Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El libro fallido de Jaime Nebot

en Conexiones4P/Elenfoque por

A comienzos de diciembre se presentó un libro sobre Jaime Nebot. Un libro que más parece un informe de labores de los que hizo el líder socialcristiano durante los 19 años a la cabeza de la Alcaldía de Guayaquil. Salvo que esta vez fue escrito por Roberto Aspiazu, dirigente empresarial,  y Gonzalo Ruiz, subdirector de El Comercio, y publicado por Paradiso Editores. El hecho cierto es que el editor no respetó la línea de ensayos publicados en su colección “El curso délfico XXIV” y los autores actuaron más como apologistas que como periodistas. O como ensayistas. El editor no podrá probar una línea de continuidad entre este informe sobre Nebot y un libro como el que Robert Norris dedicó a Velasco Ibarra: “El gran ausente”. El formato, la pasta dura, el tipo de papel, la puesta en escena, el centenar fotografías a color (algunas de doble página) de las obras de Nebot en Guayaquil, los textos, su tono… hacen pensar que tanto el editor como los autores abandonaron los protocolos mínimos de sus supuestos oficios para parir un informe totalmente propagandístico sobre un posible candidato a la Presidencia de la República. Un documento desprolijo donde hay errores de gramática (mal manejo de la expresión “de que”), de la forma “en base a” y hasta un fracasar con z (página 134).

Nebot no es aquí el sujeto de análisis. Él juega su juego, no sale de sus territorios, de sus frases hechas, de sus respuestas automáticas, de pareceres que, a fuerza de repetir, ha erigido en tesis de un proyecto municipal que a sus ojos es transferible al país. Nebot es un animal político. Por ende merece ser encarado, desde el punto de vista conceptual y político, por fuera de su coto domesticado. Los autores rehusaron ese reto. Se limitan a registrar aquello que Nebot se ha dedicado a reiterar sin que tenga, sosegada y conceptualmente, que demostrar. ¿De dónde sacan los autores que, ante las prácticas políticas que se han mantenido, Nebot “se ha empeñado en rescatar el sentido cívico y patriótico del quehacer político?» ¿Acaso Nebot no es también responsable  de esas prácticas de pugnacidad? ¿De dónde sacan que Nebot se desmarca de la izquierda y la derecha tradicional? Ni lo demuestran ni hay rastro alguno de esa supuesta doctrina del nuevo supuesto espacio político forjado por Nebot. No solo los autores beben en la fuente del líder. También en la de sus admiradores. Henry Kronfle dice, por ejemplo, que “el único partido que ha sobrevivido a la crisis de representación política de Ecuador” es el PSC. Y en vez de apurarlo a que demuestre su fantasía, los autores califican al asambleísta socialcristiano de “talentoso e influyente”.

“El camino a la prosperidad”, título del informe de labores de Nebot, es un documento de 419 páginas que resulta altamente empalagoso. Los autores se esfuerzan en convertir a Nebot, desde su infancia, en un ser excepcional. Con ayuda de sus amigos y empleados e incluso uno que otro supuesto contrincante político, lo pintan como hacen con los héroes del realismo socialista: el hombre que no cruza la raya, que nunca ha cometido una injusticia, leal y servicial, que no sabe odiar, ajeno al oropel del poder, obsesionado por servir, “un referente que brinda luces a la solución de distintos problemas de interés general”, “el hombre que tomó la decisión de hacer del servicio a los más pobres la razón de ser de su práctica política”… El hombre que “aceptaría un nuevo desafío presidencial si puede hacer desde la presidencia, en beneficio de los ecuatorianos, algo comparable a lo que hizo durante 19 años en la Alcaldía de Guayaquil”.

No hay dudas que absolver ni preguntas incómodas que hacer. Por el contrario. La línea seguida por los autores es reconstruir la vida de Nebot y su itinerario político sin aliento alguno para mostrarlo bajo sus sombras y luces. El ejercicio es más sencillo: permitirle volver sobre sus pasos, acomodar las cargas y los hechos y explicar los eventos según su versión. Sin ánimo alguno de contrarrestar sus verdades ni encarar realmente sus errores. Es curioso ver cómo los autores piden a Enrique Ayala Mora explicar el incidente de Nebot en la Asamblea cuando dijo a Víctor Granda, “Ven para mearte, insecto hijueputa…”. Mora opina de otra cosa. Lo mismo ocurre, por ejemplo, cuando Nebot trata de explicar su talón de Aquiles que, según los autores, es Quito. En ese contexto, la forma como se presenta su paso por la gobernación del Guayas, un periodo conflictivo en su biografía, es elocuente: “tal vez la obra más transformadora de la gobernación fue aquella que se dio en el alma y la mente del gobernador, como resultado del contacto permanente con los pobres, en los sectores más populares de la ciudad”.

¿Qué importa a Nebot? Como todo político, llevar el agua a su molino. Los autores le ayudan: el leitmotiv mayor se centra en dos escenarios: mostrar que él es, en administración pública, el referente mayor en el país. Y dos: que si él hubiera sido elegido, habría administrado el país como administró Guayaquil. Dos presunciones que si se analizan son falsas. La primera porque lo que Nebot hizo en Guayaquil es el resultado de 27 años (sí, casi tres décadas) de poder socialcristiano en esa ciudad. Lo cual es un caso sui generis. Y dos, porque nadie puede adivinar lo que hubiera podido hacer en la Presidencia durante solo cuatro años de gobierno.

¿Obtuvo resultados En Guayaquil? Enhorabuena para sus habitantes y esa ciudad. Pero son 27 años de gobierno de un solo partido. No poner esa realidad en perspectiva, permite a Nebot, sin que los autores se inquieten, preguntar, “sin ser vanidoso: ¿hay alguien que haya hecho más obra social que yo?”

Nebot, ya se dijo, es un animal político. En este informe está su mano, sus lemas y tesis con las cuales él cree que podría llegar a la Presidencia. Los autores plegaron a esas lógicas, se hicieron un magro favor y dejaron incólume al personaje de lo que hubiera podido ser un gran libro.

Foto: El universo. 

32 Comments

  1. En una conversación entre los autores del libro y Nebot, repasaron algunos temas de los nueve capítulos que contiene la biografía política del lider socialcristiano, entre ellos La ideología del bienestar, Nebot de cuerpo entero, y Nebot y Febres Cordero.

    En medio del diálogo, Nebot pidió proyectar un video que reflejaba el cambio que tuvo la ciudad durante los 19 años de su administración. Explicó que cuando llegó a la alcaldía aún se recibía agua en tanqueros, incluso en el mismo edificio del Municipio, y que hoy más del 90% de la ciudad tiene agua potable por tubería.

  2. Jaimito es un buen muchacho,aunque esta’ en la tercera edad. Nadie duda que saco’ a Guayaquil de las garras de los oportunistas que secuestraron la urbe.Pero, lamentablemente sus frases célebres «:Ven para mearte hijo de ………. y los indígenas al páramo», le prohiben llegar a Carondelet

  3. La prepotencia y la arrogancia son los males que rodean la personalidad del Señor Nebot, muy similar a la personalidad de su tocayo «emplumado» Jaime Vargas, quienes se creen dueños de la verdad y que con solo ellos el País va a entrar en una etapa de progreso y desarrollo, lo que les hace perder la visión y el sentido común, que para llegar a ser Presidente de la República, hay que tener el favor y la confianza mayoritaria de la sociedad, mas no sólo de guayaquileños o indígenas.

    El Señor Nebot con su absurdo orgullo, dice que cada ecuatoriano vota como cree en su ego personal, sin ideologías. Aquí cabe una pregunta: En una segunda vuelta entre Lasso y un candidato de la revolución ciudadana, un solcialcristiano votaría por Correa?. La lógica sería NO, pero en la práctica, el odio que Nebot guarda al otro líder de su tendencia, hace que no le importe los intereses del País y seguramente «por debajo» ordenaría que voten por el «revolucionario», tal como lo hizo en las últimas elecciones presidenciales, que pregonó el voto por Lasso, pero en realidad las huestes socialcristianas se fueron con Lenin Moreno.

    ¡En definitiva, Nebot no es confiable para nada ni nadie!

    • Nebot le jugó bien SUCIO a Lasso, esa es una GRAN verdad. Nebot no encaja en Quito por su marcado regionalismo, esa es otra gran VERDAD.

  4. Jaime Nebot es el político más corrupto y más tapiñado de la historia. 19 años de alcalde con cero transparencia y ninguna fiscalización. Guayaquil es una hacienda desordenada y sin futuro. El exitoso modelo socialcristiano consiste en hacer pensar a la gente que todo está bien solo porque ya no está Abdalá.

    • En cuanto a corrupción nadie le gana a Correa. Decir que Guayaquil no fue bien administrada por el socialcristianismo es una afirmación DESAFORTUNADA. Y lo digo como ANTISOCIALCRISTIANO.

  5. Del buen analisis realizado al libro en mencion, se determina efectivamente que es un informe de labores y claro no es lo mismo administrar una ciudad que todo un pais.
    Lo unico penoso es que en esta aventura se haya involucrado un periodista de la talla del Sr. Gonzalo Ruiz, culto, inteligente y preparado, cuyas entrevistas las lleva con mucha altura, no duda en cuestionar a sus entrevistados, porque para eso esta un buen periodista ya que no debe ser una mera exposicion del invitado de cualquier ambito.Abre microfonos a toda clase de personajes porque tiene la capacidad de abordar temas de lo mas variados y con gran solvencia.

  6. Un Guayaquil que debió ser METROPOLITANO con 3 Distritos Emergentes Resilientes con Zonas Desarrollo Sostenible Territorial «ECOTURISMOPRODUCTIVO»

    Un Guayaquil de CEMENTO y ASFALTO con mala Calidad del Aire y exceso Ruido, con :
    ✓Inseguridad Ciudadana, Comercial y Turística.
    ✓Informalidad de Ecuatorianos y Migrantes con Precariedad Laboral.
    ✓No Inclusiva.
    ✓Zonas Tugurios, Pandillas, Pobreza Intergeneracional.
    ✓DEFICIENTE Accesibilidad Calidad Impacto en Educación a Distancia en Carreras Administración Pública y Técnicas de Desarrollo.
    ✓DEFICIENTE ARBORIZACIÓN.
    ✓CARENCIA de Ciclovias, zonas peatonales .

    ✓CARENCIA de Zonas Desarrollo de Distritos Guayaquil como Zonas EcoTurismoProductivo.

    Prepotencia en querer imponer desarrollar Zona Turismo de Concentración en Malecones 2000 y Del Salado, Puerto Santa Ana, Calle 9 de Octubre, que son Zonas negocios de Millonarios y Ricos que viven en Samborondon.

    CORRUPCIÓN Y NEGOCIADOS!!! Otro tema a desarrollar.

  7. Excelente comentario señor Hernandez, como siempre en la política existe perros que le van abriendo camino para algo no va ha poder ser «Presidente de este País», me parece que se han olvidado de lo arrogante, regionalista entre otras cosas que es esta persona, como dijo el compañerito este es un político en decadencia.

  8. ¿No fue energúmeno abdalá, lucio, Correa? Presiento que lo que te molesta es que Nebot sea de «derecha». Yo prefiero catalogarlos por el nivel de deshonestidad, sin importar si es de derecha o izquierda.

  9. No hay mucho que agregar a lo mencionado por el señor Marcelo Bermúdez. Sin duda un excelente artículo de José Hernández, al que felicito sinceramente. Feliz 2020 a José y a los que son parte de 4 Pelagatos, a quienes admiro y quiero mucho!

  10. Con Nebot en la Presidencia, los guayaquileños de la secesión estarían de plácemes. Nebot seguiría siendo el buen alcalde de Guayaquil, como lo fue León Febres Cordero. Estos Jaimes, el «plurinacional» y el «pluriconfederaciones» no nos traen buenos augurios. Con todo, feliz año al país.

  11. De lo que yo recuerdo, el incidente en el Congreso en el que Jaime Nebot perdió la compostura y profirió insultos al Presidente del Congreso, no fue al diputado Granda que menciona en su artículo, sino al Dr. Edelberto Bonilla que ejercía esa dignidad en ese año.

  12. Una cosa que siempre me ha molestado del programa dirigido en Radio Quito -Platinum por el Sr. Gonzalo Ruiz (a no ser que haya un homonimo por ahi) es que interrumpe mucho a los entrevistados y «sabe de todo». Muchas veces mejor es apagar el radio para no escucharle. Siempre he querido decir esto, solo que nunca ha habido una oportunidad. Ojala lo lea.

    Respecto al libro, desde que los PSC andan con los corresitas, para mi se acabaron. Es decepcionante muchas actitudes que tienen como partido. Nebot es otro demagogo como lo era Correa. Hace no mucho yo decia que eso «de trabajar por los pobres» (de lo que se jactan en el libro, segun percibo) es solo parte de la propaganda porque, si no mencionan la palabra pobre en sus discursos, no ganan nada (eso es algo malo de nuestro pais). Un politico responsable debe hablar de estrategias para sacar a los pobres de la pobreza, pero debe, SOBRE TODO, decir que va a robustecer a la clase media del pais, porque aportamos con nuestros impuestos y porque, como pais, nos conviene convertirnos en una sociedad de clase media, no de pobres. Un pais de pobres es un reflejo indiscutible de la incapacidad de los politicos. Ojala lo entiendan asi.

  13. Todo lo que se dice del libro – sin que yo lo haya leído – parece una conclusión acertada. Es lo que pasa con los «libros» que no son libros sino publicaciones para dar en el gusto del personaje político, en cuestión. Pero yo paso y repaso la lista de los precandidatos, candidatos, y otros que se anuncian que pueden venir y a montones surgir, y no veo uno o dos que seriamente puedan competir con línite y ventaja para la presidencia. Será que la mediocridad y descrédito de la clase política del país permite que a Nebot se lo vea como el político con más opciones?. Se pueden citar muchas frasecitas desafortunadas y dichas en momentos complicados de la complicada vida política (valga la redundancia) pero hay algún otro político que presente una trayectoria igual aka de Nebot?. Son 25 años en Guayaquil y cuatro serían para el país, pero hay alguien que lo pueda hacer mejor en ese corto lapso?. Los tiempos de cuatro años son para todos. Veamos a quién elige el sentimental y sensiblero pueblo ecuatoriano en el 2021. Dios salve al Ecuador .

  14. Hay periodistas y periodistas
    Quienes hemos ejercido la profesión de periodista en varios medios de comunicación del país, y hemos pasado la barrera de los 70 años con la bendición de Dios, conocemos a la mayoría de políticos que aún viven y son parte del juego político en nuestro país. Jaime Nebot como a cualquier otro funcionario público de renombre, no necesitaba de la publicación de un libro de 500 páginas a full color para destacar el trabajo cumplido en la Alcaldía de Guayaquil. Además, adquirir el libro ha de ser muy costoso, por lo que su venta ha de ser muy restringida para el sector popular. Quizá fue un proyecto propagandístico para su posible opción a la Presidencia de la República, y sería bueno que llegara al Palacio de Carondelet para que borre hasta el túetano, la terrible herencia de otro guayaquileño, que gobernó solo diez años con el sambenito de que «La Patria es de todos», y se llevó el santo y la limosna del erario nacional junto a una gavilla de asaltantes. Por sus hechos los conoceréis, dice la Biblia, y Jaime Nebot, como todo ser mortal, con atributos y defectos, ha sido parte de nuestra historia, pasada y presente. El no necesita que lo lleven como una deidad al Olimpo para decir que es un fuera de serie y milagroso. El ya está transfigurado junto a su tutor, León Febres Cordero, en una pintura que lo dice todo, en el cielo raso del salón de honor del Palacio Municipal de Guayaquil. Ahí lo podrán admirar, las presentes y futuras generaciones.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

  15. Para qué voy a leer ese disparate de libro sobre Nebot, me basta con el verídico análisis que hace 4Pelagatos, que son gente muy confiable y creíble.

    • Pues puede leerlo para sacar sus propias conclusions y no dejarse llevar por lo que dice esta pagina. Como sabe que es veridico?….No sea credulo, investigue….Nebot es in gran lider le duela a quien le duela….vasta comparar Quito con Guayaquil….

  16. Creo que su tiempo ya pasó. Aparte de que su liderazgo es notoriamente local, hay expresiones que la política no perdona como los proferidos en su momento a Victor Granda y y en octubre pasado a los grupos indígenas; aparte de su papel en la crisis bancaria con su imposición del impuesto a la circulación de capitales que contribuyó con esa debacle financiera y económica para el país, lo que será muy explotado en una campaña electoral. Si quiere cerrar su importante vida política con una vergonzosa tercera derrota, es su decisión señor Nebot.

    • Vergonzosa tercera derrota !…qien lo dice?…cuantas veces usted ha sido candidato presidencial? y cuantas ha Ganado?, verguenza ser candidato presidencial en multiples ocasiones? no lo creo mi estimado….y si Nebot no ha ganado es por que los Ecuagiles decidieron votar por Abdalas, Lucios y Correas….los pueblos tienen los gobernantes que se merecen.

  17. Sólo faltó agua y Jabón al cepillado de los «autores» del libro que a lo mejor lo escribió el mismo Nebot; la memoria, esa frágil virtud, es patente exclusiva del clásico político o politiquero, da igual, pero los lambiscones, digo autores del libro parece que también son desmemoriados porque se olvidaron de los defectos de capo sicialctristiano.
    Se olvidaron que este termocefalo, protagonizó un estúpido papel cuando su jefe León Febres Cordero fue secuestrado por los comandos de Taura? Casi incendia Guayaquil, y por sus intrigas, Febres Cordero rompió para siempre con el vice presidente Blasco Pañaherrera.
    Se olvidaron que varios testigos afirmaron que Nebot estuvo presente en las torturas que fueron sometidos varios guerrilleros de Alfaro Vive Carajo?, se olvidaron por fin, que Nebot ha sido un traidor a sus amigos o aliados a su partido político? Por ejemplo a Guillermo Lasso y Lenin Moreno? Alguien debió hacerles acuerdo de esos episodios oscuros de su ídolo.

    • Muy buen artículo y descripción de dos autores que se dejaron llevar por su fanatismo y simpatía inegable a Nebot. Un libro muy soso y aburrido para leer y las expectativas son justo eso, expectativas.Feliz año 4 pelagatos y sigan adelante!

  18. Roberto Azpiazu y Gonzalo Ruiz, parece que desde ya están asegurando Ministerio haciéndole porras al bigotón, sin pudor ni vergüenza dejan su papel de periodistas y se convierten en cheersleader del melón del Congreso Nacional.

  19. Vaya libro, sería de preguntar si es realmente la verdad o la verdad a medias, como todo vividor político, mientras menos se entere la gente, mejor.

    Sería bueno que también explique a los posibles votantes, cuales fueron sus obligaciones mientras fue ministro de Febres Cordero, más parece que está actuando como la loca del ático, desmemoriado.

    Es hora de cambiar el estupido sistema de gobierno en el país, basta de vividores políticos, basta de ladrones políticos, el país se merece ser gobernado por gente joven, sin deudas con estos bastardos políticos.

    Creo que estamos en el tiempo de remover la basura.

    • Su lengua lo mató:
      1ra. Candidatura presidencial, «Blasco Peñaherrera es el serrucho que quiere romper el piso a Leon». Perdió.
      2da. Candidatura presidencial,
      «Ven para pegarte, ven para mearte en la oreja, insecto hijo….., mar…. » Perdió.
      3ra. Candidatura (fomentada por los del PSC y algunos comedidos periodistas) «Los indígenas no son de Guayaquil, que regresen a su paramo». Va a perder.
      El inventor del «madera de guerrero», ante la casi extinción del PSC, solo es modelo exitoso en la perla del Pacifico, ya que el 70% de su población son la clase obrera, dominada por los industriales y empresarios que son del PSC

      • La segunda candidatura la perdió cuando León dijo «sólo los maricon y prostitutas votaron por abdalá…y Guayaquil le ha dado el voto no por ser sólo de obreros, sino porque SI manejaron bien la Municipalidad, eso le duela a quien le duela. OJO, ante otro candidato «más calificado», jamás votaría por él.

  20. Según el relato de cuatro pelagatos, porque no hemos leído el libro, esta historia parece ser la continuación del plan toda una vida, un saludo a la bandera y un viaje por el tren playero. Si la obra, no rescata el pensamiento social cristiano en estos 27 años de gobierno local, ¿que se esperaba con la publicación?. Además, las obras (inversión) que imprime un gobierno local o nacional son una respuesta a la ideología del gobernante de turno ¿que pretendían con la obra? Porque la gran masa de población de Guayaquil siempre está presta a salir a sus convocatorias y a llenar las vías, sino acordémonos en el paro de octubre solo anunció que si intentan llegar a Guayaquil les iban a detener porque Guayaquil seguía siendo madera de guerrero, y claro las manifestaciones fueron menos vandálicas de lo que sucedió en la capital. No hay que dudar que su liderazgo convoca, pero tendrá que trabajar si quiere llegar a Carandolet, y preguntarse como convoca a la gente milenial a nivel nacional y como enfila a su favor al indigenado cuando ya se creen presidenciables, será necesario otra obra para contestar las interrogaciones a futuro…

  21. Y nos estamos olvidando cuando Nevot fue gobernador del Guayas. Por favor pueblo ecuatoriano, no podemos votar por un energúmeno que posiblemente pueda resolver la cuestión economica, pero a que costo. Sin sangre no existe el partido social cristiano.

  22. Excelente análisis del Libro de Nebot. Los autores del libro han quedado muy mal parados. El libro debería haberse titulado: «elogio a Nebot», entonces salvaban un poco de decoro los periodistas autores. Ahora nadie les cree, han perdido credibilidad porque no son independientes.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba