Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los mitos del cuaderno de Pamela Martínez

en Conexiones4P/Elenfoque por

Los correístas están de plácemes: Pamela Martínez les subió el ánimo al declarar que el cuaderno con anotaciones suyas, hechas a mano sobre el proceso de aportaciones ilegales en la Presidencia de Rafael Correa, lo escribió en el 2018. Procesados y fans, confesos o vergonzantes, que creen o fingen creer en la inocencia de Rafael Correa, han encontrado en esa declaración la fórmula perfecta para echar lodo sobre el proceso y sembrar dudas sobre su idoneidad. Que Pamela Martínez haya escrito, presumen de memoria, lo que se dice en ese cuaderno les luce la demostración palmaria de que su testimonio es forjado.

Sin embargo, si se analiza la historia de ese registro y su verdadero significado como prueba procesal, el resultado es otro: la fiebre que se ha levantado alrededor del famoso cuaderno, más parece traducir la perplejidad de Correa y de su círculo cercano ante las evidencias que suma la Fiscalía en su contra. Se puede comprobar al repasar los mitos que se han construido sobre el cuaderno.

  1. Pamela Martínez escribió para salvarse: lo hizo copiando lo que publicó Fernando Villavicencio. Los partidarios de ese mito no han cotejado los textos. Sus exégetas han encontrado diferencias significativas. Un ejemplo: la existencia de un asesor enviado por Alexis Mera a retirar dinero, fue contado por ella y no figura en otra parte. Ese dato puso a trabajar a la Fiscalía y dio por resultado el aparecimiento en el proceso de un personaje esencial: Pedro Espinosa. Pamela Martínez no dio el nombre, pero sí describió al asesor que Mera envió a recoger 200 mil dólares de los fondos aportados por Odebrecht.
  2. El cuaderno fue escrito en 30 minutos: ocurrió durante un vuelo de Quito a Guayaquil. Esa tesis no resiste la lógica y el sentido común. Un detalle: el cuaderno fue encontrado en su departamento de Quito, tras la chimenea. En Quito y no en Guayaquil. Lo mismo responden los especialistas al argumento que Pamela Martínez escribió el cuaderno en la cárcel. En la fecha en que fue hallado, ella estaba detenida en Latacunga; no en la casa de acogida.
  3. La dimensión del cuaderno: los defensores de Correa insisten con vehemencia en este punto. Pero la realidad es escuálida: de las 38 páginas que tiene el cuaderno, apenas 12 se relacionan con los aportes de los contratistas del Estado para las campañas electorales y actividades de Alianza País. El resto son anotaciones personales. No se trata de un texto articulado: son notas. Además, no fue el único cuaderno encontrado en el departamento de Martínez. Se habla de un total de 8 cuadernos donde ella anotaba detalles desde 2006 de sus viajes a Estados Unidos, de su vida cotidiana, de sus cursos en la universidad, de sus compras, de sus gastos… Escribe tan a menudo que pareciera sufrir del síndrome de hipergrafía: esa necesidad de estar escribiendo siempre…
  4. Una memoria envidiable tras seis años: Muchos se preguntan si es posible que hubiera almacenado tantos datos con terrible precisión. Todo apunta a certificar que Martínez apuntó lo que apuntó a partir de recibos y documentos que recibió cuando estaba en la Presidencia; algunas de los cuales guardó entre sus cosas. Eso explicaría por qué tiene datos de Viviana Bonilla, por ejemplo, y no de otros candidatos a alcalde. En su testimonio del lunes, ella no dijo que lo anotado fue producto exclusivo de su memoria.
  5. El cuaderno es la pieza madre del proceso: este mito parece haberse convertido en verdad, solo por efecto de que muchos lo repiten. Ese cuaderno es una de las 28 piezas procesales que tiene la Fiscalía listas para cuando comience el juicio. No aporta nada que no esté entre las evidencias. Más que el cuaderno, lo que pesa en contra de Correa y sus cercanos, por ahora, son las facturas que se encontraron en el computador de Laura Terán, la ex asesora de Pamela Martínez. O los datos de las aportaciones de los empresarios. Uno de ellos ya confesó incluso que era chantajeado por los funcionarios de Correa para que entreguen dinero a cambio de que les paguen las facturas.
    En definitiva, el cuaderno de Martínez, luce hoy como una pieza accesoria de todo el entramado que está siendo investigado donde figuran facturas, recibos, cheques, documentos del SRI, contratos, transferencias… Al punto que ese cuaderno no parece esencial.

En el campo de Pamela Martínez se cree que los amigos de Correa quieren deslegitimarla (convirtiendo el cuaderno en un emblema) porque saben que ella dio la información que lo tiene contra las cuerdas. En todo caso, ese cuaderno ni es el Santo Grial ni la madre de todas las pruebas.

Foto: diario El Universo/fotomontaje 4P.

7 Comments

  1. Negar la aberración en la corrupción de la década pasad es imposible. Comprendo el coraje que sienten la población toda y más, los medios e investigadores en su esfuerzo diario por recopilar y publicar la incurable pus que fluye como el mismo veneno que que nos gobernó. Como maldición gitana les digo con la esperanza de que la Dra. Salazar recopilará suficiente material al que será inobjetable las sentencias que llevarán al cadalso a esa veintena de los principales que conformaron aquella mafia; y, la guinda del pastel, que las autoridades se mantengan vigilantes porque no faltará mucho para cuando vayan desfilando a otros países con la misma canaleta que se ven obligados abandonar el País por falta de garantías y considerarse perseguidos políticos…
    repito no falta mucho recuerden éste artículo…
    Por un mañana mejor

  2. Si la Pamelita se hizo millonaria como estará lleno el Correone de Belga. El poco respeto que se le tenía por ser un humano se perdió. Amarrado en la plaza de la independencia con un letrero _escupanme por un dolar_ , se muere ahogado. Existe un video en el que ni su propia madre lo soporta. es en una sabatina cuando este payaso alerta al ejercito y policia que la madre de glass y la de él estaban presentes y que juntas las Normitas son un peligro. payaso mequetrefe.

  3. Estupendo artículo, hay tantas pruebas comprobables, que como menciona el artículo «…cuaderno ni es el Santo Grial ni la madre de todas las pruebas.»

  4. Buen trabajo para desenmascarar el sistema técnico de la corrupción, instaurado por el genio de las finanzas, autor del famoso método «meter la mano y llevarse», porque el fin es disponer de cuantiosos recursos para consolidar el poder. Con este método se instauró las políticas de los «diezmos», obras públicas emergentes con sobreprecios, obras públicas innecesarias, contribuciones obligadas a las empresas contratistas, etc., etc. Sigan adelante creando una nueva conciencia política que se base en la ética y la moral social. Guerra a muerte a la corrupción y a los corruptos.

  5. Con cuaderno o sin cuaderno, con pruebas o sin ellas, en este país no irá un sólo corrupto mas preso como los grandes capos: Correa, los Alvarado, Mera, Serrano, Aguiñaga, Rivadeneira, González, Ochoa, Moreno, Cuesta, Vicuña, Duarte, Polit, Chiriboga, Espinosa, Mangas, Patiño y todo el equipo de la asesoría jurídica de la presidencia, amén de los «jueces» de la Corte nacional de justicia.
    Vivimos una era alucinante: hay indicios de que en estos últimos 12 años el robo al estado ha sido descarado y total; hay múltiples denuncias de sobrecios bestiales en todas la obras, contratos, compras y adquisiciones realizadas por la mafiosa familia correone, y sin embargo, escuchando a los supuestos delincuentes, aquí no ha pasado nada, el Ecuador es el UNICO país del orbe que no sucumbió a los tentáculos corruptos de Odebrecht; mientras en Brasil el corrupto Lula cumple una condena de varios años por haber recibido en sobornos la décima parte de lo que supuestamente recibieron acá, el único pez gordo cumple una ridícula condena de 6 años; mientras en Perú un ex mandatario se suicidó y otros más están procesados, el jefe de la mafia ecuatoriana no solamente está libre de toda culpa, sino que se da el lujo de joder a su sucesor todo el tiempo.
    Pero porque pasa esto? Es simple: una camarilla de filibusteros disfrazados de políticos, convocó a una Constituyente para hacer una Constitución a su medida para saquear la República de manera impune y los estúpidos votantes (me sumo) les ayudamos, eso es todo.

  6. Las dos funcionarias del correísmo encargadas de registrar los sobornos y otras particularidades, están acusadas de diversos delitos que acumulan penas de prisión. los delitos van a sumar tiempos en prisión y la única manera de disminuir los tiempos en confinamiento, es la cooperación. Ha sido un arma letal de que la fiscalía sabrá hacer buen uso, a efecto de llegar a los culpables., aquellos funcionarios que decidieron e instrumentaron los sobornos. Al momento lo que les interesa como procesadas, es decir la verdad para poder salvarse, delatando los detalles. Es una buena arma contra los corruptos porque al ser dos funcionarias, son pocas las contradicciones en que puedan caer durante el juicio. Lo que se diga o deje deje de decir, tiene poca importancia.

  7. 4pelagatos no se desesperen , si la fiscalia y un sector de la prensa siguen buscando, tal vez encuentren por fin la formula ke necesitan. Por ahora lo del cuadernito tampoco lo es, paciencia, falta mucho para el 2021

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba