/

La Presidencia demanda a 4Pelagatos

lectura de 4 minutos

¿Juan Carlos Chávez Cevallos es empleado de Fernando Alvarado? No: trabaja como técnico de la Dirección de Síntesis y Alertas de la Presidencia de la República (111 en la lista) y acaba de demandar a 4pelagatos ante nuestro proveedor y las autoridades holandesas donde se aloja nuestro sitio. ¿De qué nos demanda? De utilizar una imagen de propiedad del Ejecutivo, cuyos derechos están reservados. Incluso están registrados en “la Oficina de Propiedad Intelectual del Benelux». Se trata de una fotografía del presidente Lenín Moreno (la que ilustra esta nota).

Juan Carlos Chávez, a nombre de la Presidencia, recurre a leyes europeas sobre uso de contenido supuestamente protegido, para indicar a nuestro proveedor que no tiene licencia ni acuerdo comercial con Carondelet. Es decir, que 4pelagatos comete una ilegalidad y, como consecuencia, debe bajar el sitio. En otras palabras, la Presidencia de Moreno usa el mismo mecanismo que Correa para atentar contra la labor periodística de 4P.

El correísmo nos atacó (también a otros portales) mediante un mecanismo de apropiación indebida de bienes públicos. Su gobierno registró en el IEPI, y también afuera, derechos de propiedad sobre las imágenes de Rafael Correa y de su gobierno. Es decir, tenían el derecho de propiedad sobre imágenes producidas por fotógrafos y camarógrafos pagados con dinero público, sobre personajes públicos, alojadas en un archivo digital público. Eso en cualquier legislación se llama propiedad pública.

El gobierno de Correa pretendió robarse ese bien público por dos razones en especial: imponer un uso discrecional de las imágenes oficiales y perseguir a ciudadanos y periodistas que querían usar esas imágenes como les parecía, como es su derecho. Ese atentado fue denunciado y algunos proveedores y autoridades foráneas terminaron, aunque tardaron, a darse cuenta de las artimañas oficiales disfrazadas bajo el manto de “derechos de autor”.

Se fue Correa y el país pensó que ese mecanismo había desaparecido. Juan Carlos Chávez prueba que no es así. El montaje jurídico sigue vivo y el atentado contra 4Pelagatos demuestra que lo está usando de la misma forma que lo hicieron Fernando Alvarado y sus áulicos. Juan Carlos Chávez lo ha mejorado: ha mentido a las autoridades holandesas y a nuestro proveedor haciéndose pasar por empleado de la embajada de Ecuador en España y suministrando su dirección: Calle Velázquez No.114 – 2º. Derecha 28006 Madrid- Spain. Todo eso para pretender usar la legislación europea en contra de 4P.

La demanda se basa, en efecto, en el artículo 17 de la Ley de General Data Protection Regulation. Esta normativa también se conoce como el derecho a ser olvidado. Es decir, el derecho que tienen los individuos a que sus datos personales sean borrados. Ese es el colmo de este caso: la demanda de 4pelagatos presenta a Moreno no como lo que es, Presidente de la República, sino como un individuo de a pie. Como si este medio hubiera violado su archivo personal para exponerlo ante el público sin por ello haber obtenido, previamente, el permiso de la Presidencia. Es decir, del mismo Presidente.

Presidente Moreno: si no está de acuerdo con estos métodos de funcionarios suyos, métodos gansteriles (sin base jurídica, mintiendo a autoridades extranjeras y empresas y con objetivos protervos) su gobierno debe probarlo: retirar las demandas contra 4P. y otros medios, eliminar la pretendida propiedad de la Presidencia sobre las fotos oficiales que reposan en el IEPI y, según su funcionario, en Oficina de Propiedad Intelectual del Benelux. Es una vergüenza el atentado que, a nombre de la Presidencia, hizo un funcionario suyo contra 4P.

Foto: Presidencia de la República. (El funcionario de Carondelet reclama derechos de autor sobre esta fotografía).

35 Comments

  1. Que la foto del Presidente de la República sea propiedad intelectual es absolutamente ridículo.Con seguridad es un burocratillo de última que quiere justifica su puesto y hacer méritos.El país está agradecido de los periodistas de 4 pelagatos con su absoluta honestidad intelectual.Por favor sigan con su trabajo

  2. Totalmente de acuerdo con Dña. Cecilia… cómo comparar a 4 Pelagatos con Radio Pichincha, los primeros son cultos, los otros de esa emisora son locutores fanáticos

  3. Moreno debería ser el demandado por las boberías que habla en foros públicos y solo 72 horas después se da cuenta de haber ofendido a mujeres y hombres de la Patria. En el puesto de presidente que se encaramó, no ha hecho nada, solo nos hace quedar mal a los ecuatorianos y al país, pues todos creerán que los ecuatorianos son como este feo. Pelagatos¡¡ sigan adelante porque su periodismo crítico, inteligente, esclarecedor y convincente es necesario en un país donde el bobo es el sabio, el ladrón manda, la corrupción campea y sigue la farra y prácticas nefastas que se inauguró con correa en contra de periodistas, ojalá cuando se vaya de la presidencia el morenismo, no solo se lleve las fotos de él sino también las de su compinche del ático, no las necesitamos tenerlas ni en el archivo de la Patria peor en nuestra mente, por la nefasta historia que representan.

  4. Y que podemos esperar de una segunda parte de la década perdida. Casi siempre las 2das partes son malas. Larga vida a 4pelagatos.

  5. Vaya osadia!!demandar a nuestros 4Pelagatos.Este tal chavez parece que quiere un minuto de fama, lo que ha conseguido es hacerse ver como llamamos los ciudadanos dea pie un «LAMEPATAS»desgraciado, ya quisieran tener un equipo de prensa como lo es 4Pelagatos, trabajadores, investigadores, honestos, tolerantes, ¡valientes! Y sobre todo I N T E L I G E N T ES,CULTOS, cualidades que les falta a Asambleistas y muchos empleados publicos.
    Les reitero mi admiracion y respetos 4Pelagatos.
    Fuera moreno fuera y todos sus payasos!!!

  6. Esta debe ser de la conaie por el odio atávico que destila , por la forma que defiende a la hornadera de la prefectura y por la alegría que siente por el ataque de un semejante a los pelagatos. El estiércol que lanzan volverá multiplicado a sus hocicos.

Responder

Your email address will not be published.