Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Presidente, déjese ayudar por favor

en Conexiones4P/Elenfoque por

Presidente,

Muchos no se imaginan en sus zapatos. La verdad es que el mundo, Ecuador con él, entró en un túnel y nadie ve la línea de meta en el horizonte.
La situación es demoledora. Usted mejor que nadie sabe que hay millones de ciudadanos pobres que hacen frente a reales peligros de desabastecimiento. El golpe al aparato productivo y a las finanzas públicas no tiene precedentes por su magnitud. Los problemas tienen ahora estatus de letanías.

El país está haciendo frente a tres urgencias nacionales: la sanitaria, la carencia de recursos para enfrentarla y paliar sus consecuencias y la necesaria reconstrucción del país. Porque el país saldrá de esto devastado. La tarea es tan urgente que obliga a poner en cuarentena hasta las críticas que su gobierno merece. Ya habrá tiempo de volver a la normalidad y esa es una realidad que su predecesor, empeñado en una campaña mezquina, golpista y miserable, no entiende.

La tarea no solo es urgente: necesita todo el apoyo necesario para que los políticos (es decir usted, su gobierno, sus aliados y sus opositores) puedan tomar las decisiones debidas, las puedan viabilizar legalmente y operar en la forma más expedita posible. Por eso Presidente usted debe llamar a un acuerdo nacional mínimo en forma apremiante, decidida y con nombres propios. Y debe hacerlo por cinco razones, entre tantas:

  • Es el momento de acordar o coincidir. Nunca, como hasta ahora, el país ha estado en estas condiciones tan sui generis. Los problemas parecen monumentales, pero si hay voluntad, las soluciones pueden más generales, más sencillas y más llevaderas.
  • Usted no puede hacerlo solo. No es dable que mientras su gabinete trabaja (algunos de sus ministros se han granjeado respeto y agradecimiento), otros responsables políticos (por fuera de Correa) estén dedicados a tuitear siguiendo su catecismo, como si el país no estuviera ante una tragedia sino en un concurso de locuacidad.
  • Este es un problema que padece todo el país, pero las soluciones las tienen que dar los políticos. Y si es un problema global, tiene que haber involucramiento de los principales líderes nacionales.
  • Globalizar las soluciones, involucrando a los actores políticos, evita que la Asamblea o los partidos arrastren los pies. Y que el gobierno no pueda proceder, o no enteramente, promoviendo soluciones que, como los problemas, deben tener el carácter de excepcionales.
  • Muchos quieren ayudar y no saben cómo. Si hay dirección política concertada para el momento (o coincidente como dice Jaime Nebot), hay políticas públicas claras y acciones concretas a las cuales se pueden adherir instituciones, sectores sociales o empresariales. Incluso la prensa.

Presidente,
Usted ha sido reacio hasta ahora a llamar y, sobre todo, a liderar la convocatoria a ese diálogo, cuyos preámbulos y juegos retóricos y electorales no tienen curso. Todo el mundo conoce las urgencias y todo el mundo sabe que se necesita dinero y algunas leyes. Las diferencias entre los políticos no le interesan a los ciudadanos en este momento. Les interesa que los políticos se pongan de acuerdo, que no haya disonancias sobre lo fundamental, que haya dirección política para enfrentar la guerra y que haya acciones contundentes. Que aquellos que más tienen contribuyan más y que ese coro voluminoso por la vida y por la protección de los más desfavorecidos aplaque los gritos destemplados de los golpistas miserables que, en este momento y tras haber desarmado al país, se vuelven a declarar salvadores supremos.

Quizá usted, Presidente, no necesite esa unidad sobre lo fundamental que, en lo que concierne este medio, le hemos sugerido desde que llegó a Carondelet. Pero el país la precisa y la acción de gobierno la reclama. No se puede perder tiempo. No hay tiempo para operaciones políticas que son esenciales y deben ser expeditas en virtud del interés general; no negociadas bajo presiones indebidas por debajo de la mesa como acostumbran los políticos torcidos. sobre la mesa los problemas,Presidente, y que el país juzgue a sus políticos por las actitudes y las acciones que tomen en este momento. No por lo que dicen. O prometen.

El coronavirus impone un gobierno con más horizonte, mayor capacidad operativa y comunicacional. Un gobierno que dé cabida a más voluntades porque si hay unidad nacional, habrá menos bloqueo y menor reticencia a servir.

Si las soluciones a esta catástrofe provienen de la política, los políticos tienen que ponerse de acuerdo. Y unirlos, en torno a un programa mínimo para las circunstancias, es su deber, señor Presidente.

Atentamente,

Foto: Presidencia de la República. 

13 Comments

  1. Pedir peras al olmo. El presidente no es un líder. No convocará a un grupo selecto pues no tiene la calidad intelectual para hacerlo. Se mueve entre mediocres con las debidas excepciones.

  2. La experiencia y el conocimiento no es un accidente, y así debería tomarlo el Presidente de la República en una pandemia como la que hoy enfrentan todos los ecuatorianos, sin distingo de raza, posición económica o religiosa. El actual gobierno debe actuar con un Comité de Crisis adhoc multidisciplinario, donde participen los rectores de las universidades, los científicos e investigadores que fueron sacados de las universidades por el anterior régimen que actuó irresponsablemente creyendo que los más jóvenes podría afrontar una crisis aterradora como la que estamos atravesando, golpeando irremediablemente en los más desprotegidos de la sociedad. Deberían también ayudar los líderes de los partidos políticos consolidados, no de esos movimientos políticos que hoy están en la Asamblea Nacional como independientes de a uno, o que fueron echados por quienes no aceptaron sus decisiones de voto sobre temas intrascendentes. Asimismo, líderes empresariales que no defiendan solo sus intereses sino el destino presente y futuro de la Patria. Si el gobierno no actúa de manera urgente como el tema amerita, la mayoría de ciudadanos saldrá a las calles desesperados por encontrar soluciones más viables para su subsistencia. Ya debe terminar la telenovela macabra de los funcionarios que están encargados de informar cada cuatro horas, pseudo estadísticas sobre el avance del Covid 19, de contagiados y fallecidos en el país. La gente quiere ser atendida de urgencia y no morir en el interior de sus casas o en las veredas de hospitales o dispensarios públicos, donde no existen los insumos médicos ni para sus propios profesionales y enfermeras.

    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

    • la austeridad del presidente , es su obligación para salir del problema, por q no sugerirle q la elite de la burocracia disminuya sus sueldos, $2.000,oo como máximo, no decimos,no vacaciones pagadas ,disminuir el presupuesto de la asamblea,reducir el numero de asambleístas,retirar a los asesores de los asambleístas y ministerios, así se terminaran los diezmos, abra menos corrupción?,. Eliminar los ministerios q estorban, .El ahorro en el Pais sera el mejor beneficio para el Pueblo. No olvide el principio fundamental del gobierno y sus politicos, la igual ,libertad, del pueblo para el pueblo, Sera su mejor obra, DECLARE LA UNIDAD

  3. En lo relacionado a Salud cabe reconsiderar el año de medicatura rural para los recien egresados, considerar que tuvo su justificacion de ser obligatoria en los años 70. En su lugar, tender a que las comunidades sean servidas por medicos generales que deseen desarrollar su vida profesional en areas rurales.

  4. Ante la crisis, para el sector publico seria preferible y lo mas humano, bajar los sueldos y repartir lo que quede, entre todos, para evitar la opción mas dolorosa y sectaria, la ola de despidos, manteniendo los sueldos a los afortunados que lo conserven

    • una burocracia en su mayoria corrupta e ineficiente aupada 10 años por el correismo no va a soltar fácilmente sus privilegios,,no seamos ingenuos..atrapados y sin salida fácil´´´cirugía mayor,etc…bonito…somos un pais fallido..por lo menos morir peleando.

    • Una carta dirigida a todos para hacer conciencia en éstos momentos de gran angustia! Excelente iniciativa y ojalá todos tengan la oportunidad de leerla y reflexionar…

  5. THE NEW YORK TIMES.

    Hay que escuchar a los científicos.
    La Casa Blanca realiza sesiones informativas frecuentes para describir los avances del gobierno contra la pandemia; a menudo las encabeza el presidente, Donald Trump, o el vicepresidente, Mike Pence, rodeados de un reparto cambiante de funcionarios.

    Muchos expertos se negaron a hablar de manera oficial por temor a ofender al presidente, pero opinaron de manera unánime que los políticos deben hacerse a un lado y dejar que los científicos lideren el esfuerzo para contener el virus y expliquen a los estadounidenses qué se tiene que hacer.

    Del mismo modo en que los generales toman el liderazgo durante los informes diarios en tiempos de guerra —como hizo el general Norman Schwarzkopf durante la Guerra del Golfo Pérsico— los expertos médicos son quienes deben tomar el micrófono para explicar ideas de alta complejidad como las curvas de la epidemia, el distanciamiento social y el uso de medicamentos.
    El micrófono no debería siquiera estar en la Casa Blanca, dijeron los científicos, para que los informes de importancia histórica no se conviertan en intercambios iracundos y politizados con la prensa, como sucedió el viernes 20 de marzo.

    En cambio, los líderes deben describir la inminente crisis y las posibles soluciones de una manera que genere confianza en los estadounidenses.
    Sobre todo, comentaron los expertos, las sesiones informativas deben centrarse en salvar vidas y asegurarse de que los trabajadores asalariados sobrevivan los tiempos difíciles que se avecinan, no en el mercado bursátil, la industria turística ni la salud del presidente. No hay tiempo para hacer señalamientos públicos ni nombrar culpables.
    “A estas alturas de la emergencia, tiene poco mérito perder tiempo en lo que deberíamos haber hecho o de quién es la culpa

    • Demasiado tarde para ese acuerdo nacional. Este mecanismo se ha desgastado tanto que ya no es legítimo. Pocas alternativas le quedan al presidente y en ninguna de ellas, él es el protagonista. RIP

  6. Muy importante llamado. Es el sentir de la mayoría de la sociedad ecuatoriana, y por favor ya actúe y deje esa publicidad barata que mas desconcierta y enfurece ud y ese pobre muchacho que ocupa la vicepresidencia tengan mayor personalidad y pragmatismo para hacer las cosas en cuanto al vice mejor que no se presente, en la entrevista de hora 25 más dio pena. Pareciera que no sabe que hacer y eso crea temor y desconfianza. Y por favor más seriedad en el nombramiento de las autoridades provinciales ya basta de pactos sucios y autoridades ineptas como la gobernadora de Loja y todo su equipo el cual responde al voto de su esposo el asambleista sinvergüenza Bustamante. Esto es muy serio no se debe negociar con la vida de la gente, ya luego seguirán en lo mismo pero por ahora tenga la sensatez de hacer lo correcto y rápido.

  7. El problema es que el gobierno no esta con esa actitud, sera que debe llegar el apocalipsis del espacio o de algun evento climatico de destruccion masiva para que entienda que en estos momentos los ciudadanos necesitan claridad, transparencia y acciones firmes.

    El ultimo escollo del gobierno (la renuncia de dos de sus ministros) demuestra que sigue habiendo (y seguira) doble discurso. Al menos eso dejo en claras las declaraciones de la ex ministra de salud. SI no hay recursos es porque no hay plata, y eso es evidente no solo por el numero de infectados que crece desproporcionalmente, sino porque muchos de ellos son trabajadores de la funcion publica, desde medicos hasta militares pasando por burocratas.

    Si el gobierno sigue pensando en las encuestas y en su imagen es obvio que estas cosas van a seguir ocurriendo. ¿Por que el presidente no le dice al Ecuador que no hay recursos, que los hospitales no cuentan con la infraestructura que requieren, que no hay los insumos que se requieren para hacer las pruebas a todos los posibles infectados? ¿Acaso no es mejor decirle a la sociedad que el estado no esta en capacidad de atender esta emergencia? ¿Acaso esta no es una mejor estrategia para que los ciudadanos entiendan que la clave para salir esta en ellos, en su predisposicion a ciudarse, a ser solidarios, a ser disciplinados para evitar la propagacion del virus?

    Lenin, antes de mostrar algo de humildad y aceptar que no esta en campana, por favor entienda que la vida de muchas personas dependen de la capacidad del estado para actuar de manera eficaz y contundente. Ayude a los desvalidados porque capacidad para antender las necesidades y expectativas de todo el Ecuador no es posible. Pero para llegar a este punto primero haga un ejercicio de sinceramiento. Hablele claro a sus ciudadanos.

  8. Excelente iniciativa, digna de felicitaciones, ojalá otros medios se sumen a propuestas de este nivel.
    Esperemos toque la sensibilidad de quienes conforman el Gobierno, que reflexionen profundamente sobre su verdadera capacidad, que la vanidad y el afán de querer ser importantes no obnubile su sensatez.
    Se puede tratar de convencer a la gente creando una falsa imagen de personas y su gestión, pero no pueden engañarse a si mismos, ni a la historia, los resultados son palpables. Todos ignoramos cosas pero el gran ignorante es aquel que ignora su ignorancia.
    La situación es sumamente compleja, un gran peso que no debería estar en los hombros de una sola persona, el futuro y bienestar de todo un pueblo está en juego, la obstinación en estas situaciones podría llevar a una persona a cometer involuntariamente un crimen de lesa humanidad.
    Que los líderes con experiencia administrativa como Nebot, Lasso se desprendan también de sus intereses personales y se unan en conjunto con mas actores de la sociedad como el reconocido grupo de economistas, formen una coalición que tome todas las medidas radicales necesarias con total pragmatismo y en defensa de los mas vulnerables para así salir de un obscuro destino al cual nos dirigimos.
    El Licenciado Moreno debe entender que en su posición, de sus decisiones depende el pasar a la historia como un héroe o como un tirano.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba