial con la extraña sensación de que en lugar de presidente tuvimos una rara combinación de predicador y profesor de física cuántica. Este acuerdo nacional debía haberse realizado al inicio del gobierno de Moreno y sus conclusiones, haberse concretado en políticas nacionales, para que cualquier gobernante que sea electo, respete la hoja de ruta trazada en este acuerdo para el manejo económico y social del Ecuador. Hasta ahora la ciudadanía estamos esperando el ofrecimiento que hizo Moreno de llamar a una comisión de la ONU para que investigue los proyectos mas importantes que se ejecutaron en la década anterior y que presumiblemente fueron construídos con sobreprecio. Esta convocatoria provocará acuerdos que las partes interesadas firmarán, pero de ahí a que se ejecute, tengo mis dudas.

  4. Parece partido de fútbol según la foto, Vera, Corozo y otros árbitros vendidos, que vergüenza
    Alianza País otra vez con la Presidencia de la Asamblea, ojo con PSC y CREO.

  5. La elección de autoridades en la Asamblea, al menos permitió destronar al correísmo del bastión que les representaba la Legislatura, y hoy se han acorralado en el pequeño reducto de la Prefectura de Pichincha, desde donde la inefable Paola Pavón ya inició su gestión politizada, lanzando dardos en contra de su Presidente, a quien ella respaldó y lo sirvió en su primer año de gobierno.
    Parece ser que se terminaron los tiempos en que el correato con sus 100 asambleístas ovejunos hacían y deshacían de la institucionalidad del País en franca obediencia al «patrón» que les emitía las órdenes desde Carondelet.

  6. Excelente artículo que de manera objetiva y clara resume la elección de autoridades en la asamblea nacional , así como la actuación de CREO en la misma . Esta busca dar certezas al país , cerrar el paso a los afanes desestabilizadores del correismo , y encontrar una posibilidad real de desarrollo para sus ciudadanos .

  7. A Santiago Cuesta no le interesa tener suficiente influencia política, su fuerte y lo que parece dominar está en lo económico. Su poder radica en hacernos creer, por ejemplo, que concesionar la administración de CNT no es igual a comprometer los activos de esta empresa, poder para hacer de ellos lo que venga en gana, lo mejor todo será legal, es decir otros serán los dueños de la plata y no el estado ecuatoriano. Esto que parece ser una realidad , no es lo mismo que tener la mesa servida?? , esta frase no es mía. Lo mejor para el señor Cuesta es que hay muchas cortinas de humo que hacen de su tarea una genialidad, aquí estamos ocupados en el nuevo presidente de la Asamblea además de la contratada comisión internacional de lucha contra la corrupción , que según percibo será igualita que las agencias calificadoras de riesgos que emiten informes para quedar bien con quienes ocupan sus servicios .

  8. Totalmente de acuerdo con su criterio José, salvo por un pequeño detalle: correistas y morenistas (oportunistas) seguirán separados pero se unirán como un sólo puño cuando se trate de proteger a uno de los suyos, sean del pasado o del presente, con o sin la anuencia del ilegítimo presidente del Ecuador.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba