Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Ahora los militares sabrán qué hacer

en Conexiones4P/Elenfoque por

¿Qué tienen que hacer las Fuerzas Armadas tras los 11 días de caos y violencia en parte del país, en particular en Quito, donde fueron rebasadas? ¿Cómo interpretan los militares la declaración del jefe del Comando Conjunto según la cual no admitirán más asonados? Luis Hernández, general del Ejército en servicio pasivo y ex miembro del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio conversó con 4P.

El nuevo jefe del Comando Conjunto dijo en su discurso de posesión que las FFAA no aceptarían más asonadas en el país. Hay quienes dicen que este tipo de declaraciones las tiene que dar el poder civil y no un militar activo. ¿Cómo entender esta declaración desde el punto de vista militar?
Un comandante cuando se hace cargo de su nueva misión, hace un esbozo de cómo va a manejar una fuerza. Las intenciones que manifestó, y que nosotros los militares llamamos una guía de planeamiento, estaba alimentada por los los hechos recientes que han afectado las FFAA. Aquí hay un hecho que es bueno considerar: cuando hubo la insubordinación de Lucio Gutiérrez en el 2000, ahí los generales fueron sobrepasados por los coroneles y entre esos generales, vale la pena recordar, también estuvo el general Oswaldo Jarrín quien ahora es ministro de Defensa. Él era comandante de la división de Guayaquil y sufrió la insubordinación de sus tropas. Esto está claramente documentado. Luego de poco tiempo de eso, cuando asumió el cargo Gustavo Noboa, la Conaie otra vez hizo una movilización para tumbar al gobierno. Para ese momento, en los mandos del Ejército había la idea de que eso no podía ser permitido. Entonces, el nuevo paro indígena fue contenido con fuerza y firmeza desde Latacunga. Fue hecho sin armas letales y con un claro concepto de maniobra. Recuerdo eso muy porque yo era el comandante de la Brigada Patria en Latacunga. Ahora la historia se repite, los indígenas aprendieron de ella pero las FF.AA. se olvidaron de cómo actuamos en aquella época. Hay que añadir el hecho de que durante estos 10 años las FF.AA. fueron acosadas por el gobierno de Correa. Bajo ese acoso no tuvieron la capacidad de crear escenarios que les permita estar en mejores condiciones para enfrentar lo que pasó en octubre. Las FF.AA. no estuvieron en las mejores condiciones cuando se produjo el paro de octubre. Un análisis más profundo nos permite ver que el mando político durante el gobierno de Correa les dejó sin una buena inteligencia ni buen equipamiento.

¿Si usted estuviera en FF.AA. cómo entendería lo que dijo el nuevo jefe del Comando Conjunto?
En el interior de las FF.AA. tendrán que hacer un análisis de las cosas que estuvieron mal, de las cosas que pueden mejorarse y en qué van a estar en mejores condiciones en caso de que se produzca otra vez este tipo de levantamiento. También se siente que el comandante ya tiene una posición enérgica, lo cual no quiere decir que el anterior comandante no la tuvo: lo que pasa es no hubo la oportunidad de que haya un escenario como este cuando él se posesionó. Entiendo también que dentro de la institución existe un inmenso sinsabor porque los militares fueron humillados. Cuando una experiencia así ya ha sido procesada y digerida, lo normal es que se produzca un debate interno en el que seguramente se concluirá que lo que ocurrió no puede volver a pasar.

¿Operativamente qué implica para las FF.AA. entrar a esa dinámica?
Deben comenzar a hacer lo que nunca debieron dejar de hacer: el análisis de escenarios, porque esa es la tarea de las FF.AA.: hacer escenarios, desarrollar capacidades y estar en condiciones de responder, incluso, a lo que no se espera. Todo eso tiene que retomarse con más fortaleza. Esto va acompañado también del equipamiento. No había el equipamiento adecuado porque no se hizo, en forma correcta, el análisis de los escenarios. Hay que prever quién va a hacer tal cosa, cuándo la va a hacer, qué tiempo va a durar y cómo la va a hacer. Me parece que todas esas capacidades de una fuerza armada no estuvo al cien por ciento en Octubre. Esto determina también, una vez hecho el análisis, cómo mejorar la capacidad operativa. El análisis hay que hacerlo en tres campos. El conceptual: ver cómo va la doctrina en los distintos escenarios. El de la moral: ver justamente este aspecto que en este momento debe estar golpeada por la humillación que hubo. El material: es importante que se vea cuáles son los medios que tiene la FF.AA, y cómo emplearlos.

¿Eso significa que el país tendrá que equipar a las Fuerzas Armadas?
Sí. Le voy a poner un ejemplo sobre este tema que lo vi en la Ruta Viva. Cuando tenía que ir al aeropuerto, a recoger a un amigo, vi que los militares trataban de limpiar la vía pero no tenían palas. Cuando se retiraban los taxistas, los militares no tenían con qué retirar los escombros. La gente que estaba en la zona quería hacer una acción cívico militar y ayudar a hacer los despejes, pero esa voluntad de los civiles no fue tomada en cuenta. Ese apoyo sicológico puede ser aprovechado en el terreno y en el momento preciso. Todas esas cosas tienen que estar en el debate. Hay que tener un plan y lo demás es cuestión de iniciativa que va apareciendo y desarrollando cuando suceden las cosas.
Los militares estaban en buses y así se dirigían al punto donde estaba el siguiente obstáculo: esa es una gran debilidad. !Imagínese si les lanzaban una bomba molotov¡ Este momento tendríamos militares fallecidos. En esas circunstancia los militares debían estar en camiones y en jeeps, nunca en buses. Todas esas cosas debían ser analizadas, pero si no había el escenario analizado de una forma detenida, obviamente no se puede escoger los medios de una forma correcta.

¿Usted cree, entonces, que si se repite un asonada como la de Octubre la actuación de las FF.AA. va a ser distinta?
Siempre los veteranos de guerra operan mejor en la siguiente guerra. Creo que los militares han ganado experiencia con lo ocurrido. Hay que tener en cuenta que cuando no hay el entrenamiento adecuado se cae en una especie de espejismo: se piensa que todo está bien y el momento que pasa algo no estás preparado. La última vez que las FF.AA. enfrentaron un movimiento indígena fue en el 2001, cuando yo estaba aún en servicio activo. Estamos hablando de hace 18 años, es decir ha habido una generación que no ha enfrentado esto para nada. Se pierden las destrezas cuando no hay el adecuado entrenamiento y cuando los mandos no examinan los escenarios. Creo que de alguna manera las FF.AA. adquirieron una destreza: ahora saben cómo van a operar y además siempre hay técnicas nuevas. Van a facilitar las cosas para que la calma y el orden sean preservadas de mejor forma.

El nuevo jefe del Comando Conjunto -el Ministro de Defensa también lo dijo- recordó que la Asamblea no ha votado la Ley de efensa. Hay, entonces, mecanismos jurídicos que hacen falta. Los militares temen actuar porque si lo hacen pueden terminar ante un tribunal. ¿Es urgente establecer esos mecanismos jurídicos?
Estas circunstancias de crisis abren oportunidades que hay que aprovechar. A lo mejor este momento estamos pagando facturas por cosas que no hemos hecho. Aquí el Estado, en su conjunto, tiene que responder porque no es el gobierno el que se ha puesto contra la pared sino la totalidad del Estado. Tienen que responder todos los sectores del Estado: la justicia y la legislatura para atender un problema que amenaza a todos. Tiene que haber un sentido de urgencia en la Asamblea y en la administración de justicia. Que esta página no voltee con impunidad. En la nueva página tenemos que entrar con una Policía y unas FF.AA. que no se desgasten por una ley que no está adecuada a las circunstancias. Eso no quiere decir que nosotros los militares no debemos observar el debido proceso y los derechos humanos. Yo conozco las FF.AA. y nadie va a disparar a la gente. Pero tenemos que preguntarnos cosas como esta: ¿qué hace un comandante cuando van a atacar un cuartel y en él hay armamento y munición que puede armar a mil o dos mil personas? Las consecuencias de un caso como ese pueden ser terribles. Los soldados y la población deben tener muy claro que el asalto a un cuartel militar o de Policía significa que va a ser repelido con armas letales. Cuando uno va una instalación militar en EEUU o Europa, a la entrada de los cerramientos hay anuncios que dicen exactamente lo que sostiene el artículo de la ley que será aplicado en el caso de que alguien sobrepase los límites. Ahora es momento de hacerlo. Una sociedad no puede estar desarmada de esa forma.

¿Hay que adecuar las leyes entonces?
Hay que hacerlo de urgencia porque eso además es una forma de disuasión. La fuerza debe ser el último recurso. Si cada cierto tiempo, por ejemplo luego de una cadena nacional, se lee lo que dice la ley, el manifestante podrá saber a qué tiene que atenerse y cuáles son sus límites. Es posible que los manifestantes jamás han visto que la ley de seguridad dice que es prohibido entrar a un cuartel.

Foto: Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Esta entrevista fue publicada ayer, 17 de noviembre, en el boletín semanal de 4P. Si desea recibirlo, le invitamos a suscribirse gratuitamente aquí: GPS4P.

7 Comments

  1. Estoy totalmente de acuerdo ya que las FFAA deben actuar ante los actos de vandalismos que se efectuó en las ultimas manifestaciones que se presentaron en el Ecuador ya que muchas personas invadieron varios espacios de las FFAA cosa que nunca debía pasar y contra esas personas tenia que actuar con toda la autoridad que la tienen las FFAA para así acabar con todas las manifestaciones que tuvo otro descenso ya que fue guerra de pueblo contra pueblo y existieron varias muertes. Los militares fueron humillados eso no debería volver a pasar pro varias personas, el estado actuó de una mala manera ya que la movilización de los militares fue la peor ya que se movilizaban en buses algo que estaba muy mal ya que podían lanzar una bomba molotov la cual hubiera acabado con varios militares el estado debía enviar a todos los militares en camiones jeep con toda la seguridad para las FFAA; también tendrían que estar bien organizados para que no existan desastres como los hubo en la manifestación.

  2. La humillación de nuestras fuerzas armadas en la sonada comunista del mes pasado no tiene nombre ni justificación. Fue una derrota en guerra, porque de eso es lo que tuvieron que proteger al País. Las guerras clásicas terminaron. Nos queda enfrentar al narcotráfico y al comunismo…. pero con los cinturones ajustados…..pues

  3. Totalmente de acuerdo, todo malcriado debe ser reprimido con toda la fuerza militar. Aquí hay un gobierno que cuenta con el respaldo de la segunda fuerza política y de todos los ciudadanos de bien. Las medidas económicas serán en función de asegurar recursos que eviten mas despelote.

  4. Es verdad lo aseverado por el Gral. Hernández todos hemos visto en los noticieros como las fuerzas del orden tiene que despejara mano limpia escombros y neumáticos encendidos.
    En otros paises que ven nuestros noticieros, seguramente piensan » que pais tan insignificante »
    Correa despilfarró centenares de miles de dólares en la payasada de la » carrera espacial » pero seguimos en la edad de piedra, perdón adoquines quiteños.

  5. SI UN MANIFESTANTE QUIERE ASALTAR EL LUGAR DONDE LAS FUERZAS ARMADAS GUARDAN ARMAS. ESTE MANIFESTANTE ES UNA ASALTANTE O LADRON. LOS MILITARES EN ESTA SITUATION TIENEN LA OBLIGACION Y EL DERECHO DE DEFENDER ESTA SITUATION CON ARMAS. ES TAN CLARO COMO LA GUITIG

  6. Por supuesto General Hernandez, queremos unas Fuerzas Armadas fuertes, monolíticas ,disuasivas y que actúen con todo el peso que corresponda contra hordas vandálicas, terroristas o delincuenciales, la humillación de las Fuerzas Armadas , es la humillación del Ecuador y eso no podemos tolerar, ni aceptar que nuestro Ejército salga a neutralizar a los sediciosos portando castañuelas o desarmados, eso NUNCA MÁS.
    Y si con perfidia, se las quizo atomizar y debilitar con una cínica maraña legal , eso habrá que desmantelar urgente.
    Las fuerzas Armadas , tienen que garantizar qué aventureros incalificables, NO trepen al poder por la ventana.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba