Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Pendejeces saturan el debate público

en Columnistas/Influencers4P por

Coincidí en un debate radial con dos dirigentes de la izquierda. No menciono sus nombres para no personalizar. La una, de la izquierda tirapiedras. La otra, dirigente indígena. Torbellino de consignas y lugares comunes. No exponen o razonan, redactan panfletos. Dicen defender los intereses populares, como si esos intereses carecieran de contenido y sentido racional. Es todo un reto encontrar una línea o una consigna para proponer una réplica que no sea denunciar sus incoherencias.

En los propietarios, en los que invierten o se endeudan para financiar un negocio, opera la misma lógica del lucro, de la acumulación. Sean grandes, sean medianos, sean pequeños. El gran industrial o el dueño de taller, procura optimizar, vender caro y ganar. Es una fantasía que exista una «economía popular y solidaria», como repiten con fruición, conformada por pequeños propietarios y capitalistas que, según esta izquierda, no buscan el lucro sino una caja común en la que se reparten, así, según cada uno necesite y no según su inversión.

Lo novedoso es que han introducido entre sus consigas, ya no solo defender al obrero del explotador capitalista sino al pequeño empresario que, al parecer, constituye una clase social nueva, enfrentada a los intereses del gran capital. Pero no advierten que, desde su lógica de lucha de clases, existe el mismo conflicto sea entre el obrero de una gran industria o entre jornalero y el sastre de una sastrería. El calificativo de pequeño o de pyme no cambia la condición de propietario. Como tampoco el apelativo de campesino cambia que es un terrateniente y que sus intereses no son iguales a quien trabaja por un sueldo o jornal.

Hay que promover la pequeña empresa, insistían mis contertulias. Y no se detienen a razonar que esa promoción, que es necesaria, pasa por reformar las leyes laborales. A quienes más afecta la rigidez en la contratación de personal, los sobrecostos y las draconianas indemnizaciones es a los negocios pequeños, de bajo margen. Promover la pequeña inversión pasa por reducir el costo de endeudamiento, lo que sería posible si la fijación de tasas de interés dejara de ser un precio político y las condiciones de estabilidad de la economía redujera el riesgo. Promover la pequeña inversión pasa por desburocratizar y reducir el intervencionismo estatal en los negocios. Promover la pequeña inversión pasa por liberalizar la economía y permitir que las personas emprendan en ese ambiente.

Sí, las contertulias del programa radial, tan izquierdistas ellas, con un poco de profundidad concluirían que defienden, sin percatarse, políticas liberales. Pero pesan los prejuicios y los sesgos.

En el otro extremo, tardíos pupilos de Plinio Correa de Oliveira, irrumpen en redes sociales con el blasón de auténticos católicos, devotos monárquicos y defensores del Tea Party. Ultra moralistas dispuestos a chantarnos su corsé confesional. Con la arrogancia del fanático reparten descalificaciones y miden el nivel de la fe y de la militancia en la fe de quienes critican su torquemadismo. En su antípoda, las feministas que repudian el igualitarismo civil, reclaman la propiedad de vientres para legalizar aborto libre. No hay diálogo posible. Los conservadores con la pretensión de convertirse en árbitros morales a la fuerza: cerrados a cualquier diversidad, bloqueados a familias diferentes de las de los libros sagrados. Las defensoras del aborto, de las cuotas y otras distorsiones de la igualdad, a la fuerza y con la censura, intentan someter bajo sus convicciones.

Los dogmas empendejecen. Y los defienden derechistas e izquierdistas, que se niegan a reconocer que la realidad es como una enzima: cataliza las ideas, que se reformulan en un proceso dialéctico al que son sensibles las mentes libres. No hay una sola forma de pensamiento. Pero lo que muestra un encasillamiento neuronal temprano, en millennials sobre todo, son las rigideces de los dogmas y la incapacidad de entender la realidad mas allá de ellos.

Diego Ordóñez es abogado y político.

9 Comments

  1. los izquierdistas no producen nada , pero solo ellos reparten los porotos a cambio del besamanos a los al caudillo, como en la soterradas Cuba y Venezuela

  2. Con esas estúpidas ideas izquierdistas, ningún país ha salido adelante, todos ellos han fracasado y lo peor es que sólo las cúpulas que los han gobernado, se han enriquecido a puro robo.

    • Que dejen de procrear a tan temprana edad. Los hijos vienen cuando podemos educarlos y enseñarles códigos de ética y a buscar libros. La educación viene de casa. Y hay que educarlos políticamente. A no oír charlatanes. Se necesita capitalismo con red de seguridad.

  3. en el grupo de los pobres hay pobres ricos y pobres muy pobres, dentro de los ricos hay ricos pobres y ricos mas ricos, todo es relativo, como general los 10% mas ricos pagan 90% del imp a la renta (no importa si esta plata es robado o de origen honesto, pagado es pagado), el 10% mas con menos ingreso no paga impuesto y el 80% de la gente paga el 10% del Imp a la renta

  4. Un ecuánime que deja el confort de su zona media para destilar se obvio rechazo a los «extremos». No estaría mal si uno de esos no fuese la moralidad y las ideas conservadoras que tacha de ultras. Increíblemente llegaron los días en que hay que justificarse y defenderse del porque se es a favor de la familia, contra el aborto, a favor de la moral y las buenas costumbres.

    • Ser contra el aborto, rechazar la prosperidad y oportunidad, a miles de mujeres no tiene nada que ver con moral o buenas costumbres! Más bien nos clava en la pobreza y el subdesarrollo.

  5. Dr. Ordóñez, de las mentes de sus lindas contertulias está lleno nuestro “maravilloso país” y son los que votan y eligen presidente y camarilla de asamblelistos”

  6. Gran analisis!! Los proclamados por ellos mismos “ lideres populares” son como los burros q tienen bloqueada su vista a los costados y solo sirven pa jalar una carreta= ideas retrogradas, absurdas, no reales ni aplicables!! Pero al pueblo le gusta escuchar cantos de sirenas = promesas de igualdad trabajando menos y recibiendo mas beneficios de la mejor forma = GRATIS

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba