//

Otto Sonnenholzner, el nuevo héroe del Ecuador

lectura de 8 minutos

De todos los chips que Otto Sonnenholzner lleva puestos, hay uno que está funcionando mucho más que los demás: el de candidato presidencial. Tan encendido tiene ese chip que los otros, como el de funcionario público por ejemplo, lo tiene casi apagado o, en el mejor de los casos, funcionando de forma intermitente: mucho más en off que en on, en todo caso.

El reciente anuncio de Sonnenholzner de que viajará a la China para promocionar productos de exportación como la pitahaya y la uvilla, a pesar de los riesgos por la epidemia del coronavirus, es el signo más potente en las últimas horas del funcionamiento del chip de candidato. Para comenzar hay que ver el tono casi de mártir con el que lo dijo. «Voy a China a promocionar estos productos y si regreso con coronavirus por promover nuestra marca, regreso contento igual», dice diario El Comercio que Sonneholzner aseguró en Alemania donde cumple una agenda oficial.

Es probable que sea cierto que el Vicepresidente lo dijo en broma, como anota El Comercio, pero el mensaje no podía ser más evidente: me la estoy jugando por el país y los ecuatorianos y, ojo, que esto es como para que los medios se pongan mosca con la noticia. Toda una suerte de Abdón Calderón, el Niño Héroe, del siglo 21.

El mensaje de Sonnenholzner tuvo el impacto planificado para quien busca atención mediática y quiere construir la imagen de un político tan patriota y responsable que hasta pone en riesgo su vida en bien de los intereses del país. No hubo medio de comunicación que no recogiera la noticia y casi todos hicieron el énfasis en que viajará a pesar de la temible epidemia. «Alerta por el coronavirus no suspenderá el viaje de Otto Sonnenholzner a China en marzo del 2020», decía un titular. «Con tal de sacar adelante a los productos ecuatorianos, Otto Sonnenholzner no lo piensa dos veces y se va a su gira en China», decía otro. Tarea cumplida, el anuncio del viaje surtió el efecto buscado en los medios.

Pero no hay crimen perfecto: si se observan las reacciones en redes sociales, la idea de ir a China en medio de tanto riesgo no fue bien recibida. En Twitter, al menos, casi todos los comentarios fueron negativos. Un médico dijo que la iniciativa era irresponsable por los riesgos de contagio y que esperaba que a su regreso el Vicepresidente se someta a una cuarentena para evitar contagios a su regreso. Abundaron mensajes en los que, en los tonos más variados, se reprochaba la iniciativa por los riesgos que puede acarrear. También hubo ácidas críticas con los medios que recogieron en forma laudatoria la decisión del presidenciable. Aparentemente, ni el buen humor ni la declaración de que por las pitahayas y la uvillas ecuatorianos está dispuesto a poner en riesgo su vida, gustó en redes.

En realidad, la reacción negativa de muchas personas en las redes no están muy extraviada, si se toma en cuenta lo que dicen las voces más expertas en el tema. El Centers for Disease Control and Prevention, CDC, (la máxima autoridad del tema en los EEUU) recomienda con especialísimo énfasis que nadie viaje a la China si no se trata de un motivo esencial, porque el virus se contagia de persona a persona y nadie que entre en ese país está garantizado de no ser víctima de contagio. El científico epidemiólogo de la Universidad de Toronto, Isaac Bogoch, dijo asimismo al sitio Vox que si alguien tiene que ir a la China por un motivo ineludible, tiene que sujetarse las recomendaciones de viaje que hace la CDC y evitar en la medida de lo posible dicho traslado.

Sonnenholzner, está claro, ha preferido seguir más las recomendaciones de sus asesores de imagen o de campaña a las consideraciones que tendría no solo una persona que quiere cuidar su vida sino alguien que debe observar ciertos principios de responsabilidad con su comunidad.  Ir a China no solo es peligroso para su salud, como dice CDC, sino también para su comunidad. En este caso, el supuesto patriotismo y desprendimiento por salvar o aumentar las exportaciones de la pitahaya ecuatoriana es, en los hechos, todo lo contrario: una total irresponsabilidad con sus conciudadanos, por más remota que pueda ser dicha posibilidad.

Sonnenholzner tiene el chip de candidato encendido desde hace varios meses: no solo aparece en entrevistas con periodistas que luego son post producidas para hacerlo aparecer como el hombre que el Ecuador necesita, como lo anotó 4Pelagatos en una nota reciente, sino que dedica gran parte de su tiempo a recorridos y gestiones que son mucho más propias de alguien que está en una primaria electoral que de un funcionario que no tiene interés en despertar simpatías y adhesiones. Basta ver su página de Facebook o el Flickr de la Vicepresidencia: decenas de fotos con niños, con ancianos, gente de la calle y reuniones en las que aparece como el funcionario serio, dinámico y jovial que necesita el país.

El Vicepresidente inaugurando canchas. Foto Vicepresidencia del Ecuador

Es evidente que un potente equipo de comunicación lo acompaña a todo lado y que a las pocas horas de realizado determinado acto, aparece un video de sofisticada factura en el que se lo promociona abiertamente. Un ejemplo de esto es el video que apareció tan pronto como terminó su presencia en una feria comercial en Alemania, donde está actualmente.

Entre las evidencias que muestran cuán encendido está el chip de candidato de Sonnenholzner y cuánto esfuerzo hace su equipo de imagen, está un video que apareció el 3 de febrero en sus cuentas de redes sociales. «Este es nuestro trabajo y nuestra obligación es hacerlo bien, de forma ágil y de forma honesta. Ese es cambio más importante que podemos demostrar y que podemos dejar», se le escucha decir ahí a Sonnenholzner con un tema musical de fondo dulce y ensoñador. Está claro que ahí hay toda una estrategia electoral.

Sonnenholzner ha estado labrando una imagen de presidenciable desde hace mucho tiempo atrás. El anuncio de su viaje a China es tan solo una idea más en ese camino, con el problema, sin embargo, de que en ciertas ocasiones la búsqueda de eco y aplauso puede traducirse en un reacción contraria a su objetivo.  Sonnenholzner como anotó el tuitero y escritor Rafael Lugo, en sarcástica referencia a Abdón Calderón, es «el nuevo niño héroe del Ecuador».

A propósito de su anuncio de ir a China: ¿se someterá, a su retorno, a la cuarentena que debe observar tras su regreso de un país de donde salió el nuevo peligro para la salud llamado coronavirus? Si en efecto Sonnenholzner llega a ir en marzo (porque el anuncio aparece por ahora únicamente como un truco de marketing político) sería importante que la ministra de Salud, Catalina Andramuño, diga desde ya en dónde y cómo el Vicepresidente hará la cuarentena, pues en otros países (incluido Hong Kong) los pasajeros que llegan de la China deben someterse a ese proceso que implica un encierro en total aislamiento por 14 días. ¿Hará todo eso Sonnenholzner?  Por ahora todo luce como un artilugio campañero de inmensa irresponsabilidad.

Foto: Vicepresidencia del Ecuador

31 Comments

  1. Como bien se señala en este artículo , aparentemente el mencionado viaje a la China no será sino un artilugio mas en su anticipada campaña política . Y como se ha manifestado , está en su derecho de hacer proselitismo político , pero no siendo Vicepresidente , y peor con dinero público : Sr Sonnenholzner , no tome riesgos innecesarios viajando a la China , pues los resultados del mismo pueden ser terribles para la salud de los ecuatorianos si Ud , como resultado del mismo , nos trae el CORONAVIRUS .

  2. Si Ottito va a la China, demostrando tamaña irresponsabilidad, y vuelve contagiado del coronavirus, sería bueno que, en la convención de Alianza País, en la cual estarán (ojalá) también correístas, sería bueno, digo, que Ottito en la convención de marras, haga escuchar su voz presidenciable, tosiendo fuerte y claro.

  3. Chao señor Otto Sonagdknbvcyrh….. por favorcito no regrese. Que le vaya bonito. Irá por la sombrita, que nada le Cuesta…

  4. Juventud divino tesoro
    Quienes, gracias a Dios, hemos superado las siete décadas, con altas y bajas, en nuestra profesión de periodistas en diversos medios de comunicación, aportamos nuestras mayores energías a que los mensajes enmarcados en la ética periodística, sean positivos y razonados, orientados siempre al bienestar de nuestros semejantes. Otto Sonnenholzner llegó a la Vicepresidencia de la República aupado por políticos conocidos que lo lanzaron a un cargo de avanzada para que cumpla con sus «consejos». El tuvo una educación de primer nivel porque su padre un conocido empresario, banquero y radiodifusor, lo orientó y le dió responsabilidades en el ambiente radiofónico de Guayaquil. Otto no fue un ilustre desconocido, pero de ahí a ser potencial candidato a la Presidencia de la República, si bien está en su derecho como ciudadano ecuatoriano, todavía le falta un largo camino por recorrer. Lo que sucede es que los que los rodean y el mismo Gobierno del Lcdo. Moreno considera que es el candidato idóneo que los protegerá en la retirada. De ahí que le proporcionan los recursos económicos que necesita y le dan soporte con un equipo de prensa que siempre lo acompaña, tanto en sus recorridos por el interior del país como del exterior. Las nuevas elecciones presidenciales y de asambleistas están a la vuelta de la esquina y ellos no quieren perder la oportunidad de candidatizarse. Solo el tiempo y las aguas nos dirán hasta donde llegarán Otto y sus asesores.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

  5. Así como el padrino de la mafia santificó la colocación en órbita de un satélite imaginario, así los sucedáneos anuncian el viaje de la pitahaya con payaso incluído para desterrar la epidemia del coronavirus. Sugiero que lleven en el mentado viaje a la pedestre que funge de ministra de salud para que explique a los ignorantes chinos que el virus de la hepatitis B también produce síndrome de distres respiratorio severo y le postulen al premio Nobel de retraso mental.
    Todo es posible con la ciencia cuántica.

  6. Este episodio «dramático» recuerda a aquel farsante que el 30 S, se desabotonó la camisa y dijo a la multitud «Aquí estoy, mátenme».

    La historia se repite al poco tiempo, el nuevo «héroe niño» ha copiado la estratagema de aquél ladrón, los protervos fines son iguales, el primero se llenó de plata a niveles inimaginables, el segundo, corre por lo mismo, y lo que es más triste, con la plata de todos nosotros.

    ¡¡¡Ecuatorianos!!!

    No prestéis oídos a cantos de sirenas, ya hemos tenido de aquello, más que suficiente con tanto ladrón.

Responder

Your email address will not be published.