Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Sin bala de cañón, el gobierno disparó con escopeta

en Conexiones4P/Elenfoque por

En la Asamblea Nacional cursa el Proyecto de Ley de Transparencia Fiscal, de amplio nombre y contenido: tiene 404 artículos. 4P. conversó con Walter Spurrier, experto económico, sobre algunos de sus puntos esenciales.  

El Proyecto de Ley Urgente en Materia Económica, enviado por el gobierno a la Asamblea, es un documento popurrí con infinidad de temas para legislar. ¿Cuáles son los ejes que crees clave para el país?
El proyecto de ley debía tener cuatro patas pero solo tiene tres, porque no entró la reforma laboral. Tiene una pata importante que es lo tributario y que todo el mundo mira como lo esencial. La segunda, vinculada con las reglas macro fiscales para que el gobierno sea más transparente y más eficiente en el manejo de las finanzas públicas. La tercera pata es una reforma bastante amplia que tiene que ver con política monetaria centrada en el Banco Central.

¿Qué objeciones harías al contenido del proyecto?
En la parte tributaria, como no pudieron poner la bala de cañón que es el alza del Impuesto al Valor Agregado, IVA, lo que han hecho es disparar con escopeta tratando de recoger dinero por bastantes puntos. Así más bien crean más confusión y complejidad en manejo tributario, cuando se suponía que la ley iba a llevar a mayor simplificación. Por ejemplo, en el acuerdo con el FMI se dice que debíamos dejar claro el gravamen de las compañías por el volumen de su negocio y no debían ir por otros caminos; pero el impuesto principal no se llama impuesto sino que crea confusión porque tiene que ver justamente con el volumen del negocio. Por el lado monetario me parece muy positivo que se busque dar algún tipo de independencia al Banco Central y poner cierta distancia entre ese organismo y el Ministerio de Finanzas, porque la política monetaria y la política fiscal tienen distintos objetivos y no es conveniente que lo monetario esté supeditado a lo fiscal. Sin embargo, el proyecto de ley tiene una junta monetaria fiscal y se crea un directorio del Banco Central.

Eso es un problema de bicefalia.
Ese es un problema porque, en principio, cuando es algo difuso el límite de competencia entre dos instituciones siempre hay peleas por quién se queda con qué. Yo hubiera eliminado la Junta Fiscal y la Junta Monetaria porque no deberían estar las dos cosas juntas y pondría una sola Junta Monetaria. Pero optaron por mantener una unidad monetaria y otra fiscal en un directorio que va a tener competencia tras el Banco Central. Me imagino que hicieron eso porque el proyecto salió del Ministerio de Finanzas.

Se supone que la ley también busca dar mayor dinamismo a la economía. ¿Crees que al quitarle aranceles a los insumos agrícolas, a los bienes de capital y a las materias primas se consiga mayor dinamismo económico?
Lo de dinamismo económico se puso, creo yo, a último momento. En el ante proyecto se incluía la reforma laboral que se quitó probablemente porque la ley iba a ir antes de la marcha del FUT. Sí hay ciertos aspectos que ayudan a la dinamización económica. Ayuda por ejemplo a los grupos financieros que se van a poder reconstituir. Un grupo financiero, además de un banco, puede tener una casa de valores, una compañía de seguros. Entonces eso dinamiza y potencia a los bancos a los que durante el gobierno de Rafael Correa se debilitó. Hay otras disposiciones sueltas en el sentido de reformas a distintas leyes que pueden contribuir a agilizar la economía. Se les ayuda a las empresas en cuanto a su liquidez eliminando el anticipo al impuesto a la renta. No eliminan el anticipo pero lo dejan voluntario en caso de que alguna empresa quiera hacerlo.
Sin embargo hay el contrapunto entre la necesidad de incrementar ingresos y el deseo de agilitar las cosas. Por ejemplo, para ayudar a las empresas se dice que ISD se reduce a la mitad pero, por otra parte, dicen a los importadores que podían tener crédito tributario, que ahora no lo van a tener. A la final más bien perjudica a la empresa porque crea un impuesto que no se puede recuperar. Creo que la dinamización de la economía no es uno de los principales focos del proyecto.

Se habla de dinamizar el sector de la vivienda con reducción arancelaria y mil millones de dólares que el gobierno dirigirá específicamente a ese sector.
Ese es un objetivo que tiene el gobierno y el programa del FMI. Ya el programa de vivienda, popular bandera del gobierno de Lenín Moreno, tiene casi todo listo excepto que no se han superado los problemas administrativos porque la burocracia pone requisitos que a veces son imposibles cumplir para los contratistas. Pero digamos que ese programa está en marcha. Se supone que estaba previsto un pequeño repunte de la construcción este año, pero las cifras que tenemos del Banco Central, hasta mediados de año, apuntan a que la construcción sigue contrayéndose.

El proyecto apunta igualmente a la repatriación de capitales. Una de las objeciones que se hace apunta al impuesto que se va a poner para supuestamente lograr ese objetivo. ¿Ves posibilidades de ser acogida?
Primero tengo que hacer un símil: hubo una remisión. En esa remisión el Estado dijo a los contribuyentes que nos les cobraba interés y las multas, en el caso de que acepte pagar el capital. Entonces, los contribuyentes que estaban en disputa con el SRI, dijeron bueno, si ya me libro de los intereses y la multa, aunque no estoy de acuerdo, pago y transo. Sin embargo la oposición, sobre todo del sector correísta, salió a decir que el Estado regaló a los empresarios miles de millones de dólares. Supongamos que el día de mañana una persona se acoge a este mecanismo para repatriar capitales, paga y sale la oposición a decir estos son los defraudadores del fisco a los que el Estado está regalando dinero. Pienso que estas cosas no se han tratado con suficiente seriedad en el país. Entonces veo muy difícil que haya una buena acogida a este mecanismo.

¿Qué faltó en el proyecto, porque esto se ha hecho en otros países con buen resultado?
En unos buen resultado; en otros no ha sido tan bueno. Pienso que lo que falta es el manejo político responsable que se hace de ese tipo de temas en el país ya que aquí es muy fácil hacer denuncias descabellas. Pueda ser que me equivoque, pero soy algo escéptico de que se pueda recaudar mucho dinero con esa medida.

Justo en este tema, todas estas medidas están hechas para recaudar $731 millones, según dice el proyecto. ¿Tu análisis sobre esto, haciendo sumas y restas, cuál es?
Tengo la impresión de que en unos casos han estimado demás, en otros menos. A lo mejor son $700 millones, a lo mejor algo menos. Pienso que si el Proyecto de Ley entra en vigencia tal como está, y la Asamblea no le hace cambios mayores, sí es posible que recaude un monto de esa magnitud. El asunto es que no sabemos exactamente cómo se va a manejar esto en la Asamblea. Si CREO y el Partido Social Cristiano van a votar en contra de la reforma tributaria ¿van a votar en contra de toda la ley? ¿Habrá una mayoría en el caso de que el Presidente la vuelva a introducir mediante veto parcial? Todavía no está muy en claro cuál es el escenario político sobre lo que va entrar en vigencia o no. Si el gobierno tiene éxito en que aprueben el proyecto como está, con pocas modificaciones, sí sería interesante porque se estaría recaudando con esta ley la mitad aproximadamente de lo que pensaban recaudar con el alza del IVA.

Ahí el tema es el presupuesto. Actualmente se puede mover hasta en un 5% y en el proyecto dice que se podría alterar hasta en el 15%. ¿Qué dice tu experiencia sobre ese margen de maniobra?
Bueno, aquí mucho depende si uno considera responsable o irresponsable al ministro de Finanzas. Estuve en un programa de radio con César Robalino, ex ministro de Finanzas, y él decía que la reducción del 15% al 5% es inconveniente porque asegura que los ingresos petroleros no son predecibles y eso es poner una camisa de fuerza. Hay otros que piensan que los ministros de Finanzas pueden ser irresponsables, entonces mejor limitarlos al 5%.

¿Ahí cuál sería tu propuesta?
Pienso que la reforma es positiva porque lo limita en el 5% pero el Ministerio de Finanzas puede enviar a la Asamblea una solicitud para que le permitan hacer un cambio de presupuesto y la Asamblea tiene un plazo muy corto para pronunciarse y si no se pronuncia se dan por aprobadas las propuestas del Ministerio de Finanzas.

En el tema de transparencia, el proyecto navega entre restricciones si se habla del SRI o riesgos supuestos para el sigilo bancario.
La verdad aún no he entrado a ver esas partes del proyecto. Lo que he visto con detalle en relación a la transparencia es lo que tiene que ver con las finanzas públicas, porque los que analizamos las cifras fiscales nos frustramos por la poca información que hay. Ahora si se aprueba la ley, el Estado estará obligado a dar más información sobre ciertos factores para ver si está cumpliendo con un buen manejo fiscal.

La independencia del Banco Central: se entiende que podría tener liquidez propia, no ser prestamista del Estado, contar con mecanismos para asegurar la sostenibilidad de sus fondos y, por todo esto, proteger mejor la dolarización. ¿Es una buena propuesta?
Yo sí creo que es una buena propuesta. Tenemos que tener en cuenta el contexto en el que hay una Constitución que da todos los poderes al presidente de la República y, por lo tanto, no tenemos una autonomía del Banco Central. Dentro de esa imposibilidad lo que se haga para asegurar una cierta independencia siempre será bueno. Si hay ciudadanos de cierta prestancia y reconocimiento en el directorio del Banco Central, será mucho más difícil al gobierno abusar de ese organismo. Si eso ocurre, estas personas probablemente renunciarán y eso ocasionará que la opinión pública se pregunte por qué lo están haciendo. Hay ese tipo de protección. En segundo lugar hay reglas que obligan al Gobierno a pagar lo que ha tomado como deuda y le obliga a revertir la supuesta venta de las entidades estatales del sector público que se las han metido al Central. Hay una serie de medidas que hace que el Banco Central pueda recuperar cierto dinero que es de los ciudadanos. Así la dolarización queda más sustentada.

Foto: El Telégrafo.

Esta entrevista fue publicada ayer, 4 de noviembre, en el boletín semanal de 4P. Si desea recibirlo, le invitamos a suscribirse gratuitamente aquí: GPS4P.

1 Comment

  1. Me agrada el tema de la reconstrucción de los grupos financieros . Aprobada la ley, los bancos pueden volver a tener una mayor gama de negocios ,es decir, pueden volver a ser propietarios de casas de valores , compañías de seguros y por qué no, medios de comunicación, además del mismo banco central. A eso se llama independencia del banco central, a una especie de privatización. Con esta independencia el banco central del Ecuador,estaría en pleno uso de sus facultades legales para deshacerse , vender , concesionar, todos aquellos bienes que le fueron introducidos por el anterior gobierno . Esd una necesidad del país robustecer a los grupos financieros. En el tema laboral, al economista César Robalino,creo y fue en el mismo programa radial que aquí se hace mención dijo» el sueldo para el trabajador ecuatoriano debe ser de ciento noventa dólares» , una postura repleta de argumentos que la respaldan. Es donde la reforma laboral tiene que hacer su parte y los asambleístas con algo de sensatez, pensando en las futuras generaciones tienen la obligación patriótica de sustentar con su votación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba