Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Los militares forzaron el fin del paro?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Equipo que gana no se cambia: ese adagio popular ilumina el cambia de cúpula militar efectuado ayer, 15 de octubre, por el Presidente de la República. Por deducción se entiende que es un equipo cuyo director estima que no puede seguir en el terreno de juego. Perdió su confianza. Primera comprobación.

Pregunta: ¿Por qué esa cúpula fue despedida apenas se acabó el paro? Que se sepa no es porque no echó bala como reclamaban algunos calenturientos en redes sociales. Lenín Moreno no tiene el perfil de un presidente desalmado. Además se conoce por adelantado la respuesta a un improbable interrogante: ¿qué hubiera pasado si el presidente hubiera ordenado disparar a los militares? Primera respuesta: se hubiera caído. Segunda respuesta: los militares no hubieran obedecido. Esa circunstancia resalta la pregunta: ¿Por qué, entonces, el Presidente botó a la cúpula militar?

La primera evaluación dice que las Fuerzas Armadas, lejos de jugar su papel -disuasivo y de control- fueron desbordadas por los eventos y sus soldados, en casos, fueron humillados y vejados. Ese resultado obliga a enrollar la película y volver al inicio: ¿qué pasó con inteligencia militar? Los militares que siempre han tenido una gran capacidad de pre-ver y pre-venir los acontecimientos (así ocurrió, por ejemplo, en el caso de la caída de Abdalá Bucaram), dieron esta vez la impresión de padecer la situación, no de dominarla.

Su pasividad se comunicó a la ciudadanía al ver su impotencia ante el ataque a la base militar La Balbina. O en la intervención, en cadena nacional, en la cual el Alto Mando comunicó obviedades, a pesar de la gravedad de la situación. Se pudo colegir que hubo problemas de inteligencia, pero también de operatividad. ¿Qué autonomía tuvo el Alto Mando con respecto al ministro de Defensa (un ex militar prestigioso)? Si las decisiones operativas fueron privativas del Alto Mando, como se supone que deben ser, quedan enormes dudas sobre la capacidad disuasiva que tienen las Fuerzas Armadas. Y esto va más allá de si poseen equipos adecuados para encarar este tipo de eventos. Una cosa es no usar las armas contra los manifestantes y otra es pedir a los soldados que salgan desarmados exponiéndolos, como fue el caso, a que, además de ser humillados, su material logístico sea destruido. Como ocurrió con una tanqueta quemada.

Todo esto lleva a otras preguntas: ¿cuál es el papel de las Fuerzas Armadas en una situación de convulsión que, por su gravedad, implica declarar el estado de excepción y el toque de queda? ¿Tiene sentido declarar uno de los dos, o los dos, si el Estado no tiene cómo hacerlo cumplir? ¿Es aconsejable sacar las Fuerzas Armadas a la calle cuando en vez de disuadir y encarnar algún sentido de autoridad, incluso sus miembros pueden convertirse en sujetos de escarnio por parte de aquellos que, gracias a la fuerza bruta, imponen su ley?

Se sabe que los militares no dispararán contra el pueblo. Esto hace parte de su ADN, establecido como una alianza estratégica entre ellos y los ciudadanos, durante décadas, a raíz del conflicto con el Perú. En ese sentido, los militares, que son una sociedad aparte y con pocas ganas de que los civiles metan las narices en sus cosas, han desarrollado un mecanismo ante los conflictos políticos que suscitan enfrentamientos sociales en las calles: tratar de apaciguar, canalizar las acciones de los actores que se enfrentan y ser, gracias a su fuerza disuasiva, mediadores y, finalmente, dirimentes. Esta vez, sin embargo, esa estrategia no funcionó. Los militares no trataron, que se sepa, de impedir el flujo de indígenas hacia Quito, a pesar de tener cuarteles militares en las provincias. No tuvieron capacidad de reacción firme en La Balbina donde, además de helicópteros, hay material bélico. No hubo acciones -que se sepa- de disuasión frente a los violentos obsesionados con destruir principalmente el centro histórico de Quito. Y, finalmente, con ellos a cargo (además de la Policía) no disminuyó la violencia durante el estado de excepción.

Si se observa la acción de los militares bien se puede colegir que se apegó a la tradición: dejar que los eventos se desarrollen y luego, aprovechando su capacidad de disuasión (de la cual no hicieron gala durante el conflicto), mediar y dirimir. Esta vez aplicó -a pesar de la violencia inusitada de violentos y golpistas- la misma política. ¿El Alto Mando intervino en la negociación con los indígenas y forzó, ante el presidente, la decisión política? Ahí puede estar la explicación de por qué se cayó la cúpula militar.

Fotografía: El Universo.

30 Comments

  1. Mi admiración a la columna 4P. y el grupo que la integra. Es importante e impostergable dejar sentadas algunas puntuaciones por las cuales nuestro País y sus instituciones han quedado marcadas con tristeza en los manejos político, económico y fundamentalmente en la seguridad ciudadana como principal propósito de un gobierno:
    El Presidente llevó una decisión de eliminación de subsidios necesaria y postergada por décadas y, curiosamente aplaudida por analistas y estudiosos y por la conciencia de un gran sector de los ecuatorianos; quizá la falta de estrategia, difusión, socializaciones en varios niveles,amplificar las bondades y beneficios que se esperaban de seguro de ella activarían el crecimiento a corto plazo y, lo principal, la difusión de los beneficios y compensaciones en mayor dirección al agro y los más necesitados. Las ofertas del gobierno eran realmente importantes y además ofreció que los recursos que se obtengan de los subsidios fueron administrados por un fideicomiso? la razón es que ante la imposición y la vehemencia son difíciles los entendimientos. Los insurrectos no querían negociar sino imponer y ello es terriblemente peligroso. Con otra visión de mayor y anteriores diálogos se habrían haber sido aplacadas las reacciones y ayudarían al entendimiento en especial de los dirigentes tan tercos en sus criterios: Basta recordar la forma y tristeza como el señor Iza ejemplarizaba la repercusión del incremento al diesel ( 123%) o colocaba en mi cartera $ 20 dólares al día y hoy debo colocar $ 45,oo para atender ya que tengo tres hijos y así sube todo……que descaro y desconocimiento de la realidad con lo que creaba una nube de tormenta entre sus hermano que no comprenden. Solo faltó que dijera que ahora el qq de abono que compraban a $ 20,oo deberán pagar $ 45,00, que el qq de arroz que costaba $ 40,00 ahora deberán pagar $ 90,00; cuando en realidad la incidencia es tan pequeña y se diluye con un solo ejemplo; un campesino que contrata un vehículo para llevar 40qq de papas al mercado pagaba por una carrera de 20 Km aprox $ 30.00 dólares y con el nuevo precio del combustible para esa distancia no más de $ 1.50; pero como todos tratan de aprovecharse posiblemente le suba al usuario $ 3.00 dólares adicional en verdad, cuánto incide en el costo final menos de 10 centavos en qq? Recibiré gustoso si alguien puede hacer un mejor ejercicio.
    FF.AA. y Policía Nacional: Mi respeto absoluto al inmenso esfuerzo realizado, dentro de las posibilidades y disponibilidades actuales, para tratar de controlar las barbaridades vistas tan solo en películas de terrorismo: Cabe mencionar y recordar que Ustedes eran las instituciones referentes de prestigio , respaldo y confianza de vuestro pueblo. Hoy las lecciones obligan con urgencia el recobrar su independencia y reforzar sus visiones ,reactivar técnica y profesionalmente vuestros cuerpos de inteligencia.
    Lo sucedido JAMÁS deberá repetirse por salud pública por decir lo menos.
    CIUDADANÍA: Cierto es que en las ciudades nos sentimos huérfanas de las autoridades representativas para las cuales en sus atribuciones fueran elegidas. Un mea culpa también: Si en todas las ciudades en especial en Quito salían en manifestación ciudadana a defender sus derechos , sus patrimonios y en especial a las familias, digamos que si los indígenas y manifestantes fueron 20.000 , la presencia de 50.000 quiteños y ciudadanos de los que viven en ella significaba una invaluable presencia que desarticulaba a los agresores. Con la experiencia de temor e incluso pánico soportado por los citadinos debe hacernos pensar en las estrategias y la dirección de la fuerzas de seguridad que garanticen la convivencia.
    Por un mañana mejor

  2. Señores 4-Pelagatos:
    Al no aparecer mi comentario en este artículo, me puse a buscar la causa y supongo que fue por lo de «Toro…» Me refería al plumífero. Debí añadir: «Se creyó ser el Llanero Solitario, aunque no estaba tan solitario». Lo siento.

  3. Me parece que la gran lección que nos dejó esta situación es que el país necesita una cuerpo de guardia nacional como la que existe en los EEUU. Donde personas profesionales hacen una especie de voluntariado y se preparan para brindar seguridad y colaborar en situaciones de gran conmoción social, sobre todo en la seguridad de la ciudadanía. Lo que en nuestro caso hubiese sido de gran ayuda en los barrios que quedaron completamente a merced de la delincuencia y vándalos que sembraron el terror en la gente de bien.

  4. Vergonzosa la forma como el indignado violento y arbitrario, sometió al Gobiermo, FFAA, PN y Población al escarnio y humillación. El país NO puede someterse a los caprichos de una endigena ignorante, prepotente y violenta. Lenin tomó una medida correcta pero no supo mantenerla. El próximo gobierno tendrá que hacer entender a los indios, a los terroristas y a toda la población a vivir en democracia.

  5. Alguien me dijo, porque nosotros no salimos a la calle y los indigenas si. Nosotros trabajamos, y con nuestros impuestos pagamos a personas para que esten entrenadas y nos protejan. Se llaman policias y militares.» Estos tipos quedaron como ineptos. El gobierno tuvo que doblegarse y dio la sensacion de que ere el fin del Ecuador. Por dios, Guayaquil contrato guardias de seguridad privada para dar apoyo a las «fuerzas del orden». Lo mejor que pudo hacer Lenin es llegar a un acuerdo, ganar tiempo, y reforzar a las fuerzas armadas.
    Es de ponerse a pensar. Si el dia de manana, un nino de 8 anos te apunta con un arma. Por mas falta de experiencia que tenga, te quedas quieto, te intimida. Pensando asi, como me explicas que alguien le quite un tanque a un militar y se lo queme?

    • Muy imaginativos al querer adivinar que pasó con los Militares, la primera respuesta es, FFAA fueron castradas en la constitución del 2008, pasaron a ser servidores públicos,, la moral del soldado atravez de 10 años fueron mermadas, si en verdad tienen armamento letal, lo tienen embodegado y con cadenas, nadie puede ordenar su uso sin autorización gubernamental, tienen un ministro de defensa muy doctrinario que solo busca mantener y recuperar su buen nombre después que todos conocemos que abandono sus tropas y se escondió en Guayaquil el 21 de enero 2000. Lo peor se empleo una doctrina de guerra persuasiva caduca enseñando tanques de combate que la población los uso para tomarse fotos y descargar su ira retenida contra el Correismo por muchos años. Quién debía irse primero fue el ministro de defensa por desleal con sus mandos.

  6. A todo esto serìa de revisar y eliminar el malintencionado y ridiculo articulo deslizado en la constituciòn de la famosa «Ciudadanìa Universal» que ha permitido que nuestro pais, se llene irresponsable y libremente de ciudadanos de toda laya, refugio de sicarios y narcoterroristas, santuario de fugitivos de toda ralea que ingresan como Pedro en su casa en nuestro bello paìs, maldecido con pèsimos polìticos, rufianes y aprovechadores.

    Que en època de carestia, desempleo y hambre no controlaron el nùmero de personas, ni el pasado judicial de las mismas, ingresaron masiva y descontroladamente.

    Es hora de que Ecuador retome la soberanìa y el control de sus fronteras y ciudades. Las autoridades cayeron en su propia trampa al ser tan permisivos, sin atender al malestar que esta migraciòn irresponsable, alrededor de un millòn, ha estado causando al pueblo ecuatoriano, eso ha significado la p’erdida de cientos de miles de empleos.

    Esto fue un disparo en el pie, pues estos mismos, no todos, se volvieron en contra de sus benefactores.

    Señor Presidente y autoridades eliminen este artìculo y otros que estàn confabulados para tornar ingobernable nuestro paìs y se constituya endesangre de recursos tan necesarios en epoca de vacas flacas.
    El defensor del pueblo colombiano, sospechosamente, exigìa se de paso, cuando ya no estaba permitido, a venezolanos que ya habìan causado problemas en el puente y supuestamente se dirigìan a Perù. Nunca salieron del paìs. Acaso este defensor ignora que Colombia tambièn limita con Perù, por que no exigìa a su propio gobierno aviones y transporte.

    Hablamos de extranjeros infiltrados, que estamos haciendo para controlar que esten legitimamemente en Ecuador. Que seguridad nos ofrece el estado a los ecuatorianos.

    • Tiene toda la razón usted, Santiago.
      Un secreto a gritos.
      Como en toda «institución», un montón de giles al servicio de unos pocos pillos avivatos.
      Las «gloriosas» FFAA.

  7. Se notó en los militares que no han tenido ningún lider de alto rango, y eso hace deducir que esos dos generales que fueron sustituidos, tenían un a fin con el imbécil del Correa. Sabemos que recibieron muchisimos beneficios en la decada robada para mantenerlos quietos y que no abran la boca..Ojalá los dos entrantes si sabrán defender la democracia.

  8. CONSUELO
    No es de admirarse todo los suscedido en el país ya que la decada correista se trajo paramilitares de cuba, del ejercito chavista e hicieron cordón habitable en las partes estreategicas de Quito para atacar e intimidar al pueblo, se proporciono armas entregadas de China, se preparo gente del movimiento de ese entonce ALIANZA PAIS ahora REVOLUCION CIUDADANA cuyas reuniones decian que es un picnik, pero se adiestraba a sus integrantes en paracticas paramilitares y manejo de fusiles no hay que olvidarse la prensa debe tener estos reportajes todo esto fue preparado para la manipulación de sus antojos y vanidades para represión y ahora para la instigación y destrozo del pueblo, las asambleistas de grupo correista tan sentimentales lloran por el pueblo se desesperan por el pueblo pero seria verdad si devolviesen todo lo saqueado en su época , si es cierto deberia bajar sus gastos su sueldo ya que no hacen nada bueno en la asamblea mas que vosiferar en contra de su anterior coideario Lenin Moreno no dan soluciones, mas fustran todo intento de adelanto deberia renunciar a la asamblea y dejar los puestos libres para gente honrada el pueblo agradecera el momento que esta elite desaparezca.
    gracias.

  9. *Cambio de mando inadecuado*
    Lenin Moreno no termina de sumar errores políticos. Luego de que con su inoperante gabinete acaba de salir bien librado de una tamaña crisis que le costó al país varios muertos, centenares de heridos y millonarias pérdidas, acaba de cesar en sus funciones a los comandantes del Ejército y Jefe del Comando Conjunto de las FFAA. Cual es la lectura? Para la sociedad ecuatoriana una sorpresa, pues daría a entender que estos comandantes militares no cumplieron su deber en la última revuelta, cosa que no sucedió, pues si en medio del caos, fueron justamente las FFAA Nacionales las que evitaron que una mala decisión política económica termine en un resquebrajamiento del orden constituido independientemente de su legitimidad tan cuestionada. Deben los militares pagar los platos rotos de los errores políticos? Por supuesto que no. La verdadera lectura entonces se esconde tras la destitución de estos dos distinguidos generales que cumplieron su misión a cabalidad. Una pésima apreciación política económica y de crisis le llevó al presidente a lanzar un paquetazo económico tan mal diseñado como política pública que generó la protesta popular liderada por los indígenas y hábilmente aprovechada por los correístas para sembrar el caos. Los verdaderos responsables están detrás de esta ilegítima destitución como una cortina de humo para camouflar sus errores, con el ministro de economía a la cabeza en su área económica y la ministra del interior y el ministro de defensa por no recomendar adecuadamente al presidente avizorando los escenarios de conflicto y de crisis que el paquetazo iba a generar.
    El ministro de defensa permite esta ilegítima destitución de quienes debían más bien ser reconocidos por su adecuado manejo de la crisis. Es el ministro de Defensa quien debería renunciar asumiendo decorosamente su error político estratégico y no sacrificar a los comandantes militares hoy cesados. Es lo que esperamos los ecuatorianos.
    Gral. José Luis Castillo

  10. Para mi, los recientes y lamentables acontecimientos vividos, constituyen una radiografía de la situación en la que dejó al País el tirano corrupto de Correa.
    Vemos que somos una nación profundamente dividida y que cualquier interés impulsado por un grupo se consigue a la fuerza sin pensar ni consensuar en el interés general.
    La muchedumbre es un cuerpo sin cerebro, que sigue dejándose manejar por cualquier charlatán que les habla cosas bonitas. Muchas personas de este nivel han sido inoculadas con el odio que dosificó Correa en sus 10 años de latrocinio, lo que constituye el motor para que salgan a destruir y caotizar las ciudades y a los ciudadanos que consideran «pelucones».
    Vemos unas Fuerzas Armadas disminuidas en su accionar, por las razones que bien anota Consuelo.
    Vemos una Policía que está desactualizada en el control de motines y terrorismo a la escala que en esta ocasión hemos visto.
    Y vemos una sociedad indefensa que inicialmente esperaba que la Policía y el Ejército le resuelvan todo en materia de seguridad y garantías ciudadanas.
    En este contexto, todos tenemos una ardua labor que realizar para que la próxima (que probablemente habrá), nos coja preparados para dar al traste con todos los golpistas, desestabilizadores y delincuentes comunes que hoy respiran aites de vencedores!

  11. Los militares (que por supuesto no debían disparar), por lo menos debieron impedir (tienen poder de disuasión) la avalancha que pasando por frente a sus propios cuarteles marchaba a invadir Quito.
    Hay además para eso una razón poderosísima: se dice que el correismo se subió a la marcha indígena; ¡NO, al revés,! la marcha indígena (en especial Jaime Vargas) se subió y sumó a las intenciones golpistas de Correa y banda. Entonces frente a un intento de golpe de estado, las fuerzas armadas quedaron como la mas paniaguada parte del conflicto.

    • De acuerdo con Fernando. La marcha indígena (y más que nada un grueso número de su dirigencia) se subió al intento de desestabilización correista. Veamos un par de joyas dichas por Vargas en sus arengas: “Hemos liberado al país…”. ¿De qué nos liberaron los indígenas? “Hoy el gobierno de la Conaie es el gobierno de todo el país…”. ¡Habrase visto tamaño despropósito! ¿Qué gobierno de la Conaie? Aquí no cabe perdón y olvido de parte de la justicia. Si el estado deja pasar por alto (con toda la documentación en audios y videos existente) el accionar absolutamente golpista de al menos Vargas e Iza que, una vez se haya estructurado el nuevo decreto, deben ir presos juzgados y sentenciados, el Ecuador entrará de lleno en la lista de países fallidos. A propósito ¿qué será de unos 10.000 fusiles AK47?

  12. Los ecuatorianos, nos hemos sentido abochornados , inquietos por la actuación de nuestras fuerzas del “orden” y “defensivas”, un patan taxista abofetea a un policía y el ofendido agacha la cabeza ” ,deja que pegue , marido es “; un grupo de policías, cuál si fueran beatas en cuaresma, presencian el apuñala miento y tortura de una mujer por un delincuente extranjero, un grupo de gendarmes son humillados con ribetes de infamia y de realismo mágico, por un grupo de incalificables revoltosos, otro grupo de soldados son vejados y secuestrados cual si fueran colegialas en excursión? 😰😳, hasta qué punto hemos llegado! , pero esta es la cosecha siniestra de ese plan de destrucción de nuestras Fuerzas Armadas y del Ecuador, acaso no fueron designados ministros de defensa unos mamotretos con faldas? Unos indecorosos saltimbanquis? pero aquí también tiene esa cuota de culpa la sociedad civil , lo qué pasó no solo es el estigma de los que fueron vilmente acanallados, ese estigma es de todos los ecuatorianos que fuimos cómplices por comisión u omisión de este drama humillante, sin negar por supuesto las acciones heroicas de muchos elementos del Orden. Guante blanco para las hordas de asesinos, y mucha “valentía” para arrebatar arepas a desesperados e indefensos vendedores ambulantes, que ironía! para cuidar el “urbanismo” de ciudades desbastadas , cuando el urbanismo moral se había ido al piso.

  13. Más que tibieza, noté en la conducta de los militares total ausencia de estrategia para defender a los ecuatorianos, quienes alejados o emberracados por la conducta criminal y terrorista de los que ahora se sabe, fueron aupados por el plan macabro de correa, plan fabricado desde Cuba y Venezuela (y quizás con algo de Putin), nos sentimos impotentes y huérfanos de apoyo en el aspecto de seguridad. Muchas conjeturas se pueden hacer respecto a esa rara actuación de los militares, sin embargo, la que quedó fija en la retina y la mente de los compatriotas, es de que asumieron una aparente indiferencia, lo que podría limitar con la complicidad de los terroristas, pues parece increíble que el destacamento de la Balvina, donde arte troya con los elementos que guarda, fue tomado con tanta facilidad.
    Bueno, con la esperanza de que nada hay oculto bajo el sol, confiemos de que más temprano que tarde sepamos la verdad de tan rara actuación.

  14. Militar de prestigo el ministro? Donde estan los 10000 fusiles Ak?
    Que paso en la pelea campal en guayaquil entre policías y militares si es que sucedio en esta epoca?
    Con esa forma de pensar quien nos protege de la anarquía?
    Si fueron vejados y humillados como realmente sucedió la primera cabeza en caer debería ser la del prestigioso ministro.
    Excelente trabajo hicieron la espinosa, el cordero y el patiño.

  15. Presencia disuasiva militar ? y de yapa desarmados.¡¡
    Si ese era el objetivo , entonces alguien se olvidó de vestirlos de espantapájaros o de espantaindios.
    En estos dias en Cataluña hay tremenda conmoción, alguien ha notado la manera como las fuerzas del orden enfrentan a los revoltosos.?
    Lo hacen como los europeos lo hicieron desde hace siglos, con la diferencia de que el combate cuerpo a cuerpo antes fué escudo y espada, hoy es escudo y tolete.
    Nuestras fuerzas no tienen ni la tradición ni el entrenamiento, ni los equipos para ese tipo de lucha que no produce muertos.
    En ese desigual combate: número, piedras, palos y bombas molotov del lado indígena. Y del otro lado menos numerosos con escudos y gas lacrimógeno, el único resultado posible era ser desbordados,capturados y humillados.

  16. A los militares no les quedó más remedio que forzar al diálogo a un gobierno tal débil y de extrema baja popularidad. De lo contrario hubiera caído Moreno

  17. Pretender que unas fuerzas armadas se encuentren totalmente restituidas en una sólida unidad como lo estuvieron en la GESTA HEROICA DEL CENEPA (1995), es un cuento. Después de haber vivido estos hechos históricos realmente hay que recordar la década del correismo, al frente de tan noble institución se nombró a una serie de payasos, poetas, oportunistas y constructores de cuentos , la lista de triste recordación que registra la historia está conformada por, Lorena escudero (politóloga), wellinton Sandoval (cardiólogo), Javier Ponce (poeta), Miguel Carvajal (sociólogo) , Maria Espinosa (todologa) y Fernando Cordero (arquitecto) todos estos no entendieron que representaban las fuerzas armadas y se encargaron de arruinar la inteligencia militar y transformar a las fuerzas militares en asalariados cuidadores de los políticos de alianza país. Con el ministro Jarrín (se diseña la política de defensa nacional), las fuerzas armadas han estado retomando presencia y unidad. Las primeras acciones de apoyo, mejoramiento técnico y equipamiento se otorgan desde el Gobierno para hacer frente a la presencia de las narco guerrillas de la frontera (Colombia), sin embargo esta modernización no se ha completado. De ahí el resultado visto en esta última contienda interna, debilidad en la inteligencia militar, las medidas no fueron oportunas y su dedicación se focalizó en cuidar Carandolet, mientras la guerrilla urbana, y vulgares ladrones, atacaba todo lo que a su paso se atravesaba, medios de comunicación, cuarteles, instituciones, almacenes, fincas florícolas y frete al caos nadie estuvo preparado, ni policía, ni fuerzas armadas, ni propietarios de empresas, ni ciudadanos comunes. No nos dimos cuenta que las hordas y pandillas revolucionarias tenían prácticas para causar el descontrol, el robo y la beligerancia. No sabemos porque la destitución de la cúpula militar, pero lo importante es que estos hechos insólitos, a todos nos harán prepararnos para encarar mejor el futuro del Ecuador.

  18. El Alto Mando Militar no necesitó intervenir en la negociación pues con su inactividad dio todas las ventajas para que los dirigentes de la CONAIE impongan sus condiciones al Gobierno. Al convertir al elemento militar en espectadores de primera fila de las manifestaciones y los actos vandálicos, sin voluntad ni capacidad de disuasión, hicieron un daño terrible a la seguridad ciudadana pues, de hoy en adelante, dará lo mismo que salgan o no a coadyuvar con la Policía en el control de la delincuencia pues ya han demostrado que su presencia no significa nada. ¡Que decenas de militares entrenados hasta en defensa personal se hayan dejado cercar, capturar y ofender por civiles bulliciosos, es impresentable!

  19. Si no existió un panorama claro de lo que se había preparado como estrategia de asalto, de los elementos que confluían, de la contundencia de la protesta, significa que falló la inteligencia militar y policial.
    El decreto fue mal administrado y sería posible pensar que el la primera elevación del valor de los combustibles, se pudo haber eliminado gradualmente los demás, pero evaluando sus efectos. En los actuales eventos que afectan a la población, es bueno tener un plan comunicacional corporativo tanto para el lanzamiento de la medida, como para combatir sus efectos o remediar las crisis. si los militares no tienen posibilidad de contención de hordas asuzadas convertidas en turbas irracionales, la policía podía encargarse de su contensión y el ejército de asegurar las posiciones. El resultado de este suceso, es un daño irreparablee a la institucionalidad, a la gobernabilidad y a la respetabilidad de un Estado.

  20. Sr. Hernandez, si la función primordial del Ejército, que es restaurar el orden interno cuando este ha sido destruido, no la puede ejecutar porque su función se reduce a «mediar» entre un 7% de violentos, que quieren imponer su criterio, y el resto de de sus compatriotas, entonces debemos replantearnos la necesidad de la existencia misma del Ejército o por lo menos su escalamiento a un tamaño acorde a sus nuevas funciones y a la coyuntura económica del país.
    Debo aclarar que cuando hablo de un 7% no estoy hablando de etnia sino de cultura, porque yo me considero parte de ese 70% de ecuatorianos que tenemos sangre nativa en nuestro ADN. Inclusive, creo que ese 7% está exagerado porque incluye a muchos indígenas que no plegaron al desorden. Tampoco creo que la gente opuesta a su reclamo sea el 93% restante que no participó en la revuelta, pero no hay que olvidar que el país eligió a un grupo de políticos para que tomen las «mejores decisiones» que nos permitan salir del desastre que (aparentemente se descubrió después) dejó el correismo. Si alguien no está de acuerdo, puede elevar su protesta fuerte y claro, pero pacíficamente, y «votar mejor» la próxima vez.
    A mi no me parece importante si cambiaron la cúpula por revancha o por la razón que sea; para mi lo importante es que yo, siendo una persona no violenta, me sentí indefenso ante las actitudes de un grupo de violentos que no fueron refrenadas por la institución llamada a impedirlo.

  21. Acertado su análisis como siempre. Eso no significa que lo comparta. Me alegra que hayan sido removidos, las FFA dieron una triste demostración de falta de entrenamiento ante situaciones de conflicto. Recuerdo con nostalgia los días del Cenepa, el patriotismo y respeto hacia esta Institución. Hoy luego de haber tenido Ministros civiles que destruyeron las bases de la vida militar, la disciplina, el orden jerárquico, el respeto, la presencia que debe tener el que viene a sentarse en el lugar de tantos Generales ilustres y lo haga sin corbata, en mangas de camisa. Todo hecho y ordenado por el maladado Correa, que ostensiblemente no asistía a los cambios de preseas sabiendo que para quien es ascendido es un insulto.
    Los militares actuales son fruto de los malditos 10 años. Costará devolver los valores perdidos pero menos y es imprescindible que sea rápido el entrenamiento militar. Posiblemente debamos pedir ayuda a países amigos que tienen experiencia con guerrillas narcotraficantes ya enquistadas también en nuestro suelo. Los militares retirados parecería que tienen algún impedimento para ejercer el mando requerido, como veo al Min.Jarrin. Estos acontecimientos nos mostraron a indígenas en pie de guerra que eran acolitados por ciudadanos extranjeros y nacionales. Con mucho odio, infectados por el resentimiento de Correa. Esta gente sin Dios ni ley debe ser detenida en su accionar por uniformados preparados y valientes. Que no se dejen abofetear por un taxista o secuestrar por 50 indios.

  22. La verdad es que a este nivel se puede especular mucho porque no hay información oficial, solo los mandos altos del poder sabrán por que se cambio parte de la cúpula militar. Podría decir que los militares, en efecto, desobedecieron al presidente, y no aplicaron medidas mas radicales para controlar el caos. O también puedo afirmar que le falto capacidad para enfrentar la movilización y por eso se frustro el presidente.
    Independientemente de esa lectura lo que nos queda es lo que pudimos ver. Todo el desborde institucional del estado se vino abajo porque no hay un liderazgo firme, y esa es una debilidad de Lenin.
    Un presidente no puede apelar al dialogo cuando los vándalos secuestran policías, atacan a periodistas y destruyen bienes públicos y privados. Hasta ahora no se como Lenin se pudo sentar en la misma mesa con aquel dirigente indio que le llamo «patojo maricón». Quien podría hacerlo?
    Hay métodos efectivos en esto, radicales, que no necesariamente implican disparar a las multitudes, pero esa es una cuestión técnica de inteligencia que no voy a discutir aquí.
    Lo importante es aclarar que las fuerzas armadas fracasaron no por la mala estrategia de sus lugartenientes. El comandante en jefe (o sea el presidente) no es para esto, aunque tenga los mejores asesores, su debilidad es la compasión que siente por los adversarios. Sino díganme ustedes cuantos correistas corruptos siguen trabajando para el presidente, y conservan su posición solo por amistad. El mismo Lenin lo ha dicho, hay que darles una segunda oportunidad.
    Si así responde en su circulo intimo, que se puede esperar en una situación conflictiva.
    Lenin salio vivo de esta no por su capacidad de dialogar, sino porque la ciudadanía le dio la espalda a Correa. Este narco esperaba multitudes en las calles en todo el Ecuador pidiendo la renuncia de Lenin en un efecto masivo que tarde o temprano iba a llegar a las fuerzas del orden, a los otros poderes del estado, pero no sucedio por las razones que todos sabemos.

  23. Si nos llamó la atención que la marcha indígena hay pasado libremente desde Latacunga a Quitó, pese a que en el trayecto hay varias unidades militares, más bien dejaron que pasen como Pedro en su casa a los manifestantes. En el comentario y los estrategas militares aducen a la falta de inteligencia, puede ser, pero para los que no conocemos y para el común del pueblo, es la falta de operatividad de los altos mandos del ejército, esa debe ser la causa, unida a que dejaron que se falte el respeto a las unidades militares acantonadas en Quitó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba