Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Lo logró el emperador Bolsonaro

en Caricaturas/Humor4P por

Jair Bolsonaro, presidente del Brasil, no tendrá toda la culpa de los catastróficos incendios en la Amazonia, pero hizo méritos para granjearse una condena tan unánime como mundial. The Economist lo llamó “El jefe de Estado más peligroso del mundo para el medio ambiente”. Emmanuel Macron, presidente de Francia, se opuso al acuerdo de Mercosur con la Unión Europea por no cumplir los compromisos con la naturaleza. El diario Libération tituló un especial sobre la Amazonia: “Bolsonaro, el incendiario”. Y así. La cuenta es voluminosa para el líder de la extrema derecha de Brasil y le llegó en cuotas incómodas que arruinan su ya vapuleada imagen en el mundo. Todo el mundo recuerda sus promesas en la campaña a los productores agrícolas para ampliar la frontera agrícola. Su desautorización al ente encargado de vigilar por satélite la deforestación. Las complicidades de su gobierno con los mineros. Sus ataques desbocados contra las ONG ambientales. Su decisión -parada a tiempo- de suprimir el Ministerio del Ambiente. Sus declaraciones absurdas a los periodistas extranjeros (“la Amazonia es nuestra, no de ustedes”). Sus reacciones tardías y bajo presión para involucrar a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el fuego…

No tendrá toda la culpa pero Bolsonaro se ha ganado la fama de acostarse y levantarse con la obsesión de tumbar el último árbol de la Amazonía. Chamorro lo ilustra acorde al estatus que él piensa tener en este caso: el de un emperador, ajeno a la desgracia que, en alguna medida, provocó.

Caricatura de Chamorro

3 Comments

  1. No parecía tan burro.
    Sin árboles, no va a tener oxígeno ni para sus vaquitas, ni para sus hipotéticos 250 millones de brasileños que dice que tiene que alimentar en el 2050.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba