Sobornos: ¿por qué la pelea es en Twitter?

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

El correísmo sabe que para ganar una batalla política, en un mundo como el de ahora donde cada día se relativizan más los hechos, primero hay que construir una verdad hecha a la medida de sus intereses y evitar que cualquier otra, que no sea la suya, pueda tomar ventaja. Y sabe que la construcción, defensa y promoción de esa verdad se produce, en gran medida, en el mundo virtual de las redes sociales y especialmente en Twitter.

Por eso, desde que el caso Sobornos volvió a activarse con el llamamiento a juicio hecho por la jueza Daniella Camacho, el correísmo ha puesto en marcha un potente y dinámico operativo en redes sociales cuyo objetivo es neutralizar cualquier información, dato u opinión que sostenga la posición acusatoria de la Fiscalía. Casos hay por cientos para ilustrar la estrategia. Uno de los más vistosos fue la reacción que se armó, por ejemplo, cuando diario El Universo publicó una página con todos los elementos de convicción que entregó la Fiscalía a la Corte y la lista de los operadores correístas que están involucrados en el caso. “Correa era el líder de una organización delincuencial”, dice el título entrecomillando la acusación de la Fiscalía. Desde el abogado de Jorge Glas, Eduardo Franco, pasando por partidarios convencidos de Correa hasta cientos de cuentas evidentemente falsas o trolls se dedicaron inmediatamente a deslegitimar la publicación. Loor llegó a sostener, en un tuit suyo, que El Universo había violado «flagrantemente» la Ley de Comunicación al no verificar la información, como si él no supiera que esa información no había que verificarla pues lo que hacía el diario era publicar, casi textualmente, la acusación de la Fiscalía. ¿Loor pretendía que El Universo verifique cada uno de los argumentos de la Fiscalía? Cuando El Universo promocionó la nota, asimismo en Twitter, cerca de cien cuentas del aparato correísta de partidarios y trolls se avalanzaron para desacreditarla. La idea, evidentemente, es evitar que el contenido de la publicación del diario tenga credibilidad.

Algo parecido sucedió cuando la Fiscalía publicó en su cuenta de Twitter la decisión de la juez Daniella Camacho de llamar a juicio a Rafael Correa, a sus principales operadores y a los empresarios que entregaron los sobornos para las campañas electorales: cientos de cuentas se dedicaron a dañar la imagen de la fiscal Diana Salazar y otras tantas a hacer lo mismo con la juez Camacho. «Qué vergüenza. Hasta hace poco más de dos años el ecuatoriano sentía orgullo de su patria», colocaba como comentario una cuenta correísta. Otra decía que primero se debe investigar las denuncias de corrupción, conocidas como INA Papers, en contra del presidente Lenín Moreno. Una vez más, la idea era quitar legitimidad a cualquier información proveniente de la parte acusadora. «No hay poder por más grande que sea que pueda destruir la verdad y las ideas. Hagan lo que quieran con Rafa, igual volveremos más y mejores», afirmaba una cuenta anónima.

El operativo correísta en redes sociales no solo pretende descalificar a la parte acusadora y posicionar la idea de que las acusaciones son arbitrarias e injustas, sino también instalar en la mente y en la opinión, de quienes son activos en redes, determinados conceptos para normalizar lo que se hizo en Carondelet cuando se buscó que contratistas del Estado financien las campañas y la propaganda del gobierno. Esto ocurrió, por ejemplo, con la declaración del propio Correa en la que dice que todo el caso en su contra se reduce a solo 6 mil dólares que tomó prestado de los fondos entregados por los contratistas. Cuando el ex presidente posteó un video suyo hablando sobre el tema, más de 500 cuentas le hicieron coro en un claro esfuerzo por normalizar que un presidente tome dinero de cuentas que no son legales. También minimizó el tema por el monto del delito.

En el juicio por el caso Sobornos se juegan temas gordos para el aparato del correísmo. Si Correa llega a recibir una sentencia condenatoria, su posibilidad de participar en las próximas elecciones se reducen de forma sustancial, lo que sería fatal para muchos de su bando cuya única esperanza radica en volver al poder para desvanecer los juicios o informes de Contraloría que tienen en su contra. Por eso, posicionar en redes sociales la idea de que el juicio es injusto, de que la fiscal Diana Salazar no está calificada, que actúa con lógica política y de que todo se reduce a un tema de persecución, es una tarea fundamental dentro de la batalla que es el proceso del caso Sobornos.

En definitiva existen dos verdades en franca disputa en redes sociales. Por un lado está la de la Fiscalía, que es una verdad de requiere de tiempos, peritajes y procesos y, por otro lado, está la verdad que construye metódica e insistentemente el aparato virtual correísta. Para eso solo necesita sofismas. En esa pelea, no es de extrañarse que la ventaja la lleve inicialmente el correísmo. Aún más cuando no existen colectivos de la sociedad civil que defiendan, en las redes, los hechos que rodean este caso.

Ahora bien, ¿cuánta importancia puede tener Twitter en un caso judicial como este? La primera tentación es decir que ninguna porque se trata de una red social donde no está retratada la realidad. Pero hay ciertas lógicas y dinámicas que apuntan a lo contrario.  Si bien Twitter es una plataforma mucho más pequeña que Facebook en la que solo actúa una parte muy pequeña de las élites de la sociedad, lo cierto es que es se trata del espacio del que están pendientes los políticos, los líderes de opinión y, sobre todo, los periodistas. Su efecto puede ser multiplicador. El mejor ejemplo de aquello es como a finales del 2019 dos grandes diarios de Inglaterra abrieron su edición imprenta con el caso de un abogado inglés que contó, en su cuenta de Twitter, que había matado un zorro con un bate de béisbol. Si bien Twitter es una plataforma chica y hasta cierto punto elitista, su capacidad de actuar como caja de resonancia es inmensa.

De todo esto conoce a la perfección el correísmo. No en vano invirtió millones para sostener troll centers que defendieron al gobierno de Correa y atacaron a sus críticos. Ahora esos mecanismos trabajan para deslegitimar la acusación por el tema Sobornos y para tratar de normalizar lo que se hizo ante la opinión pública.

Foto: Fiscalía

11 Comments

  1. Las redes, las redes…el opio de los giles…el mejor invento para lanzar la piedra y esconder la mano, decir cualquier pendejada y permanecer en el anonimato. Una herramienta de cobardes por donde se la vea. Personalmente no tengo ninguna de esas redes, que no hacen nada mas que meter mas candela al fuego y dividir. Lo que un monton de borregos huerfanos digan en dicha plataforma deberia ser absolutamente irrelevante….pero no lo es; y lo peor es que ya es un canal mas de comunicacion y no nos libraremos de ellas jamas, sino que cada vez mas las masas dependeran mas y mas de estas, hasta el punto de no saber que informacion es legitima….como en Octubre, que la gente paso pegada a sus telefonos para «informarse». Ademas eso de leer twits no hacen mas revirarle el higado a uno pobre de leer tanta basura. No a las redes…si a dar la cara.

  2. Confiemos que solo sean patadas de ahogado y que finalmente brille la verdad y estos sinvergüenzas sean castigados por todo lo que hicieron con nuestra Patria.

  3. El corrupto Correa y su pandilla no volverán, aunque tengan 100 millones de cuentas falsas o trolls, a los ecuatorianos no nos harán pendejos otra vez y nuestro votos serán en contra de esta gentuza.

  4. Siendo como soy, un elemental en conocimiento de tecnología digital y redes sociales, me declaro un «analfabeto tecnológico», renuente a participar y husmear, cuentas de «hashtac, fasebook, twitter, y otras majaderías más, que pretenden presionar a la justicia y marear a unos cuantos incautos seguidores; presiento, que pronto el alboroto y nube tóxica que que venden en sus redes sociales correistas y su pandilla, como exculpación del delito acusado de sobornos, quedará en el olvido. Aspiro y el pueblo espera, que más temprano que tarde la justicia ventile los verdaderos casos emblemáticos de corrupción: refinería del pacífico, Madariacu, Coca Codo, refinería de Esmeraldas, poliducto Pacuales Cuenca, y otros juicios más que duermen el sueño de los «justos»

    • Que suerte que tienen Rafael Correa y/o la Jueza Daniela Camacho, en los «sorteos» de los 7 juzgados, para las 4 causas que ha tenido, siempre gana la misma Jueza (?). Prácticamente la «justicia» asignó a la Sra Camacho, como dama de compañía para el ex.
      Si la pelea es en twitter, la misma Fiscal general Salazar tiene la culpa, como vedette de un telenovela se pone a dar declaraciones y hace juicios de valor en ruedas de prensa. Ud que estudió abogacia Martin P, aunque no haya terminado, igual sabe que esto no cabe en derecho, la Sra Fiscal debe abstenerse de hablar más de la cuenta.

  5. Los abogados tienen presente un axioma: LO QUE NO EXISTE EN EL PROCESO, NO EXISTE EN EL MUNDO.
    Por tanto, no habrá twitter emitido por los corruptos encubridores de tanto latrocinio que haga cambiar el rumbo de la causa procesal.
    Siendo que todas las evidencias en contra de los miserables que le robaron la esperanza al país son tan claras y contundentes, no habrá nada ni nadie que cambie el rumbo del proceso penal.
    Lo que sí preocupa es la total indiferencia de la ciudadanía ante el caso que lo tiene con una pata en la cárcel al gran mafioso que es correa y sus compinches; algo que el señor Pallares muy bien lo destaca en su acertado editorial.
    En resumen: Haga lo que haga correa y sus legionarios trolleros, la suerte está echada…correa será un eterno proscrito de la justicia, por sus infames actuaciones que retrasaron el crecimiento económico del Ecuador y por ende, ahondaron la pobreza extrema.

  6. Por mas que el correato ponga a funcionar a todo su ejército de trolls , finalmente la verdad brillará y los que usufructuaron del poder en su propio beneficio , tendrán que pagar sus culpas . Un delito escandaloso como el caso sobornos 2012 – 2016 , deberá culminar con la sanción para los culpables , sean estos del sector público o privado .

  7. Todos los ecuatorianos, a quienes nos duele ver cómo quedó la patria saqueada, que los honrados somos más, respaldamos a las doctoras Diana Salazar y Daniella Camacho, así como a los tribunales que se formen para sancionar a los corruptos y actúen apegados a la Ley, sin dejarse impresionar por los malhechores. Si brilla la Justicia, entonces sí sentiremos orgullo por nuestra patria.

  8. Lamentablemente los correistas creen seguir vivos pero la sociedad ecuatoriana ya les tiene reconocidos …. miren en cuenca el ex asambleista vintimilla otra rata de ap asiendo plantones en contra del gobierno que ellos mismo pusieron …..los cuencanos no tragamos el cuento de estas basuras …. las ratas de ap deben estar en la carcel….

  9. Los ecuatorianos apoyamos a Fiscalia Dra salazar, la jueza Camacho, en su acusación y juicios, confiscación y embargo al mas corrupto , prófugo de la justicia ecuatoriana, que lidero una banda delincuencial y criminal, en una década saqueada, que dejo un país en la miseria, millones de ecuatorianos desempleados, miles de jóvenes sin estudio , millones sin salud, se robaron mas de US$ 70 mil millones, ahora pueden comprar abogadillos que bailan por el dinero, los borregos sanducheros y las ratas correistas seguir gastando ese dinero robado de los ecuatorianos….tenemos que recuperar la justicia, la dignidad,

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*