Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Relatos de la politiquería de m…

en Columnistas/Influencers4P por

Un tránsfuga asambleísta, que emergió en las olas correístas y que ahora es morenista, mandó a su suplente para que ella ponga el sucio voto para librar a la señora Atamaint, que está embarrada en culpa. Daniel Mendoza se llama el asambleísta y es de la especie de los que no les importa cuidar su prestigio. Hay tantos que no lo tienen. Uno más, en la politiquería ecuatoriana, ya no es raro. Lo que precisamente es lo que más asquea. Se reproducen políticos y se reproduce política de mala calidad conspiradora del progreso; razón del tercermundismo.

La fuga de Mendoza de lo que se suponía era la línea política de su partido, no fue casual. Evidencia que en el gobierno hay una línea oficial y una extraoficial, y esta última a cargo del inefable Santiago Cuesta, que interfiere como gestor privado de Moreno, que impulsa la agenda política y electoral de Ottito. Hace encuestas, hace lobby, controla asambleístas y, como parece ser su estilo, hace amarres.

Atamaint está blindada por una entente. ¿Se hubiera pensado posible que así como los indios confluyeron con  el correísmo para derrocar a Moreno, los mismos correístas junto con socialcristianos y socialistas, se asociarían para dejar impune una trama de manipulación electoral y tráfico de cargos a cargo de un delincuente confeso? Bueno, resultó que sí podía suceder. La maniobra de Mendoza asocia esa entente a la línea extraoficial del gobierno. Ahora bien, no se critican los acuerdos políticos, pero juntarse clandestinamente para permitir que el CNE siga en manos turbias que no garantizan procesos transparentes, es evidencia de esa politiquería perniciosa que persigue el control y no propiciar instituciones que sirvan a todos, en todo momento. Los peones del entente difunden que la operación de encubrir a Atamaint es para evitar que Lasso se tome el CNE. Así justifican la inmoralidad de haber mudado del control hegemónico del correísmo a un régimen de copropiedad.

Los sediciosos, en la intención de revertir la culpa de la violencia y brutalidad contra los otros ciudadanos, crearon un relato de represión y muertos. Un sujeto que funge de Defensor del Pueblo, que se conoce en la doctrina como Ombudsman, que sirve en teoría para defender los derechos de las personas, aparece en un video, estimulando, felicitando a sus «compañeros», los líderes del asalto a Quito, mientras realizaban su acto en la Casa de la Cultura en el que convocaban al golpe de Estado y mantenían en cautiverio a policías y periodistas. Sí, allí, en donde se pisoteaba la ley, en donde se violentaba derechos humanos de los secuestrados, el Defensor del Pueblo mostraba su alianza y contubernio. Un grupo de jóvenes estudiantes de periodismo de la UDLA  (qué gran esperanza para el periodismo) muestran que todos los muertos que los sublevados usaban como trofeo, no eran tales. El Defensor del Pueblo, ariete de movimientos políticos, disfrazados de organizaciones sociales, usando instituciones para servir a la  agenda de una facción.

Si hubiera habido deseo real de poner en el basurero los engendros creados para secuestrar al Estado, ese adefesio de Consejo de Participación Ciudadano habría desaparecido. Pero en los cambios timoratos, sigue existiendo. Ojalá ya no haya duda de su impertinencia. Por hacer algo, seguramente, por tener exposición, posiblemente o por simple politiquería, entregan una presea a un dirigente indígena con pretensiones electorales que promovió violencia en contra de ciudadanos en indefensión. En mundo al revés. Un trofeo en vez de la cárcel.

No quiere, pero parece que sí. En política pesan las percepciones y apuntan a que el vicepresidente será una carta electoral. Vuelve a aparecer el inefable Santiago Cuesta, quien comenta de las encuestas que han contratado. ¿Será de las que pagan con fondos públicos? Así como se pagan los desplazamientos electorales, que etiquetan como trabajo en territorio del vicepresidente, a quien Cuesta, con paternal arrogancia, ha rebautizado con un impropio diminutivo.

Para completar la semana, un grupo de asambleístas , neonatos ellos, que han convertido en cruzada su participación política, intentan entre otras cosas, retroceder al concepto de un solo tipo de familia y crear comités de padres de familia para censurar la programación. Algo así como una SECOM de familias.

En el gobierno y fuera del gobierno, hay gente e intentos de proceder con integridad, con decencia y sentido de largo plazo. Intentos que se estrellan con esa realpolitik nociva, que es la que ha primado y ha atentado contra tener estabilidad, instituciones y políticas de calidad.

Diego Ordóñez es abogado y político.

13 Comments

  1. SIGA ESCRIBIENDO DR. USTED LOGRA ACLARAR MI MENTE Y ME PERMITIRÁ TOMAR DECISIONES QUE PERMITAN A MIS NIETOS TENER UNA VIDA DE DERECHOS. HE LUCHADO TODA MI VIDA POR FORMAR EN VALORES A MIS ESTUDIANTES Y A MANTENER LA FE Y LA ESPERANZA EN LAS PERSONAS. HOY A MIS 68 AÑOS YA NO CREO EN LOS POLÍTICOS, NI EN LOS JUECES NI EN LOS FISCALES Y TAMPOCO EN LOS ANALISTAS POLÍTICOS. SON UNOS POCOS QUE SE SALVAN Y UNO DE ELLOS ES USTED. GRACIAS POR SUS ANÁLISIS.

  2. La pasividad ciudadana en la que hemos caido hace que seamos merecedores de tanta inmundicia por parte de los politicos satrapas ? Que mier………….

  3. Lo sucedido en la Comisión de la Asamblea que impidió que la Sra Atamaint vaya a juicio político , será un estigma para los asambleístas y los partidos políticos , que con su actuación y sus votos encubrieron la corrupción y falta de probidad notoria de la Presidente del CNE , lo que lamentablemente no garantiza elecciones limpias y transparentes en el país .

  4. Concuerdo con Usted en gran parte de su comentario, pero la parte final me parece por la forma en como escribe un rechazo al modelo familiar TRADICIONAL, ojo el proyecto lejos de imponer lo que hace es promover.

    • Más evidente imposible, esto es un tongo con dos cloacas como escenario CNE y Asamblea, la institucionalidad está por el piso y ahora menos confianza tengo de que mi voto será respetado porque estos políticos todo manipulan conforme sus intereses personales y de grupo que siguen causando mucho daño al país, seguimos atrapados en este circulo nefasto y totalmente errático que lo único que garantiza es mayor corrupción e impunidad.

  5. En definitiva las elecciones son para los pendejos, que nos dejamos enbobar con ofrecimientos absurdos, mientras tanto tras bastidores el CNE ya proyecta de antemano al ganador. El pueblo felíz con el bono y el empleito burocrático.
    Eso nos pasa por ser un pueblo sin principios y con el convencimiento de que la patria es mi bolsillo y punto, con esa lógica el Ecuador es un pais de millones de compatriotas, pero sin un contrato social, es decir navegando en la nada.

  6. Muy bien dicho Diego. Hasta ahora me pregunto qué hubo de por medio para que Mendoza no esté presente y mande de último minuto a su alterno, una desconocida que llegó, votó y salió. Me pregunto por qué la otra asambleísta de Alianza País se estuvo paseando por todo el edificio y no ingresó a la votación. Me pregunto a qué juegan esos asambleístas (dizque independientes), que vistiendo pinta de dignos al mejor estilo de Eliseo Azuero, se abstienen en la votación. ¡Qué dolor me causa mi país! Ya estará este señor Azuero paseando su dignidad por los medios de comunicación muy valiente y firme… El resultado final: impunidad, indecencia y un nuevo retroceso de la democracia. Hasta ahora me pregunto dónde, en qué parte de Quito se encuentra ese colectivo que recolectaba las firmas para la consulta en la que se pide la eliminación del CPCCS. Si mal no recuerdo, los pelagatos estuvieron apoyando el voto nulo para las elecciones del CPCCS. Por favor infórmennos sobre este particular que el tiempo se termina y quisiera contribuir con mi firma. Parece que ese colectivo no hizo bien la tarea de promocionarse un poco e informar a la ciudadanía sobre el particular que señalo.

  7. Cierto estimado Diego, en Ecuador la política en una m……., porque hay políticos como Daniel Mendoza, Santiago Cuesta, Diana Atamaint , Rafael Correa etc etc, que son un m……

  8. Se graduaron de cínicos, irresponsable y anencefálicos los representantes de manabí: los come burras envían sólo para que vote, saben a quién ? a la burra.

  9. Buen artículo, escrito por Diego Ordónez, valiente crítico que dr atreve a decir las cosas tal como son, recuerden que tienen el respaldo de la mayoría del pueblo ecuatoriano que solo quiere justicia paz y trabajo

  10. Mendoza, Atamaint y el “ defensor del pueblo” 3 delincuentes a simple vista… todo organizado para delinquir y pagados con los millones robados.!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba