Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Viraje izquierdista regional en 2020-2022?

en Columnistas/Influencers4P por

Tras las victorias de la derecha entre 2015 y 2018 en varios países latinoamericanos, el ciclo electoral que se aproxima (2020-2022) podría presentar un giro hacia la izquierda. El reciente triunfo de Alberto Fernández en Argentina abonaría a favor de esta tesis. El potencial de un giro a la izquierda depende no solo del efecto pendular de la política, sino también de la intensidad de la protesta social en varios países en los últimos meses de 2019. Aunque las elecciones en que podría transcurrir un viaje a la izquierda son aún un tanto lejanas, vale la pena analizar cuáles son las organizaciones que podrían impulsar el efecto péndulo en los próximos dos años. Dado que las protestas de 2019 podrían incidir en el futuro escenario electoral, me enfocaré en los tres países que experimentaron manifestaciones que presentaron demandas socio-políticas asociadas a la izquierda.

En Chile, los principales actores en el campo de la izquierda son la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio. El desempeño de estos actores dependerá, sobre todo, del curso que tomará el proceso constituyente que está en marcha como resultado directo de las protestas. La ex Nueva Mayoría es lo que queda de la amplia coalición electoral que llevó a Michelle Bachelet a su aplastante victoria en 2013. Originalmente, la Nueva Mayoría incluía a los dos partidos de la Concertación (los demócratas cristianos y los socialistas) y a algunos partidos menores, incluyendo al Partido Comunista. No obstante, tras la derrota del candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Gullier, frente a Piñera en las elecciones de 2017, la alianza se resquebrajó.

Así ex Nueva Mayoría no incluye a la democracia cristiana o a los comunistas y tiene como centro de gravedad a los socialistas. Como la ex Nueva Mayoría está fuertemente identificada con el establishment político y el modelo actual, es improbable que se beneficie de un proceso constituyente que conlleve a cambios profundos. El Frente Amplio, en cambio, es la alianza política izquierdista con mayor cercanía a las protestas y que está menos identificado con el establishment político. Combina, en otras palabras, un discurso crítico frente a las desigualdades con demandas sociales feministas, ecologistas y de derechos GLBTI. En las elecciones de 2017, su candidata Beatríz Sánchez, sorpresivamente obtuvo un 20% de la votación, casi igualando la votación de Gullier. No obstante, precisamente en el momento actual en que se podría fortalecer, el Frente Amplio ha sufrido escisiones entre las fuerzas que se sumaron al proceso constituyente oficial y los que quieren apostar por un proceso más radical. Aunque el curso del proceso constituyente es la gran incógnita en Chile, las divisiones actuales en el Frente Amplio lo debilitan ante sus futuros retos.

En Colombia, el campo de la izquierda incluye a los partidos de centro- izquierda rivales que son Colombia Humana de Gustavo Petro, y el Polo Democrático y, en la extrema izquierda, al repugnante Partido FARC.  Colombia Humana de Gustavo Petro tiene mayor impulso político que el Polo Democrático al haber obtenido un 41% de la votación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2018.  Asimismo, su líder Gustavo Petro ha apoyado de manera muy visible las protestas que con su síntesis de críticas a la desigualdad socio-económica y progresismo en valores sociales y ecologismo es cercana a su agenda. Polo Democrático tiene una agenda política similar, pero ha sufrido múltiples divisiones internas y tiene una falta de liderazgos.  Colombia Humana, no obstante, enfrentará una fuerte competencia del centrista Compromiso Ciudadano liderado por Sergio Fajardo y que cuenta, entre sus aliados, a la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López. El centrismo colombiano combina una orientación económica neo-liberal con valores progresistas morales y ecologismo. No obstante, si las protestas en Colombia se profundizan es posible que el centrismo colombiano adopte la crítica a la desigualdad que en la juventud ahora se está articulando fuertemente a los valores morales progresistas y el ecologismo.

Es interesante que en Ecuador las protestas han tenido menor apoyo que en los otros casos. Las encuestas sugieren que los indígenas tuvieron el respaldo de alrededor de un 40% de la población frente a una simpatía mayoritaria a las protestas en los otros dos casos. Las encuestas post-octubre indican que los posibles candidatos de izquierda en Ecuador cuentan con alrededor de 40% de apoyo. Este se divide entre el candidato designado del correísmo y los potenciales candidatos indígenas, Jaime Vargas y Yaku Pérez. Al parecer el gobierno se encuentra explorando una candidatura semi-oficialista de centro o centro izquierda, pero todo indica que el oficialismo enfrenta un fuerte rechazo en ese espacio electoral. Ninguna de las dos tendencias de izquierda (correísmo o indigenismo) apuntan a la síntesis de critica a la desigualdad con valores urbanos modernos como moral progresista y ecologismo. Se trata de un vacío que limita su potencial electoral.

En conclusión, no se puede descartar que las protestas incidan en el próximo ciclo electoral en los tres países mencionados y que el impacto sea un fortalecimiento de organizaciones o coaliciones asociadas a la centro-izquierda o izquierda. El apoyo a las mismas podría depender de  las percepciones populares de su cercanía al impopular establishment político, su capacidad para combinar las críticas a las desigualdad con los valores progresistas morales y muy probablemente de la posible reanudación de protestas, sobre todo en Colombia y Ecuador, el año próximo.

Carlos Espinosa es profesor/investigador de Historia y Relaciones Internacionales en la USFQ.

5 Comments

  1. Vargas y /o Yaku de candidatos? Asi anda de mal el pais. Solo imaginen por un momento un pais gobernado por tira-piedras que bloquearon vias para que varias ciudades se queden sin alimentos o combustibles y, lo que es peor, que incluso en areas urbanas bloquearon calles para que no pasen ni ambulancias (a las que agredieron). Una conocida mia murio en el intento de ir de su casa a una clinica porque bloqueron las calles y ni siquiera dejaron pasar a alguien que se etaba muriendo (como efectivamente ocurrio). Para finalizar la historia, cuando su familia queria llevar el cadaver a su ciudad natal, los obstructores de vias tampoco les dejaron pasar. Es eso lo que aun defienden algunos «izquierdistas»? Con razon que en los circulos sociales y academicos salen bien mal parados y su aceptacion es la mas baja, desde mi punto de vista, de las ultimas 3 decadas o mas. El autor de este tema dice 40%. No se de donde saca esos numeros, a no ser que le convenga hacernos creer que ese nivel de aceptacion de correistas+indigenas.

    Yo todavia no entiendo por que no hay presos por incendiar la Contraloria o por destruir parques, veredas y otros bienes publicos. En este pais deben haber leyes bien claras para que si alguien incendia/destruye bienes publicos o privados pague por su destruccion o, si no lo hace, vaya a la carcel por un buen tiempo.

    • Estimado lector, le invito a revisar la información disponible acera de las encuestas de click report y de cedatos. La primera identifica a Vargas y Yaku como potenciales candidatos y reporta los números indicados en el artículo. La encuesta de cedatos preguntó acerca del desempeño de los indígenas en las protestas y alrededor de 43% de los encuestados lo calificaron como “bien o muy bien”. Le aseguro que no tengo ninguna intención de engañar a los lectores sobre la fortaleza o debilidad electoral de la izquierda. El artículo claramente apunta a fortalezas y debilidades electorales y no constituye una apología de la Izquierda. Si se aspira a un mejor destino para el pais hay que evaluar de manera realista las correlaciones de fuerzas y las agendas de los actores. La simple descalificación no requiere ningún esfuerzo y solo contribuye a la polarización. No creo que sea el rol de un medio serio como el presente.

  2. Srs 4pelagatos; Me pregunto que hace este Sr de claro sesgo correista escribiendo estos articulos para uds,,o entraron en la ERA….del pluralismo ideologico??? Si el correismo tiene ideologia….

    • Analizar las dinámicas socio-políticas que están moldeando la política regional e internacional, incluyendo las protestas y la izquierda, no es tener un sesgo correista.
      Asimismo, sondear el nivel de apoyo que han tenido la protestas en un país fracturado y marcado por la incomunicación no significa apoyarlas. No tengo la menor duda que el medio en el que escribo, 4 Pelagatos, tiene un profundo compromiso con la norma democrática del pluralismo y la libertad de pensamiento.

  3. 40% de apoyo a la izquierda, parece que suman mal los entendidos en las encuestas o los resultados son «con apagón incluido», porque el rechazo mayoritario del pueblo ecuatoriano a todas las revueltas de octubre especialmente a los vándalos (correistas e indígenas) que lideraron el incendio de la Contraloría, el atropello al centro histórico, vejámenes a policías y fuerzas armadas, y robos a diestra y siniestra , no solo que no quisiéramos que se repitan, sino que las plumas no nos gobiernen, cuando el país esta en estancamiento, paralizado y requiere de inteligencias firmes para salir adelante y no de experimentos izquierdosos que no nos llevarán a puerto seguro sino a una economía como la venezolana, y esto no nos merecemos ni los pobladores, ni se merece el Ecuador de hoy.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba