Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El discurso anti corrupción: puro buche y pluma

en Elenfoque/Lainfo por

Los noventa días adicionales que la semana pasada dio el gobierno a la Comisión de Expertos Internacionales de la Lucha Contra la Corrupción para que, finalmente, empiece a operar, son algo así como los minutos adicionales que le dan a un equipo de fútbol para que trate de ganar un partido cuando a sus integrantes les quitaron los zapatos y les vendaron los ojos. No existen condiciones ni señales que indiquen que ese tiempo extra vaya a servir de algo. De hecho, desde hace siete meses en que fue creada mediante un decreto presidencial la tan cacareada Comisión, no ha hecho nada para lo que fue creada.

Según uno de los cinco observatorios de la sociedad civil que hacen el seguimiento a la Comisión, los culpables de que la Comisión no haya operado, a pesar de todo la fanfarria que hubo en el anuncio público de su creación, son en este orden: primero, la misión de las Naciones Unidas en el Ecuador que no ha habilitado siquiera el millón de dólares que entregó para el trabajo de la Comisión. Y, segundo, el gobierno de Moreno que no ha sabido cómo responder ante dicho bloqueo ni ha mostrado interés en que las cosas comiencen a caminar. En otras palabras, a nadie que tenga poder de decisión parece interesarle que los comisionados, que ya están nombrados, metan sus narices en la cloaca pública ecuatoriana. Tan poco es el interés del gobierno que incluso en el decreto 731, del 13 de mayo pasado, no otorga a la Comisión facultad alguna para que investigue casos y denuncias. Se estableció que únicamente hará asesorías y acompañamiento a las instituciones del país que se dediquen a la lucha contra la corrupción.

El fracaso de esta Comisión resume lo que ha sido el discurso del gobierno de Lenín Moreno sobre la lucha contra la corrupción: mucho tilín tilín y nada de paletas. Se trata de un discurso que comenzó cuando, aún candidato,  dijo, ante la enorme indignación que existía en el país por escándalos como el de Odebrecht, que apenas llegara al Gobierno pediría a las Naciones Unidas una asistencia técnica para establecer un sistema de combate a la corrupción e impunidad. Se cuidó de ofrecer, sin embargo, que la Comisión tuviera independencia y capacidad de investigar y sentenciar.

Muy poco luego de asumir el poder, Moreno hizo algo que no tenía nada que ver con su ofrecimiento electoral y creó una comisión anti corrupción en la que, con desfachatez, nombró a importantísimos miembros del gobierno de Rafael Correa: es decir, a quien se suponía había que investigar. Ahí estaban Rossana Alvarado, María Fernanda Espinosa y el embajador correísta Francisco Borja. Y como si fuera poco, un miembro, que no fue funcionario de ese Gobierno, resultó ser un simpatizante obsecuente de la Revolución Ciudadana: el abogado Javier Zavala Egas. Los ratones cuidando el queso. Fue tan impresentable la propuesta, que no duró más de lo que que duró la ceremonia de anuncio en Carondelet.

El frente anticorrupción de Moreno nació muerto

Luego del episodio de la comisión correísta que, supuestamente, iba a investigar el correísmo, se habló de pedir a las Naciones Unidas una ayuda para montar en el Ecuador una comisión internacional contra la corrupción. Incluso, en el interior del Gobierno se pensó hacer una consulta popular para preguntar sobre la creación de esa comisión internacional. La idea era montar una Comisión similar a la que funcionó en Honduras bajo patrocinio de la OEA y que tuviera un equipo administrativo y otro de jueces y fiscales que trabajen con el sistema de justicia del país. Nada de esto ocurrió.

En febrero del 2019, Moreno aseguró que pediría a la comunidad internacional ayuda para montar un sistema de lucha contra la corrupción y su canciller, José Valencia, convocó a todos los embajadores y representantes de los organismos multilaterales para explicar el supuesto interés del Ecuador. La convocatoria se hizo sin que el Gobierno tuviera un modelo en mente, ni siquiera alguna fórmula que hubiere funcionado en otro país. Se hizo la reunión en Cancillería. Nada más.

Ese mismo mes de febrero, la Presidencia anunció también la creación de la Secretaría Anti Corrupción y nombró como responsable a Iván Granda. En su página web, la Secretaría dice que recuperó 13 millones de dólares del escándalo Odebrecht y que presentó información para que se investigue el departamento no declarado de la ex directora del IESS, María Sol Larrea en los EEUU y avaluado en 440 mil dólares. Pero aparte de eso, no hay mayores resultados en un tema que, se supone, alcanza miles de millones de dólares, sin contar con que hay quienes dicen que esos 13 millones de dólares de Odebrecht se recuperaron en virtud de gestiones que no tienen relación con esa Secretaría

En mayo se creó, finalmente, la  Comisión de Expertos Internacionales de la Lucha Contra la Corrupción con el supuesto apoyo de la misión de la ONU en el Ecuador. Su límite para empezar a operar era el 15 de noviembre; fecha en la cual se supo que no había hecho casi nada. La situación de la Comisión fue tan penosa que los últimos pasajes los comisiones los compraron con dinero de su bolsillo. Hasta ahora no han sido reembolsados.

En descargo del Gobierno, lo único que se puede anotar es que el 23 de septiembre el canciller José Valencia expresó en una carta al coordinador residente de la ONU en Quito, Arnauld Peral, su «frustración» porque «pese a hacer su parte, incluyendo la provisión de fondos suficientes para el arranque de la Comisión, situaciones fuera de su alcance han impedido que hasta la fecha se de inicio a la Fase II».  A pesar de esta supuesta frustración, el gobierno pidió, semanas más tarde, a Peral que mediara en el conflicto con el movimiento indígena para poner fin a la ola de protestas que se encendieron con motivo del alza del precio de los combustibles.

En definitiva lo que ha ocurrido con la  Comisión de Expertos Internacionales de la Lucha Contra la Corrupción y con las iniciativas que la precedieron, confirma la consigna de Clemenceau, un político francés, que decía: cuando quieras enterrar un problema, crea una comisión. Ahora, el gobierno está atormentado por otros temas que lo tienen paralizado, como el la crisis fiscal y el permanente asedio del movimiento indígena. Al discurso de la lucha contra la corrupción le pasó su cuarto de hora y parece estar en estado comatoso.

Foto: Presidencia de la República

22 Comments

  1. A mi punto de vista se deberían plantear nuevos ideales, ideas que fomenten al apoyo al país. El Ecuador es un país Corrupto pues todos aquellos quienes nos representan son corruptos y modifican moldeando al país de acuerdo a sus intereses económicos. Sin embargo a los Ecuatorianos nos catalogan como personas buenas y de buenas costumbres por lo cual tenemos que seguir así unidos y si el Gobierno no ayuda pues nosotros tenemos que ver la manera de seguir sacando al país adelante. Letras de cada cosa buena sigue algo malo y es que el Ecuador no es un país que brinde estabilidad económica al momento de crear negocios por ello las empresas no quieren invertir aquí, tener la plata en el exterior es una opción válida lo mismo que tener en los bancos lo justo y no ahorrar, hay miedo.

  2. «La alta cirugía en contra de la corrupción» el mayor fiasco que ha recibido el pueblo.

    Jamás Moreno va a hacer algo para recuperar las decenas de miles de millones saqueados, por que fueron sus compinches (incluido él) quienes atracaron el país.

    La comisión nombrada por él fue diseñada para ser totalmente inocua, por lo tanto solo es una broma macabra,

  3. Si observamos la fotografia de fondo de este articulo donde consta el condor que se alimenta de carroña conjuntamente con los comensales de Carondelet y paladines de la comision anticorrupcion refleja un gobierno carroñero caldo de cultivo donde
    nuestra sociedad persive que nuestras autoridades siguen descompuestas toleran la impunidad existe un cinismo y doble discurso moral para combatir la corrupcion se blindan,reciclan entre ellos pactan y archivan leyes para recuperar lo saqueado por sus cuates cohidiarios partidistas y que dicen no ser correiatas o morenistas despilfaran recursos en sainetes para llenar sus egos de discursos de cantos de sirenas corectamente calificados de funcionarios y autoridades publicas de buche pluma .

  4. Que triste, aparte del artículo motivo de este comentario, todos coincidimos en que el Gobierno actual es una parte que quedó de un todo corrupto. Coincidimos en que el Presidente arrastra el fango en el que estuvo inmerso y que resulta imposible salir de la cloaca de la corrupción. Solo están haciendo tiempo, protegiendo como y cuanto pueda a sus antecesores. Lo peor? No podemos hacer nada, parece que se ha revertido una frase y ahora, los malos son más y están siempre en el poder.

  5. Para resumir en una noticia basta: «El vicepresidente y becado a Ginebra del Gobierno acusa de corrupción a su Gobierno pero sólo una vez que terminó ya que si lo hacía antes o «se daba cuenta (solo para inteligentes)» o perdía su vicepresidencia y su beca»

  6. SI EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION (QUE SE REINVINDICA COMO LA LA MAYOR OBRA DE ÉSTE GOBIERNO ) LLEGAMOS A LA CONCLUSION QUE EL LICENCIADO NOS HA ENGAÑADO Y NO HA LOGRADO NADA CONCRETO, QUE DECIR DE LAS OBRAS FISICAS?
    QUÉ ES LO QUE HA PASADO HACIENDO EL SEÑOR LICENCIADO?
    SON TREINTA MESES.

  7. la Comisión Investigadora de la ONU, fué una falacia. Moreno no quiere dejar saber, lo que todos sabemos pero no podemos hacer nada….. esa es su ventaja

  8. El Gobierno nunca pudo hablar de lucha anticorrupción, si era el primer interesado en taparlo todo……. vivió complacido con una quinta columna correista enquistada en todos sus rincones……. había que taparlo todo con variados disfraces. No es que tienen rabo de paja. todoS ellos SON RABO DE PAJA DE CUERPO ENTERO

  9. » Si quieres combatir la corrupción debes estar dispuesto a enviar a la cárcel a tus amigos y familiares». Lee Kuan Yew.
    No parece que haya esa intención sino exactamente todo lo contrario.
    Lo que fue ayer es parecido a lo de hoy.
    Nadie se acuerda de nada.
    Nadie reconoce a nadie.
    No hay ladrones, no hay corruptos, no hay victimarios.
    Todos son honrados, muy honestos, tienen hasta ahora las manos limpias, son víctimas. Son por tanto, «perseguidos políticos».
    Y lo que pudiera parecer como corrupción, no lo es, se trata de «acuerdo entre privados».
    Los grandes amigos de ayer, son los ultra enemigos de mañana.
    Se acusan gravemente pero no se hacen nada entre ellos; más bien hay condecorados, premiados con altos cargos, escapados con curiosa facilidad; se forman comisiones especiales para que establezcan la verdad y si ! Ayyy! se la descubriera, es mentira, absoluta mentira que debe ser perseguida y enjuiciada.
    Se me ocurren dos pensamientos de Borges:
    «Hay que elegir bien a los enemigos porque uno puede terminar pareciéndose a ellos».
    Y como no hay visos de que los interminables problemas se acaben:
    «Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos».
    Porque los gobiernos son un reflejo de la sociedad.
    Y las sociedades o progresan o se auto aniquilan.
    Curiosas gentes somos.

  10. Lamentablemente la gran mayoría de ecuatorianos fácilmente pierde la memoria, ahí radica lo ocurrido con la comisión de expertos internacionales en la lucha contra la corrupción que, no es, nada más ni nada menos que un PENDEJOMETRO. Instrumento letal para la verdad y la justicia, al servicio de la impunidad, comúnmente utilizado por muchos gobiernos, sobre todo por los más corrompidos y por aquellos carentes de liderazgo. Desgraciadamente en el Ecuador cada vez y cuando se instalan PENDEJOMETROS. Otro ejemplar muy grande y bien aceitado ya lo tenemos en la Asamblea. Las evidencias y pruebas de la supuesta marcha de los disfrazados de indios, están no solamente en audios y documentos, sino también en imágenes que en todo el país lo vimos y lo vivimos. Así, sin embargo, se instala otro de esos instrumentos, al servicio no solamente de la corrupción, sino de vagos con menos del 30% de credibilidad, que les importa un cacahuate el destino del Ecuador, que se hunde en medio de una deuda externa escalofriante y no hacemos memoria; por el contrario, miramos con indiferencia y permitimos que inauguren PENDEJOMETROS todos los días, en beneficio hasta de rabos de paja.

  11. Obvio, no es del interés del gobierno de Lenin Moreno hacer caminar la Comisión Anticorrupción; no, eso no es perjudicial para el actual gobierno. ¿Acaso la gente que está al rededor de Moreno, incluido él, es distinta del anterio gobierno de Correa? ¿A caso Moreno no es fruto de una campaña electoral mañosa y corrupta? O es que los medios de comunicación van a decir que sólo las campañas electorales de Correa se financiaron con dineros mal habidos y que sólo la campaña electoral en la que supustamente ganó Moreno es limpia. No señores de los 4P, eso ni ustedes se lo creen

  12. Cual féretro de hojalata desteñido que contiene un agonizante putrefacto, es lo que cargan unos notables advenedizos invitados a poner sus mal trechos hombros que con desazonado entusiasmo encarnan el oficio peregrino de presidir secretaria de anticorrupción y otros organismos internacionales de expectante creación, para luchar contra el flagelo del robo organizado al erario nacional. Como autómatas soldaditos de plomo dados cuerda, caminan los irresponsables dueños y a la vez custodios de desentrañar el monumental robo del siglo; dan vueltas en círculo como discos de vinilo de una sola revolución en su propio eje; jamas van a dar un paso en falso para quemarse por descubrir que lo que cargan en su hombros, es miseria humana y pestilente dinero sucio en manos de conspicuos ex gobernantes, que más parece que esperan que por presión de los gases radioactivos del féretro sellado, destape una rendija y caiga un dinero para seguir soportando el peso de la responsabilidad asignada, y si no lo es, que tomen la posta otros oportunistas beduinos que están dispuestos a cargar despojos de lo que venga para contentar a los deudos promotores de la «lucha contra la corrupción». Ingrata tarea y oficio de la falacia engendrada en la utópica lucha; que de la actual experiencia vivida, da la impresión que estos organismos creados, son verdaderos disolventes, diluyentes poderosos de última tecnología química, que hasta los ingenuos creyentes en luchas nos desvanecemos ante el «poderoso caballero….

  13. A Moreno no le interesa ni le conviene una investigación seria y profunda de la corrupción durante el correato. El también tiene rabo de paja.
    Le quedó grande el puestito ganado con fraude y sobornos (que aún no se investigan).

  14. Lo mejor que se debería hacer es crear una comisión para apoyar y exponer las buenas prácticas en la función pública. Esta si sería una lucha seria contra la corrupción y modificaría en mucho comportamientos que desafían a diario nuestras buenas costumbres . Bueno soñar es mi derecho, lo otro y es una propuesta, obligar a través del no endeudamiento, vivir con lo que se tiene , también es otro sueño . Cada vez es una verdad que no admite réplica,Ecuador no es un país que brinde confianza, no es posible hacer negocios de forma limpia y transparente, endeudarse es una aventura que sabemos se convierte en una bola de nieve. Tener la plata en el exterior es una opción válida lo mismo que tener en los bancos lo justo y no ahorrar, hay miedo. Nosotros no somos tontos , tenemos un pendejo de presidente que cuida con todas sus fuerzas a quienes generaron sus ganancias .

  15. «Buche y pluma, no ma’…», o en el lenguaje de un hermano costeño: «Puro paro, brother». El slogan de la «cirugía mayor», puro cuento para mantener entretenidos a los «giles». El señor Jorge Rodríguez, coordinador de la Comisión Anticorrupción renunció a ella, con las narices tapadas, luego de conocer lo que ocurría en el Teodoro Maldonado y que nadie «paraba bola» (a esa fecha) a sus denuncias; y convencido de que luchaba contra molinos de viento. Si el gran jefe no se sacude, en el poco tiempo que le queda, para demostrar lo contrario, la «cirugía mayor» habrá sido «puro paro, ñaño».

  16. Antes que Clemenceau expresara su lapidaria frase, hace más de medio siglo el ex presidente Carlos Julio Arosemena Monroy, dijo: «Las comisiones son tumbas de las buenas intenciones.»
    Obviamente, para el caso Moreno, crear una comisión que tuvo la vida de una libélula (murió cuando nació), nunca tuvo buenas intenciones; todo lo contrario: Su objetivo era poner en hibernación todos los casos que lo comprometen seriamente a él y a su entorno familiar. Todo saldrá a la luz cuando ya se haya ido. Osea, al revés del pasillo que dice: Cuando tú te hayas ido, me envolverán las sombras.
    «NADA HAY OCULTO BAJO EL CIELO.» Ahí tenemos al ex dictador Morales Evo, puesto en evidencia por la tecnología: él ha sido el instigador a distancia para matar a su pueblo.

  17. Todo es MENTIRA de MORENO, de pronto si tiene algo de autoridad o talvez le sobre por AHÍ un apice de personalidad.
    Todos sin exepcion quien se Robo el dinero, muchísisimo, sobre todo lo sabe él; pero no hace casi nada para recuperarlo, y eso si lo sabemos todos los ECUATORIANOS.

  18. A Moreno no le puede interesar que se destape la olla de grillos de la corrupción, porque él fue parte activa de la devolución ciudadana y miembro destacado de la familia mafiosa correone.
    Si viniera al país una comisión de la ONU como la que fue a Honduras, lo primero que saldría a la luz es el fraude que realizó la familia para poner al licenciado en Carondelet y el caso Ina papers, así es que el sainete de la lucha contra la corrupción terminará en eso: un sainete.

  19. Cirugía a la corrupción= engaño = cero crecimiento económico = 5.5 millones de ecuatorianos en la pobreza = aumento de la delincuencia. Que hacemos Sr Presidente ?

  20. QUE EL CONDOR SE LOS LLEVE A TODOS
    La espectacular fotografía que tiene de fondo este acertado comentario de Martín no puede ser más patética y produce una sonora carcajada en estos tiempos de real amargura por lo que ocurre en nuestro atribulado país. El aguerrido cóndor de nuestras montañas, parece que se quiere tragar a todos los de la foto y si se le diera animación, podría arroparlos con sus poderosas alas y garras y llevarlos hasta la órbita extraterrestre y dejarlos caer como meteoritos para que vaguen por el espacio ad infinitum para investigación de los astrólogos. Comentando en serio, los comisionados internacionales, así les den 30 meses de trabajo, llegarán a la lamentable conclusión de que no tienen nada que hacer en el país y que lo más provechoso sería dedicarse a recorrer, por mar, aire y tierra, las diversas provincias para constatar los despojos que dejó la malhadada década coreista.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba