Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

la realidad supera la ficción

en Columnistas/Influencers4P por

La realidad de la situación del Ecuador en esta lucha contra la pandemia del Coronavirus es inédita y va superando la ficción. La emergencia sanitaria está sobrepasando la capacidad de reacción efectiva del Estado, al punto que hasta las cifras que se difunden como ciertas están poniéndose en duda porque las cuentas que se hacen, basadas en las imágenes que se transmiten a escala nacional en los medios y las redes sociales, hablan de otra cosa. Se ha cercado la segunda ciudad más importante del país ante la imposibilidad de controlar el avance del contagio; es un hecho que la mortandad que el virus ha desatado es sin precedentes: la imagen que dio la vuelta al país de un cadáver en la puerta de su casa sin poder acceder a un mínimo de tratamiento digno -como es ser llevado a sepultar- nos ha mostrado la cara más ingrata y fatídica de un desastre nacional.

La paralización de las actividades públicas, especialmente del trabajo, empiezan a poner en serio riesgo la total economía del país, porque las pérdidas que se producen día a día son enormes. Esta situación, está obligando a los entes públicos y privados a repensar formas para enfrentar esta crisis -que también es económica- de tal manera, que afecte menos al sector laboral. En esa línea, en estos sectores, ya se está pensando en acciones para tomarse en ese tiempo. Generar una especie de licencia de trabajo sin sueldo mientras dure la emergencia, manteniendo, eso sí, el pago del seguro: esa es una de las posibilidades que se empieza a barajar, al igual que la propuesta de que quizás convenga que no se cobren intereses en los préstamos a los negocios que no tienen ingresos ni capital durante este período.

La emergencia también ha provocado que los ciudadanos vuelvan su mirada a los bancos y, en varios foros, se discute si no sería bueno que, entre otras cosas, este sector reduzca los intereses a pequeños empresarios y nuevos emprendimientos como una medida para palear esta situación de crisis que promete ser más cruenta.

Pero todos estos aspectos, por la gravedad de lo que estamos viviendo sólo es el principio de un drama que se avizora más complicado aún y que nos va a afectar a todos, porque de esta crisis nadie se salva. Justamente por eso nos va a tocar repensar todo de nuevo para cuando todo pase, porque el coronavirus nos va a dejar un país distinto económica, social y demográficamente hablando.

Por lo tanto vale la pena ir pensando, por ejemplo, cómo vamos a reconstruir el Estado de manera que esté preparado a futuro para afrontar situaciones similares, o peores, porque hoy es el coronavirus y mañana puede ser un terremoto o la erupción de un volcán. Resulta que últimamente estas tragedias nos han pillado indefensos, sin recursos, dependiendo de la ayuda internacional porque nuestro país no tiene un fondo para afrontar situaciones extremas, como sí lo tienen otros países.

La confinación obligada nos ha permitido acompañar a la distancia la angustia de nuestros compatriotas contagiados que no tienen un lugar dónde tratarse de la enfermedad y valorar, también, la valentía y patriotismo de los empleados de la salud que, aún sin los elementos necesarios, comprometen sus vidas por los demás.

Esas imágenes apocalípticas a muchos nos han recordado que alguna vez sí tuvimos un fondo de emergencia, pero que fue eliminado por la codicia de un grupo de malos funcionarios que se comieron ese fondo para financiar ministerios de la alegría y sabatinas de violencia política entre muchas otras cosas. ¡Cuánta falta nos hacen hoy esos dineros que nos hubieran servido, al menos, para enfrentar de mejor manera los inicios de esta crisis!

En este punto, la realidad es lo que hay y demanda de todos unidad y solidaridad sobre todas las cosas, cumplimiento irrestricto de las instrucciones de las autoridades y prudencia en nuestras acciones porque, hoy por hoy, en el Ecuador la realidad ya superó de largo la ficción.

Ruth Hidalgo es directora de Participación Ciudadana y decana de la Escuela de Ciencias Internacionales de la UDLA.

7 Comments

  1. Como corolario a mi nota anterior, segun entiendo por el discurso del Presidente, entre quienes CONTINUARAN EN AISLAMIENTO ESTAN LOS ADULTOS MAYORES. Genial!!!!!!!! y reitero lo expresado antes, como sobreviven a diario los adultos mayores. Sera que de una vez por todas, en esto de que a veces seguimos ideas positivas y beneficiosas de otros lares, que les impide dar una autorizacion para que de tal a tal hora (digamos 2 horas de lunes a viernes) los adultos mayores tengan opcion de atender sus asuntos? o comodamente presuponen que TODOS LOS ADULTOS MAYORES TIENEN APOYO DE ALGUIEN?????????

  2. Algo relacionado sobre el impacto del coronavirus: consecuencia logica y acertada el confinamiento. Sucede el confinamiento tiene una arista sobre la que no he visto un escrito: LA SITUACION DE LOS ADULTOS MAYORES- yendo especificamente al tema compras en el supermercado, que si por acaso no tenemos personas bondadosas, si la familia vive lejos e igual esta en confinamiento, supuestamente hay solucion con el servicio de entrega y la realidad vale un redondo cero, lo estan viviendo a diario.

    Creo haber comentado antes: por que no se puede hacer aqui lo que en otros lares: para personas mayores, tanto supermercados como farmacias tienen un par de horas donde uno puede hacer su compra y regresar y asunto concluido. No se a quien se puede escribir con esta que desde mi punto de vista es una solucion acertada, habida cuenta que esto del confinamiento parece va para largo.

  3. Es un artículo muy interesante ya que el Coronavirus está teniendo un grave impacto en la economía del país y en toda la población ya que la pandemia ha hecho que tomemos medidas muy estrictas y nos ha obligado a paralizar todo. Hay personas que tienen negocios pequeños de los cuales viven de ellos y se vieron en la obligación a cerrar por la pandemia y eso les representa gran perdida. Pero estamos en un momento en el que es mejor quedarse en casa para así poder lograr detener la pandemia y que todo termine a que a se agrave más la situación y la economía empeore más de lo que está.

  4. Hola; es un excelente articulo sin mencionar que es verdad, muchas veces las imágenes que se muestran en redes sociales hacen que la población tenga más pánico, sin embargo muchos de esos artículos son exageraciones o mentiras; haciendo que la población entre en pánico al punto en que la mayoría salen a comprar todo lo que se les viene a la mente e incluso si son productos que no se ocupa, provocando no solo que otros usuarios no puedan encontrar lo que requieren, sino también haciendo largas filas en los supermercados y provocando estancamiento y demora. Como sociedad tenemos que tener una sola fuente para no tener que distorsionarnos con demasiadas noticias.

  5. El Coronavirus ha impactado en la economía mundial más rápido que la propia enfermedad que lo provoca, este virus afecta mucho más a las personas que viven del día a día; sus negocios han cerrado e incluso cientos de fábricas han sufrido grandes pérdidas, pero el miedo es aún más grande. Hay que aplaudir todos esos guerreros que día a día ponen en riesgo su vida por salvar la de otros como lo son todos los trabajadores de salud. Tomemos conciencia esta enfermedad no es un juego, no salgamos de casa cuida tu vida y la de tu familia no queremos ver más personas muriendo o contagiándose, si todos lo hacemos venceremos a este virus y pronto podremos salir nuevamente a disfrutar de todo lo que nos rodea y que tal vez un día no supimos valorar.

  6. Muy Buen artículo, felicitaciones.
    Pero con respeto debería agregar qué hay deudores del IECE; que les condonaron los intereses en mora, pero de aquí en adelante tienen que pagar la tasa activa delBanco Central. Me pregunto?, cómo?; si No tienen trabajo o el sueldo les alcanza apenas para sobrevivir. No es hora de condonarles la deuda; cómo hicieron con un montón de pelucones en el feriado bancario?; o por lo menos que el interés sea 0%.

    • Le aseguro que esos codiciosos malos funcionarios que se comieron los » fonditos esos» como.Ud bien lo especifica volverán a ser gobierno con el voto del «pueblo.»
      De hecho no volverán , porque nunca se fueron y ahora son gobierno solo que son otras moscas.
      Y si salimos de esta ,
      el chivo expiatorio sera el covid 19 y el pueblo olvidara estos 12 malditos años de desastre político y económico.
      Muy buen articulo
      Saludos

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba