Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

De la perversidad de las fake news y otras miserias

en Conexiones4P/Elenfoque por

¿Qué hacer? ¿Y qué hacer ante la tragedia planetaria que también enluta al país y agrava la vida de los más pobres? No mucho si no se es parte de los sectores salud, seguridad y servicios. Sectores que se han granjeado el respeto y el agradecimiento generalizado. Igualmente algunos funcionarios del gobierno; salvo por supuesto los corruptos que en el IESS (y ese es solo un ejemplo) Paúl Granda es incapaz de controlar.
Cualquier ciudadano puede, no obstante, hacer algo grandioso, además de cumplir con las disposiciones, cuidar a los suyos y cuidarse: encerrar sus demonios y mantener lo más traslúcida posible la esfera pública. Mostrar empatía, decir las cosas pero poniendo en cuarentena la violencia verbal, dar espacio a sus sentimientos y a su sentido de humanidad y de compasión. Este es el espíritu del boletín que 4P. publicó este domingo 29 para sus suscriptores. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P..

1. Los demonios del regionalismo se echaron a correr: algunos dieron paso franco a los viejos y cansinos demonios del regionalismo. Y lo hicieron de lado y lado. Y tuvieron, lamentablemente, eco en franjas de las redes sociales. Por fortuna en esas mismas redes, y en mayor proporción, fueron acribillados esos viejos recursos en que terminan algunos debates en el país. Esta vez hubo demonios sueltos en la Costa y en la Sierra. Por ejemplo, Melvin Hoyos y José Antonio Iturralde en Guayaquil y Janet Hinostroza en Quito. Se envenenaron ellos y enveneraron a muchos con declaraciones que, en caso de Iturralde Gómez e Hinostroza fueron más allá de sus intenciones, si se da crédito a las excusas que hicieron públicas. Y que se celebran. Es alucinante en este momento (más aún cuando Guayaquil es la ciudad más golpeada por el coronavirus) causar división y herirse entre ecuatorianos. Quizá el coronavirus, con su secuela de dolor, pobreza y muertos, haga entender que el regionalismo es un virus, también letal, que debe ser extinguido y para siempre en el país.

2. Respiradores abandonados o la perversidad de un sistema: sin duda es una muy buena noticia haber encontrado algo más de cien respiradores abandonados y sin uso en una de las bodegas del hospital Teodoro Maldonado del IESS en Guayaquil. Ciento y pico de respiradores, en medio de la angustiosa situación que se vive en Guayaquil, son de inmensa ayuda porque, de lo que sabe, la alta tasa de mortalidad que existe en la ciudad se debe a que los afectados por covid-19 mueren de asfixia. Sin embargo, el dato es particularmente desolador. ¿Cómo es que en un hospital del IESS había cien de estos equipos y nadie se había percatado mientras ya morían decenas de personas de asfixia? ¿Es posible que quien compró, embodegó o inventarió (porque algún procedimiento burocrático habrá tenido que haber cuando llegaron al hospital) no haya sido capaz de lanzar la alerta cuando comenzó la tragedia en Guayaquil?
El dato sobre la aparición de estos equipos, sin embargo, destapa la existencia de un sistema perverso que ha existido durante años en el país. Ese sistema consiste en que alguien se enriquece mediante las compras que algunos funcionarios hacen en complicidad con los proveedores. Es decir, lo que importa es hacer la compra, porque ahí el IESS o el Ministerio de Salud paga y alguien gana, y no la puesta en servicio de aquella compra. “Se crea la escasez para hacer dinero”, dijo a 4P. un experto en el tema.
Si se observan los informes de Contraloría hechas al Teodoro Maldonado -publicados desde el 2013 hasta ahora- la constante es: no existe inventario de lo que existe en bodega ni registro de lo que se ha comprado. Al menos tres informes revisados por 4P apuntan a lo mismo: nadie sabe qué hay en el hospital y cuando se hacen las inspecciones se hallan grandes cantidades de equipos sin usar y fármacos caducados. Cuando Contraloría investiga quién hizo la compra, todos se hacen los desentendidos. En uno de sus informes se menciona el hallazgo de medicamentos caducados cuyo valor es de más de 300 mil dólares. “La administración de la salud ha sido un muy buen negocio –dijo a 4P. el experto- y por eso se ha entregado la administración de los hospitales del IESS con criterio político”.

3. Cuando las fake news muestran una maldad infinita: las redes sociales en el Ecuador están saturadas de noticias falsas relacionadas con el coronavirus. En un 90% o incluso más, el objetivo de esas noticias es provocar en las audiencias la sensación de que en el país existe una suerte de apocalipsis o desintegración social a causa del avance de la epidemia y la inacción del gobierno. En las últimas horas, incluso, empezó a circular un video en el que aparece una persona recorriendo Guayaquil que enfoca a un muerto tirado en una calle. El protagonista del video, evidentemente, trata de transmitir la sensación y la idea de que se ha llegado a un punto donde los muertos aparecen en las calles sin que a nadie le importe. Gracias a las investigaciones hechas por usuarios de redes y funcionarios que fueron al sitio, se descubrió que el muerto fue un invento de los productores de la supuesta noticia. La gran mayoría de noticias falsas, como la del muerto en Guayaquil, son por lo general replicadas por cuentas normalmente asociadas al aparato de comunicación del correísmo.
En esa línea, por ejemplo, se hizo circular un video en el que se ve a un militar dar latigazos a un joven que supuestamente no había cumplido con la cuarentena impuesta por el gobierno. El soldado, sin embargo, viste un uniforme que no es del Ejército ecuatoriano por lo que es poco probable que el episodio haya ocurrido aquí. Dentro de esa línea, también circuló la noticia, falsa por supuesto, de que el presidente Lenín Moreno había dado positivo con el coronavirus. Hoy domingo 29 de marzo circuló, otra noticia del mismo tenor: el ex alcalde de Guayaquil está con coronavirus. El rumor creció a tal punto que el propio Nebot salió en redes a negar la noticia y anunciar que este lunes iba a hacer una declaración en Radio Forever.
Es evidente que hay sectores para los que la única forma de sobrevivir políticamente o librarse de procesos judiciales es crear factores de desestabilización política y, para eso, no hay nada mejor que lanzar noticias que produzcan una sensación social de desamparo, desesperanza y desintegración institucional. El resultado, sin embargo, es de una inmensa crueldad. Apostar por una estrategia que busca resultados políticos apelando al desconcierto y al abatimiento de la sociedad es, sin duda alguna, de una perversidad sin nombre. Pero sucede y en ella participa el aparato correísta.

4. Políticamente correctos… escondan sus tensómetros: definitivamente el país está como está porque la familia contreras es infinita. Una cosa es criticar y aportar al debate, por ese conducto, sobre un tema público. Otra es oponerse a todo porque aquellos que proponen no calzan en el perfil políticamente correcto que algunos (que son un montón) tienen para evaluar y adherirse o no a una causa. Esta semana, por ejemplo, Cauce Democrático hizo una propuesta excepcional para el momento: un Gobierno de Unidad Nacional. Algunos no leyeron la propuesta ni las explicaciones de osvaldo Hurtado, presidente de ese colectivo cívico. Se fijaron en quiénes la hacen, qué edad tienen, si hay más hombres que mujeres en ese colectivo… En definitiva, las buenas ideas en ese caso solo pueden provenir de grupos que respetan el equilibrio de género, que no sean de la tercera edad, que sean afines a sus credos políticos, que crean en lo que ellas o ellos creen, que digan exactamente lo que quieren oír… y una larga lista de etcéteras. Mientras tanto, no importa que se pierda tiempo, que la desunión dé más espacio al virus, que el gobierno cierre los ojos ante las manos que se tienden, que ciertos esfuerzos no sean potencializados como se requiere, que haya experiencia y voluntades desperdiciadas… y otra larga lista de etcéteras. El país no está como está por casualidad. Y el subdesarrollo no es una ficción. Algunos que preconizan lo políticamente correcto están más pendientes de que se cumpla con sus cánones, que con aportar en los esfuerzos hechos por aquellos que proponen y quieren ayudar. A los partidarios de esas tesis, ¿es factible pedirles, con todo comedimiento, que escondan sus tensómetros con los cuales miden a los que hacen propuestas, mientras dure esta pandemias.

Foto: El Universo.

11 Comments

  1. Las fake news, son una gran población que afirma las cosas sin antes indagar sobre los fenómenos que nos insisten en creer cosas, antes bien existe gente dichosa que incurre en un dialogo expresivo hacia el que menos sabe y promueve a una nueva argumentación, hoy en día vivimos donde todo es global las noticias no se quedan un paso atas, siempre serán acatadas de una manera rápida y muy ágil a su receptor esta en uno saber indagar con fuente confiables para sacar un argumento.

  2. no importa que se pierda tiempo, que la desunión dé más espacio al virus, que el gobierno cierre los ojos ante las manos que se tienden, que ciertos esfuerzos no sean potencializados como se requiere, que haya experiencia y voluntades desperdiciadas… y otra larga lista de etcéteras. El país no está como está por casualidad. Y el subdesarrollo no es una ficción. Algunos que preconizan lo políticamente correcto están más pendientes de que se cumpla con sus cánones, que con aportar en los esfuerzos hechos por aquellos que proponen y quieren ayudar.
    lo importante es ser cuidadosos con la pandemia que nos está atravesando recordar que no es ninguna guerra es un virus que ricos y pobres estamos en esto, tomar consiencia a lo que estamos atravesando a nivel mundial.

  3. La historisa es un ciclo ke se repite una y otra vez. La television..Oh ke gran invento, servira para educar masivamente como nunca antes. En la practica fue usada para propaganda, circo y adoctrinamiento de masas, solo una porcion de su gran potencial fue usada para educar, a ese gran invento se lo termino llamado la caja boba. Las redes, oh ke gran invento…las personas podran cominicarse y compartir ideas como nunca antes. Selfis, mucha….mucha vaniad, insultos, division, mala ortografia, mucha desinformacion y el mas puro estado de estupidez humana….a veces un buen chiste….y las masas…complacidisimas…!!!!

    • ¡Qué horror, señor Focks! En tan pocas palabras tantas faltas. Hay al menos 4 palabras mal escritas, lo que revela que no se revisa lo que se escribe. Para completar, tiene 15 faltas de ortografía en el corto texto, y hace alusión a la mala ortografía. ¡Qué gracioso!

    • Los comentarios sobre las fake news son un fake news, si bien es cierto que pueden tener cierta dosis de politiquería y mala fe, no se apartan mucho de la realidad, a tres hechos me remito:
      La CNN ya recoge lo que quieren negar, la cantidad de muertos en calles y pasillos de hospitales en Guayaquil.
      El gobierno acepta que existe la solicitud de recolección de cadáveres en Guayaquil, que supera los 450, como es que el número de muertos en el país no pasa de120?
      Es indignante ver al presidente «pedir que las cifras se sinceren», cuando el como máximo representante y responsable de las instituciones que tienen a cargo el tema debería salir a» comprometerse a entregar datos reales en un plazo perentorio, es un irresponsable?
      Saldos

  4. El problema de la propuesta de Cauce Democrático es que no viene acompañada con los objetivos que un gobierno de unidad nacional tiene que perseguir. El Presidente de la República también convocó a «diálogos» que no surtieron efecto para obtener consensos ni proponer políticas que detengan la crisis. No es asunto de proponer una idea, por buena que parezca, sin una previa elaboración conceptual que defina hacia dónde se quiere llegar, especialmente si el País se encuentra enfrentado a una duplicidad de situaciones que tiene que resolver de manera simultánea: La crisis epidémica y la crisis económica. Si el doctor Hurtado hubiera previamente a lanzar su potente propuesta, realizado un diagnóstico de situación, convocando y unificando criterio de todos aquellos que hemos pedido un proyecto de mediano plazo para conjurar la debacle económica, articulando un Plan coherente con el desarrollo productivo y sustentabilidad económica, resolviendo la crisis y el descuadre fiscal, la deuda, el déficit presupuestario y la debacle macro-económica, probablemente el Presidente Moreno, que hace oídos sordos de esta propuesta, encontraría que sería la única manera de salir airoso de su ejercicio fracasado y su carencia de condición de Estadista.

      • El Presidente anhela con profunda ansiedad que su período termine y tiene las mejores excusas para dejar que nuestro país ruede hacia la debacle. Dirá que quiso eliminar los subsidios, pero que no le permitieron ejecutar su deseo y ahora, la excusa perfecta es la pandemia, que termina por descalabrar la economía del país en un contagio de lo fiscal a lo privado. Es verdad, el presidente «tendría» que proponer y liderar un plan que se ejecute con respaldo de un gobierno de unidad nacional, pero por lo que se ve, ni el plan ni la conformación de un nuevo gobierno. tiene la excusa perfecta.

  5. La corrupción institucionalizada. ¿Qué ha sucedido con la cantidad de informes emitidos por la Contraloría sobre los manejos turbios dentro del IESS? No puede ser que no se conozca quién ordenó una compra,quién paga, no pueden hacerse los desentendidos, algún responsable debe haber. ¿Nadie firma nada? Medicinas, equipos, etc. no pueden asomar así porque sí. ¿Nadie sabe qué hay en bodegas? ¿No hay auditorías internas, inventarios? ¿Y para qué la tremenda cantidad de empleados que cada nuevo jefecito se encarga de aumentarla ? Denuncias de la Comisión Anticorrupción sobre sobreprecios y otras linduras, nadie les «para bola». Y sigue el relajo. Recientemente, esa compra (¿frustrada?) de insumos por 10 millones de dólares para socorrer a las víctimas del coronavirus ¿era tan insignificante como para que esté a cargo de funcionarios de segunda? ¿Y es suficiente sanción la destitución de estos? ¿Los «jefezasos» no responden ante nadie? «En arca abierta el justo peca», dice el dicho. Y hay descarados que, sin remordimiento alguno, son como los gallinazos.

  6. EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CORONAVIRUS
    El amor por el poder en estos tiempos nefastos del covit 19, está desenmascarando a los políticos de siempre y porque no?, hay que decirlo, también a algunos periodistas que deshonran esta noble profesión.
    Sale a la luz las verdaderas intenciones de algunos: su arribismo, su egoísmo, el desprecio por el más débil, el regionalismo, etc.
    Lo importante será, para el futuro, no olvidar estas lecciones que nos está dejando la pandemia y madurar política y socialmente. Ecuador no puede ser el mismo de antes

    • Apreciado Milton,

      El Ecuador somos las personas que vivimos en esta geografía, si nosotros no nos volvemos mejores personas, todos y cada uno de nosotros, el país seguirá siendo el mismo de antes o, incluso, peor…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba