Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Ecuador está viendo al cura que quiere ser outsider

en Conexiones4P/Elenfoque por

El cura José Tuárez cambió de estrategia. Ahora se muestra displicente, desafiante y provocador ante los otros poderes. Ayer lo hizo con la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional. Hoy se fue, en los hechos, contra la Corte Constitucional a la cual le tiene cazada dos peleas: su dictamen interpretativo del 7 de mayo, según el cual no se pueden revisar las decisiones tomadas por el Cpccs Transitorio, y el fallo favorable al matrimonio igualitario.

Tuárez sabe que, por sus errores, su espacio de acción se redujo y que ha hecho méritos suficientes para perder su cargo de presidente del Cpccs. Dos iniciativas avanzan en ese sentido: el Contralor inició un examen atendiendo algunos pedidos para que lo investigue y, por otro lado, el asambleísta de CREO Fabricio Villamar recogió firmas suficientes para que la Asamblea lo llame a un juicio político. El panorama del fray es poco alentador. Si se va contra la Corte Constitucional caerá en desacato y en una pugna de poderes que, por el escenario que ha moldeado, le será absolutamente desfavorable. En la Asamblea, además, no está en discusión si hay suficientes motivos para destituirlo sino cuándo hacerlo. Villamar cree que hay que ir al juicio político enseguida mientras que otros asambleístas creen que lo mejor es esperar a que la mayoría del Cpccs tome decisiones para que el juicio sea colectivo. Esto mientras avanza la tesis de cambiar la Constitución para retirar al Cpccs su capacidad nominadora: el mecanismo que ha ido ganando piso es el de una enmienda constitucional.

En claro, José Tuárez sabe que una mayoría de la sociedad y la  sociedad política, en particular, no están de su lado. Al punto que el asambleísta correísta Pabel Muñoz invitó a la Comisión a rechazar, mediante una carta, el desplante monumental que les prodigó este miércoles al negarse a dar explicaciones, supuestamente bendecirles y retirarse en medio de los aplausos de las barras con las que se mueve. Tuárez entendió que la tierra se mueve bajo sus pies y decidió confrontar abierta y decididamente con un solo objetivo: patear el tablero político, granjearse una destitución, victimizarse y, mientras tanto, usar su cargo y la institución como plataforma para una posible candidatura a la Presidencia. El fray ya probó la tarima, el paroxismo electoral, la idea del hombre providencial y su hambre de poder es manifiesta.

El fray no es ciego. Sabe que el establecimiento no lo soporta, que la Asamblea prepara la salsa con la cual piensa freírlo y que, por más que quiera caotizar el país tumbando las autoridades designadas por el Consejo de Participación dirigido por Julio César Trujillo, esa tarea le resultará larga, demasiado técnica y profundamente tediosa. Se lo hicieron notar hoy los constitucionalistas Ismael Quintana y Salim Zaydán: examinar proceso por proceso, paso por paso, nombramiento por nombramiento… hasta encontrar y probar vicios de nulidad insubsanable. Lo cual implica, además de un enorme conocimiento y manejo de la arquitectura constitucional, una capacidad de alta política que Tuárez y ninguno de sus consejeros tiene. Basta con oírlos. El país no está para eso. Y mientras se rodee de abogados como Augusto Tandazo, esa causa está condenada al fracaso.

Tuárez está haciendo política y proselitismo; dos manifestaciones prohibidas para un funcionario público y que solo agravan su caso. Su objetivo es llamar la atención mediática y política (tiene trabajando la Asamblea, la Contraloría y la Fiscalía) alrededor suyo. Y alrededor suyo está juntando, como lo hizo Bolsonaro, esa sociedad decepcionada que vive casi al margen del sistema, las comunidades religiosas (principalmente cristianas y evangélicas), las fuerzas más conservadoras y también los reductos correístas que quieren ajustar cuentas con Moreno y los cambios que ha producido desde mayo de 2017.

Ecuador no está viendo a un cura que quiere construir un Consejo de Participación Ciudadano definitivo porque cree en esa institución: está viendo en acción a un populista consagrado con ansias de convertirse en outsider de la elección del 2021. Eso explica su estrategia. Su forma de actuar apenas ve las cámaras.  El uso que hace de los medios de comunicación. Y, claro, su desplante a la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea. El fray está marcando su territorio ante su virtual electorado y señalando a sus enemigos. Está repitiendo la historia de Rafael Correa. Todos sobran, todos le sobran… porque él es el mesías.

Foto: Cpccs 

27 Comments

  1. ¿En qué país vivimos? Un cura estafador, mentiroso, agresivo, ignorante y que se cree con la capacidad intelectual de cuestionar todo el magnífico trabajo que realizó el CPCCS Transitorio y sin lo cual el país estaría aún más hundido de lo que está en el hediondo estiércol que dejaron Alibaba Correa y sus 40 ladrones.
    Lo que más indigna es la pasividad de la iglesia que a sabiendas de que la mentira, la estafa y el engaño son pecados enormes, no hacen nada para sacar a esta piltrafa humana de la sotana que lo cubre. ¿O es que por el hecho de ser cura este engendro puede hacer lo que le da la gana? Por favor señores prelados de la iglesia actúen coherentemente con lo que pregonan.

  2. Todo parece puro teatro. Quienes están tras el verdadero poder, parece que han descubierto que con la traición y el engaño se consigue mucho mas que con la confrontación. Moreno traicionó a su electorado y sigue campante tomando decisiones equivocadas fruto de la traición. Lo mismo el cura parece que obedece a los mismos intereses de quienes están tras Moreno. El cura pillo solo está alargando el circo, el teatro, hasta que se calmen las aguas y nadie se acuerde de las funciones para las que fue elegido. Si este cura actuaría de acuerdo a lo que predica, ya habrían volado algunas cabezas de los puestos a dedo.

  3. Este CPCCS no le llega ni a los talones al anterior del Dr. Trujillo. Que hicieron los ecuatorianos en las elecciones por favor, ahora arrepentidos.

  4. Creo que el comportamiento del Cura Tuárez es el reflejo de la descomposición social que vive el Pais, donde las autoridades gubernamentales involucradas en actos de corrupción, han dado un pésimo mal ejemplo a los niños/ niñas y adolescentes, y después nos quejamos del mal comportamiento de este sector muy importante de la sociedad. Que pena a donde hemos llegado.

  5. Este señor hasta físicamente se parece al indeseable de Correa, no se diga en el libreto que como todo buen correísta sigue al dedillo para encaramarse en el poder y aferrarse a la impunidad. Concuerdo con sus opiniones señor Hernández.

  6. Este monaguillo del templo del averno está utilizando las mismas tretas que usaba el correato para aturdir y seducir al rebaño, que dejaba en manos del pastor la solución de los problemas y agobios de la existencia y el castigo a los supuestos causantes de sus males.
    Ahora, con la complaciente mirada del papanatismo mediático, vamos a ser obligados testigos del ascenso de este nuevo esperpento del populismo al cielo de la degradada política nacional. Algo que el país se hubiese ahorrado si Moreno hubiese cumplido con hacer la cirugía mayor, en este caso, vía consulta eliminar al CPCCS, el perverso engendro del correato. Pero no, el humor cuántico de Moreno no le alcanzó para desmontar ni una sola tuerca de la máquina de corrupción e impunidad que instaló aquel que lo ungió como su heredero: el loco del ático.
    Ya no contamos con el ilustre jurista que presidió el CPCCS transitorio, que al término de su gestión, nos ofreció recorrer todo el país para recoger las firmas suficientes para convocar a otra consulta para eliminar a tan temible monstruo- a mi juicio una operación inversa a la que dictaba el sentido común. De tal manera que no nos queda más remedio que soportar el espectáculo circense de un monaguillo, que es un fiel seguidor de las tretas que usó el fugitivo para llegar a Carondelet, y que las quiere aplicar para iniciar su ascenso al poder. !No habrá milagro que nos pueda salvar de esta peste interminable!

  7. Muy buen artículo que nos permite ver con absoluta claridad la hoja de ruta de este mal sacerdote. No es ciencia ficción, este tipo tiene esas aspiraciones, la Presidencia de la República y para ello cuenta con una estructura correísta que busca venganza frente a lo que llaman “Traición”. El perfil de este hombre es el perfecto para estos propósitos, no encuentro a otro que se preste a ser bufón de circo, que lamentablemente le encanta a un sector de la comunidad.

  8. Este cura infeliz con toda seguridad triunfara y se saldrá con la suya porque se encuentra en el lugar ideal donde sus porquerías lo llevaran a los estratos más altos donde maliciosamente se cagará de la risa (del montón de pend…os que lo elegirán) junto al sicópata del ático y toda esa gavilla de delincuentes sinvergüenzas.

    Ese lugar ideal en el mundo es conocido como «Ecuador»… sin embargo para muchos alrededor del mismo mundo es mejor conocido como «Absurdistán» y «Banana Republic»

    Apostemos que este sátrapa sinvergüenza será el próximo «presidente» de Absurdistán… apostemos!

    PRESO correa PRESO

  9. Muy buen artículo Sr. Hernández y comparto el comentario de Francisco..Ecuador se está preparando a que haya un estallido social, y va a ser todos contra todos porque hay demasiado resentimiento y desconfianza..Y al Tuarez hay que crucificarlo ya!! ( metaforicamente hablando)

  10. La Contraloría, Fiscalía, Corte Constitucional y Asamblea, no solo deben realizar el examen de los documentos alterados y mentirosos del cura Tuarez, sino que deben darle un bono para que se realice un examen psicológico porque le falta cordura en sus expresiones y en su porte como funcionario público. El solo pensar, que éste cura que no sabe leer ni escribir la Constitución y las normas de la República, va a revisar la actuación del Maestro Julio Cesar Trujillo, nos recuerda al iluminado que con 15 honoris causa quebró al país. Le recordamos al cura que el pueblo ecuatoriano le entregó al CPCCS transitorio toda la potestad para cambiar nombramientos para institucionalizar al país, y este poder conseguido en las urnas mediante “Consulta al Pueblo” no lo tiene el cura Tuárez, ni el CPCCS actual. Al Cura Tuárez el pueblo ecuatoriano no le ha dado ni el saludo porque no se merece, porque es uno más de los que abona el club de los mamertos y ovejas del mameluco correa. Solo esperamos que la Asamblea le ponga los trastes en la vía púbica y la iglesia haga una mejor selección de sus pastores y misioneros, a este cura que niega ser parte de la iglesia católica deben ponerle en la calle.

  11. Creo que este frailecito no puede compararse al prófugo de Bélgica, este tenia una inmensa capacidad de hipnotizar al electorado y con una ayuda propagandística gigante; no tiene a los Alvarado, también contaba con buen billete procedentes del grupo que Colombia los elimino en nuestro oriente y luego millones de millones que nos quitaron. Seria una inmensa desgracia para nuestro país que su pronostico sea certero.

  12. Si anulamos el voto en la elección del CPCCS, era con los ofrecimientos que había de organizar la eliminación de ese organismo, ahora nadie se hace cargo, mejor nos hubiera ido votando por anticorreistas y tener buen CPCCS, hasta ver la forma de eliminarlo.

  13. Carlos I, el papa criollo, tiene unas ínfulas de miedo y seguramente esperaba que le extiendan la alfombra roja en la Asamblea para que sus delicados pies no se maltraten; allá fue con la misma prepotencia que la cholita Pabon interiormente lo hizo. El país creía que el jefe de la banda correista, mameluco Correa, era el mayor narcisista de la historia ecuatoriana, pero e ahí que estábamos equivocados, Carlos I le supera de largo; Tuárez se burla de todo el mundo, se solaza en los vítores de los borregos sanducheros, que por fin, tienen otra vez a alguien para ponerse a su servicio con alma y vida, y desfogar la frustración de ver a su líder prófugo de la justicia y sin posibilidad de adorarlo de nuevo.
    Este pelafustan, en verdad no tiene la culpa de ostentar la presidencia del bodrio llamado CPCCS, nada que ver,la culpa entera cae en la sacerdotisa Atamaint y sus cuatro acólitos, aquella que sale en los medios con cara de angustia quejándose amargamente (cual quinceañera que perdió sus prendas) del vil engaño que fue víctima por parte del papa criollo.
    Si en la banana republic hubiera cordura, esa elección debió anularse porque todo el proceso, de principio a fin, estaba plagado de irregularidades; desde la forma del conteo de votos nulos, hasta el momento que inscribieron su candidatura Tuárez y los demás correistas solapados; pasando por la descarada publicidad de mameluco a su favor, hasta los spots televisivos del curita, que a sabiendas de su impedimento legal para ser candidato, se dirigía a sus adeptos como «padre».
    Ahora sabemos fehacientemente que el correismo está más vigente que nunca en el país, ayer nomas, dos juecesillos correistas aceptaron la apelación del abogado del mayor mafioso del pais, Alexis Mera (solo superado por mameluco) para que se acoja a la prisión preventiva, desde su casita, con comodidades, sin sobresaltos y con la consigna de salir por la cochera dejando el grillete electrónico para que adorne el museo de Carondelet, el momento que las papás hiervan, e ir a reunirse con el resto de prófugos de su banda; de todos modos, prefiero a estos jueces correistas que actúan de frente, que a los solapados como Atamaint y sus boys.
    La justicia del país está podrida, llena de jueces comprometidos con el jefe de la banda, y no saldremos de esta mala hora si el Consejo de la judicatura no hace una depuración en la Corte Suprema lo antes posible.

  14. Creo que no vale la pena escribir sobre personas que son la escoria de la sociedad ecuatoriana, despues de ver a un Correa esto ya no deberia impresionarnos.

  15. Por favor !!!!! , este cura impostor que para llegar a ese engendro de la ROBOLUCIÓN , el CPCCS , violentó mas de una ley , OUTSIDER y aspirante a la presidencia del Ecuador ???????
    Siempre valoro sus artículos Sr Hernanández , pero darle esta importante tribuna a un farsante como Tuárez , me parece un despropósito .

  16. Si, un patético perro con pulgas , orinando aquí y allí , marcando territorio, que frayle tan vulgar ! Hasta cuando tanta hojarasca política?

  17. Parecería que ser un mamarracho populista al borde del anonimato, un mediocre con audacia y un cínico con delirios de impunidad, es lo que un sector del pueblo ecuatoriano exige y necesita como candidato a la presidencia de la República. ¡Pobre el pueblo que no aprenda con lucidez de su pasado ni desee conquistar con honor su futuro!

  18. Miro un país en crisis, el momento adecuado para una explosión social, despidos, falta de empleo, violencia, perdida de valores, perdida de poder adquisitivo, crisis en salud, la tormenta perfecta para el ANARQUISMO.
    Los incendios nunca aparecen solos tienen un origen y un provocador aveces son una serie de factores, pero el fuego no se detiene.

  19. Gracias por describir claramente al megalómano, déspota y arrogante heredero del capo Rafael Correa. Este tipo que de cura no tiene sino el collar plástico blanco, esta sediento de poder y mientras mas atención le pongan los medios de comunicación mas se agranda su ego y se cree el enviado directo del cielo. No solo la asamblea y fiscalía deberían poner en la calle a este farsante sino también la iglesia. No he visto aun a los altos mandos de la iglesia pronunciarse enérgicamente ante la mala imagen de un sacerdote desplegada por este politiquero embustero, mentiroso y pedante.

  20. Tuárez, al igual que Correa, es como una sarna. Pica y mientras más molesta, más te rascas. Y mientras más te rascas, más crece.

  21. Sr, Hernandez, concede Ud. demasiada capacidad intelectual al ambicioso y fantasioso fray.
    Creo que el «religioso a conveniencia » tiene una mente delirante avivada cuando está rodeado por su turba de fans-náticos.
    Pocas dudas hay de que el fray delire que cuenta con apoyo de » arriba » y se considere presidenciable aunque deba llevar en la papeleta como vice al narciso belga.
    La pregunta del millón sería: El territorio del país es suficientemente grande para esos DOS EGOS ?

  22. Si este cura es el heredero de Correa yo soy el hijo de Hitler. No creo que el tipo tenga el respaldo suficiente para ganar una presidencia. Mas bien lo veo en el nivel de un Ivan Espinel, un oportunista corrupto que ve en la política una plataforma de enriquecimiento (por supuesto ilícito). En su momento Espinel no era nadie o si tenia algo sucio, los medios callaban porque vivíamos en la era fascista del correismo. Pero hoy, sin decir que las condiciones sean las idóneas para una democracia, vemos a unos medios denunciantes que no se cansan de poner en ridículo y desnudar la naturaleza corrupta de este cura. Esas manchas no se borran asi de fácil. Pero mas evidente es la debilidad de los argumentos que pone.
    En mi opinion personal este es un pobre diablo que sera olvidado mas pronto que tarde. Casos como el de este cura hay de sobra. Alguien se acuerda de un mocoso llamado Antonio Ricaurte, aquel mamotreto que decía «Yo amo a Quito». Donde anda el tipo ahora, que paso con su trayectoria política, no se supone que era parte de la nueva generación de politicos de la centro derecha.
    Lo del cura es mas escandaloso y tendrá que cargar con una cruz que cada día se vuelve mas pesada.
    SI es cierto que la política, tal como esta en el Ecuador, es terreno fértil para los populismos, pero para ser un buen populista no basta con ponerse una sotana o bailar en la tarina. Necesitas argumentos, tener carisma. Y este Tuarez no tiene nada. Ni siquiera puede armar una buena defensa, que sea convincente, para contratacar las denuncias que le han imputado. En eso Correa era campeón mundial, por eso se metió al bolsillo de millones de ingenuos que le creyeron. Pero este cura….Papaito Correa debe estar sacándose los pelos (si es que todavia los tiene).

  23. Afortunadamente este sujeto está ayudando a que la sociedad quiera sepultar definitivamente al CPCCS. Me pregunto con qué plata tiene Tuárez comprado a sus propios borregos? O será que les vende pases al cielo?

  24. Muy lúcida observación señor Hernandez, si Correa lo hizo y le fue de película, el cura, un Jesucristo crucificado por sus actos delincuenciales, resucitado por el odio correista, porque no; Solo falta la mas pequeña oportunidad y tenemos nuestro propio Maduro ecuatoriano, con tanto borrego resentido,que solo clama venganza, que les importa el futuro de nuestro país, solo buscan saciar sus mezquinas apetencias a cualquier precio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba