El fantasma de la «tabla de drogas»

en Info por

Por: MARÍA MERCEDES CUESTA CONCARI
Asambleísta Nacional y Coordinadora del Grupo Parlamentario para la Prevención y Tratamiento del fenómeno de las drogas en Ecuador.

Desde que Portugal dio un giro en su política de drogas en 2001, se ha convertido en un referente exitoso para el abordaje de las drogas en el mundo. Una estrategia que ha sobrevivido a gobiernos de izquierda y de derecha, que determina que las personas que sufren adicciones no son delincuentes. En ese país, quienes son encontrados con cantidades para consumo personal, en lugar de ser criminalizados, son atendidos por Comités de Disuasión, instancia que evalúa medidas que van desde llamados de atención; multas y trabajo comunitario; hasta opciones de tratamiento y terapia.

Mientras tanto en Ecuador, la historia de prevención y tratamiento de drogas no tiene una respuesta clara. A manera de contexto, el Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (CONSEP), luego reemplazado por la ex Secretaría Técnica de Drogas (SETED), fue la institución que en el 2013 estuvo a cargo de la elaboración de cantidades máximas admisibles para tenencia de drogas, con la que se pretendió diferenciar a los consumidores de los delincuentes; bajo parámetros técnicos de toxicidad, estudios psicológicos, biológicos y otros necesarios, sobre la tenencia de sustancias estupefacientes y psicotrópicas para el consumo personal. En ese momento nacen las famosas «tablas». 

Durante mis intervenciones he sido categórica en que no existen tablas de consumo, sino herramientas judiciales para diferenciar el consumidor del microtraficante. Aquí, es necesario reconocer la perversa difusión de los umbrales en medio del sistema de propaganda del correato. Se confundió al ciudadano y se presentó la “tabla” como patente de corso para consumir en espacios públicos, y se evidenció un problema de adicciones latente y real, pero hasta entonces, oculto. Es ahí donde debemos trabajar e intentar reparar el entuerto.

Hoy, a propósito del trámite de reforma al Código Orgánico Integral Penal sobre el tráfico ilícito de sustancias, varios sectores centran su discurso en acusar a la “tabla” como la única culpable de las adicciones; con agendas indolentes con las desigualdades que vive el Ecuador y a la estigmatización de las personas. Legisladores que no saben de brechas sociales y que ofrecen “limpiar las calles” con cárcel.

Amables lectores, el informe de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, reconoce la realidad de la criminalización del consumidor en Ecuador, pese a estar expresamente prohibido por la Constitución. La Corte Constitucional ha expresado con claridad la importancia de entender a los umbrales de tenencia como referenciales y no constitutivos de delitos penales, pues corresponde a la investigación formal determinar si hubo la intención de traficar.

Confieso que durante mi campaña, también me subí a una tarima y dije que la tabla de drogas debía eliminarse. Lo dije con ignorancia sobre el abordaje en derechos humanos; de modelos exitosos de políticas de drogas en el mundo; y, porque como tantas madres ecuatorianas, había comprado el fantasma de la tabla.

En mi calidad de Asambleísta y también como coordinadora del Grupo Parlamentario para la prevención del fenómeno de las drogas, he comprendido que el gran desafío consiste en plantear alternativas con enfoque en salud pública y con perspectiva comunitaria; con la participación de los Gobiernos Autónomos Descentralizados, siempre bajo el paraguas de una política nacional de drogas que trascienda en el tiempo; que incluya participación multidisciplinaria basada en evidencia científica, con una ciudadanía comprometida en aumentar los factores de protección para los jóvenes.

No más mentiras del fantasma de la “tabla” porque está claro que los umbrales no invitan a consumir. Comprendamos que nuestros chicos pueden estar al borde de la adicción incluso antes de probar drogas, porque la adicción está en la manera en que se enfrentan los problemas; en la carencia del apoyo familiar; y, en el desconocimiento de los efectos de las drogas para su salud y su desarrollo social. La evidencia científica ha avanzado y existen estudios que muestran cómo comienza y cómo progresa el círculo de las drogas.

Foto: Asamblea Nacional /4P.

15 Comments

  1. El mentiroso cae mas pronto que el cojo.
    El crimen de permitir la droga con tablas de control inventado por el mameluco correa no tiene calificativo.
    Sus seguidores mantienen esta teoría porque les produce réditos políticos y económicos. Un pueblo idiotizado con la droga es más fácil dominar que un país sano e inteligente. Esta es la teoría del comunismo del siglo xx. Sus adeptos harán todos los malabares para continuarlo. Recordemos la educación instaurada por correato.

  2. Muy cuestionable la inasistencia dd la asambleista cuesta a una sesión trascendental, la de este martes 17, es su obligación como legisladora y representante de los que confiaron en Ud, pero resulta que prevalecen los cálculos politicos, el doble discurso y la falta de compromiso frente a las demandas de la comunidad, estoy tan frustrada e indignada por su actuación y en general por la incapacidad dd respuesta de una Asamblea que va ‘cuesta arriba en su rodada’ con un nivel bajísimo de aceptación a consecuencia de tanta falta dd objetividad y conexión con nuestra realidad, ahí siguen pendientes tantos casos de asambleistas diezmeros, con faltas continuas, con pobre produccion legislativa y en fiscalización también están en deuda con el país, este escenario se agrava frente a los próximos comicios de 2021 pronto estarán en campaña y vendrá otro suicidio colectivo.

  3. La alegría en casa del pobre dura lo que un suspiro de enamorado. No fuiste a votar en un pro ceso que lo defendiste con tanto valor y entereza. Tuviste miedo al castigo del «altísimo» ?
    Retiro mis palabras de admiración.

  4. Sra. No comparto su torcida retórica de las drogas, porque estas tablas dieron lugar al aparecimiento del micro tráfico en escuelas, colegios, universidades, parques, canchas de deporte, y las familias sufran con sus hijos que manifiestan que las dosis mínimas están permitidas, afectando su salud, su inteligencia y volviéndose esclavos de estas sustancias que cada vez son requeridas con dosis más altas.
    Le invito a que vaya a San Roque y conozca y vea como muchachos adolecentes se los ve en las peores condiciones gritando por droga y que vaya al parque el Ejido y vea como se vende como si fuera chaulafan la droga. Mientras este país no tenga los controles a las actividades malsanas (perjudiciales) como es la venta de droga, nuestros jóvenes estarán siendo presas fáciles de las tablas de drogas, y haga el favor de eliminarla.

    • Muy de acuerdo con su comentario, una tabla que permita el consumo, por más beneficios que tenga, debe ser adquirida a alguien. ¿En las farmacias…? seguro que no, entonces se fomenta el microtráfico y de ahí a los grandes narcotraficantes. Entonces a quién realmente beneficia la tabla de consumo?
      Mayor educación en los hogares y colegios, campañas escolares de ayuda a compañeros adictos, escarnio público a los micro y narcotraficantes (y que seguro los conocen pues deambulan por la asamblea), estas y otras acciones tendrían mejores resultados… en mi humilde opinión.

  5. Vaya descaro el de la asambleísta que primero admitió que era una barbaridad que una niña fuera judicializada por abortar en caso de violación, pero al momento de tomar partido en la asamblea no estuvo presente para hacerlo. ¿No le advirtieron que debìa votar ese día? ¿La tomaron por sorpresa? No le creo una sola palabra al respecto de su posición sobre las drogas. Como no le creo a la mayoría de asambleístas que, como usted, tienen un discurso para la masa, pero a la hora de la verdad mezclan su vasta y profunda ignorancia con grandes porciones de religiosidad, condimentado ello con el peligro de perder votos entre los curuchupas. ¿Quiere hacerle un favor al país? Renuncie.

  6. Algunos lectores según sus opiniones quieren que la página periodistica de 4PELAGATOS que debe ser transparente e imparcial se convierta en un espacio político, lo cual dejaría de cumplir con su objetivo que es el de informar y no servir de peldaño para que políticos oportunistas la utilicen para darse a conocer y luego ir tras el poder. Espero que esta vez si se me publique mi comentario con respecto a esta reflexión.

  7. Gracias por su comentario Asambleista Cuesta. A pesar de no compartir la postura ideológica y política del partido con el que usted inicialmente lanzó su candidatura a la Asamblea, saludo su valor, honestidad, y vision intelectual para abordar temas importantes como el de las políticas públicas para el control de estupefacientes y la despenalización del aborto. Creo que sus posturas en la Asamblea son una luz de sensibilidad en cuarto oscuro del cual rara vez se espera posiciones sensatas. Espero que usted siga teniendo éxito en su gestión legislativa y gracias por su servicio al país.

    • Estimada Asambleísta, usted falto a una votación tan clave como la de ayer. Según su justificación, espero que haya sido una verdadera emergencia de salud la que impidió su presencia en una votación que tiene como objetivo salvar las vidas de 15% de mujeres que abortan y que mueren en el procedimiento. De ser este caso, mis mejores deseos para su salud. De lo contrario, aunque aprecio mucho su opinión como votante y contribuyente que es su empleador quedo decepcionado su consistencia e irresponsabilidad.

  8. Actitud valiente y, a mi juicio, correcta.
    Aceptar la ignorancia desde la que opinó, e incluso actuó, tiene que ser reconocido como un valor que dignifica. Asumir esa actitud en cualquier campo del conocimiento y frente a todas las actitudes asumidas en la vida es una gratificante experiencia.
    Todos los días hay palestra para que oradores de oficio, recolectores de verdades a medias, hablen desde una exuberante ignorancia sobre el tema de las drogas, para insistir siempre en que se debe seguir haciendo, por los siglos de los siglos, lo mismo que nos ha llevado a este drama presente.
    La sociedad, un día no muy lejano -espero-, tendrá que darse a la tarea de conocer su génesis, entender su devenir y aceptar o modificar su actual estado. El manto obscurantista que cubre sus porqués, tendrá que ser desvelado.
    Tanto esfuerzo inútil tiene que ser reconducido superando la moralina desde la cual se pretende torear las soluciones obvias.

    • De verdad usted no fue a votar ayer? De verdad? Entonces quién mismo es Usted Señora? Dese la oportunidad de que juzguemos por su explicación y no por la rabia.

  9. Qué alegría que te incorpores al grupo de columnistas, ojalá de forma permanente, para reforzar el grupo de valientes que día a día enfrentan el oscurantismo, la mentira y el engaño.
    Bienvenida.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*