Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Elecciones y coronavirus

en Columnistas/Influencers4P por

La   pandemia por la que nos encontramos transitando nos está forzando a cambiar la perspectiva y nuestros comportamientos en nuestra vida. La nueva normalidad nos impone nuevas formas de relacionarnos a futuro en todas las dimensiones: sociales, sanitarias, económicas, laborales y demás. Lo mismo sucede con otros aspectos de nuestra vida de ciudadanos, como nuestra participación en los procesos electorales en tiempos de coronavirus.

Recordemos que en el Ecuador tenemos un calendario electoral vigente que establece que, en febrero del 2021, tendremos elecciones tanto presidenciales como de representantes a la Asamblea. Pero a la luz de la emergencia sanitaria y la crisis económica que se vive, nos obligará a repensar totalmente la organización del proceso electoral en términos de seguridad sanitaria, campaña electoral, actos proselitistas, voto responsable, control electoral y ejercicio del derecho ciudadano al sufragio. Todos y cada uno de estos importantes aspectos, deberán sufrir modificaciones importantes para garantizar, a los actores políticos, una justa y equitativa competencia y, a los ciudadanos, una información de calidad para votar responsablemente y acudir a sufragar sin riesgo sanitario.

Por las características del virus que estamos enfrentando es difícil saber, a ciencia cierta, si para febrero del 2021 los ecuatorianos podremos ir a las urnas a sufragar, tomando en cuenta que acudir a votar significará interactuar en aglomeración en el país. En esas circunstancias, habría un alto riesgo de contagio para todos; entonces, para la autoridad electoral representa un desafío enorme organizar elecciones con esta realidad.

Una elección con coronavirus presente, o en remisión, debería ser asumida con una logística distinta. En términos de campaña electoral, por ejemplo, será muy difícil que los recorridos y mítines políticos se desarrollen de forma tradicional. Por esta razón, podrían tomar mayor relevancia los debates como medio más idóneo de hacer proselitismo y presentar las propuestas de campaña que por fuerza deberán ser virtuales.

Siendo así, parecería que la virtualidad cobrará gran relevancia en el próximo proceso electoral y demandará de los candidatos mayor preparación y trabajo en la construcción de propuestas sólidas, ya que, a falta de recorrido a pie y presentaciones en coliseos, con apretones de manos de por medio, los ecuatorianos solamente veremos a los candidatos, en línea o en los medios de comunicación tradicionales presentando sus propuestas.

Adicionalmente, otro reto bastante complejo se avizora: llevar con éxito y total transparencia el día de las elecciones de forma eficaz. Esto incluye implementar exitosamente procesos como el desarrollo del distributivo del padrón electoral, la capacitación a los miembros de mesa, la transmisión de datos, control electoral y campaña. En resumen, garantizar a los ecuatorianos un proceso transparente en el sentido más amplio.

Con esos retos por delante, quizás vale la pena mirar otras experiencias en la región en donde, a causa del coronavirus, se está planteando desarrollar la votación por días y por número de cédula, así como reforzar el voto asistido. Inclusive algunos expertos plantean la posibilidad del voto electrónico. En el caso del Ecuador habría que valorar si técnicamente estamos listos para aquello y si ese tipo de sufragio genera credibilidad.

Organizar elecciones con coronavirus de por medio no será tarea fácil; por eso se empiezan a escuchar voces que sugieren analizar un posible aplazamiento de las elecciones; no obstante, esa salida podría ser compleja. La idea de aplazar las elecciones no es una cuestión de simple tratamiento porque existen candados constitucionales que impiden que esto se haga. Sin embargo, los criterios que defienden esta postura, anclan su punto de vista en que como la realidad superó la legalidad, hay que tomar las decisiones pertinentes por fuera de lo que dice la ley.

Algunos países de la región han decido aplazar elecciones por el coronavirus: es el caso de Bolivia y Uruguay. Sin embargo, hay que destacar que esta resolución en los países citados ha sido el producto de un pacto social. En este histórico hecho, han intervenido varios actores claves: partidos políticos; ciudadanos, sociedad civil, legisladores y gobierno, actuando por medio de representantes válidos –no de amigos– en un debate serio y sensato han firmado un pacto ético-político para aplazar elecciones por un tiempo definido y así garantizar seguridad sanitaria a los sufragantes y elecciones justas y equitativas a los partidos.

Replicar un ejemplo como el citado demanda sin duda de una madurez política colectiva que, acompañada de liderazgos con credibilidad y de una sociedad que respalda la gestión de los actores políticos, tome decisiones como la de aplazar elecciones. En Ecuador puede ser difícil de aplicar debido a la fragilidad de nuestro sistema institucional, fragmentación y poca credibilidad en las instituciones: ese entorno, nos aleja de la posibilidad de un pacto social en ese tema.

La realidad de las elecciones está cada vez más cerca y va a significar plantearnos un sufragio distinto. Los ciudadanos debemos ir preparándonos y las autoridades ofrecernos innovadoras formas de ejercer nuestro derecho con equidad, salubridad pero sobre todo con transparencia.

Ruth Hidalgo es directora de Participación Ciudadana y decana de la Escuela de Ciencias Internacionales de la UDLA.

16 Comments

  1. Las próximas elecciones son un factor importante, el estado y las instituciones pertinentes están próximos a enfrentar una situación nunca antes vista. Los encargados deben empezar a prever posibles situaciones para poder garantizar la legitimidad del voto ciudadano. Actualmente es incierto el futuro del comportamiento social y sobre todo como llegue afectar a largo plazo la pandemia por la cual estamos atravesando, ya que todo depende de cómo la humanidad logre prevalecer y manejar la situación. El voto electrónico para mi es algo que en Ecuador no estamos listos, sobretodo por no tener la infraestructura para garantizar que sea legitimo ya que es más probable el fraude electoral. El aplazamiento de elecciones es un tema muy delicado ya que deja abierta la posibilidad que el actual mandato siga en el cargo y por lo que hemos podido visualizar sobretodo en el manejo de la situación actual no es una buena idea.

  2. La pandemia por la que estamos cursando nos ha obligado a mirar todo desde otro punto de vista y a comportarnos como tal, es decir, lo opuesto a lo que solíamos ver, un tema muy importante es el tema delas elecciones que son en el 2021, en donde se supone que se debería sufragar y cumplir con deberes como ciudadano, pero con todo esto de la emergencia sanitaria o bien se lo posterga o habrá una movimiento distinta, pero si no, habrá un gran porcentaje de contagiados debido a la aglomeración de personas entrando y saliendo de las instituciones electorales, por lo que no es mala idea que los candidatos den sus charlas sus propuestas y los debidos debates me mediante aplicaciones virtuales, ya que, hoy en día la tecnología es lo que más se usa últimamente y con respecto a los votos deben ser los mas transparentes posibles y dar esa confianza al pueblo, pero de lo que si estamos seguros es que todo este proceso va a ser diferente y el gobierno con sus respectivos distribuciones deberían garantizar nuestro derecho de votar con equidad y sobre todo cuidando nuestra integridad y salud con salubridad.

  3. ería una buena iniciativa, qué se elimine el voto obligatorio, considero qué de esta forma la sociedad y los gobernantes se darían cuenta que el pueblo ya no es un asno, qué sigue las mismas normas y qué no, nos ayudan a surgir como Nación.

  4. La pandemia por la que esta atravesando el mundo nos obliga a cambiar nuestras perspectivas y comportamientos, la nueva normalidad nos impone cambios en las dimensiones sociales, económicas, laborales entre otras, lo que también sucede en los procesos electorales en tiempo de pandemia.
    Ante la crisis económica que atraviesan los países se complica mucho los procesos electorales, por lo que los ciudadanos en el 2021 debemos tener la conciencia suficiente de saber la crisis que vivimos por lo que tenemos que ser responsables en elegir a nuestros futuros líderes para así poder restablecer la crisis económica y política que vive el Ecuador.

  5. Ya la CNE debería estar pensando en mecanismos virtuales para poder llevar a cabo las elecciones del 2021, tomando en consideración que la pandemia y con ello el distanciamiento social han cambiando nuestro modo de vida, por ello es importante que el estado nos garantice seguridad, transparencia para poder ejercer nuestro derecho ciudadano.

  6. Si en el caso que llegáramos a elecciones en tiempo de pandemia una de las peores opciones que pude tomar el estado es el voto electrónico ya que el pueblo ecuatoriano seria victima de fraude ya que alguien puede alterar el sistema o hacer cambios en las votaciones . En elecciones anteriores siendo que el voto fue presencial y el respaldo queda en la papeleta de votación pudimos evidenciar fraude claramente .Por tal razón el CNE debe desde ya pensar en alguna forma en que el pueblo ecuatoriano asista a las urnas a dar su voto de manera presencial con el fin de tener un respaldo físico en la papeleta para que cuando exista alguna duda de los votos se pueda realizar el re conteo respectivo.

  7. La pandemia que estamos experimentando tiene varias consecuencias, porque esta crisis conducirá a un cambio fundamental en las opiniones, estilos de vida y comportamientos que tenemos, la forma en que nos conectamos con el futuro. Los cambios políticos y culturales después de la pandemia ocurrirán y requerirán los esfuerzo necesarios
    La falta de organización, comunicación y administración del país siempre ha sido una razón desafortunada, por lo tanto, hoy, sin recursos ni una buena administración para enfrentar la crisis que está pasando, las elecciones se han vuelto más difíciles y complicadas. En febrero de 2021, esto nos obligará a reconsiderar la votación de manera responsable, ya que somos las personas que eligen al gobierno para administrar el país, por lo que debemos estar preparados para votar sin riesgos para la salud, ya que hacerlo traerá Consecuencias graves y un alto riesgo de infección, es mejor tomar precauciones antes de la fecha de llegada.

  8. Patluks que gran idea eliminar el voto obligatorio,también debe ser requisito por lo menos 21 años de edad y saber leer y escribir.

  9. Es muy difícil imaginarse que pueda existir un dialogo entre los distintos partidos políticos, representantes y autoridades, en nuestro país esto esta muy lejos de pasar, una alternativa viable es el voto diferenciado con el numero de cédula en días distintos, pero se corre el riesgo de que no exista transparencia, ya que al no controlar de manera directa el proceso electoral puede existir muchas anomalías. El punto de vista positivo es que ahora todos los candidatos al verse obligados a realizar una campaña en su mayoría virtual se puede conocer de manera mas concreta sus propuestas y se evitara algunas malas decisiones y malos gobernantes como en estos últimos tiempos.

  10. Futuro incierto, real pero incierto, no solo los países están afectados económicamente sino moralmente por la ola de corrupción de siempre pero destapada por esta pandemia, excusa perfecta para hacer lo que mejor hacen, robar y robar, creo que el tema de elecciones es preocupante para Ecuador pues no existe un líder que vele por los intereses de los ciudadanos, pues una ves que llegan al poder el hombre del maletín golpea su mas instinto de supervivencia, crean o no con dinero y poder hasta los religiosos se han corrompido, mas hora como ciudadanos que somos debemos crear conciencia de esta situación, pues existe una interesante frase que dice EL QUE NO CONOCE SU HISTORIA, ESTA OBLIGADO A REPETIRLA, crean o no esta frase es muy cierta, pues historialmente el mundo ha sobrevivido a pandemias por mas de 2 mil años, y que han aprendidos los gobernantes ? que es mejor invertir en armas nucleares, en guerras.

  11. Es verdad, la pandemia por la que estamos pasando, ha traído varias consecuencias, pues ésta crisis llevará a que se tomen cambios radicales en cuanto a la perspectiva que tenemos, así como nuestros estilos y comportamientos de vida, formas de relacionarnos a futuro, y cambios políticos y culturales post pandemia que se darán y que demandarán de esfuerzos.
    La falta de organización, comunicación y manejo por parte del Estado ha sido la causa propicia para que hoy en día no existan los recursos ni el buen manejo para afrontar la crisis que se está atravesando, y que se tornara más difícil y complicado para las elecciones de febrero del 2021 que nos obligará a repensar para votar responsablemente, pues somos nosotros quienes elegimos a los gobiernos para que administren el Estado y por tal debemos ir preparándonos en cuanto a acudir a sufragar sin riesgo sanitario , ya que traería consecuencias severas y se daría un alto riesgo de contagio, y lo mejor sería que se tomen las medidas preventivas antes de la fecha a llegar.

  12. Si se impone el voto electrónico, siempre nos acordaremos del corrupto sistema de elecciones de Maduro, si mantenemos el sistema de votación actual, siempre estará presente el fantasma de Juan Pablo Pozo, lo único que nos garantizará elecciones claras y reales, será tener un CNE compuesto por gente idónea y apolítica, con Atamaint estamos super mal.

    • La pandemia no solo afectado a las elecciones sino a todo él mundo por completo, sin embargo debemos tener en cuenta que si establecen las elecciones de forma virtual siempre vamos a pensar que estas elecciones son un fraude, pero si queremos sufragar como normalmente se ha venido haciendo hay que tomar en cuenta las medidas de precaución en contra del coronavirus , si no podemos votar tambien están violando nuestro derecho al sufragio.

  13. Primeramente tiene que haber una depuración del padrón electoral, ya que han muerto miles de personas, no vayan a tratar de hacer votar a los muertos como en pasadas elecciones, luego de ninguna manera permitir el voto electrónico, se prestaría para hacer fraude ese método no es nada seguro, aplazar las elecciones sería darles gusto a esos incompetentes de Asambleístas y demás políticos a seguir desangrando al pueblo ahora que estamos con la economía por los suelos. DIOS LIBRE A NUESTRO ECUADOR DE TANTA DESGRACIA.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba