Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Atamaint ya no puede pasar más de agache

en Elenfoque/Lainfo por

Diana Atamaint tiene días muy complicados por delante y no es descabellado pensar que hasta su cargo esté en juego. De hecho, la presidente del Consejo Nacional Electoral ya está pasando por las horas más difíciles de su carrera política que se explican por la acumulación de episodios donde concurren su complicidad con irregularidades de bulto, el cálculo político y la opacidad con que ha actuado.

De entre todos los episodios que están marcando el estrangulamiento de la carrera política de Atamaint, el que ha colmado el vaso y precipitado la crisis es el de Luis Tarquino Loyo, el ex alto funcionario del Consejo Nacional Electoral que ha sido apresado por participar en una organización delictiva junto al ex cura José Carlos Tuárez. El caso de Loyo no se limita a que llegó a ser el director nacional de Procesos Electorales en el CNE gracias al padrinazgo y el apoyo de Atamaint, sino que ella lo protegió, en marzo del 2019, cuando fue denunciado por tener 34 demandas por estafa y por haber estado en la cárcel por un caso de aquellos. Atamaint, en ese entonces, desestimó las denuncias documentadas que hicieron los consejeros de minoría Enrique Pita y Luis Verdesoto y mantuvo en el cargo (uno de los más estratégicos de la función electoral) del que lo retiró el día posterior a que estalló la noticia de que había sido detenido en el operativo Emperador junto a Tuárez.

Este no es el único ni el menor de los casos que la asedian. A mediados de noviembre, Atamaint junto a sus aliados, los consejeros José Cabrera y Esthela Acero, elaboraron un informe en el que, yéndose en contra de las evidencias que hay en Fiscalía y  que ya se han expuesto en la Corte Nacional de Justicia, ex culpaba al ex presidente Rafael Correa y a sus más cercanos operadores políticos, en el caso conocido como Arroz Verde. Los tres no vieron la doble contabilidad que hubo en Carondelet en tiempos de Correa, cuando las empresas contratistas del Estado entregaban contribuciones ilegales para campañas electorales. Ni siquiera los contratistas acusados han negado la veracidad de las facturas y recibos de esas contribuciones ilegales. En ese informe se establecía es que los documentos que había enviado el correísmo cumplían las formalidades. Como si el control y la fiscalización electoral se limitaran a una constatación de las formas que tienen los documentos presentados.

Fue tan insostenible el informe exculpatorio de Correa y sus operadores que los tres establecieron que el informe que habían hecho era preliminar, con lo que abrían la ventana para una posible modificación que susceptible de salvarles los muebles. Un agravante es que Atamaint nunca cumplió con una resolución anterior emitida por el pleno del CNE, donde le ordenaba que conforme una comisión con especialistas designados por todas las consejerías para investigar el tema de las aportaciones ilegales. Evidentemente, Atamaint nunca quiso complicar a Correa en el juicio por cohecho que le sigue la Corte Nacional de Justicia y que, en el caso de que haya sentencia condenatoria, estaría proscribiendo al ex presidente de toda actividad electoral.

El expediente de Atamaint incluye otras perlas que serán parte del juicio político que le prepara en la Asamblea. Por ejemplo, el caso del presidente de una Junta Electoral de Los Ríos que fue, en un inicio, sancionado por el pleno del CNE por no haber cerrado una audiencia de escrutinios en las últimas elecciones seccionales, pero que semanas más tarde, de forma insólita, fue perdonado. Fue tan grosera su actuación que el Tribunal Contencioso Electoral decidió multarla a ella, a Acero y a Cabrera con veinte sueldos básicos.

También está el caso del desenrolamiento de 570 empleados del CNE. Ocurrió en octubre y la explicación de Atamaint fue que se les había acabado el contrato y que no había recursos para renovarlos. Luego se estableció que, por pura negligencia de su administración, el tema no fue previsto. El CNE pidió que se haga una investigación pero nunca se hizo.

El caso de los Yasunidos también está en la lista de casos que mantiene a Atamaint con la soga al cuello. La presidenta del CNE nunca respondió a un consulta hecha por Pedro Bermeo, representante de ese colectivo, por la falta de cumplimiento de un pedido del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio para que reactive el proceso de consulta popular para no explotar el petróleo en el parque del Yasuní. El Tribunal de lo Contencioso Electoral dictaminó que el CNE «ha desatendido el pedido puesto que la autoridad o instancia a la que fue directamente dirigido el pedido no ha actuado no se ha pronunciado ni ha dispuesto actuación alguna de ningún funcionario del CNE».

Por estos casos, Atamaint, tiene un juicio político en la Asamblea. Sin embargo, independientemente de lo que ocurra con ese juicio, lo cierto es que las fuerzas políticas de la Asamblea, incluidos los socialcristianos que la han apoyado, han perdido confianza en su gestión. Por eso, Atamaint tiene un panorama oscuro por delante.

21 Comments

  1. Con todas las irregularidades que se han encontrado en la gestión de Atamaint el gobierno y las personas que le tenían confiaza ya no la tienen pues Atamaint a hecho varias cosas que nos son correctas o éticas puesto que a sido grosera con personas en un juicio, no a respondido a peticiones de consulta popular ambientales como es lo de «Yasunidos» o a tenido que ver con irregularidades en el proceso electoral y también en investigaciones que recientemente se han abierto como el e Arroz Verde en el cual también se le implica al expresidente Rafael Correa por coimas, corrupción y demás cosas anti éticas y morales. Atamaint con todas las acusaciones que se le han echo tiene mucho que explicar y es muy difícil que salga del gran problema en el que se ha metido a lo largo de todos sus años de gestión.

  2. Da lástima ver que el gobierno no ha podido desembarazarse de los correistas de los que está rodeado en todas las funciones del Estado, sus ministerios, empresas públicas e IESS. Basta analizar los nombres de todos los que le rodea, nombrados por el mismo presidente para darnos cuenta de que el correismo, Correa, sigue mandando en el país. Esto no es más que un tongo. El Estado seguirá cayendo en la bancarrota que le dejó Correa y que conocía Moreno, con los défecits presupuestarios que año tras año seguirán cubriéndose con deuda externa e interna y la Nación irá derechito al caos. Solo con un nuevo gobierno podrá sacudirse el gobierno de tanta sarna correista, corruptos y atracadores que pensando que ahora la patria ya de todos, se la levantaron en peso.

  3. Se ha visto que, en otros países, personajes que estiman que su honor es su mayor tesoro, renuncian a sus cargos hasta por los errores cometidos por sus subalternos; aquí, en nuestro país de bellos paisajes, funcionarios de alta responsabilidad y hasta con sanciones del Tribunal Contencioso Electoral, se hacen los pazguatos y pretenden pasar de «agache». ¿Quién nos garantiza que los computadores del CNE no sufran los apagones consabidos en las próximas elecciones?

  4. Atamaint, es una porrista y fan aserrima de Correa, por algo lo exime de culpas y lo santifica, pese al arroz verde, los apagones del CNE, en plenas elecciones, la condecoración a Cepillin Pozo, que más se puede esperar de esta hipócrita mujer, ¿Que en las elecciones del 2020, acepte a Rafael Correa como candidato a vicepresidente de la república?, para que venga y nuevamente con autoritarismo y prepotencia haga lo que se le venga en gana y entre esas cosas, vuelva a poner en altos puestos del gobierno a los mismos corruptos que gobernaron con el y que siguen gobernando con Moreno..

  5. Todos saben que esta es correista igual a banda de borregos y si no miren el ultimo informe de arros verde …no vieron nada malo ….saquen a estas basuras y oongan a gente proba …

  6. EL HABITO NO HACE AL MONJE.
    EL MONO AUNQUE VISTA DE SEDA, MONO QUEDA.
    EN TIERRA ÁRIDA NO PRENDE SEMILLA.
    Van a pasar generaciones para que mentalidades genéticamente atrasadas evolucionen, razonen y actúen con sentido común.

  7. Muy buen artículo Sr.Pallares. No nos sorprendamos que, expuesto los supuestos actos ilícitos de la Sra.y que vaya a juicio político, nos salga con la cantaleta de que todos somos racistas (por su apellido) y que ella es perseguida política (por lameculos del Correa).Exijo un CNE transparente para dar mi voto sin manipulaciones de ninguna índole.

  8. La torpe excusa dada por Atamaint sobre el delincuente que con 34 procesos en su contra NO encontraron nada, la ubica a esta señora como emulo del tristemente célebre Pólit, el hacía los informes con responsabilidad civil y penal y los guardaba o destruía luego de ser «aceitado» por los extorsionados, entonces decía: «No encontramos nada».

    Lo mismo ha dicho la señora Atamaint.

    Esta mujer, que pudo hacer historia investigando al criminal Pozo, miró para otro lado.

    Por sus obras los conoceréis, con todo lo que ha hecho para encubrir a los delincuentes del correato, no cabe la menor duda, que sigue siendo una conspicua correísta.

    Fuera Atamaint, fuera.

  9. Corrupción, también es no tener conciencia ni vergüenza política en el desempeño de las responsabilidades asignadas, peor aún solapar y contratar a cuasi delincuentes ..por lo tanto, esta funcionaria y sus secuaces deben largarse..ya..!

  10. Como siempre, muy objetivo y bien sustentado el artículo del señor Martín Pallares que refleja con mucha claridad una estructura del Consejo Nacional Electoral con rezagos correistas. La negligencia, desidia y omisiones en el desempeño de sus cargos por parte los consejeros de mayoría, ameritan un juicio político inmediato por parte de la Asamblea Nacional, sin perjuicio de otras acciones que le corresponden, aunque sea un poco tarde, iniciar a la Fiscalía.
    Ya saldrán con su típica prepotencia los causantes de la sonada de octubre Leonidas Iza y Jorge Vargas a expresar ante quienes les dan tribuna que se trata de una persecución racista, puesto que dos de los consejeros de mayoría son indígenas.

  11. Una de las pocas figuras jovenes, mujer, indigena que causaba admiraciòn, pero » por sus obras los conoceréis». Creo que su mayor delito es no haber investigado a Juan Pablo Pozo y la famosa condecoraciòn que le diò correa.

  12. El texto llega a pensar que Atamaint favorece al correísmo: me parece que se aleja de la realidad; para ello hay que realizar una lectura más prolija de sus discursos. No existe una crítica de las actitudes de Pita y Verdezoto, que han seguido un plan de ingobernabilidad en el CNE y que han socavado la imagen de su colega en forma sistemática. Lo que afirmo y pienso no quiere decir en modo alguno que Atamaint ha incurrido en errores de gestión estratégica; más me parece de su falta de experiencia y ausencia de una asesoría más efectiva.

    • No solo que por sanidad nacional deberia renunciar la presidenta y sus acolitos consejeros por todo las actuaciones e injerencias corruptas de dominio publico, los Ecuatorianos sabemos que estos cargos son a dedocracia y ellos estan ahi para defender el interes particular partidista de turno y no el general de la gran mayoria esto se da en una verdadera democracia de paises del primer mundo , son cinicos y sinverguenzas deffienden solo los intereses electorales de los mismos de siempre que ganan alcaldias ,prefecturas ,asambleistas y presidencias de la republica consecuentemente se reparten el pais en 2 regiones marcadas sierra y costa , es una institucion secuestrada por los shabidos que dictan quien gana , implementando sistemas de sofware cada dos años diciendonos que son los mas seguros y dotados en paises de elecciones fraudolentas , acompañado de talento humano cuyos recomendados son asesor es cuyo merito es tener juicios de asociacion ilicita ,adjudicacion de contratos publicos dolosos y haber participado en control electorsl gobiernos corruptos requisito sinecuanon para liderar y subirse en el carrito de la grancorrupcion .

  13. Es una triste e indignante realidad que en el sufrido país se haya convertido en un verdadero campamento lleno de gente descalificada, ambiciosa, tramposa, abusiva, prepotente, etc. Menciono solamente algunas características muy evidentes en la actual «clase política» del Ecuador.

    Desgraciadamente en algún momento de nuestra historia la MITOMANIA se convirtió en la principal patología que cualquier persona con aspiraciones políticas debe poseer.

    Hasta cuándo la sociedad ecuatoriana va a tolerar este insultante y denigrante comportamiento de TODOS estos abusivos sinvergüenzas?

    Evidentemente están convencidos que cualquier huevada que se inventen para «justificar» sus porquerías injustificables, todo el resto de pendejos (sin capacidad de pensar o analizar) se lo van a tragar facilito.

    …»Mitomanía es mentir patológicamente. Es considerado un trastorno psicológico donde la persona es incapaz de dejar de mentir desdibujando la realidad”…

    Es hora de CASTIGAR con firmeza a TODOS estos pillos descalificados, ya basta de tanta pendejada carajo!!!

    PRESO correa PRESO!!!

  14. EL ÚLTIMO BASTIÓN QUE LE QUEDA A RAFAEL CORREA, ES EL CONSEJO NACIONAL ELECTORAL. ESTA INTACTO TAL COMO LO DEJÓ JUAN PABLO POZO, ESO LO SABE ATAMAINT Y SUS OTRAS DE ACERO. INSÓLITO !!!, CON LA VENIA Y BENDICIÓN DE LENIN MORENO GARCES; SI PIENSA QUE LA SEÑORA ATAMAINT PENDE DE UN HILO DE TELARAÑA, SE EQUIVOCÓ AMIGO MARTÍN ! LAS VENTOSAS DE LAS SANGUIJUELAS NO SE AFLOJAN CON «CIRUGÍA MAYOR»

  15. Las acusaciones y casos planteados por Martín Pallares son contundentes y concitan una legítima reacción de repulsa a estas conductas y a este manejo tan alegre e irresponsable en contra de los intereses electorales y democráticos del Ecuador.
    Si Diana Atamaint, Presidenta del Consejo Nacional Electoral, y los Consejeros José Cabrera y Esthela Acero, cumpliesen las mismas funciones en Estados Unidos o en algunos países europeos ya habrían sido investigados por la fiscalía, juzgados por jueces competentes y sentenciados a prisión. Aquí pretenden pasar de agache y se pasan de vivos…, hasta ahora. Deben ser enjuiciados políticamente por la Asamblea y destituidos y también enjuiciados penalmente por obrar contra la Ley y asumir actitudes de encubrimiento de gravísimas violaciones electorales. Los consejeros Enrique Pita y Luis Verdesoto son dos baluartes de la democracia –en minoría- que actúan con patriotismo, determinación, honradez y decencia, en contraste con los tres de la mayoría infame.

  16. Buenas Tardes.
    Bajo mi punto de vista existe un ambiente sumamente roto en el ámbito político de muchas personas que han dejado mas de un sabor amargo al pueblo ecuatoriano, al momento la gran mayoría de políticos tiene una imagen caduca ante el pueblo y no esta por demás analizar que ninguno delos grandes actores políticos estuvo presente o se pronuncio en el pasado movimiento indígena.
    en virtud de la poca credibilidad política de la mayoría se empieza a proceder con juicios políticos y comentarios la mayoría en contra, por lo cual se espera que para el próximo régimen presidencial se pueda en algo recuperar la credibilidad política.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba