Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Presidente, salga de las elecciones de 2021

en Conexiones4P/Elenfoque por

Lenín Moreno es ahora el actor principal de los spots gubernamentales. Pero el afán no es comunicacional: es propagandístico. En el gobierno, con nuevo Secretario de Comunicación, se cree que si la popularidad de Moreno es baja es porque no se habla de las cosas que hace. La decisión fue automática: disparar la máquina propagandística para que el país sepa las cosas buenas que hacen Moreno y su gobierno.

¿Tiene este gobierno dinero para hacer obras y repartir bonos como ocurrió en la era de bonanza petrolera? No. Querer instalarse en la propaganda, en este contexto, es realmente un acto de inconsciencia comunicacional y de irresponsabilidad política. Pero el afán propagandístico se explica porque los estrategas del gobierno, presentes en la mesa chica, cultivan una certeza que es, en realidad, un error de perspectiva: quieren que el presidente compita electoralmente en 2021 (o que este gobierno ponga un sucesor). Esta convicción tiene consecuencias: el gobierno está disputando espacios políticos a aquellos que aspiran a reemplazarlo, como sucedió con la Asociación de Municipalidades del Ecuador. O defiende a ultranza la figura presidencial como si se tratara, no de cerrar dignamente un ciclo, sino de incrementar el oxígeno de un candidato que tiene alrededor de 15% de popularidad. Eso se palpa en la vehemencia que pone en sus intervenciones, y con cierta dosis de arrogancia, Juan Sebastián Roldán, secretario privado del presidente.

La mesa chica es el primer anillo de poder y tiene prioridades y un sentido del tiempo que en absoluto corresponde con el de un gobierno de transición y con los deberes que le impone la realidad. Eso explica muchas cosas: la autocomplacencia de Richard Martínez, a pesar de que la economía no arranca y el desempleo se agrava. Los disparos al aire que alborotan el cotarro de Santiago Cuesta. Las veleidades del vicepresidente que nunca entendió que los acuerdos nacionales que requiere el país se cuentan con los dedos de una mano y son para ya; no para el 2030…

En la mesa chica están los estrategas de este gobierno. Pues bien: esa mesa es incapaz de solventar -y es un ejemplo- el problema creado por Santiago Cuesta que lo enfrenta a Carlos Pérez, ministro de Energía a propósito de la Refinería de Esmeraldas. El gobierno tiene dos altos funcionarios intercambiando argumentos ante una opinión que suma  insumos para corroborar que el gobierno no tiene rumbo ni capitán y que los principales asesores del presidente viven encerrados en una burbuja. Eso suscita eventos tan curiosos como el protagonizado por el secretario privado del Presidente el pasado miércoles 21, en Radio Democracia: no recibió las críticas de Felipe Burbano de Lara. Le debió parecer más grave que un analista critique a Moreno que el espectáculo de división interna e incoherencia que proyecta el gobierno del cual hace parte. ¿No preocupa a esa mesa chica oír a Cuesta decir que propuso a la prefecta de Esmeraldas pedir una consulta en su provincia? ¿Esa consulta sí es dable y no la que propone Yaku Pérez en Azuay sobre la minería? ¿No le preocupa que Cuesta diga que el Estado puede pagar $1700 millones anuales para sacar de circulación la Refinería de Esmeraldas que contamina, mientras una empresa privada construye otra? ¡$1700 millones! El mensaje que oye la nación es falaz y peligroso: la plata sobra en este gobierno.

Querer incluir al presidente en la lista de aspirantes para el 2021, y si no es Moreno, a algún heredero político suyo, es irresponsable. Y atenta contra el deber de este gobierno que no admite ser de transición. Competir (en la forma que sea en la lid de 2021) es minar la posibilidad que otros actores políticos apoyen decisiones fundamentales para el país, aunque sean impopulares para este gobierno. Si compite no logrará dar sustento al acuerdo firmado por el FMI y no podrá cimentar la credibilidad necesaria para atraer inversión y dinamizar el aparato productivo para favorecer el empleo. Tampoco podrá obtener recursos en forma creativa y no aumentando los impuestos en la reforma tributaria, ya que no hay ambiente político para ello.

En definitiva, no son compatibles los deberes que tienen por delante el presidente Moreno y su gobierno con las expectativas de algunos de sus estrategas de competir electoralmente en 2021. Todos dirán que esto no es verdad porque, además, Lenín Moreno ha dicho que cuenta las horas para irse. Y si es así, el presidente debería anunciar esa decisión que haría un gran bien al país y a su gobierno. Zanjaría las cosas entre aquellos estrategas, íntimos del presidente, que viven haciendo escenarios electorales y ponen la acción de gobierno al servicio de sus deseos y aquellos funcionarios que quieren dedicarse por entero, y con el costo político que sea, a la gestión gubernamental. De paso centraría el trabajo del Secretario de Comunicación para que, alejándose de la escuela correísta, vuelva a hacer la diferencia entre comunicación y propaganda.

Ilustración: 4P. 

18 Comments

  1. Ya lo dije lo de la visa humanitaria, seguro éstos estarán en la votaciones y agradecerán la «gentileza» de mantenerlos mientras los ecuatorianos se ven y desean. Creen que es por puro azar lo que hace moreno teniendo los mismos genes del correísmo mitómano. Vean nomas el estado de propaganda que está imponiendo, basado en mentiras. Por algo son de la misma matriz. Sino fuer por arroz verdad de Villavicencio y Zurita no habría nada. Al sátrapa de Glas lo metieron preso por delincuente y porque era la pieza del mitómano Correa para sacar a Moreno de la presidencia y hacerlo presidenciable a Glas. Se le adelantaron. Pero de los dineros robados qué. Ni un solo dólar se ha recuperado. Hasta Moreno y el ñañito de Moreno tienen rabo de paja. Y según Moreno creo su hermano una empresa en una paraíso fiscal para cobrar un «dinero» que le debían. A otros perros con eso hueso.

  2. Señor Hernández es obvio que van a participar en las elecciones del 2021, ya que tienen que seguir tapando la corrupción de éste y del anterior gobierno con Asambleístas de Alianza País y del Correismo, saben que no van a llegar a ocupar la Presidencia pero si pueden coptar otras Entidades como la Asamblea y de esta manera colocar personajes de su agrado para que no fiscalicen y se siga descubriendo sus fechorías.

  3. Ud si entiende muy bien la situación del país.Solamente recalcar que Moreno y Correa tienen la misma génesis y volverán a juntarse en las próximas elecciones,para nuestro pesar…..

  4. Esta tarea de ineptos estan convencidos que nacieron para gobernar (robar, saquear, delinquir en cualquiera de sus formas ) solo así se entiende que ya esten pensando en uno de sus iluminaties paa que tape la retirada de Moreno y su pandilla y quede en la impunidad el salvaje atraco de correa y sus secuaces.

  5. todo lo dicho es verdad pero el legado de Moreno es importante en lo político el era el único que podía desbaratar al correismo corrupto enquistado en todos los niveles de gobierno pensemos un poquito si Lado ganaba las elecciones seguramente ni consulta popular le dejaban hacer la Asamblea con mayoría correista el consejo de participación las cortes la contraloria etc. el pobre señor Laso a lo mejor no duraba un año … es mérito de Moreno la desarticulacion de esta banda que se consiguió mediante una fractura del poder de alianza país de lo contrario imposible … Ni Laso ni ningún otro personaje político lo hubiese logrado

  6. Gallinazos los colaboradores de Moreno y que desde lo alto vuelan en círculos alrededor de una carroña que es este gobierno que sin rumbo alguno están llevando al país a una mayor desgracia que la que nos dejó Correa. Gallinazos de alto vuelo que únicamente piensan en su permanencia en los altos puestos que Moreno o su sucesor les garantizara al ganar las elecciones. Ante tanta ignominia y corrupción, lo lógico sería que la ciudadanía en su totalidad voten en contra de AP y el desastre que desde la época correista este partido político a significado para el Ecuador, pero como la ignorancia, la ambición y la corrupción predominan, no sería raro que vuelvan a ganar. No hay que olvidar que millones de ciudadanos han sido embarrados hasta la médula con toda esa trama podrida que invade al país.

  7. Este gobierno será tristemente recordado por ser uno de los peores, por su ineptitud ( se la pasa culpando al delincuente anterior y pare de contar), quemeimportista ( la economía está en picada y ellos actúan como si nada ocurriera), inseguridad (ingreso indiscriminado de venezolanos que agravan la situación ya calamitosa), corrupto ( están muchos delincuentes, ex secuaces, y nadie les toma cuentas), ilegítimo ( sabemos que está por el fraude evidente). La incapacidad mental y física de Moreno es más que evidente. Si tuviera un ápice de dignidad ( terminó desconocido entre correístas y morenistas) renunciaría. Sus mismos ministrejos ( ninguno vale la pena,) lo desautorizan. Es una completa vergüenza, mientras el país sigue en picada. Pobre Ecuador. De mal en peor

  8. Lo BUENO es que Moreno no será candidato presidencial para el 2021, lo MALO es que el candidato será Santiago Cuesta y lo FEO es que quitarán votos a otros candidatos racionales, en beneficio de algún candidato correista con hambre de retornar la corrupción al país.

  9. Para mi el mensaje es claro: aún están temblando por el triunfo del peronismo en las primarias de Argentina debido en sumo grado a la inacción de Macri; cuando ganó la presidencia de Argentina, Macri debió sincerar las cifras reales de la economía de su país; debió limpiar de pipones al estado (es inconcebible que hayan más burócratas que empleados privados en un país) que consume gran parte del presupuesto estatal sin generar utilidad alguna para el mismo, y sólo cuando se avizora una debacle, Macri comienza a tratar de enderezar el timón, pero creo que es demasiado tarde para ese país.
    Moreno y los suyos, están asustados ante ese cuadro, que puede repetirse en el Ecuador y si los correistas toman nuevamente el poder, se creará una desbandada espectacular, nadie estará dispuesto a caer en la Vendetta del mafioso Correa, que no dejará títere con cabeza y enjuiciara a medio mundo con serias posibilidades de ganar todos los juicios que instaurare, total, tiene aún a todos los jueces a sus órdenes.
    Si en el 2021 gana la presidencia un correista; sálvese quien pueda.

  10. Tiene un mazo de naipes para barajar su sucesor, respetando la equidad de género: la dama de las penitenciarias, la deslumbrante ministresa de salud o el zambito rebuscón de la secretaría, pero de tantos cromos difíciles propongo por méritos y arrastre de fans al de cultura.

  11. The New york times.

    Una negociación: la única salida posible para Ecuador.
    No existe otra alternativa para salir de la crisis en la que se encuentra el país. Lo que está en juego es su supervivencia. Negociar es incómodo, pero también es imprescindible.
    Negociar es un verbo incómodo. En el mundo donde el verbo ganar se impone y extiende cada vez más sus límites, incluso hasta en el terreno de los afectos y de la amistad, una negociación puede ser percibida como una simple versión educada de una derrota. Es obvio que nadie negocia por gusto pero, también, es evidente que en la abrumadora mayoría de los conflictos la única salida es un acuerdo.
    El caso de Ecuador no es la excepción. Sin embargo, el tiempo pasa, la tragedia para la mayoría de la población aumenta y todos los factores en pugna siguen sin llegar a un acuerdo. En los diferentes bandos, parece haber fuerzas empeñadas en sabotear una negociación. La única posibilidad de salida de la crisis que tiene el país se encuentra en momento muy frágil.

  12. El Ecuador espera, la república espera, la democracia espera y el pueblo ecuatoriano desespera para que, una vez concluido este gobierno de transición, Lenín Moreno se brinde y nos brinde una razonable tregua y permita que en las elecciones de 2021 las fuerzas políticas puedan democráticamente y en elecciones libres y justas, designar a sus mandatarios y demás representantes.
    El problema de Santiago Cuesta es inquietante. Un asesor, cualquier asesor y más aún un asesor presidencial responde directamente a la autoridad que le designó y a las consultas sobre asuntos específicos que su jefe le formule. No puede ni deber actuar como si fuese un ministro sin cartera o un altísimo funcionario sin responsabilidades, hablando casi todo de todo e inmiscuyéndose en todo. ¿Por qué lo hace y con qué finalidad? ¿Cada vez que actúa o se pronuncia, cumple con las instrucciones expresas del Presidente Moreno? Convendría que el Ecuador lo conozca.
    El consenso nacional, bien lo señala José Hernández, es para el ahora y el aquí y no para una década lejana ni tampoco para un abecedario de preguntas sino para unas pocas interrogantes fundamentales y de trascendentes respuestas para el futuro nacional.
    No se administra ni peor gobierna conduciendo al país de tumbo en tumbo y de tambo en tambo. Necesitamos conocer con precisión hacia dónde vamos y cómo lo lograremos. El frente externo, las libertades en ejercicio y el proceso de reinstitucionalización, nos salvan y merecen nuestro apoyo, pero no son suficientes. Todavía la corrupción y la impunidad galopan desbocadas y la crisis económica carece de respuestas salvadoras y de sólido porvenir.
    El que no determina las metas, llámese gobierno o individuo, es porque a la postre no llegará a ninguna parte, que no sea al borde o al abismo mismo. Si ello es grave para un ser humano, es más grave y con efecto multiplicador para un país en su conjunto. Y solo existe una opción: el abismo o el horizonte. ¡Escojamos!

  13. Solamente la inconsciencia, la arrogancia o la prepotencia -tres negativas “cualidades” del Correismo degradante- pueden hacer pensar al grupito de “illuminatis” junto a Moreno, que pueden repetir… y peor aún, que se den cuenta, lo malo que seria para un país en inanición, que repita un gobierno, que lo único que hace bien, es patear la pelota hacia adelante y no enfrentar los problemas de verdad !

    Si de verdad están pensando esto, les sugiero que tomen un papelito, le hagan una rayita al centro y poniendo a un lado los aciertos, también llenen el otro lado con los deshaciertos… y luego, cuando vean que los segundos son bastante más que los primeros, le hagan caso al articulista y borren de esa lista el deseo de repetir…

  14. No hay que pedir peras al olmo…Moreno es un improvisado que llegó al poder fruto de la estrategia mafiosa de Alianza País…es rehén de sus limitaciones y de su rabo de paja, lo que le ha costado mucho al país…es evidente que a toda » cuesta» los integrantes de su mesa chica manejen sus propias agendas políticas, de » negocios» y hasta comunicacionales…Moreno intuye q no tiene ninguna chance para 2021, pero el no aceptarlo publicamente le hace suponer que le dara espacios para negociar algo para las próximas elecciones que le garantice mantener la impunidad q tuvo durante el correato y ahora en su gobierno.

  15. El cuantico no solo debe salir de las elecciones del 2021, sino tambien de la presidencia, con todos sus colaboradores ineptos que estan colaborando con el hundimiento del Ecuador

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba