Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Dolarización: 20 años sin alcanzar la madurez

en Archivo Columnistas/Columnistas/Influencers4P por

En enero del año 2000 el Ecuador adoptó la dolarización como eje central de su economía. Como antecedente existe una historia para no olvidar. En los años 70s, al ritmo del primer boom petrolero, el país se endeudó sin medida, aumentó el gasto público y el déficit fiscal, y acumuló subsidios y graves distorsiones en la economía.

En el año 1980, con el advenimiento de la democracia, en lugar de corregir la economía y el fisco, se duplicó el presupuesto público, los salarios públicos y privados aumentaron de forma desmedida. En 1982, la crisis de la deuda pública completó los desequilibrios macroeconómicos que condujeron al primer gran ajuste de la economía. En los años 80s y 90s fueron la normalidad los déficit fiscales recurrentes, la inflación y el pobre desempeño económico. Los avances y retrocesos para corregir los desequilibrios macroeconómicos incubados en los años 70s y exacerbados luego, fueron una constante. Finalmente, la indisciplina económica y fiscal, las irresponsabilidades políticas e ingobernabilidad, aniquilaron la moneda nacional con el triste final en la dolorosa crisis de 1999.

En el año 2000 nace la dolarización, no por convicción, sí por obligación ante una hiperinflación en ciernes y un país dolarizado de facto. Entre los años 2000-2006 se alcanzaron los mejores resultados macroeconómicos y sociales de los últimos 50 años. La inflación se redujo a un dígito, la economía creció 4,2 por ciento en promedio, el gasto público se mantuvo alrededor del 21 por ciento del PIB, la pobreza se redujo, las cuentas públicas arrojaron superávit, la deuda externa disminuyó, se acumularon fondos de ahorro. El Banco Central no prestó dólares al Estado. Se expidió una Ley de Responsabilidad Fiscal que obligaba a contener el gasto público, reducir la dependencia del petróleo, conformar fondos de ahorro y limitar el endeudamiento público. El recuerdo y dolor aún cercanos de la crisis, hizo que la sociedad sea permeable a las disciplinas de un sistema dolarizado.

Entre los años 2008-2018, a la par del éxtasis del segundo boom petrolero se destruyeron la normas de responsabilidad fiscal y consumieron los fondos de ahorro. El gasto público aumentó hasta el 44 por ciento del PIB. Ante la disminución de los precios del petróleo y para sostener el elevado gasto público, el Ecuador comenzó a emitir Bonos Basura (hoy el stock es de $17.700 millones) a elevadas tasas de interés que demandan el pago de $1.600 millones anuales. Se acudió a nocivos préstamos con la China garantizados con la venta de petróleo. También se vendió anticipadamente el petróleo. Se hipotecó el oro para obtener créditos. El Banco Central prestó al Estado miles de millones de dólares para cubrir el déficit fiscal. Entre 2007-2018 la suma de los elevados déficits del presupuesto alcanzó los $39.000 millones. Los costos laborales aumentaron muy por encima de la inflación y la economía. La pérdida de productividad y competitivad fue constante.

Entre 2007-2018, la deuda externa e interna aumentó $36.000 millones sin considerar las preventas de petróleo y otros rubros. Más las exportaciones petroleras que sumaron $118.000 millones, alimentaron la dolarización con un torrente de dólares que hicieron del gasto e inversión pública  el motor de la economía. En cambio, la inversión extranjera directa fue modesta y la privada interna mantuvo poco dinamismo. Si bien las exportaciones no petroleras se duplicaron en estos años, no fueron suficientes para eliminar la vulnerabilidad de la economía a la dependencia de la renta petrolera.

La disminución de la renta petrolera y la imposibilidad de continuar con el agresivo y oneroso endeudamiento externo, cuyo alto pago de intereses y amortizaciones ya es dificit de sostener, urgen volver a las disciplinas económicas y fiscales que caracterizaron los primeros años de implementación de la dolarización.

Los 20 años de la dolarización han demostrado ser el mejor sistema para un país signado por la costumbre del desorden e indisciplina económica y fiscal. La dolarización  ha permitido abatir la inflación y otorgado seguridad a los ingresos de las personas, ha facilitado el crédito y eliminado los riesgos de devaluación de la moneda. Sin embargo, cuando se exacerban los desajustes económicos y fiscales mediante la expansión del gasto y endeudamiento público, mayores costos internos y menos productividad, la dolarización no permite sentir a las mayorías, de modo explícito, las distorsiones económicas acumuladas, que serían evidentes con moneda propia a través de inflación creciente y devaluación de la moneda. Aunque las irresponsabilidades en dolarización ya se expresan de modo lacerante en el estancamiento de la economía y el consecuente aumento del desempleo y subempleo.

El tránsito entre los desajustes económicos y fiscales acumulados en el gobierno anterior y primer año de este gobierno, hacia la consolidación de las exigencias de una economía dolarizada, será de varios años, lleno de sacrificios, y marcará las acciones del próximo gobierno. Además, con la latente ingobernabilidad que subyace en la existencia de 5 millones de pobres, desempleados y subempleados. Los dólares siempre escasos deberán ganarse con competitividad externa para exportar y atraer inversiones y capitales, lo cual se logrará en varios años siempre que las políticas sean las correctas.

Gasto público, costos y utilidades empresariales, tasas de interés, carga tributaria, demandas sociales y laborales, mercado de trabajo, nivel de reservas, intereses políticos, precios, etc., deberán someterse a las disciplinas económicas y fiscales inherentes a un país dolarizado. Crecer a tasas elevadas mirando al exterior, al tiempo de reducir las desigualdades sociales y la pobreza preservando la estabilidad macroeconómica, son los ejes centrales de un modelo económico en dolarización.

Un reto crucial será evitar que la impaciencia colectiva sea tentada por los populismos que destruyen las economías. La dolarización exige una sociedad más eficiente, un trabajador más competitivo, una empresa más productiva, un gobierno transparente y eficaz; y, unas élites económicas, políticas y sociales que no velen por sus intereses sino por el bienestar general.

17 Comments

  1. La estrategia de la dolarización tiene la ventaja de producir una estabilidad monetaria fuerte y esto es bueno para el bolsillo de la población y puede ser bueno para la economía porque tiene certezas, es bueno también porque saca la política cambiaria de los conflictos sobre distribución de la riqueza.En toda sociedad hay conflictos relacionados con la distribución de la riqueza. A pesar de las mejoras de los últimos diez o quince años América Latina es la región más desigual del mundo y, por eso, llegar a un acuerdo sobre cómo manejar la economía de un país latinoamericano no es tan fácil. Además, los países de la región están en una posición débil respecto a las economías de los países económicamente más estables, primero porque están especializadas en bienes primarios y segundo porque toda clase de economía política tiene impactos distributivos.

  2. La dolarización ha demostrado se una fuente de sistema para él país, ya que tiene una serie de medidas tanto políticas, económicas y sociales. La dolarización en ecuador tuvo un cambio excesivo ya que ayuda a evitar la subida de precios en cada uno de los productos y así fue como menoro la deuda del país con otros, pero en una mala gobernación la economía fue empeorando, la cual él gobierno deberá ver algunas alternativas para tratar de recuperar la economía ya sea viene otras fuentes su se pueda favorecer. El artículo nos da una buena reflexión sobre la dolarización para el país.

  3. En enero 9 del 2000, el ex presidente de la República Jamil Mahuad impuso la dolarización, para evitar que el tipo de cambio del sucre con el dólar siga subiendo sin control gubernamental y provoque un efecto inflacionario negativo para la economía del país, aumentando la tasa de interés y los precios de bienes, productos y servicios, convirtiendo a los inversionistas en especuladores del mercado, ya que el riesgo de especular era menor que el de invertir con una moneda tan devaluada como el sucre.
    La dolarización ecuatoriana (criolla), implementada a un tipo de cambio de 25.000 sucres por cada dólar, favoreció directamente a los grandes deudores de la banca en el país, y perjudicó a la clase trabajadora y jubilada; a los primeros, sus deudas en sucres casi desaparecieron en dólares, mientras que a los segundos su jubilación mensual quedó reducida a 4 dólares, lo que empobreció más su nivel de vida.

  4. Sin lugar a dudas, sostener y mantener el dólar frena la devaluación e inflación como ocurrio’ hace veinte años.Pero esta situación nos favorece a los que tenemos ingresos permanentes. Pero,que pasa con los cerca de 7 miillones de compatriotas que viven en la pobreza o extrema pobreza producto del estancamiento económico como consecuencia de una moneda dura?
    Seria muy importante un análisis serio y sin demagogia sobre este tema.

  5. Mil gracias Estimado Ec. Jaime Carrera por su información brindada ya que en los años 2008-2018, a la par del éxtasis del segundo boom petrolero se destruyeron la normas de responsabilidad fiscal y consumieron los fondos de ahorro. El gasto público aumentó hasta el 44 por ciento del PIB. Ante la disminución de los precios del petróleo y para sostener el elevado gasto público, el Ecuador comenzó a emitir Bonos Basura (hoy el stock es de $17.700 millones) a elevadas tasas de interés que demandan el pago de $1.600 millones anuales. Se acudió a nocivos préstamos con la China garantizados con la venta de petróleo. También se vendió anticipadamente el petróleo. Se hipotecó el oro para obtener créditos.

  6. En 1999 en el gobierno de Jamil Mahuad se inició dicha dolarización, Una de las grandes polémicas respecto de la dolarización ecuatoriana no sólo fue la pérdida de soberanía monetaria, sino el tipo de cambio bajo al que se la adoptó, a 25.000 sucres el dólar estadounidense. Pero según el ex ministro de finanzas, el saldo de su aplicación es claramente favorable. Le ha permitido al país sortear de forma adecuada las crisis políticas como ocurrió a inicios de la década de los 2000 con el derrocamiento de dos ex-presidentes. Sin la dolarización, esos sucesos habrían significado profundos desequilibrios macro-económicos como depreciaciones aceleradas de la moneda, rápidos crecimientos de la inflación y elevaciones desproporcionadas de las tasas de interés, como efectivamente ocurrió en 1999 previa a la dolarización.
    La decisión era inevitable dados los altos riesgos de hiperinflación y todavía más fuga de capitales. El legado de la dolarización ha sido un menor riesgo de tipo de cambio, la estabilización del poder adquisitivo de los salarios y el aumento de la inversión privada, indudablemente impulsado por la disminución de incertidumbre sobre los precios y las políticas financieras.

  7. Buenas Noches
    Los 20 años de la dolarización han demostrado ser el mejor sistema para un país signado por la costumbre del desorden e indisciplina económica y fiscal. La dolarización ha permitido abatir la inflación y otorgado seguridad a los ingresos de las personas, ha facilitado el crédito y eliminado los riesgos de devaluación de la moneda. Sin embargo, cuando se exacerban los desajustes económicos y fiscales mediante la expansión del gasto y endeudamiento público, mayores costos internos y menos productividad, la dolarización no permite sentir a las mayorías, de modo explícito, las distorsiones económicas acumuladas, que serían evidentes con moneda propia a través de inflación creciente y devaluación de la moneda. Aunque las irresponsabilidades en dolarización ya se expresan de modo lacerante en el estancamiento de la economía y el consecuente aumento del desempleo y subempleo.

    • La dolarización trae consigo una serie de medidas tanto económicas, políticas y sociales que deben ser acatadas por los mandatarios de turno; lamentablemente se han destruido las normas de responsabilidad fiscal y se han consumido los fondos de ahorro, el país se ha llenado de impuestos , tasas de interés, cargas tributarias, se ha mermado la inversión extranjera directa y se ha optado por la inversión nacional dirigida por las élites del país ,que si bien impulsa la liquidez del país evitando la salida del dinero, por otro lado imposibilita la oportunidad de crecer en otros ámbitos.
      La dolarizacion salvó al país en el año 2000 pero las medidas que se han tomado nos van hundiendo cada vez más.

  8. La dolarización garantizó a las clases populares un poder adquisitivo mínimo y éstas tampoco están dispuestas a renunciar a ella: de hecho, desde el año 2000 las rentas del trabajo recuperaron su participación en el PIB gracias a la convergencia de los precios. A partir de 2007, con la Revolución Ciudadana y el proceso de redistribución del ingreso, la clase media se expandió, a la par que crecía el tamaño de la economía: en 10 años la economía ecuatoriana en términos nominales se duplicó y todos los indicadores sociales tuvieron avances sin precedentes. En este sentido, la dolarización parte de un gran acuerdo nacional. Así encontramos una sociedad amortiguada y anclada a un proceso que, si bien genera estabilidad, deja muchas dudas sobre su sostenibilidad a futuro.

  9. La dolarización fue un cambio extremo para nuestro país pero sin embargo nos ayudó a evitar la hiperinflación que estábamos padeciendo en esa época y de esta manera disminuir la deuda que ibamos acarreando, al principio esto fue favorable pero con el pasar del tiempo el mal gobierno y las instituciones públicas no han sabido manejar bien la economía por lo que el país está teniendo una deuda externa elevada afectando de esta forma a los ciudadanos ya que también se ha visto un aumento del desempleo y subempleo. Por lo tanto el gobierno debería ver la mejor opción para salvar la economía del país y hacer de la moneda un bien para crear formas de innovar y exportar materiales y no simplemente ver a la moneda un bien para lucrarse individualmente sin tomar en cuenta la vida de los ciudadanos.

  10. La economía nacional está atravesando etapas críticas, en donde la deuda externa se ha vuelto casi impagable, varias empresas han tenido que cerrar sus puertas por falta de liquidez y miles de personas han perdido sus empleos que les servían para sustentar a sus familias y permitía además que el consumo haga fluir la economía en su ciclo natural. Todo esto a causa de decisiones fiscales irresponsables por parte de los gobiernos, quienes en épocas de bonanza económica, principalmente a causa del boom petrolero, elevaron bruscamente el gasto público y los subsidios, y para mantenerlos así debieron adquirir deudas costosas con entidades internacionales.

    Ahora la solución a largo plazo para esta situación se debe focalizar en la generación de empleos a partir de la inversión de capitales privados mediante reglas de juego claras que permitan que inversores encuentren en nuestro país un lugar atractivo para generar riqueza, además de tomar medidas para mantener la dolarización, que aunque en un inicio fue una decisión extrema y dolorosa, ha permitido mantener niveles de inflación normales y un sistema financiero relativamente estable. Serán tiempos difíciles en los cuales las decisiones fiscales que se tomen para solventar la situación marcarán el rumbo de la economía nacional y por tanto la de los ciudadanos.

  11. Las próxima elecciones en Perú se acerca la Sra Fujimori sera presidenta según empresa hacen estudio de elecciones ella es populista creara subsidios y bonos con tal de ganar simpatizantes acabara con la estabilidad economía peruana porque no hay país que soporte subsidios ni bonos por largo tiempo entonces sol peruano en los próximo año sera de dos dígitos o mas. Colombia en el año 2014 tuvo a !800 o 2000 peso por dolar a finales del 2018 comienzo 2019 estuvo cotizado por los 3000 por dolar entonces si nos damos cuenta cuando llega un gobierno populista lo primero que hace es devaluar para que le alcance la plata este 2020 con el nuevo presidente Peru vamos a ver como se deprecia el sol peruano y se crea gran inflación , calidad vida peruanos baja
    Por otro lado Panama aprovecha el tener el dolar como moneda oficial y de tener como aliado estratégico a Estados Unidos tiene un gran desarrollo según dice medios especializados en economía es el 3 mejor país en el mundo para hacer negocio pero tampoco Panama esta excepto de problema tiene los mismo problemas que nosotros de políticos y gente que solo piensa en ellos en corrupción que no dejan desarrollar a un país ejemplo la Seguridad Social la época de Noruega fue la de mayor corrupción en la historia de Panama que no se recupera ni se recuperaran de esa gigantesca corrupción vivida en ese nefasto gobierno incluso en el año 2003 tuvieron que subir la edad para jubilarse y en estos momentos estarán por subir la aportación de la seguridad social porque esta quebrado el sistema de seguridad social. No hay sistema monetario perfecto pero debemos ser mas cociente de las ventaja que da el dolar sobre las demás economías con moneda propia

  12. La receta: reducir el gasto público, flexibilizar el mercado laboral, incentivar la producción eliminando regulaciones torpes, parace ser que es un «grito en el cañón del Colorado», mucho eco pero que se pierde en el aire.

  13. Sin lugar a dudas, sostener y mantener el dollar frena la devaluación e inflación como ocurrio’ hace veinte años.Pero esta situación nos favorece a los que tenemos ingresos permanentes. Pero,que pasa con los cerca de 7 miillones de compatriotas que viven en la pobreza o extrema pobreza producto del estancamiento económico como consecuencia de una moneda dura?
    Seria muy importante un análisis serio y sin demagogia sobre este tema.

  14. Es que la dolarización es para mentalidades nórdicas, donde todas las acciones se rigen por el análisis previo y la racionalidad de las decisiones, la evaluación de los objetivos y la seguridad en las políticas económicas frente a su impacto en la gente. En Ecuador nunca se pensó en el impacto que una moneda dura tendría en la producción de bienes, la adquisición de materias primas, el valor real de la mano de obra frente a su productividad, ni al cuidado que una política monetaria debe tener frente al manejo de una moneda que se devalúa por especulación del mercado, sin ninguna estrategia para mantener los equilibrios en la oferta y demanda o en la exportación de los productos.

    • Estoy de acuerdo con su artículo tener en cuenta Sin lugar a dudas, sostener y mantener el dollar frena la devaluación e inflación como ocurrio’ hace veinte años.Pero esta situación nos favorece a los que tenemos ingresos permanentes. Pero,que pasa con los cerca de 7 miillones de compatriotas que viven en la pobreza o extrema pobreza producto del estancamiento económico como consecuencia de una moneda dura?
      Seria muy importante un análisis serio y sin demagogia sobre este tema.

  15. Me encantaría un análisis complementario, al desnudo, sobre el papel de la banca, las tasas de interés y los cobros desmedidos por servicios bancarios. Si el país crece al 0,5 % jamás podrá pagar un usuario del sistema financiero, intereses del 12, 17 o 25 %, a menos que eleve el precio de su articulo de venta en forma desmedida y exista quien le pague. A nivel competitivo y comparativo con las economias vecinas, vamos decayendo. No se hasta cuando podremos resistir. Mientras mas se eleven salarios, aranceles, tasas y servicios más dura y letal será la caída cuando los dolares dejen de circular.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba