Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Roldós: ¿Vamos a ser país o no vamos a ser país?

en Conexiones4P/Elenfoque por

León Roldós es guayaquileño y fue vicepresidente del Ecuador.

En esta urgencia por el coronavirus y la crisis económica, Guayaquil es el punto más neurálgico. Usted está en Guayaquil. ¿Cómo ve la situación y qué cree que se debe hacer?
Veo un desconcierto total. Creo que hay un esfuerzo de algunas personas del gobierno. Entre ellos el vicepresidente, María Paula Romo, el nuevo ministro de salud y algunos actores más que están queriendo buscar soluciones. Pero todas las soluciones resultan una especie de parche.
Mire usted: hay decenas de muertos por enterrar: después de dos días de mucha duda, vamos a una fosa común en un convenio con la municipalidad de Guayaquil. Es correcta la decisión, pero eso tiene un impacto social durísimo porque no se aplica solamente a los que fallecen por coronavirus.
El país no estaba preparado para esto. Había alguna infraestructura construida pero los hospitales no eran funcionales. Guayaquil, todo Ecuador, está siendo paciente. Me refiero a que hace un esfuerzo en ese sentido. Pero el cuadro es dramático porque se une, además, a la estrechez económica que hay en Ecuador.

Ya se dijo que se construirá una fosa común, lo cual indica que la situación en Guayaquil es realmente más grave de lo que parece. ¿Es así?
Definitivamente. No por causa únicamente del coronavirus. Hay otras patologías. La infraestructura hospitalaria está prácticamente desbordada. Las mejores intenciones se enfrentan con la realidad. Se está habilitando lo que era La Maternidad, lo cual está muy bien. Se debería pensar en algunos hoteles que no requerirían de máquinas para respirar. Se debería pensar en habitarlos para que tengan la funcionalidad adecuada.

¿Qué cree que debe hacer el país por Guayaquil, precisamente porque es la ciudad con mayores problemas en este momento?
Hay que hacer cosas oportunas. Cuando uno tiene actitudes o acciones que resultan reactivas frente al problema, es muy grave. Creo que hay un esfuerzo de la doctora Romo, como el ministro de salud, para ser proactivo y no solamente reactivo. Pero todavía demora, porque ninguna estadística es cierta en este rato. No necesariamente porque se quiera mentir. El problema es que todavía no tenemos las cifras reales. Son limitados los test hechos en Ecuador. En otros países aparecen más altas las cifras porque ya han hecho los test.

Se habla de paliativos económicos, hay montos estimados para llegar a los más pobres, hay cálculos de cuánto afectará esto a la economía… ¿Cuál la lectura que usted hace en el campo económico?
Creo que el gobierno debe rescatar una visión global del problema, que incluya el día después, cuando acabe la confinación. Porque aquí hay dos posibilidades de llegar a ese día. Una, llegar simplemente. Y sin haber programado cómo llegar, puede haber un estallido económico, un estallido de violencia. La otra posibilidad es programando qué se podría hacer, aunque no se pueda proyectar cifras exactas. En esto Ecuador no ha avanzado nada. Nos hemos quedado en programas con el FMI y cosas parecidas. Es importante pensar qué va a pasar el día después en Ecuador. Para que no haya despidos masivos, pueda haber circulación de dinero y pueda activarse el país.
Esta visión global hace falta. El universo cambió radicalmente. El Ecuador de hoy no tiene nada que ver con lo que era antes del 15 de marzo.

¿Qué propone para rescatar esa visión global que debe ser, se supone, enteramente consensuada?
Exactamente. No puede ser que un gobierno ignore que hay varios sectores que quieren aportar. Muchos van a querer aportar desde su visión de conveniencia: desde las empresas, los trabajadores, sectores sociales o visiones ideológicas. No. Esto tiene que abrirse a una presentación global, a un equipo que ayude a eso.
Alguien decía que el gobierno se deje ayudar, no que el gobierno se cierre. Porque el gobierno, por ejemplo, decidió pagar la deuda del bono que se venció. Podía haber pedido una exención; mora técnica se llama. No lo hizo. Lo hizo con los intereses, lo cual conlleva que sí hubo alguna negociación con los acreedores. Lamentablemente la deuda instrumentada en el tiempo de Correa es feroz, lo más anti soberano. Es vergonzosa la forma cómo se contrató deuda en tiempo de Correa.

¿Quiénes deberían conformar este equipo que usted propone para que planifique qué hacer apenas pase esta tragedia? ¿Quién toma esa iniciativa?
El presidente, convocando a todos los ecuatorianos, y el equipo cercano al presidente. No el que maneja la parte de salud de la crisis. Hay que rescatar una visión global del día después de manera a construir esperanza y ponerse a trabajar. Alguien ha de tener el presidente para poner ahí. Ese equipo debe trabajar casi a tiempo completo. Hay ecuatorianos muy bien formados que pueden trabajar en esa línea.

Esto también tiene una variable política que, pensando en la viabilidad de ese proyecto, tiene que ser concertada desde la concepción del plan. ¿Cómo la plantea usted?
La concertación nace del colectivo ecuatoriano. Es decir, no puede haber solo ajuste con las fuerzas políticas. Las fuerzas políticas deben sentir la necesidad de este cambio. Pongámoslo así: la famosa ley que no pasó el gobierno en diciembre, era un mostrillo. La rechazó el país; no la rechazó la Asamblea. Luego vino el fin de año y hubo de alguna manera un consenso: que esa ley debía salir. Y salió la ley. Creo que en el Ecuador sí se generan consensos. Pero consensos con apertura y sin imposiciones. Además tienen que ser cosas sencillas en su presentación.

Esto lo está poniendo usted en manos del Presidente. Pero la experiencia dice que él acoge, a veces, una idea pero no la desarrolla. Y cuando se dice que él debe convocar a todos los ecuatorianos, finalmente es a todos pero a ninguno.
El Presidente convoca a X número de personas. No debe involucrar a ministerios necesariamente; pero si lo hace, mucho mejor para elaborar ese plan. No faltarán en el país 10 personas, 8 personas que, a tiempo completo, se dediquen a eso.

Pero en el mismo sentido hay llamados a la unidad nacional que no tienen una respuesta en la Presidencia de la República…
Creo que en eso hay que insistir. Vi el comunicado de Cauce Democrático y creo que hay que insistir en que las principales fuerzas políticas del país sean convocadas. Lo cual no implica dejar de buscar cosas de ayer, porque algunos creen que aquí no pasó nada -borra y va de nuevo- y en eso no estoy de acuerdo. Todos deben tener un espacio en la decisión y en la gestión. Porque personas como yo, u otras personas que usted puede entrevistar, podemos aportar todo lo que conocemos y tenemos experiencia, podemos aportar para las negociaciones internacionales porque hay que saber negociar, pero no vamos a estar en la función pública. En cambio las fuerzas políticas pueden poner equipos que acompañen en los organismos de gobierno.

El país no da el paso hacia la unidad nacional en este momento porque el gobierno no lidera esa decisión. ¿Qué hay que hacer según usted?
Dos cosas. Primero una convocatoria: que el Presidente ponga las personas que él quiera y que ha podido evaluar en el Ecuador (para el equipo que elabore el plan post coronavirus, ndlr). Y a las fuerzas políticas que les diga que quiere incorporarlas en el gobierno. Lo uno y lo otro porque no necesariamente las fuerzas políticas ponen personas que tienen experiencia en las negociaciones internacionales y en el conocimiento. Hay conmigo algunos ecuatorianos que tenemos esa experiencia y que no aspiramos a ninguna función pública.

¿La pelota está, entonces, en la cancha del Presidente para esos dos llamados?
Él es el líder, él es el convocante en el país. No requiere encerrarse en su círculo de poder. Eso sería negativo. Cuando el Ecuador se vio presionado para firmar el Protocolo de Rio de Janeiro, le dijeron al Ecuador: primero sea país. Ese es, en este momento, el tema: ¡vamos a ser país! ¿O no vamos a ser país? ¿O solo vamos a ser un gobierno? ¡Vamos a ser país!. Eso necesitamos hacerlo.

Fotografía: El Telégrafo.

11 Comments

  1. Se podria decir que a raiz de la pandemia como es el coronavirus, ltodo se volvio mas critico en el Ecuador, ya que la economia se agudiza cada dia mas y mas y el gobierno trata de que todo este muy bien, cuando en realidad la verdd es otra.

  2. En el contexto del corona virus el país debería concentrase en lo más importante que es salir de la pandemia que estamos viviendo y no preocuparse de quien está gobernando, actualmente creo que ningún país que esté pasando actualmente esta crisis, este pensado en sacar a sus presidentes del cargo, la lucha es contra el virus y no contra el gobierno, como lo menciona Lenin Moreno tomando las palabras del señor presidente de Portugal. Estas palabras tienen sentido deberíamos unirnos más como país ser más solidarios darnos la mano unos a otros como muchas veces lo hemos hecho lo hicimos en el terremoto del 16 de abril, Lo hicimos en el paro nacional de octubre, donde muchas personas que no tenían la misma ideología de los manifestantes se solidarizaban con ellos y les prestaban ayuda sin importar sus posiciones y esta vez debemos demostrar nuestra casta de ecuatoriano aguerrido, luchador pero sobre todo unido que presta su hombro para sacar adelante nuestro querido ECUADOR.

  3. La crisis sanitaria generada por la masiva expansión del virus covid-19 ha generado muchas consecuencias negativas en nuestro país siendo Guayaquil la ciudad más afectada por este. La causa principal de la grave situación que el país está atravesando es que no estuvimos preparados para atender una crisis sanitaria de esta magnitud. Nos hemos dado cuenta que no existe una adecuada infraestructura de salud y tampoco el personal suficiente preparado para atender una epidemia tan agresiva cómo está. Estamos conscientes de que este virus dejará un grave Impacto tanto en temas de salud como en el ámbito económico, es por esto que el gobierno deberá realizar un plan post coronavirus que ayude al país a salir de la crisis y a la reactivación económica, para esto se necesita que el gobierno este abierto a recomendaciones de los sectores de estratégicos que tienen experiencia y conocimiento en temas económicos y que demuestren una visión global del tema con el fin de ayudar a toda la ciudadanía. Estamos conscientes, de igual manera, que esta crisis que estamos viviendo actualmente dejará al país en un mal estado económicamente; estamos hablando de problemas como despidos masivos, escasez y que aumenten problemas generados por la falta de recursos como son la violencia y la delincuencia. Actualmente las medidas tomadas por el gobierno han sido medidas para tapar el problema, con esto quiero decir que pada contrarrestar el problema en si, se necesita ser proactivos y tener un plan, desde ya, a futuro que nos permita frenar la crisis tanto de salud como la futura crisis económica. La solución que en el artículo se propone es que el gobierno esté prestó a escuchar recomendaciones de grupos y personas con experiencia y capacitadas en temas de reactivación económica y que de esta manera se conforme un pequeño grupo que proponga un plan para combatir la crisis económica que sin duda llegará. Necesitamos que el gobierno sea de todos y para todos, porque aún no hemos visto lo peor de esta crisis, las cifras que actualmente se presentan no son reales y es posible que en un futuro cercano el país llegué al caos, por esto es momento de tomar cartas en el asunto y poner en marcha el plan y medidas necesarias para combatir este virus mortal y las consecuencias negativas y devastadoras qué conlleva este.

  4. Considero que en esta urgencia que vive nuestro país actualmente, debemos dejar de buscar los parches para salir de paso, como nos menciona este articulo sino mas bien buscar el fondo del problema y dar soluciones inmediatas y efectivas, para detener la propagación continua de esta pandemía y colapse en su totalidad el sistema de salud. Debemos tomar decisiones oportunas.
    También de habla de paliativos económicos, a las personas de escasos recursos, debemos analizar detenidamente el tema , ya que nuestro país no sera el mismo después de pasar por este momento tan difícil para la economía de nuestro país.
    Posibles soluciones en manos de nuestro presidente, debería seleccionar a personas que ayuden a evaluar la condición real de Ecuador, y también que exista la fuerza política con negociaciones internacionales, en si unirnos unos a otros , el presidente es líder del país,el no debe encerrarse en su circulo de poder sino definir y dar prontas soluciones.

  5. Ahora o nunca para el cambio
    Los que pasamos los 70 años de edad y aún Dios nos conserva lúcidos y con vida, hemos palpado la realidad de nuestro bello país, por su naturaleza variada por supuesto, y con muchos recursos en nuestra tierra y mar para subsistir, y no entregándolos a las ambiciones de empresas extranjeras que se llevan la carne y nos dejan el hueso. Eso lo podemos comprobar con la deuda externa y el pago desmesurado con nuestra riqueza petrolera, Lamentablemente, nuestro país en manos de políticos y militares no ha podido encontrar su verdadero desarrollo económico porque siempre los que han llegado a ser Presidentes, o no han actuado con sentido patriótico, han sido derrocados por alianzas políticas de trastienda, han sido megalómanos, o no han tenido el equipo ideal y experimentado para gobernar con sapiencia y pensando siempre en el futuro. Son 42 años que retornamos con Jaime Roldós a una época «democrática», sin embargo, los legisladores de la época, con excepciones que cubre la regla, buscaron que él fracasara, inclusive con elementos negativos y malsanos dentro de su propio gabinete, hubo quintacolumnistas y traidores que prefirieron aliarse a fuerzas aliadas al más temible oscurantismo. Así no se puede hacer país. Ahora, en esta pandemia que azota a los más débiles y a las familias de menores recursos, son contados con los dedos de las manos a quienes podemos recurrir para que mantengan a flote la embarcación que está a punto de hundirse. Sin embargo, la propuesta de León Roldós sería viable si el actual Mandatario escuchara a todos los sectores y lidere los cambios que deberán implementarse pensando siempre no en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones que les tocará vivir a nuestros hijos y nietos. Si no lo hace, y se deja influenciar por sus cercanos colaboradores sin experiencia, (o los que están en la sombra como asesores «tapiñados»), nuestro país se convertirá en foco de insurrección, donde cada sector tratará de pescar a río revuelto, o se impondrá la ley de la selva, donde el más fuerte se tome la justicia para poder subsistir.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

  6. Si somos conscientes de como están las cosas seria bueno que el presidente tome y ejecute las propuestas del doctor Roldos y de Cauce Democrático para que podamos salir adelante luego de esta crisis que no es solo nacional sino mundial no estoy de acuerdo que a estas alturas y momento se hable de cambio de moneda si lo que nos ha mantenido a flote es precisamente la dolarizacion porque de lo contrario las condiciones económicas del país serían más desastrosas

  7. Ecuador debe aprovechar las oportunidades que se presentan en las crisis.
    Empresas de blockchain mundialmente conocidas, necesitan energía eléctrica para impulsar las operaciones globales, para minar bitcoin y otras monedas digitales.
    El costo de energía en nuestro país, es un atractivo para este tipo de empresas, porque no abrir nuestras fronteras al futuro, pero sin tanta traba burocrática y sin tanta estupidez de los sindicatos y pachakutis.

  8. Siempre me cuesta escuchar lo que habla o leer lo que escribe el Dr.
    No conjuga correctamente los verbos, salta del plural al singular, no tiene sindéresis.
    Copio algo solamente del primer párrafo, pues ya no continue leyendo.

    «…Tengo decenas de muertos que enterrar…» ¿ ?

    «…Guayaquil y Ecuador están siendo pacientes…»; me pregunto ¿Guayaquil no es parte de Ecuador?

    «…Entre ellos el propio vicepresidente…»; ¿propio?.

    «…Pero eso tiene todo un impacto social durísimo porque no es solamente para los que fallecen por coronavirus.». No cierra la idea, ¿para quienes mas. Para que el solamente?,
    Hasta ahi llegue…
    Seguro que no lo publican, explico: no tengo nada en contra del Dr León. esto es únicamente una opinión muy personal.

  9. Hay mi Ecuador con la clase politica que hemos tenido, cada vez mas endeudado y en peligro de extinciòn como las tortugas galàpagos….

  10. Por primera vez sabemos que el Gobierno de Ecuador debe ser Pais. pero no confundirse con ese feo partido politico que se llamaba asi mismo. je je. Un verdadero Pais como una familia todos juntos en desgracia y juntos salir siempre adelante, como sea! Ya es hora de tener Pais …y será necesario moneda propia? solo pregunto a los que saben.

  11. Moreno no es líder. No estoy de acuerdo con el concepto de Roldós. Líder es alguien que inspira por su carisma, a quien se lo sigue por convicción, y siempre basado en valores. Moreno es solo el presidente, y ha desaprovechado todas las oportunidades para convertirse en líder. Moreno carece de algunos valores importantes , con el tremendo rabo de paja que le precede. Esta crisis pudo ser manejada de otra manera. Generando confianza y liderando, no escondiéndose. Un general no abandona a su tropa, aún a riesgo de morir. El país debe aprender de esto, en el aspecto social, humano y económico. El mundo no puede ser igual. Sino, no habremos aprendido nada. Nadie sabe lo que va a ocurrir y como reaccionará la sociedad, la economía una vez que se salga de la cuarentena. Nadie sabe como se manejarán las cosas en el futuro, si habrán nuevas paras, si existirá solidaridad o solo fueron palabras soltadas al viento.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba