Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Correa devorado por sus propios demonios

en Conexiones4P/Elenfoque por

Esta fotografía ha causado cierto furor en redes sociales. Rafael Correa aparece en el centro, en medio de una pareja que posa en forma desprevenida en la Grand Place de Bruselas. Ellos sonríen. Correa tiene la frente fruncida y los pómulos tensos.

La fotografía fue hecha para mostrar al ex presidente. Para exhibirlo. Nadie preguntará por la morfología de la fotografía. Por su composición, sus ángulos, su luz, su encuadre, su contexto estético. Quien la tomó sabe que esa fotografía tiene un contenido político. La escena captada implica significados y, por supuesto, suscita interpretaciones. Ese encuentro, congelado en esa fotografía, es una imagen figurativa y, a la vez, la representación psicológica de un personaje que por ser tan conocido, reclama ser visto de cerca. Ser escudriñado.

Correa no está bien. Su cuerpo revela su estado interior dominado por arrebatos, demonios y fantasmas. Aquí aparece absorto, distante, ensimismado. Está ahí, en Bélgica, pero como diría Julio Cortázar vive en el andén de enfrente: sigue al dedillo lo que pasa en Ecuador, lo que se escribe, lo que se opina en las redes sociales, lo que se muestra en la televisión.

Correa no se fue de Ecuador, porque nunca se vio fuera del poder. Porque su proyecto era quedarse, hacerse eterno, inmortalizarse. La fotografía habla de un personaje que rumia, desgarrado entre sueños y pesadillas, ido de la realidad que lo atrapó sin alertarlo. La fotografía lo muestra meditabundo y profundamente solo. Solo de soledad y solo de la soledad que conlleva el poder absoluto. Solo de esa soledad descrita por García Márquez en “El otoño del patriarca”. Sin nadie que le acolite mentiras, engaños, coartadas, fraudes, montajes… Todo lo que hizo su aparato de propaganda para hacerlo sentir principio y fin de todas las cosas.

Claro, Correa no llegó a ser un dictador. Pero alcanzó a ser un caudillo autoritario. Un hombre que tuvo todo, que dispuso de todo, que acaparó todo el poder. Ese es el hombre que hoy luce ahí, en la Plaza Grande de Bruselas, solo, descompuesto, absorto.

Es imposible verlo así y no pensar en el destino de esos viejos dictadores descritos, además de García Márquez, por Miguel Ángel Asturias (El señor presidente), Mario Vargas Llosa (La fiesta del chivo), Augusto Roa Bastos (Yo el supremo)… Seres perdidos en teatros de sombras, rodeados por recuerdos envolventes y espectros dantescos; por recuerdos melancólicos y nostalgias inconmensurables.

Correa está solo y lo sabe. Solo de esa soledad incluso familiar que su hermano hizo evidente en un tuit que arde los ojos leer. Fabricio lo saca de esos espamos de propaganda que cultiva, le dice que no está resentido sino decepcionado. Y habla de la vergüenza que les produce, a él y a su familia, tener otro Correa encausado criminalmente. Nada le queda al expresidente comparado hoy con los malos pasos de su padre. Ni siquiera la familia; último reducto para cualquier alma perdida. Lo tuvo todo y lo perdió todo. En su afán de cruzado, Correa hace pensar a Calvino, perfilado por Stefan Zweig. Ese personaje poseído, privado de todos los atributos humanos salvo el deseo de tener todo el poder para controlar, vigilar y castigar a sus contemporáneos. Correa luce hoy como un ser vaciado de su humanidad, solo y dedicado a rumiar odios profundos y arreglos de cuentas imperecederos.

No solo está solo. Sabe que no puede volver. Y que si lo hace será incapaz de refrenar sus rencores y sus inquinas. Se sabe peligroso y en peligro. La fotografía lo muestra como un ser atrapado. Sin su herramienta preferida: el control. Y sin futuro inmediato: sabe que escriba lo que escriba, diga lo que diga, tiene ante sí un desierto por el cual tendrá que transitar largos años. Y Correa no es paciente. Es un ser devorado por sus propios demonios.

La foto, esa foto que lo muestra en el centro, en medio de un pareja que sonríe, dice tanto de Correa que bien vale la pena escudriñarla. Es el documento de una vida que, en su afán de controlarlo todo -el poder, el dinero, la vida de los otros-, y controlar todo a cualquier precio, termina en lo que esa fotografía revela: un ser infeliz.

Foto: cuenta particular de twitter.

Fabricio Correa nos escribe: Muy buen artículo el de la foto! Sólo una precisión: Rafael no ha «perdido todo» porque no ha perdido a su familia, como Ud. afirma… Que nos avergüence (como los alcohólicos, como los drogadictos…) no significa que lo hayamos dejado de querer! El día en que su suerte nos resulte indiferente, allí nos habrá perdido. Mientras, estamos a la espera de que se arrepienta y vuelva para, como el papá del Hijo Pródigo, salir corriendo a su encuentro! Haga conocer esto también, por favor!

46 Comments

  1. En la vida
    no hay PREMIOS NI CASTIGOS,
    sólo CONSECUENCIAS…
    C aretuco y canalla
    O fuscado opresor
    R esentido social,
    R epartidor de bajezas
    E ndemoniado pillo,
    A atracador antipatria…
    Cada vez, más cerca de la cárcel

  2. Estimado Sr. Hernández,
    Como usted bien lo dice, «la escena captada implica significados y, por supuesto, suscita interpretaciones». Usted nos ha expuesto con detalle la suya, está en su derecho, pero no olvide que su interpretación también implica significados y suscita interpretaciones. En este sentido, me parece que su lectura de la fotografía lo refleja más a usted que al fotografiado. Basta escudriñar un poco para darse cuenta que usted, más que describir lo que le pasa a Correa, describe lo que quisiera que le pase a Correa. Si alguien se devela psicológicamente es usted. Los saltos inferenciales que hace son demasiado arbitrarios y antojadizos para resultar convincentes. Donde la foto muestra a un hombre que medita mientras disfruta de una taza de café en una plaza de Bruselas, usted ve a un ser desgarrado y atormentado por fantasmas y demonios. Donde la foto muestra a un par de turistas, seguramente ecuatorianos, que sonrientes se toman una selfie con el expresidente (por el que seguramente votaron más de una vez y volverían a votar) al fondo, para luego presumirla en sus redes sociales, usted ve a un hombre solo y privado de todos los atributos humanos. Usted no describe la realidad, Sr. Henández, ni siquiera lo intenta. Usted describe su deseo. Un deseo siempre insatisfecho, por cierto, a partir del cual se puede explicar el origen de sus miedos y no de los de Correa.
    «La obra no es reflejo del artista, sino del espectador». Oscar Wilde

    • Es una paradoja, que; unos determinen la realidad y otros traten de torcerla, así pasa cuando existe un fanatismo exacerbado por la amargura que; al igual que Correa, la tienen personas que tratan de defender lo indefendible, y más; cuando miran que todas sus aspiraciones se desvanecieron con su PROPIO VOTO; quieren alentar lo que no es parte ni de la historia, esta nuestra historia tendrá siempre un lado oscuro y eso es Correa y sus «seguidores», que defienden hasta la saciedad actos reñidos con la ley y creen como «devotos» que su dios es un ser feliz, y que esa felicidad la transmite a sus devotos con apasionada bondad y fe. Luego de la amargura viene la obsesión, en personas tan limitadas que entregan toda su esperanza en un delincuente y hoy, son portavoces de la posverdad y la delincuencia. bien por los devotos de «RC»

      • Estimado Benigno, tiene razón al decir que en este país «unos determinan la realidad». Lo paradógico y lamentable es que esos «unos» son la minoría (las clases altas y su aparato mediático) y que intentar cambiar esa realidad en favor de la mayoría sea «torcerla». Lo lógico al vivir en democracia sería que, si alguien ha de determinar la realidad, ese alguien fuera el pueblo. ¿Cómo garantizar eso? Respetando su voluntad expresada en las urnas. Lastimosamente, como se han venido dando las cosas, no ha sido así. Desde que el Presidente traicionó el voto popular haciendo exactamente lo contrario a lo que había prometido en campaña y llegando incluso a decir que comenzaba a odiar a quienes votaron por él, empezamos a vivir en el reino del revés, donde unos pocos determinan la realidad porque la del pueblo va después. Quedaría corto este espacio para enumerar los vejámenes que ha sufrido la voluntad popular en estos últimos tiempos, basta recordar el último, la autoritaria e injustificada destitución de los cuatro miembros del CPCCS elegidos por la mayoría de ecuarorianos.
        Saludos cordiales,
        G

        PD: Los adjetivos que utiliza para descalificar a quienes no piensan igual que usted solo demuestran su odio y su falta de argumentos.

        Moraleja: hay que ser más benignos y menos cabreras.

  3. Qué excelente articulo, preciso y conciso sobre la realidad del sátrapa, megalómano y resentido social prófugo de la justicia que esperamos, al menos yo, JAMÁS regrese al país; no me apena verlo en una imagen por demás elocuente de su estatus actual, me alegra observar la ruina total de un farsante que se dedicó de la manera más infame a traficar inmisericordemente con la esperanza de una ciudadanía ávida de mejores días. Sigo convencido de que el sagrado suelo patrio NO merece recibir el cuerpo de un político que tanto daño le hizo y el innombrable no es sino eso, un cadaver político…

  4. AMIGO JOSÉ HERNÁNDEZ, COMO SIEMPRE LO FELICITO POR SU IMPECABLE Y SESUDO ANÁLISIS. EXCELENTE FOTOGRAFÍA QUE REFLEJA CÓMO EL CARGO DE CONCIENCIA DE UN SER HUMANO LE TRANSFORMA SU EXPRESIÓN EXTERIOR CORPORAL: VEO A LA PAREJA DE PRIMER PLANO Y AL JOVEN DEL FONDO REFLEJANDO PAZ, AUNQUE POSIBLEMENTE APENAS TENGAN RECURSOS PARA SU SUPERVIVENCIA DIARIA, MIENTRAS QUE AL DESPRECIABLE ECUATORIANO, EN EL PLANO CENTRAL, LO VEO ESCUPIENDO LOS DEMONIOS QUE LO ATORMENTAN Y QUE UD. DESCRIBE MUY BIEN….ESTE CUADRO LE GANA AL RETRATO DE LA GIOCONDA, ¿NO LE PARECE?…. RESPECTO A LA ACLARACIÓN QUE HA ENVIADO FABRICIO ES LÓGICA PERO NO SUFICIENTE PARA DESLIGARSE DE SU CULPA DE CÓMPLICES Y ENCUBRIDORES COMO FAMILIARES DEL SÁTRAPA….¡es mi humilde opinión nada más!…

  5. Pero claaaaaroooo señor Hernández el objetivo estratégico de la foto es ese que usted comenta crear una imagen de Correa para que todos lo caractericen de la forma que él quiere y el hermano también como que si ambos fueran santos a los cuales hay que consolar, adorar o temer. Proyectar una imagen, en segundo plano, de un ser humano acabado, con preocupaciones en su rostro para que caigamos en la trampa de una foto trucada a propósito en la que no se sabe quienes son las personas que están en primer plano. Forjar una opinión colectiva de compasión de un pueblo seriamente afectado en sus fibras íntimas, con altos niveles de ignorancia política y económica, sin preparación deseando que vuelva el líder mesiánico para que su rostro cambie y sea la «felicidad» de ese pueblo. Un país en donde todo esta privatizado, hasta la conciencia todo es posible señor Hernández.

  6. En el rostro de Correa se dibuja la preocupación, la impotencia de saberse descubierto cómo fue su gobierno, autoritario, sectario, vengativo, falso y que lo poco o mucho que hizo como gobernante quede ensombrecido de actos de corrupción, no hay mejor juez que la propia conciencia que le juzga día tras día y permite que se olviden los errores.

  7. Personalmente no me gusta ver el sufrimiento ajeno, y creo que como a cualquier animal que sufre es mas humano sacarlo de su miseria, opino que debemos humanizarnos con este que alguna vez fue y hacerle lo mismo…

  8. Esas son las causas de sus acciones, no se manejaron bien. Sus actos fueron muy cuestionables. Ahora están cosechado lo que sembraron. Definitivamente no se puede sembrar odio y cosechar paz y tranquilidad, la vida es muy justa en esos temas y no hay escapatoria.

  9. Falta incluir en el listado de dictadores de las obras literarias a «El Gran Magistrado» de Alejo Carpentier. Si lo leen, no va a creer las coincidencias…

  10. Que mal agradecidos son después de poner al país en lo más alto , querían seguir saqueando y ahora ya lo están haciendo nuevamente, la prensa es la primera malos periodistas esa si sin ratas desde hace mucho tiempo
    Pocos son los que si se debe llamar periodistas de investigación sin manipular la verdad

    • Puedo entender y hasta perdonar a un politico corrupto, ansioso de poder y dinero mal habido, pero jamas podre entender a un ciudadani que lo apoye y lo defienda, a no ser que haya sido parte de los corruptos que endeudaron y robaron al pais, o uno de los 500 mil burocratas que metio a su gobierno para sostener su proyecto politico que tanto daño hizo al pais y su gente HONESTA.

  11. La foto y la soledad de Rafael Correa, solo es un anticipo de que toda la manada ovejuna terminará así, porque las leyes del Universo, tardan pero no perdonan, en algún momento deben pagar las culpas y se verán solos. Solo ahí sabrán que el poder fue efímero, y que los valores y virtudes de la persona son los bienes más preciados que no pueden ser claudicados por las bambalinas de las coimas y la corrupción. Todos los que creyeron en las fantasías de la revolución ciudadana y actuaron como corazones ardientes, son candidatos para terminar así.

  12. Me sorprende ver un comentario a favor de esta miseria humana, si el hermano le tiene lástima y dice que venga a pagar todo lo que ha hecho, que le da vergüenza, en fin la estupidez no tiene memoria, sin embargo a estas ratas no hay que tenerles compasión pero tampoco descuidarse por que es muy probable que regrese.

  13. Este ser endemoniado no merece una pizca de compasión, el no la tuvo nunca y es más se recreo y gozo de todas y cada una de las maldades que ejecutaba o realizaban sus acolitos para cumplir sus órdenes , este idiota llevará sobre sus hombros el peso de muchas lágrimas, dolor , sufrimiento de todos a quienes directa o indirectamente afecto por su estupidez , narcicismo , prepotencia y locura.

    Lo que se sucede con el cachudo del ático debe servir de ejemplo para los aprendices de dictadores y para los seudo politicos especialmente de los ecuatorianos que cuando ostentan el poder se embriagan con él , sin pensar en el chuchaqui que tendrán que afrontar.
    Personalmente feliz de verle rumiando su soledad.

    Excelente artículo.

  14. Ya que nos ponemos a adivinar lo que siente un ex Presidente. Observo en la foto a un Rafael Correa pensando en que lo único malo que hice es tratar de hacer lo correcto para mi pueblo, acaso me eqivoqué en alzar el nivel económico de profesores, policías, trabajadores de la salud y militares, cuando la bonanza económica estuvo a mi favor y como se le pediría ahora a ese pueblo que haga sacrificios porque el dinero ya no alcanza. para pagar esos sueldos, cuando aún los banqueros y empresarios inútiles sonríen porque se les perdonan sus deudas.
    Y de Fabricio ni hablar, no he olvidado al tipo abusivo que apenas vé que tiene un hermano que es presidente, cree que puede aprovecharse de la situación para agarrar los contratos que más le convienen y mejorar su vida, como lo hace matraca Nebot y su familia, las hijas INA de moreno y muchos de avaros que cuando tienen poder de meter la mano y robar lo hacen, porque después nunca van a tener oportunidad.
    Estará pensando, para que meterse a Salvador si al fin terminas Crucificado.
    ¨Espero que esto publiquen¨

    • Seguramente el expresidente estará pensando que le fallo en su bien planificada estrategia para saquear el país , meditará si fue su estupidez o el pensar que siempre tendria a su horda a su favor y a un pocoton de ovejunos descerebrados aplaundido sus exabruptos y desacierto . Robar y robar es lo más correcto para el país???

    • La ignorancia y el fanatismo son atrevidos. ¿Acaso no ha visto los correos, conversaciones y anotaciones de Pamela Martínez? Esa es la fotografía tridimensional de un individuo recontracorrupto, manipulador, autocrático, vanidoso y, cómo no, revanchista y persecutor de libertades. La viva imagen de un dictador desaforado y psicopático. Sumemos a la vorágine de la corrupción más aberrante y escandalosa un despilfarro espeluznante de los recursos públicos y la película de terror está completa. Sólo aquellos que mamaron la teta asquerosa de la corrupción o las mentes débiles que fueron víctimas de la propaganda fascista del correísmo han podido vislumbrar algo positivo en diez años de pesadilla infernal.

    • «hacer lo correcto para mi pueblo» No sabia que endeudarnos para saciar su avaricia es hacer un bien al pueblo, ¿te llego un buen cheque no?

  15. Más allá de la patética fotografía, se ve a un sujeto ausente de si mismo y de su actual entorno natural, devastado, perdido en su laberinto y soledad infinita; mucho dice de su condición humana, de la que un día desbordaba de omnipotencia, soberbia y arrogancia, hoy despierta en su propio mundo de sombras y abandono, del que solo saldrá si reconoce su infame latrocinio a la patria, su entrega a la justicia y una súplica pública de perdón de sus creyentes y su dios.

  16. El catoblepas era una criatura legendaria de la mitología etíope. Tenía el cuerpo de toro y cabeza de cerdo; contaba con una gran melena, sus ojos verdes estaban inyectados en sangre, tenía escamas en la espalda y las cejas lanudas. Su cabeza era tan pesada que la bestia tan solo podía mirar hacia abajo. Su aliento era letal; su mirada, venenosa, como la del basilisco que podían convertir a la gente en piedras o matarlas.

    Mario Vargas Llosa, en un capítulo de su libro “Cartas a un joven novelista”, narra lo siguiente: “en cuanto a los temas, creo, pues, que el novelista se alimenta de sí mismo, como el catoblepas, ese mítico animal que se le aparece a San Antonio en la novela de Flaubert “La tentación de San Antonio” y que recreó luego Borges en su “Manual de Zoología Fantástica”.

    Haciendo una analogía a lo señalado por el escritor peruano -laureado con el Premio Nobel de Literatura-, que “el novelista se alimenta de sí mismo”, podemos colegir que los ecuatorianos también tenemos nuestro propio catoblepas criollo, y que quien puede ser sino el inefable ex presidente Rafael Correa Delgado, que se alimenta de sus propios demonios.

    Correa sabe que en su mandato -marcado por la corrupción- actuó con sevicia, es decir, con crueldad extrema, venganza y espíritu de hacer sufrir a sus rivales y opositores, por eso percibe que, tarde o temprano, el largo brazo de la Ley lo alcanzará. He ahí su rostro en la fotografía.

  17. No siento pena ni lástima por esta bazofia de mameluco, me dá rabia no traerle de la lengua a este desquiciado, egocéntrico, mamarracho, para que pague todos sus pecados aqui en mi país.

  18. Totalmente de acuerdo con el comentario del Dr. Chamorro, no debemos, no podemos ignorar lo que está pasando en Argentina, en las próximas elecciones o las subsiguientes puede que el mas grande ladrón y corrupto que ha tenido nuestro querido Ecuador sea nuevamente elegido. La ignorancia, el olvido, la pobreza y la corrupción pueden nuevamente traernos a este ladrón. Todo es posible en la «banana republic»

  19. Cada persona es dueña de sus propios actos y la bestia del ático sabe lo que le espera! Un ser que le hizo daño a tantas personas, directa e indirectamente, que no inspira pena más bien tiene que pagar por sus exabruptos y devolver toda la plata que se llevó..y otra cosa: No he escuchado a ninguno de sus compinches decir que meterían las manos en el fuego por él, algo cierto habrá….

  20. Una imagen vale mas que mil palabras, así se define al personaje central de tal foto quien viene a ser el tristemente celebre mameluco Correa, un individuo al que su mismo hermano Fabricio lo califica indirectamente de truhan, pillo, sinvergüenza y por ultimo de lo que ha demostrado ser en estos tiempos en que no hay poder, acólitos, medios de comunicación, Fuerzas Armadas ni erario nacional que lo secunden, un miserable COBARDE.

    A mi personalmente no me da pena lo que le esta sucediendo al tipejo ese, porque el mismo ha creado sus problemas debido a su narcisismo y a su vanidad dignas de un enfermo mental sediento de las glorias pasadas, vicioso del engaño, la mentira y la maldad, por algo durante diez años el Ecuador no tuvo representación con una Primera Dama, la Sra. Malherbe debió haber vivido asqueada de tal fulano que, para no crear polémicas familiares y para hacer quedar en parte bien a su esposo y de paso librarse de el, decía ella que no estaba lista ni deseaba representar cargos públicos, una pena haber sido reemplazada por Patiño a quien el mameluco abrazado junto a Miguel Bosé expresaba muy feliz y contento el cántico del «amante bandido» frente a un grupo de borregos e integrantes del círculo rosa que debieron en su interior sentir vergüenza ajena o risa irrefrenable ante tal declaración de amor.

    No quisiera por nada del mundo estar en el pellejo del mameluco, ni por todo el oro y la riqueza material del planeta. Vivir como un espantapájaros que añora la tarima, el relajillo, la prepotencia, el insulto, el malgasto, el abuso del poder y en cierto modo sufre y añora sus días de sadismo cuando disfrutaba riéndose como hiena hipócrita de los males que provocaba con su lengua viperina y sus mañoserías es simplemente para pensar que lo expresado en el cuadro del infierno que se encuentra colgado en la Iglesia de La Compañía en Quito comparado con lo que está viviendo este momento Rafael Vicente Correa Delgado es como ir de día de campo en pleno verano soleado, así de trágico se lo ve.

      • La fotografía tomada en la Plaza de Bruselas, revela al ex caudillo autoritario, añorando recuerdos en su soledad, “Sin nadie que le acolite mentiras, engaños, coartadas, fraudes, montajes… » dice un refran popular lo que se siembras, cosechas «…una vida que, en su afán de controlarlo todo -el poder, el dinero, la vida de los otros-, y controlar todo a cualquier precio, termina en lo que esa fotografía revela: un ser infeliz.» y que deberá dar cuenta a la justicia ecuatoriana lo más pronto, por ser el principal autor intelectual de la banda delictiva y criminal, montada en las altas esferas del poder en saquear los fondos públicos, en perjuicio de empobrecer aún más al 99% de ecuatorianos.

  21. Es ser humano al fin. de mi parte lo perdono! pero como el mismo enseñó PROHIBIDO OLVIDAR! EL PASADO NO VOLVERÁ! … Ya no hay tal mente lucida, ni corazón ardiente y dónde quedarían las manos limpias?
    Diez años Rafael… Seguro estarás pensando… De qué me sirve ahora todas las sapadas si ya no puedo disfrutar de mi país de mi gente, ya no puedo ni volver, tengo 5 libros en el tintero que ya nadie querrá leer, Un economista que quebró un pais. Tengo 18 honoris causa que no me hacen feliz, y aqui sentado solito sin el cariño de mi familia y mis reales amigos.
    Sea hombre y vuelva y diga su discurso del 30S. El Ecuador no odia simplemente olvida.

  22. De su propio destino nadie se escapa…seria el proverbio correcto…pero, no alimentemos la misericordia y la compasión hacia un personaje nefasto, que ya mismo las encuestas lo resucitan para las próximas elecciones; y, la secta cleptomana camina en esa dirección…traer de vuelta a su fantasma..! Dejemos de acolitarle y que descanse en paz allá en su autodestierro…! . Saludos.

  23. El criminal del ático sueña con volver y promete volver por «más», el slogan de AP «Vamos por más» está mas vigente que nunca y ahora con el triunfo de CFK en Argentina los sueños del prófugo parecen hacerse realidad, pobre Argentina pronto Argenzuela, aplausos al comunismo del Siglo XXI

  24. si ve que es cierto cuando dije que es un deleite para los que seguimos sus escritos ; si tan solo usara un poquito de esa chispa para desnudar a los demas seudos politicos CAVERNARIOS Y RECICLADOS que todavia pupulan en el pais (ya se estan promocionando 2) , otro seria el cantar y fueramos mas exigente a la hora de escojer al candidato idoneo que dirija este sufrido y alicaido Ecuador y no caer nuevamente en las garras de otro seudo iluminado.

  25. Ver a este delincuente terminar su vida solo y saberse un fracasado es un gran ejemplo para el montón de politiqueros baratos que abundan en nuestro país. Cuando el poder esta en sus manos se endiosan y creen que nunca mas bajaran de su nube. Pero la vida les enseña que en esta vida el poder no es eterno. Cuando se les termina su reinado, pasan a ser simples delincuentes como Rafael. No solo perdió su familia, pasara a la historia como un ladron y el peor presidente de nuestro pobre Ecuador. No olvidemos el refrán, el que la hace la paga. No hay razón para sentir lastima por esta basura que cuando estuvo en el poder dio rienda suelta a todo su odio y maldad. Hoy esta cosechando todo el mal que el sembró.

  26. Salvador de Madariaga escribió: «el abuso del poder es una enfermedad, al parecer incurable del ser humano y, claro, que produce desorden».

  27. Pobre ser humano, pudiendo ser tanto, fue nada, cínico, mentiroso, sinvergüenza, mezquino,
    acomplejado, grosero, vulgar, deshonesto, sátiro solapado, hizo tanto daño a este pobre país.

  28. Es el resultado de sus negativas acciones, un ser disminuido, sin norte y sin capacidad para sincerarse con la realidad, esa realidad que seguimos viviendo los ecuatorianos hundidos en la corrupcion e impunidad que ese sujeto perverso generó.

  29. Siempre dije que lo de Correa estaba loco, no en sentido metafórico, sino en la verdadera dimension de la palabra. Por eso mi sugerencia para Pallares y Hernandez para que inviten a un psicoanalista a escribir un articulo muy serio y científicamente fundamentado sobre el estado de locura de Correa. Que sera? Narcisismo? Esquizofrenia? Histeria?
    Creo que es importante conocer la verdadera naturaleza inconsciente de Correa porque sus actitudes no son normales. Un profesional por favor que nos de una guia al respecto porque tal vez no sea de encarcelarlo, sino de mandarlo al psiquiátrico. Si lo declaran loco tal vez se anime a venir. Igual una celda lo estará esperando, y una camisa de fuerza, tambien.
    Por supuesto que la propuesta apunta tambien a quienes apoyan a Correa. Erigir como figura y héroe nacional a un demente no es normal. Esa gente tambien merece ir al psiquiátrico.

  30. Creo que después del triunfo de Fernández en las primarias de Argentina, el que está asaltado por sus propios demonios es el Ecuador. Allá comprobaron el robo, enjuiciaron y detuvieron a los ladrones, y hasta recuperaron algo de lo que se llevaron ¡y sin embargo, vuelven por voluntad del pueblo! Esos son los demonios con que ahora tiene que luchar mi pobre país… mientras más «juicios de cartón» (conforme los define Ramiro Aguilar) se instaure contra Correa, más fácil será la amnesia colectiva. ¡Si ni la INTERPOL hace caso de lo que nuestra justicia le pide! ¿O es todo parte del más gigantesco «tongo» del que se tenga memoria?

    • Este hombre perverso que no tuvo limites para hacer daño a quienes creia que eran sus adversarios, no merece ni lastima, solo pensemos a cuanta gente destruyo moral y economicamente.
      Con la horrible experiencia de lo que sucede en Argentina, AHORA MAS QUE NUNCA PROHIBIDO OLIVIDAR LAS ATROCIDADES DE CORREA!

      • Es pavoroso ponerse a pensar cuanto mal hizo al pais este megalomaniaco narcissista fatuo mediocre,
        Falso, Es como una pesadilla que espero haya, Pasado y no se re edite con el regreso de ese animal despreciable , Malos calificativos sobran , pero eso no es sufficient e , algo habla que hacer para que paguen sus fechorias y a revolver lo robado

  31. El pobre señor, esta pensando donde le fallo los hilos del títete. Los enanos se le crecieron y ahora le devoran. Y dejo al país en la peor crisis más ética como económica. Pobre señor…

  32. Excelente reflexión, pero no hay que tener ni una milésima de pena por esta piltrafa de hombre que tanto daño causó y sin ningún remordimiento ocasionó inmenso dolor en muchas familias y que casi lleva al país a la quiebra. Hay que recordar siempre lo que es un corrupto a quien mil epítetos descalificativos no son suficientes.

  33. Al demonio no hay que darlo por muerto hasta que muera el último de sus piojos. Ese 20% que aun tiene diseminado mas lo del morenato no es para tomarlo a la ligera.

  34. Muy buen comentario. Si la familia o la tierra de uno son el último recurso de la vida humana, qué triste debe ser haberlos perdido irremediablemente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba