Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Relaciones peligrosas de Ola Bini con el correato

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Ola Bini no fue únicamente un simple programador sueco que se dedicaba exclusivamente al desarrollo de software de seguridad en la empresa Thoughtworks. Según los chats desencriptados en los EEUU y enviados por el Departamento de Justicia a la Fiscalía del Ecuador, Bini tenía una cercana relación con ciertos miembros del gobierno de Rafael Correa que trabajaban en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en tiempos de Ricardo Patiño. Los chats, incluso, sugieren que Bini y su empresa llegaron a tener relaciones contractuales con el Estado ecuatoriano.

Si bien los chats no dicen nada que aparentemente pueda considerarse como un delito, lo cierto es que retratan a un Ola Bini muy distinto al que su defensa y sus partidarios han presentado: un programador y encriptador brillante que no tenía intereses políticos y cuyo único pecado es haber sido amigo de Julian Assange. Ola Bini, por el contrario, tenía según estos chats estrechas relaciones con el equipo de asesores españoles de Ricardo Patiño, que estaban a cargo del tema Assange. Siempre estaba, además, pendiente de las relaciones con dos instituciones del Estado: el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Senescyt.

Los chats desencriptados son de inicios de octubre del 2013 hasta mediados de junio del 2015 y, si bien no permiten tener una opinión concluyente sobre el tipo de relación que Bini tenía con el gobierno, sí da señales que permiten pensar a qué se dedicaba en el país. La primera mención al Ecuador ocurre el 28 de octubre del 2013 cuando Bini le cuenta al periodista y activista Glenn Greenwald que se establecería en el país dos semanas más tarde. «Es muy emocionante», le dice y luego le pide a Greenwald que si tiene material sobre Ecuador lo publique.

Poco tiempo después, aparecen las primeras señales de su relación con el régimen de Correa,. Relaciones que parecen ser ya bastante cercanas porque incluso decía que el gobierno ecuatoriano les estaba pidiendo ayuda. En efecto, el 12 de diciembre de 2013, Bini le cuenta a Greenwald que la situación política en el Ecuador era agitada. «Hay una ola de descontento aquí y el gobierno está tratando de implementar planes para hacer algo al respecto. Nos han pedido que les ayudemos».

De los chats se desprende que es evidente que el principal contacto de Bini en el Ecuador era el ciudadano de origen español Iván Orosa Paleo, asesor de Ricardo Patiño en la Cancillería y, en menor grado, con Txema Guijarro, otro ciudadano de origen español que fue subsecretario de la Cancillería en ese período. Guijarro fue quien negoció y coordinó con el gobierno de Correa el asilo de Assange, y Orosa hacía parte de su equipo. Ambos hicieron viajes a Londres relacionados con el asilo del australiano fundador de Wikileaks, enviados por la Cancillería de Patiño.

La relación con Orosa era particularmente estrecha. En un diálogo que tuvo con la activista australiana de Wikileaks, Felicity Ruby, el programador sueco le describe las bondades de Orosa que, según aparece, había estado encargado del tema Chevron dentro de la Cancillería. “Ha podido delegar el tema Chevron por completo, así que tiene mucho más tiempo para ser estratégico. El único problema es que el ministro lo ama y está haciendo un fantástico trabajo para él, convirtiéndose en su asesor de mayor confianza”.

En ese mismo intercambio de textos, Bini le dice a Ruby que por intermedio de Orosa sabía que la entonces ex ministra de Defensa, María Fernanda Espinosa, había sido nombrada embajadora ante la ONU en Ginebra y que quería que la conociera. «Aparentemente es muy buena persona de acuerdo a Iván (Orosa), es la nueva embajadora en las NNUU en Ginebra. Les voy a poner en contacto”.  “Ah qué bueno”, responde Ruby. “Sí, ya le digo. Pienso que te va a caer bien”, agregaba Bini. Ruby le replicaba diciéndole que esas eran «noticias increíblemente buenas».

Ola Bini mantenía informado a sus amigos y contactos sobre asuntos políticos en el Ecuador. En un intercambio con Greenwald, Bini dice, satisfecho, que está recibiendo mucha atención de los políticos ecuatorianos y se jacta de haber logrado que no se incluya en el Código Penal un artículo que podía haber perjudicado sus actividades en el Ecuador.

Según los chats enviados desde EEUU, Ola Bini no era únicamente un amigo de Assange que no participaba en el tema del asilo. Por el contrario, se ve que tenía una activa participación en el tema con Orosa y Guijarro. Actualmente Guijarro es diputado español por el partido filo chavista Podemos, mientras que Orosa está radicado en España. Orosa, luego de su paso por la Cancillería, fue subsecretario del Ministerio de Cultura mientras Guillaume Long fue ministro.  Actualmente en su perfil de Twitter, Orosa tiene en su biografía una oración que parece describir muy bien su ideología: «Antes de la siembra, barbecho. Big day coming».

Si bien los chats no parecen indicar que Bini se haya instalado en el Ecuador exclusivamente por el tema Assange, muestran que Assange siempre estuvo en su agenda y que estuvo incluso preocupado del cambio de embajador en Londres, puesto que, como se supo, Juan Falconí no tenía buena relación con el australiano. El 13 de marzo del 2014, por ejemplo, Bini chatea con la activista australiana Felicity Ruby y le cuenta que él junto a un tal Jeremie (Zimmermann) habían tenido una larga reunión con Orosa para tratar el tema del embajador en Londres. «Realmente están tratando de arreglar la situación, pero es duro».  A inicios del 2015, en efecto, Falconí, que había estado como embajador en Londres desde el 2013, fue nombrado como embajador en Ginebra ante la Organización Mundial del Comercio. El propio Falconí reconoció que tuvo una pésima relación con Assange y que eso fue el motivo por el cual fue trasladado a Ginebra. En su lugar fue colocado Carlos Abad, un diplomático mucho más tradicional, funcional a Patiño, de carácter tranquilo que no tuvo problemas con Assange y su equipo.
También tuvo conversaciones con Renata Ávila, abogada guatemalteca de Wikileaks. Así el 10 de febrero del 2014 Ávila le cuenta a Bini que está aliviada porque luego de haber trabajado sin parar, ha enviado finalmente «los documentos» a Txema Guijarro, el asesor de Patiño. Ávila también le comunica que ese día habría un encuentro entre el embajador del Ecuador en Londres y el embajador sueco. En el diálogo, se ve que Patiño les dio instrucciones para que documenten el encuentro, preparen presentaciones sobre la estrategia, etc.
Otro tema del que la defensa de Bini ni él personalmente han mencionado es el de posibles relaciones contractuales con el gobierno de Rafael Correa. Sin embargo, los chats desencriptados apuntan a que sí hubo esas relaciones, aunque no se señalan detalles sobre sus características. El 23 de febrero del 2014 tuvo un diálogo con Francisco Martín, que el Departamento de Justicia de los EEUU piensa que es empleado de Thoughtworks, en el que conversan sobre una propuesta que preparan para el entonces canciller Ricardo Patiño. Al día siguiente, Martín le comunica que estaba trabajando en una presentación de power point para Orosa, asesor de Patiño. En un chat de esos mismos días con Leslie Jarrín, empleada de Thoughtworks, Bini pregunta: «¿La reunión con los ecuatorianos estuvo bien?». Jarrín responde que sí pero que necesita más tiempo para tomar una decisión.
La señal más evidente sobre posibles trabajos hechos para el gobierno de Correa es un diálogo del 5 de febrero del 2014 con un empleado de Thoughtworks, de apellido Coelho. «¿Algún chance de que mañana a las 9:30 hora de Ecuador puedas tener un chat conmigo y Claudia sobre el trabajo con el gobierno de Ecuador?», le pregunta Coelho a Bini.

Que Thoughtworks haya trabajado con el gobierno de Correa no es extraño. De hecho, el propietario de la empresa, Roy Singham, siempre se manifestó como partidario del llamado socialismo del siglo 21 y nunca escondió su admiración por Hugo Chávez. Según una nota publicada por CNN Money, Singham dijo que Venezuela era un «sitio fenomenalmente democrático». A pesar de afirmar que su trabajo ha sido para construir un mundo menos autoritario a través del activismo por un internet libre, Singham es un admirador del modelo chino. En la misma nota de CNN es citado diciendo que «la China está enseñando a Occidente que el mundo es mejor con un sistema dual donde el libre mercado con ajustes y la planificación central vayan de la mano».

8 Comments

  1. El caso Ola Bini es un grave ataque a la soberanía del Ecuador, en complicidad con Correa, Patiño, Assange, Ola Bini y Ma.Fernanda Espinosa. Tres deben ser condenados por alta traición al Patria y los otros dos por espionaje. Da risa ver como dan largas a todo. Quieren llegar de todas maneras al 2021 y escapar.

    • Creo que es lo que merecen y es lo correcto , estos corruptos y pseudo-democratas deben pagar su traicion a los principios democratioes y por su colaboración con políticos corruptos

  2. A lo que se refiere arriba con «chats desencriptados» son en realidad chats privados hackeados. Quién es el hacker ahora? Todos?

  3. Jorge, no te das cuenta que Patiño, Long, Espinosa, Mera, Ramirez, etc etc etc, se pasaban las leyes y estatutos por las narices? Cual es tu asombro? A Ole Bini sabe mucho, no lo suelten antes de que cante…..

  4. Tengo entendido que para ingresar a FF.AA. o policia, es requisito obligatorio ser hijo de padre y madre ecuatorianos.
    Sorprende entonces que altos cargos en cancilleria y como canciller a personas que ni son hijos de padres ecuatorianos , ni han nacido en el país.
    Cuales requisitos cumplieron los españoles y el franco-canadiense.?
    Ser mamelucos ?

    • Queda claro, que el Gobierno de Correa y la Cancillería ejercida por Patiño, “entregaron” gestiones delicadisimas a extranjeros comunistas, como estos dos españoles, vinculados a Podemos, el partido chavista y comunista de España. Súmele usted a esto, el haber “contratado” a otros españoles comunistas de Podemos, como Monedero y Viciano Pastor, para que “nos den redactando” la maladada Constitucion de Montecristi, y llegará usted a la conclusión, que EL GOBIERNO DE CORREA Y SU BANDA, FUE UN GOBIERNO TRAIDOR !!… así no más….

    • Estimados 4P…siento no coincidir pero no leo, en su artículo, nada que me lleve a concluir de su lectura que Ola Bini haya mantenido «Relaciones peligrosas» con el correlato.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba