Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La izquierda sigue siendo antihistoria

en Columnistas/Influencers4P por

Intentan desmarcarse del correísmo. Aducen que el modelo estatista-proteccionista-populista, no es izquierda. En los setenta, la izquierda impulsó el modelo de sustitución de importaciones y proteccionismo, dentro de un discurso antiimperialista de no depender de productos terminados fabricados en lo que llamaron «la metrópoli». Eso fue lo mismo que hizo Correa. También creció el Estado, le incrementó roles como actor económico. Todo eso es pensamiento de la izquierda como la ecuatoriana. Lo que extraña es que ahora lo niegan, para decir lo mismo.

Partimos de un supuesto racional : no hay ideas inmutables, los dogmas son de las religiones y se recitan en las capillas. Las ideas para su validez y para medir su eficacia se confrontan con en la realidad. ¿Qué dice la evidencia empírica ? Que el Estado es un pésimo administrador, escenario de corrupción y de apropiación ilícita y empobrecedora de los dineros que administra. Suficiente sería regresar la mirada hacia 30 años, cuando, piedra a piedra se derrumbó un muro infame de ideas que sumieron en la pobreza a la Europa del Este. Suficiente sería ver el éxito económico de esos países que, presos tras una cortina de hierro, luego abrazaron el mercado y el capitalismo con notorio éxito. Suficiente sería ver lo sucedido en los países latinoameicanos que avanzan rápidamente hacia arriba, en los niveles de libertad económica.

Para los dirigentes sindicales, para los dirigentes indígenas y para los cabecillas de la izquierda que, todos ellos siguen siendo los mismos de hace décadas, nada de esta evidencia empírica es capaz de mover un ápice sus convicciones escritas en piedra.

En esencia lo que estos grupos de la izquierda han llamado “plataformas de lucha” no cambian: no al neoliberalismo y lo dicen por consigna, sin definirlo (lo mismo da sea proteccionismo, populismo, o puro rentismo); no al FMI sin distinguir condiciones y circunstancias. No en esencia, dicen a una nueva economía y dicen sí al statu quo: estatismo, inmovilismo. Y es raro, que los indígenas que son propietarios unos, comerciantes otros, pequeños industriales otros, sigan defendiendo los postulados de esta izquierda retrógrada.

Su disminuída capacidad de convocatoria debería ser una señal para que reparen su desconexión con la corriente de jóvenes que quieren emprender, que quieren servicios de calidad, que promueven la innovación, que no quieren que escojan o decidan por ellos. El acceso a la información y otras realidades ha modificado los paradigmas y rigideces. La certeza que la libertad es progreso, va en aumento.

La evidencia del colapso económico y moral del estatismo e intervencionismo de la década robada, debería servir de insumo racional para no insistir en ello. Pero el solo anuncio del gobierno de Moreno de transferir sector privado por vía de concesión o delegación ha sido suficiente para que la izquierda y la dirigencia de gremios y corporaciones clasistas, vuelvan a sus discursos clásicos. Tampoco se advierte en el Presidente la convicción y es verdad que la presencia de Cuesta como vocero de este proceso y de la necedad irresponsable de Moreno de permitir que este personaje tenga voz y voto, genera dudas y resquemores sobre los preacuerdos que podrían existir para direccionar concesiones o delegaciones. Pero ese cuestionamiento no debe llevar a intentar impedir que se ejecute una imperativa y conveniente, financiera y éticamente hablando, exclusión del Estado del rol de empresario.

En la chata perspectiva que tuvo la convocatoria a un Acuerdo Nacional, el gobierno más pensó en dar agenda mediática al vicepresidente, que en entender la naturaleza de los acuerdos y de los interlocutores. Yerra en la creencia que los grupos de interés y sus dirigentes han entendido las lecciones que ofrece la realidad, que debería haber alterado racionalmente sus posturas. Una reforma laboral para el futuro, una reforma del Estado y de su rol, una revolución sobre la seguridad social, si bien debería ser acordada con gremios y dirigentes, pasa por acordarla con las fuerzas políticas que las pueden viabilizar, pero fundamentalmente deben asentarse en la persuasión y anuencia con la sociedad de jóvenes, que no pueden seguir siendo víctimas de las taras de las mentes de concreto.

Un gobierno que trastrabilla en sus contradicciones, que retóricamente reconoce el fracaso de estatismo y que  ofrece eliminar trabas y burocratismo, no obstante abre espacios para que intereses corporativos, que son tan retardatarios como lo es el discurso de la izquierda, asusten el emprendimiento en alojamiento turístico. Así como taxistas intentan bloquear las nuevas formas de negocios y oferta de servicios que se generan por innovación y tecnología. Así como izquierdistas y sindicalistas quieren seguir anclados al pasado. Debe surgir esa opción política que represente el futuro, para superar este bloqueo.

Diego Ordóñez es abogado y político.

11 Comments

  1. Cuanta razon Sr. Ordoñez, para ser de izquierda hay que ser cínico, y despues consumir con avidez los productos del capitalismo, negar lo malo como marido atrapado con la amante, y si no me creen, miren a Maduro, Cristina, Correa, Ortega, que buenos negocios han hecho con el tema de la izquierda contra el inmperialismo yanqui, podria resumirse en una frace, que recomiendo como el lema sincero de la izquierda «resentidos del mundo unios que en nombre de los pobres y gracias a ellos la izquierda unida jamas sera vencida «

  2. Un circulo maligno, echar pa lante el desorden y la quiebra de empresas estatales,concesiones privadas nunca parten desde cero, ¿Cuál riesgo?, activos al bolsillo,pasivos para negociar sus renuncias . El pueblo hace el gasto vía impuestos y prestamos multilaterales,para luego por una campaña mediática de desprestigio , adjudicar vía concesión a las empresas privadas . Luego vuelven al estado , esqueléticas y rabiosas,mismas campañas,esta vez para que nos hagamos cargo. Ya pasó con la banca privada,recuerdan, inyecciones de capital,sucretizacion,prestamos vinculados ,feriado bancario. Privaticemos los gobiernos.

  3. Que triste. Quizá el peor legado de la satrapía correísta. Es muy penoso que en buena parte de universidades son mayoría la generación de «maestros» a los que se les adoctrinó con el marxismo y el keynesianismo de cuya práctica es posible evidenciar su fracaso y el desastre económico, social y moral causado por donde se mire (Cuba, Venezuela, Nicaragua, Argentina, Bolivia, Ecuador y no se diga, mirando más hacia atrás, en los países de Europa del este que corrieron despavoridos de esas formas de gobierno en cuanto pudieron). Si se quiere verdaderamente iniciar un camino hacia el desarrollo, es fundamental acordar una cruzada en el sistema educativo, sobretodo de nivel superior, para revertir la enseñanza de tan equivocadas ideas.

  4. Muy claro su análisis señor Ordónez de lo que representa la zquierda estatista y caduca, se asustan del capitalismo pero si gozan de sus placeres, cuantas empresas estatales han quebrado a punta de corrupción en Ecuador y quieren seguir dilapidando y empobreciendo al pueblo con el populismo miserable.

  5. Subyace una defensa y a la vez una velada alabanza a la «nueva » derecha. Muy » humanistas ·, tanto que perdonan deudas a los ricos y forcejean con los jubilados, internos de medicina, niños, etc.

  6. La banca debe ser abierta a la competencia extranjera igual que los taxistas, aunque renegando .Fomentar la competencia es la mejor forma de proteger el mercado. Por otro lado , la banca debería cobrarnos por tener el dinero en su custodia, al fin de cuentas estamos alquilando un espacio sea físico o digital y como usuarios deberíamos cubrir estos costos . Hay que de a poco ir cambiando la mentalidad de que muchos servicios,inclúyase los de salud y educación no tienen por que ser gratuitos . Es importante que con la seriedad del caso , este gobierno vaya dando señales para dejar de lado el proteccionismo, es inspirador el hecho de que el señor Guillermo Lasso en sus reuniones con los jóvenes en especial, reparte esperanza y la posibilidad cierta de que el Ecuador tiene futuro abriéndose al mundo . Necesitamos minería, CNT debe estar en manos extranjeras que la lleven a la excelencia, trabajo y más trabajo; la reforma laboral es urgente.

    • Minería no necesitamos, por favor! Necesitamos empresarios creativos que realmente producen, fabrican y venden aquí y en la región, esto genera empleo. No necesitamos simplemente los que sacan algo de la tierra para exportar!

  7. Pues en realidad ambos lados fracasaron tremendamente, el estado progresista y el sector privado y oligárquico durante los 80 y 90. Por una parte debido a la prevalente polarización y ceguera ideológica que se expresa en artículos como el presente que ni intenta presentar ejemplos positivos para las privatizaciones….

  8. Si,esa es la tenebrosa e infame estrategia de esa izquierda momificada y pícara, si! picara ! pues su propuesta y su discurso que engatusa aún a esa masa ignara e ingenua, es el maquiavélico anzuelo para el triunfo electorero ,que permite a esos parásitos , a esos cabecillas ,vivir bastante bien , como privilegiados burgueses, a costa de ahuyentar inversión ,ahuyentar emprendimientos, y emponderar al “Estado Keynesiano y Empresario” que es el mejor crisol de corrupción, y experto ya ,en crear Empresas ad hoc enchufadas para panas y amigos y por descontado, una biblia de regulaciones y tramitología para desalentar a los ingenuos que aún creen en el país , desde luego está franquicia horrenda, tiene sus solapados apalancadores a saber:
    -Una Iglesia de gente insignificante e impávida, sin compromiso social ni protagonismo, sumergida en sus dogmas y mezquinos intereses .
    – Un Parlamento con mucha gente descalificada en lo moral e intelectual.
    – Una Juventud post modernista pasiva, impávida y frívola, incapaz de mirar el futuro con una óptica que no sea la de sus propios y exclusivos intereses.
    -Una Universidad de burócratas preocupados de sobrevivir y totalmente desconectados del dramático contexto social.
    -Ni que hablar de ese “sindicalismo” embrutecido y prisionero de los mismos discursos desgastados y perniciosos y aunque parezca increíble, aún con sus santos patronos el San che y el San fidel.
    -Unas élites de intelectuales que para considerarse ungidos , aún tienen la desfachatez de ir a postrarse y rendir pleitesía a los sátrapas inmorales de la “izquierda progresista”
    Pero de todos modos , no perdamos la Esperanza , que si hay aún gente honesta ,capaz, valerosa, para que al volver nuestros ojos al Ecuador no nos convirtamos en estatuas de sal.

  9. Excelente artículo! En otras palabras, la izquierda sólo sirve para joder y nada más…Dicen defender a los pobres y más vulnerables pero les encanta el dinero y buen vivir. El rojo se vuelve verde billete.

  10. La intoxicacion ideologica de la izquierda es mas inamovible que el muro de la verguenza que empobrecio a Europa del Este. Si e pueblo sigue votando por ellos, estamos condenados.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba