Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Desbloqueo en Venezuela?

en Columnistas/Influencers4P por

Desde que se produjo la inesperada situación de poderes paralelos en Venezuela, ese país ha estado bloqueado. El régimen de Maduro no ha colapsado, pero tampoco se ha consolidado.  Asimismo, Guaidó posee un mandato presidencial legítimo, pero no ejerce una autoridad efectiva. Sus seguidores confiaron en la fuerza de la movilización en las calles o en una intervención militar externa liderada por EEUU y respaldada por el Grupo de Lima. Se equivocaron. Ni las heroicas movilizaciones derrumbaron al gobierno de Maduro, ni EEUU ha estado dispuesto realmente a intervenir militarmente.

Tras el fallido golpe cívico-militar liderado por Guaidó y Leopoldo López el 30 de abril de este año, la crisis venezolana ha perdido visibilidad internacional. La guerra comercial entre China y EEUU, las masacres perpetradas por jóvenes supremacistas blancos y los impactos de la crisis climática, entre otros dramas, han opacado a la tragedia venezolana. Un prolongado punto muerto no se presta para la lógica del espectáculo mediático.

No obstante, mientras CNN y sus competidores se han enfocado en crisis más dramáticas, se han producido algunos signos de que la situación de poder dual en Venezuela se podría desbloquear y que una transición se podría finalmente materializar. Hay negociaciones en dos tableros donde se juegan objetivos distintos, pero complementarios. Diosdado Cabello, quien es el poder tras el trono en el régimen de Maduro, ha estado negociando secretamente con EEUU; y paralelamente, el oficialismo dialoga públicamente con la oposición en Barbados en un proceso auspiciado por el reino de Noruega. Diosdado está tanteando las garantías que podría recibir la plana mayor del régimen, a cambio de retirarse del poder: amnistía, exilio en un país amigo, y cuentas bancarias inviolables. El gobierno de Maduro como tal, en cambio, negocia la salida política, gobierno de transición, elecciones etc.  La transición política, está claro, no se dará al menos que la mafia asegure un futuro que considere equiparable a su privilegiada, pero inestable, condición actual.

La oposición, de su lado, ha abandonado la ilusión de un súbito derrumbe del gobierno de Maduro y reconoce que su única opción viable es entablar una negociación, sea para no caer en la inacción o para avanzar en una transición. Muchos de los artífices de la estrategia original de Guaidó, incluyendo el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, están escandalizados de que la resolución de la crisis dependa de negociaciones con un gobierno ilegítimo, pero en la política la correlación de poder tiende a imponerse sobre la moralidad.

¿Cuán probable es un desbloqueo que genere una transición más o menos pronta?  EEUU está dispuesto, en principio, a conceder a la cúpula encabezada por Diosdado Cabello algunas de las garantías que exige.  Al parecer, Trump quisiera que se concrete una transición, sea como sea, antes de las elecciones en EEUU en noviembre, 2020, que le ayudaría a ganar en el estratégico estado de la Florida. Diosdado Cabello, sin duda, está consciente de que el régimen de Maduro no es viable a largo plazo y está buscando salvarse a sí mismo, como también a sus colaboradores cercanos.  No obstante, dejar las delicias del poder no es fácil para quienes han ejercido un lucrativo monopolio de poder. Seguramente, el goce actual de sus privilegios tendrá que tornarse un poco más inseguro para que tomen la decisión final de retirarse. No obstante, mientras más se demoran, menos atractiva será la oferta que reciban.

De las negociaciones formales auspiciadas por Noruega, las cuales se dirigen a una tercera ronda, se pueden esperar uno de dos desenlaces.  O Maduro quema tiempo con una discusión inútil sobre si la transición pasa por elecciones legislativas o presidenciales hasta que las negociaciones se rompan; o va cediendo en puntos clave, como la supresión de la ilegítima Constituyente, y un cronograma para elecciones presidenciales con supervisión internacional.  El desenlace político dependerá de lo que ocurra en el tablero de las negociaciones del premio que reciba la mafia por retirarse.

Los actores extra-hemisféricos tendrán algún rol en inclinar la balanza hacia uno u otro desenlace. Tanto China como Rusia, hoy, parecen estar dispuestos a dar su visto bueno para una transición. China está harta de las sanciones norteamericanas a sus empresas que hacen negocios con el régimen de Maduro. Rusia, asimismo, ya logró demostrar que puede obstaculizar la hegemonía de EEUU, incluso en el patio trasero del hegemón, y que es un actor indispensable para la resolución de las crisis globales.  No es imposible que se estén generando las condiciones para una salida, aunque en la crisis venezolana, la luz al fin del túnel ha comprobado ser siempre una cruel ilusión.

Carlos Espinosa es profesor/investigador de Historia y Relaciones Internacionales en la USFQ.

3 Comments

  1. Nos aturde y confunde la situación en Venezuela y los caminos, muy bien analizados en el artículo del Sr. Carlos Espinosa. Qué lamentable observar la realidad latinoamericana en cuanto a nuestra propia incapacidad de poder resolver las atrocidades de estos gobiernos dictatoriales y sanguinarios que ,hasta hoy, mantienen sumidas a sus poblaciones en condiciones atroces. En pleno siglo ya de liberación debería ser, aún estamos expuestos y obligados a la bondad. la misericordia y la limosna con la que los gobiernos que manejan el tablero decidan por nosotros. Qué pena y vergüenza continúa la práctica y la exigencia.
    Recordar que a la hija de Hugo Chávez hace un año tal vez estableció una empresa dedicada al estudio de personas y sus activos en EE.UU. estableció que aquella joven mantenía activos por más de 2-000 Millones de dólares?–de dónde ratas ladronas del patrimonio del pueblo venezolano- Cosa parecida, el mismo gobierno de EE.UU. acaba de bloquear al hijo de Maduro activos por 1.000 Millones de dólares ?, y anota el dato periodístico éste mocoso jamás ha trabajado .
    Basta a los entes internacionales que deben cumplir con sus responsabilidades. la OEA. la ONU y todos los gobiernos deben simplemente demostrar con acciones firmes y definitivas para que estos usurpadores dictadores vayan directo a las cárceles y devuelvan decenas de miles de millones de dólares que han saqueado y esquilmado a costillas de sus pueblos. Causa indignación solo el pensar que para llamar a elecciones que es un derecho democrático, quieren primero que se acepten sus peticiones de protección a sus libertades y cuentas?… es una aberración inaceptable. A estos criminales deben sacarlos a rastras y las naciones que prefieren callar demuestran ser cómplices. Sin ninguna intervención militar que también es inaceptable. Por medios de presión política general se alcanzaría el objetivo que urge para la liberación de Venezuela-
    Por un mañana mejor.

  2. Obviamente el costo de una salida con las fuerzas de USA es mucho mayor, pues éstos últimos no hacen nada gratis, que una salida negociable. Al final la mafia saldrá ganando. La pregunta será: Hasta cuando le durará..?

  3. Tanto Guaidó como Maduro son claramente ilegales, aunque por razones muy diferentes! Pero ni uno ni otro cumple con lo que exige la constitución.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba