Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El último síndrome del sheriff Cuesta

en Caricaturas/Humor4P por

Santiago Cuesta, consejero principal de Lenín Moreno, fue atacado por el síndrome de la extrema urgencia. Un síndrome, como se sabe, se nota por síntomas que son tan característicos como irrefutables. En este caso, la extrema urgencia es sinónimo de «sí o sí». No da tiempo de pensar, esperar informes, hacer cuentas, mirar alternativas, estudiar opciones, escuchar a los especialistas… El síntoma, que ataca a algunos administradores del Estado (sobre todo a los sheriffs), ni siquiera da tiempo para articular un discurso racional, versátil, global. Se sustenta en una razón emocional (algunos dirían de puro mercadeo), totalmente reñida con la lógica. Es obvio: un sheriff está acostumbrado a disparar primero y preguntar después. En este caso, el sheriff Cuesta tiene metido entre ceja y ceja el cierre de la refinería de Esmeraldas.
¿Razón única?: la salud. ¿Basado en qué evidencias? Los pedidos que hace la gente. Es imperativo: después de 42 años de estar envenados con los malos combustibles producidos por esa refinería, ni el país ni sus habitantes podrían aguantar dos o tres años más… Ese es el tiempo que llevaría, por ejemplo, que empresas privadas hagan unidades adicionales que paliarían las deficiencias que dejó la millonaria (y ratera) repotenciación liderada por Jorge Glas y Rafael Correa.
El sheriff Cuesta quiere cerrarla y reemplazarla por otra refinería que construya una empresa privada; así el ministro del área esté en desacuerdo. ¿Y mientras se construye? Que el Estado pague. Que pague lo que sea. Porque nadie aguanta más el veneno de esos combustibles… Lo dicho: el síndrome de la extrema urgencia puede ser bondadoso con bolsillos amigos y letal con los públicos.

Caricatura Marcelo Chamorro.

4 Comments

  1. A mi parecer, lo que tratan al cerrar la refinería es sepultar en el olvido el gran atraco de su repotenciación, cuyo principal responsable es Glas. Más de dos millones tirados al tacho de basura. Que empresa privada puede hacerse cargo de instalaciones destruidas por haberlas entregado en manos de cerrajeros. (Sin desmerecer tal noble profesión).

  2. El sr. Cuesta, refleja que no sabe nada de la refinería (peor del sector petrolero) y desconoce como este bien público alimentó con recursos financieros los presupuestos del estado desde los años setenta en que fue inaugurada. Parecería que el sr. vela por los problemas de salud de los ecuatorianos, Pero …lo que le interesa no es la salud¡¡¡ sino los millones de dólares que entrarían al arca fiscal y de esos cuantos millones le toca por interponer sus buenos oficios entre inversores y el estado. Creo que este señor solo trasmite CERO confianza, tiene viveza criolla, misionero por conveniencia ( igual que el cura Tuarez) , y sus opiniones son una farsa completa, que no tienen sustento en estudios económicos –financieros confiables, en balance de situación y resultados de la empresa, en manejos honestos que den cuenta de tanto dinero invertido por decisión del gobierno correista y de los dineros invertidos en la misma obra por el gobierno morenista, si sus ideas pueden ser tiradas al tacho de la basura sería lo más acertado, sino que nos pregunte a los ecuatorianos si estamos de acuerdo con la concesión de este bien público, y le contestaremos que NOOO¡¡¡¡

  3. Ete sepulturero, se sigue robando las empresas con recursos productivos, comunicaciones, petroleo y mineria, viene de la banda delicuencial de corea glass y ahora a robar lo que mas se pueda.

  4. Pero quien es ese Cuesta que habla y habla y habla? Se nota que está con el suelto en el bolsillo bien bajo, por eso tanta urgencia en construir otra refinería..Él es otro graduado de la misma univeridad del lleve que Glas y Correa….

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba