Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿El canciller de Brasil es un orate?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Ishaan Tharoor, reportero del Washington Post que escribe sobre relaciones internacionales, no podía creer lo que escuchaba cuando fue a cubrir una conferencia que el canciller brasileño, Ernesto Araújo, dio en la conservadora y prestigiosa Heritage Foundation que funciona en la capital de los EEUU. Tharoor, quien además es profesor en Georgetown, no estaba preparado ni de lejos para escuchar lo que Araújo sostenía en esa conferencia. Las pintorescas y lunáticas cosas que el canciller de Bolsonaro decía simplemente lo superaron.

“Este es un fascinante discurso ideológico para un ministro de Relaciones Exteriores en el extranjero, y de alguna forma incoherente”, escribía Tharoor, en en su cuenta de Twitter, mientras seguía la intervención del canciller. “Nunca antes había escuchado a Araújo y es impactante cuán laberíntico e incoherentes son sus aseveraciones. Ahora dice algo sobre que el socialismo del siglo 21 es la unión de Gramsci con los carteles de la droga. Ahora lanza el nombre de Marcuse y de toda la escuela de Frankfurt. Ahora habla sobre Foucault”, agregaba el periodista en un hilo de Twitter que le tomó algo más de 15 mensajes. “Sip, Araújo se queja ahora de que la diabólica izquierda quiere quitarnos la carne roja”, anotaba asimismo en medio de su inmensa sorpresa y estupor por lo que estaba escuchando.

En su serie de tuits Ishaan Tharoor trataba de reproducir lo que Araújo iba a diciendo sin ocultar su estupor.  “Esto es increíble”, agregaba en otro tuit y luego fue resumiendo las afirmaciones de Araújo: “el globalismo tiene tres partes: la ideología del cambio climático, el odio entre los seres humanos y  ¡perdón me olvidé la tercera¡ (un seguidor le recordó que la tercera era la ideología de género)” mientras que más adelante anotaba que Araújo decía cosas tan incoherentes y sin sentido como que el “cambio climático” es un enemigo de la libertad de expresión y que “el climatismo” busca acabar con el debate democrático o que “la justicia social es solo un pretexto para llegar a la dictadura”.

En realidad, el hilo de Tharoor sintetiza y resume lo que muchos otros observadores de la política exterior brasileña han visto en el flamante ministro de Relaciones Exteriores del proto fascista presidente Jair Bolsonaro: un firme creyente en las teorías de la conspiración que sostiene públicamente que el cambio climático es un invento del “marxismo cultural” y de la “ideología de género”, que está convencido de que la diplomacia brasileña debe guiarse por principios religiosos y que no oculta su adoración por el presidente de los EEUU, Donald Trump, a quien ensalza frecuentemente como el salvador de Occidente, junto a Bolsonaro, en un blog que tiene. Ahí, alguna vez dijo que Trump representa “la recuperación del pasado simbólico, de la historia y de la cultura de las naciones occidentales».

Las reacciones al hilo de Tharoor fueron de las más diversas. Desde las condenas y maldiciones que lanzaban los críticos del radical Jair Bolsonario hasta los insultos que sus partidiarios le dedicaban al columnista.  Varios, sin embargo, citaron a un personaje que es considerado como el gurú de Bolsonaro y Araújo: Olavo de Carvalho. Se trata de un excéntrico pensador brasileño que vive en los EEUU desde el 2005 y que se ha convertido en el inspirador intelectual del radicalismo que está tras Bolsonaro.  Entusiasta del término «gaysismo» y enemigo de los periodistas a quienes considera como drogadictos, Carvalho, se ha convertido en el centro de atenión de quienes estudian el fenómeno Bolsonaro. En 2008, Carvalho sostuvo que Barak Obama estaba “apoyado enfáticamente por Al Qaeda, Hamás, la Organización para la Liberación de Palestina, Ahmadineyad, Gadafi, Fidel Castro, Chávez y todas las fuerzas procomunistas y proterroristas del mundo”. En una nota publicada en el diario español El País, se dice que este personaje fue quien recomendó a Bolsonaro que nombrara a Araújo como canciller.

Araújo, a pesar de ser el canciller de un país que debe mantener buenas relaciones con la mayor cantidad de países del mundo, sostiene públicamente sus simpatías con el “brexit” inglés y su aversión al proyecto europeísta al que considera como el resultado del perverso globalismo. Para él, la Amazonía es la plataforma donde el globalismo ha decidido iniciar la batalla para acabar con Occidente y con la libertad de expresión, como si ésta última no fuera un valor eminentemente occidental.

Araújo se ha convertido, para analistas y académicos, en algo parecida a una caricatura viviente que está a a cargo de una de las cancillerías más respetadas e institucionalizados del mundo: Itamaraty. Una cancillería que, a pesar de los cambios ideológicos que ha tenido el Brasil en los últimos años, nunca no ha dejado de considerada por la sociedad de ese país como la institución más respetada y que ha sido el eje de las relaciones internacionales en América del Sur. “Ernesto Araújo representa un desafío no solo para Brasil sino también para sus interlocutores, quienes tendrán que hacer un curso para desmenuzar la fraseología hasta hallar el contenido. Habrá que esperar, y también tendrán que hacerlo los diplomáticos de Itamaraty”, decía por ejemplo el diplomático argentino Felipe Frydman en una columna en Infobae.

El profesor de la Universidad de Brown y escritor brasileño Andre Pagliarini no duda, por su lado, en calificarlo en un artículo suyo como “el peor diplomático del mundo”. Ahí, Pagliarini, afirma que se trata de un canciller que combina una rabiosa retórica nacionalista con una patética sumisión a los EEUU.

El problema con Araujo, de cierta forma, es un problema no solo de su país sino, al menos, de toda América del Sur considerando que se supone que Brasil, por el tamaño de su territorio y de su economía, debe ser la locomotora de las relaciones internacionales en América del Sur.

Es evidente que Araújo no solo que no tiene interés en que su país asuma un liderazgo regional, sino que no posee ningún tipo de visión coherente de cómo entiende a la región ni cómo piensa que debe ser.  Por ejemplo, sus declaraciones abiertamente contrarias al binomio de Alberto Fernández y Cristina Kirchner pueden convertirse en un obstáculo futuro para las importantísimas relaciones de su país con Argentina, en el caso de que los peronistas triunfen en las próximas elecciones y retomen el poder. “Las consecuencias son severas. Con Araújo, un Brasil introvertido está destinado a limitar dramáticamente la capacidad de América del Sur para articular e implementar una clara estrategia para llevar adelante sus desafíos comunes y tomar decisiones en un escenario político global impredecible”, sostiene Oliver Stuenkel, columnista del Américas Quaterly y profesor de relaciones internacionales en la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo.

El insólito hilo de Twitter del periodista del Washingtong Post lo que hace es disparar una interrogante vital para el resto de países de la región: ¿podrá subsistir en Itamaraty la histórica institucionalidad y estabilidad que ha habido durante tantos años con Araújo a la cabeza? ¿Es el canciller del Brasil un orate como parece?

Foto: US Departament of State

9 Comments

  1. Aca son libre progres, por lo visto son como un programa venezolano que se llamaba el camaleon, un rato con el gobierno y otro con la oposición. No es que me guste Bolsonaro, pero de demente creo que esta mas cuerdo que su querido Lenín y si no me creen denle otro año para que vean como Ecuador dolorosamente cae en una profunda recesión y Brasil con sus políticas de impuestos, pensiones y seguridad la sacan.

    En cuanto a Europa y el europeismo, el informo que ya esta muerto solo que lo tiene vivo con emisiones de dinero fiat via flexibilización cuantitativa coortesia BCE y si no me cree vea la deuda del PIB europea, aparte de la islamización como efecto secundario de las mafias de mano de obra barata. Por algo Hungría le da la espalda a Europa y auguro que en la próxima década lo que sobreviva de los paises del norte de Europa se aliaran a Rusia.

    Adicionalmente ese Andre Pagliarini que comentan por lo que he visto indagando es afín a Lula, de centro izquierda y repetidor de la metira del desastre del Amazonas que según cifras serias solo fue un 7% mayor al año pasado, de echo cuando Lula hubo una afectación similar pero nadie dice nada, y Con maduro y el Arco minero nadie dice ni pio, y menos con el el querido evo que quemó deliberadamente su parte del amazonas en post de plantar coca.

    Hablandode argentina, No se si ven que ya es un cadáver andante, con un Alberto Fernandez que insulta y grita generando miedo e incertidumbre en los mercados si no miren a Javier Milei que ya lo ha advertido, pero acá creo que su filosofía es muy avanzada para lo que hay allá en Argentina en cargos de poder y lo que tienen ustedes en Ecuador.

    En fin tiempo al tiempo y veremos si la Cancillería de Brasil se equivocaba.

    PD: Ishaan Tharoor es Anti trump

  2. Si tuvimos a Ricardo Patiño en el Ecuador, de que nos sorprende que este señor Araujo este de Ministro de relaciones Exteriores en Brasil. El uno se dio a conocer por la Valija Diplomática, símbolo de la influencia del Narcoterrorismo en el gobierno de Correa y por hacer lobby para los honoris causas del peor economista de la historia del mundo, Araujo trabaja haciendo lobby para Bolsonaro, al final CADA LOCO CON SU TEMA.

  3. No es orate. Asi es como piensa toda la ultra derecha. Repiten lo mismo. Abascal en Espana. Laje en Argentina. Etc. Estan preparando una nueva inquisicion.

  4. Antaño las estupideces se decían con decoro, bajo un manto de aterciopelado discurso con sutil verbo y un encanto indescriptible del discursista que cautivaba a unos cuantos incrédulos oyentes; hoy en día, la desfachatada diplomacia esta presente a todo nivel, no importa de donde ni como venga, tampoco quien los nombra a estos notables especímenes galácticos, lo que interesa es que su discurso impacte, abra el oído de semidespiertos escuchas, que complacientes o indignados del vómito verbal del diplomático en este caso, nos invada con el incoherente contenido. Ahora lo que diga el fulano Araújo en el concierto general no tiene relevancia mayor, el problema mayor es que cada día se van presentado como plaga este tipo de diplomáticos de las tendencias que sean no es la cuestión, y lo más desconcertante es que, no hay opinión pública ni poder alguno que frene esta avalancha de diplomacia desvergonzada y venenosa que se propaga sin control como los incendios forestales en la selva brasilera.

  5. Realmente increíble lo que sucede el nuestra sufrida Latino América , sometida a los caprichos y excesos de locos u ORATES , de derecha o izquierda , que se han convertido en verdadero azote para sus ciudadanos . Cómo es posible que un torpe a tiempo completo como este Canciller del Brasil , haya llegado a tan alta dignidad y no sea capás de articular una idea coherente en una conferencia ante un organismo de prestigio internacional . Una verdadera verguenza para toda Latino América .

  6. Excelente como siempre Martín. Solo una pregunta? No será algo este genio de la cancillería brasileña,de una delincuente que por años estuvo haciendo de las suyas en la cancillería de un país llamado Ecuador. Simplemente espeluznante

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba