Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El Estado kaputt: es hora del sector privado

en Columnistas/Influencers4P por

Es un tsunami. La olas enormes arrasan con todo: lo que había, no hay más. Cuando las olas se recojan, habrá que reiniciar sobre lo que arrasaron. El virus y su descontrolada propagación dieron la vuelta a la vida de la noche a la mañana. Mostraron la vulnerabilidad de las personas y dejaron sin maquillaje las economías mal manejadas, mal estructuradas e ineficientes como la ecuatoriana. Cuando repliegue el virus, la reconstrucción se debe hacer en un escenario diferente, aprovechando las oportunidades que nacen en las crisis.

Desde los años 70 las economías pública y privada se condicionaron a los ingresos petroleros y a un rol activo del Estado como actor económico. El crecimiento o decrecimiento del tamaño de oferta de bienes y servicios ha estado ligada a las fluctuaciones del precio del petróleo. La economía privada, timorata, no ha sido un protagonista crucial en la expansión económica. Así, igual, la política y su fuerte componente populista ha dependido de la administrar los recursos públicos con fines clientelares. La estabilidad política ha dependido del dinero del petróleo. El Estado ha sido, más durante el correato, centro de la actividad económica. Las normas y políticas han sido emitidas y diseñadas pensando en que el Estado interviene, regula, participa en la economía y tiene control sobre los otros participantes.

La historia económica en los Estados Unidos es la historia del emprendimiento, de la inversión privada, de la competencia entre productores, de la innovación. La economía privada lleva a un sistema educativo eficiente y competitivo. La industria automotriz, la exploración y explotación petrolera, la industria de tecnología han llevado a esa sociedad a niveles de desarrollo que economías centradas en lo que hacen el Estado y los políticos para crear oportunidades de inversión, no llegarán nunca.

El correísmo llegó a dilapidar dinero de venta de petróleo y a contratar un descomunal endeudamiento, supuestamente para que, por el intenso gasto estatal, la economía crezca: eso fue una mentira contumaz según evidencian las cifras.

Ni la economía ni el empleo crecieron. Sí aumentaron los nuevos ricos de la corrupción. Luego llegó el virus, la quiebra del mercado petrolero que, sumado al correísmo, ha provocado la ruptura del Estado como actor de la economía. El Estado no va más como administrador de recursos. El estatismo no va más como modelo.

Como una cura de burro, la sociedad va a comprender que todo, como estaba escrito, debe ser escrito de nuevo. Que las rigideces de las leyes laborales se deben romper para que el empleo se defienda y tenga chance de reproducirse. Que a duras penas el Estado va a alcanzar para cubrir gastos de salud, educación básica y seguridad pública. Que a los municipios se les acabó la teta de las rentas petroleras para que “autónomamente” se rifen en autos y publicidad. Hay que reformular en el fundamento el tamaño y el rol del Estado, las leyes que inciden en la inversión y generación de empleo y la forma de organización política para que los municipios se abastezcan con los ingresos que generen sus jurisdicciones.

Este tsunami debe arrasar con los dinosaurios que viven sembrados en sus dogmas. Los atrasapueblos que, a pesar de la evidencia, siguen aferrados como garrapatas a sus consignas. Es tiempo para que reconstruyamos la economía para que los emprendedores, los empresarios, los inversionistas y los trabajadores que entiendan y se adapten a las nuevas dinámicas, sean los actores del progreso. Que sea la inversión privada la que recupere la economía. Ya no hay plata del petróleo, ya no hay dinero. El gobierno central y los gobiernos locales deben recurrir a recursos de inversores privados para hacer obras de servicio público. Basta de buscar deuda.

El virus corona nos amenaza de muerte física y económica. Para lo primero, que el Estado administre los pocos recursos, los use para evitar contagios y decesos. Para lo segundo, la inventiva y empuje privados tienen la palabra.

Diego Ordóñez es abogado y político.

25 Comments

  1. Saludos cordiales. En este momento donde vemos que la ola del Tsunami está próxima a retirarse, instante en el cual veremos y sentiremos la verdadera catástrofe que este ha dejado, me permito unas humildes letras.
    Soy un pequeño empresario, antes de esta pandemia tenía tres colaboradores, laboraba para cinco empresas medianas, hace un mes tuve que prescindir de uno de mis compañeros, hace quince días del segundo y hace una semana de la tercera compañera, madre de familia la una y padres de familia los dos, ¿la razón? tres de las cinco empresas cerraron sus puertas definitivamente, la cuarta suspendió sus actividades, y la quinta a duras penas puede cancelarme la mitad del mensual, con todo el dolor tuve que prescindir de tres invaluables profesionales y apoyos económicos de sus familias. Mi pregunta es, ¿acaso el estado no puede hacer lo mismo?, creo que le costará menos dolor que el que a mí me causó, explicación, observo cada día que nuestro escuálido estado está plagado de gente, aclaro no son todos, que no sirve para nada, perdón si sirve para ponernos trabas y crear leyes confiscadoras, pésimos profesionales, personas que suben a mamar la teta del estado y en cada pequeña oportunidad meten la mano para robar, robar se ha convertido en un signo de inteligencia, el ser corrupto ahora es una virtud y un status social, ser corrupto es ser un buen funcionario incondicional a su patrón, el corrupto, no el mayor, pero uno de los que componen la gran pirámide de este mal endémico en nuestro país. Todos hemos pensado en soluciones a esta crisis pero, a este paso, de donde vamos a sacar el dinero para solucionar en cada PYME esta caótica y dolorosa situación y, para colmo, lo poco o nada que nos queda bajo el colchón se lo va a llevar este estado parásito y no creo que para otra cosa que no sea ingresar esa «voluntaria» donación al gasto corriente que va hacia una sobre dimensionada carga burocrática y a la corrupción, golpeando a demasiados hogares que hemos perdido todo lo que logramos hacer durante varios años de duro trabajo. Estoy seguro que nosotros, los pequeños y medianos empresarios tan solo esperamos que la inteligencia de nuestros gobernantes aflore, si acaso existe, no se necesita tener un título PhD para pensar con un poquito de lógica y saber observar, no ver, observar donde está el error, preguntemos a cualquier ciudadano honesto, estoy seguro de que siempre nos dirá uno de muchos e incluirá una solución por demás acertada, ¿acaso este ciudadano al ser una persona honesta y humilde a ojos de muchos no tiene su razón y una parte de la solución? O, es que hemos llegado al punto en que estamos convencidos que los dueños de la verdad y los únicos ungidos por la inteligencia son nuestros políticos de marras que nos gobiernan, ¿Acaso la solución no está en poner mano dura a la corrupción con normas y leyes drásticas como la cadena perpetua o considerarla como un crimen de estado?, el señor que vive en Carondelet debería decretar, en este estado de emergencia, una ley que castigue de forma inclemente a la corrupción y que, una vez enviada a nuestra inservible Asamblea sea vigilada por la ciudadanía, a ver quién tiene las manos sucias para no aprobarla. Disminuir el excesivo peso burocrático del estado, o es que, ¿acaso solo nosotros los pequeños, medianos o grandes empresarios debemos hacer este sacrificio?, El focalizar los subsidios, los bonos, las becas y demás gastos hacia personas que tengan un nivel económico de medio hacia abajo, diferenciando el monto y cuál de estos es adecuado o no para cada familia o individuo y quien amerita recibirlo o no ¿esto es tan difícil de hacer?, lástima pero creo que sí, ya que en esto también existe la corrupción o, ¿acaso no la vemos a diario? Si no la ven les presento a unos cuantos de por ahí.
    Mil disculpas por esta reflexión que huele a desahogo, en este momento mientras escribía estas letras la marea está bajando, ahora solo me queda tratar de recuperar lo poco o nada que me ha dejado la ola de este Tsunami que ha comenzó a retirarse hacia las zonas más bajas de nuestro precioso pero manoseado Ecuador, país donde, como dijo un pensador en alguna vez y en alguna época que pareciera hoy, “donde meto el dedo brota pus”.

  2. Como corolario a mi comentario enviado ayer, que por cierto no lo veo, me permito manifestar algo que me impresiono mucho y la verdad me causo mucha pena: en las noticias anoche presentaron la grave y preocupante situacion de los agricultores que cultivan papa en la provincia del Carchi; el precio esta por los suelos: razones? lidian con el contrabando del pais vecino, no pueden sacar su producto como siempre lo han hecho a las provincias vecinas, en especial Imbabura y Pichincha, entre otras. Entonces estan dejando el producto bajo tierra y por cierto, no importa cuan grande o pequeño sea el agricultor, el impacto negativo es muy fuerte, vaya uno a saber que soluciones podran obtener para aliviar su situacion. Detalle que todos conocemos: hay gente que en las circunstancias actuales estan pasando hambre, entonces que sentido tiene dejar que se pudran los productos porque no hay forma de sacarlos al mercado???? la verdad no capto.

    Pregunta: habra la posiblidad de que dada la situacion les permitan volver a negociar como lo hacian antes, es decir que el gobierno central levante – con parametros claros y medidas estrictas – la restriccion de transitar a otras provincias?

    El desempleo sigue en auge, pienso no tendria sentido que ahora tenga que sumarse la gente que trabaja el campo.

  3. Que pena de análisis.
    Mi experiencia me dice que hasta hoy no he visto un empresario privado que en el sector donde funciona su empresa haya construido una escuela, un pequeño centro de salud, ni imaginarse construir un hospital, si a duras penas tiene unos cuantos guardias de seguridad tercerisados y mal pagados. Y si el autor añora los empresarios privados de EEUU, basta ver lo que sucede con el sistema de salud de Nueva York, donde un hospital vive por la caridad de benefactores que no pagan impuestos pero dan una caridad para la salud. Lamentable es que el estado es un botín de sinvergüenzas de izquierda y derecha por igual. Lo que sería útil es proponer formas de que los sueldos de los políticos que quieren ser designados como servidores públicos sean similares o menores a los que se pagan en el sector privado, para que no aparezcan tatos candidatos y si piensan ganar dineros con la corrupción tener formas de control con empresas auditoras privadas y no con esos contralores corruptos como Celi por ejemplo.

    • De acuerdo en el concepto general del análisis expuesto.

      No es obligación del sector privado la creación de escuelas, hospitales, etcétera. A pesar de eso algunos, pocos si lo hacen. En todo caso, la función del sector privado es generar empleos, pero con la legislación laboral actual, más la actuación de entidades como el I.E.S.S. que poco sirve a la ciudadanía y se dedica más bien a perseguir el dinero de los empleadores (ahora con Wated será aún peor), más la inoperancia del ministerio de trabajo, que tiene un sesgo totalmente político, resultan factores que dificultan enormemente la creación de emprendimientos que den empleo real a los ciudadanos. La cifra de alrededor del 40% de empleo real en el país es simplemente catastrófica. Imposible salir adelante con un porcentaje de empleo tan bajo. El Ecuador está en el puesto 120 en el ranking de países óptimos para invertir, no sorprende para nada este ranking. Un país que tenga un marco laboral y entidades destinadas a crear empleo digno y rentable tiene reales posibilidades de superar crisis, no es el caso del Ecuador.

      • Qué es «empleo real»? No es trabajo informal también un trabajo real? Los 40% son relativamente irrelevante, seguramente casi 90% o más de los que pueden tendrán algún empleo…

  4. Antes y ahora el Ecuador ha sido gobernada por presidentes ineptos , incapaces de sacar a nuestro país en adelante, y con la pandemia del Covid-19 a sido tan notorio la mala administración y la falta de ideas para generar empleo y ahora más aún que tomaron la mala decision de quitar presupuesto para la educación superior de las universidades públicas, entre otros también esta el problema a la implementacion de clases en línea sin tomar en cuenta que no todos cuentan con los recursos necesarios para contratar servicios de internet, si apenas duras en estos momentos están viviendo al día y que muchos han perdido sus empleos .

    Como todos saben los más beneficiados son y serán los de la región Costa, …si bien es cierto que el bono solidario llegó a varios puntos del país, me parece que no está bien distribuido ,porque hay personas que si tienen y reciben y otras personas que más lo necesitan no fueron beneficiados….

    Como dice el autor de este artículo este tsunami debe arrastrar y eliminar todo lo malo que encuentre , dejar de endeudarse y buscar realizar obras que beneficie al país.

    Por todo esto espero que cuando salgamos de este problema el Ecuador resurja de ese hueco obscuro en el que este gobierno nos está sumergiendo con tantas deudas , y surjan nuevos candidatos con buenas iniciativas , con una mente amplia que apoye e incentive para el desarrollo de tecnologías innovadoras y que no llegue al poder solo a robar dinero del estado o supuestamente a perseguir políticos corruptos y después de un mes darle arrestamiento domiciliario ….

  5. La reconstrucción deberá hacerse sobre un escenario desolado; por lo mismo, habrá que resurgir como el Ave Fénix. Y la solución, luego de un rediseño de la estructura del Estado, es empezar por mejorar nuestro sistema educativo. Países que han logrado modernizar la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación han reducido los niveles de pobreza, ej. la China e India. Los recursos naturales ya no son los que producen mayor crecimiento, son los conocimientos que producen bienes y servicios de mayor valor agregado. Urge entonces encontrar un verdadero líder con visión de patria ( aunque sea con palo de romero).

  6. Correcto la pandemia a dejado al descubierto la ineficiencia del estado y de las empresas, viven en un estado de confort, en donde el futuro es el dia a dia, no hay ahorro, los pocos recursos que nos da la naturaleza, se despilfarra, mas cuando hay gobiernos ineptos como el anterior a este, y poca eficacia del actual en el manejo de la cosa publica. Ha llegado el momento de poner la casa en orden, el estado tiene un rol que es dar seguridad jurídica y pública y manejar con eficacia los sectores estratégicos, recaudar impuestos y distribuir la riqueza con obras para la comunidad en condiciones de austeridad y eficiencia, el sector privado debe ser el generador de trabajo y de inversión y no andar quejándose de todo y por todo, a los politiqueros hay que enviarles a la central de riesgos ciudadanos, es decir vetarles y mandarles a la cárcel para que nunca más sean candidatos a nada, con pocas excepciones. El IESS, no es parte del sector público cuidado políticos sin visión, esta institución esta poniendo recursos de los afiliados para atender la falta de recursos del Ministerio de salud pública, por la coyuntura y por solidaridad, les recuerdo que es una institución autónoma que también debe ser reestructurada para que cumpla su misión

  7. Muy buen analisis. Ojala en este pais otros sectores pensaran lo mismo e hicieran propuestas. Da pena y decepcion ver como la academia del pais (representado por las universidades) estan exactamente al mismo nivel de algunos grupos indigenas o de la alcaldesa de Guayaquil: Solo saben «exigir» al gobierno. Curiosamente, tambien son expertos en OPONERSE al gobierno. El gobierno quiere eliminar subsidios a los combustibles y academicos, sindicalistas, indigenas y politicos (como los del PSC en Guayaquil y los corresitas) salen a protestar. Hacen una propuesta para modificar leyes economicas, y el resultado va por ahi mismo. Proponen cambiar leyes laborales, y enseguida lo mismo. Peor si dicen que nos van a bajar los inflados sueldos en algunos sectores poco productivos. Si no maduramos como pais y dejamos de ser tan insensibles y dependientes de las finanzas del Estado, vamos muy mal.

  8. Pensé que ya estamos gobernados por el sector privado, fíjense la trayectoria de los ministros, él de finanzas en adelante!

  9. Es hora de que la academia que es el dinosaurio mayor deje de formar profesionales tradicionales que salen pensando en ser burócratas. Debe haber cambios en los nuevos talentos humanos, en aspectos como: innovación de tecnología, creando investigación, dando oportunidad a nuevas carreras, generando realmente empresarios y especialmente crear propuestas para el debate del pensamiento económico, tecnológico, antropológico, no para figurar en revistas y meras publicaciones sino para aportar al país Ecuador, en crecimiento, bienestar y desarrollo, teniendo como ejemplo universidades de otros países.
    En este tiempo de corona virus, vemos que las clases on line han sido implementadas como meras pantallas para que se luzca el “profe”, y sumado a esto el lema “los trabajos de los estudiantes no serán evaluados? ¿Qué es esto? Cuando lo principal es evaluar el pensamiento, crítico, creativo, de nueva propuesta, de aprendizaje, de debate, y la conclusión es que los profesores no sirven para la era digital y deben ser los primeros en capacitarse para luego enseñar.
    Respecto a la empresa, solo exige que se le apoye, que se lo dé y que se le perdone impuestos, pagos, deudas, cuando todos los empresarios que son verdaderos empresarios, deberían volverse un ejemplo de trabajo, de sostenibilidad, de apoyo a los sectores, entonces solo hemos aprendido a extender la mano pidiendo y no como verdaderos entes jurídicos, privados y de crecimiento y desarrollo, y hay que reformar no solo los procesos empresariales sino las cabezas para que exista una nueva clase empresarial, que contrate a trabajadores capacitados, y que entiendan el manejo de una empresa.
    La clase política con la asamblea a la cabeza son el basurero de la sociedad, ellos y ellas no tienen una respuesta en este escenario que exige cambio, los pagos por sueldos para este grupo constituyen una perdida para el país, no sirven para absolutamente nada, por lo tanto enviarles a todos a la casa significaría reconocer la existencia de un trabajo ineficiente y arreglar una lacra para el país.

    • Antes y ahora el Ecuador ha sido gobernada por presidentes ineptos , incapaces de sacar a nuestro país en adelante, y con la pandemia del Covid-19 a sido tan notorio la mala administración y la falta de ideas para generar empleo y ahora más aún que tomaron la mala decision de quitar presupuesto para la educación superior de las universidades públicas, entre otros también esta el problema a la implementacion de clases en línea sin tomar en cuenta que no todos cuentan con los recursos necesarios para contratar servicios de internet, si apenas duras en estos momentos están viviendo al día y que muchos han perdido sus empleos .

      Como todos saben los más beneficiados son y serán los de la región Costa , la mayoría de donaciones y presupuesto que cuenta el estado va directamente destinado para los causantes de que se siga propagando el virus …si bien es cierto que el bono solidario llegó a varios puntos del país, me parece que no está bien distribuido ,porque hay personas que si tienen y reciben y otras personas que más lo necesitan no fueron beneficiados….

      Como dice el autor de este artículo este tsunami debe arrastrar y eliminar todo lo malo que encuentre , dejar de endeudarse y buscar realizar obras que beneficie al país.

      Por todo esto espero que cuando salgamos de este problema el Ecuador resurja de ese hueco obscuro en el que este gobierno nos está sumergiendo con tantas deudas , y surjan nuevos candidatos con buenas iniciativas , con una mente amplia que apoye e incentive para el desarrollo de tecnologías innovadoras y que no llegue al poder solo a robar dinero del estado o supuestamente a perseguir políticos corruptos y después de un mes darle arrestamiento domiciliario ….

    • Está muy claro que el Covid 19 cambio muchos habitos en la gente Ecuatoriana, sin embargo estápandemia mundial nos golpeo tanto que el Estado no supo y hasta ahora no encuentra una estrategía eficaz para poder disminuir la tasa de mortalidad a causa de este Virus, teniendo en cuenta que no disponemos recursos económicos sufiecientes gracias al gobierno y el despilfarro de dinero en el mandato y la ineficiencia de un mandatario que no tiene el sufuciente conocimiento para estar en un puesto muy importante, si el país hubiera desarrollado otros tipos de ingreso y no depender solo de recursos petroleros tuvieramos más oportunidad de combatir y evitar tantas muertes.
      Por otro lado está la corrupción que aprovechan de está situacion para poder enriquecerse y seguir robando al pueblo ecuatoriano, como lo hemos visto en el caso del Ministro Granda, el caso de compras de fundas en precios sobre evaluados al precio de venta. Debemos ser un país capaz de producir y ensamblar ciencia, tecnología, educación y estar comprando a otros paises, debemos mejorar completamemte la educación con carreras actuales y futuras para poder convertirnos en proveedores y aumentar el nivel de exportación de productos.

  10. Felicitaciones por el oportuno contenido de su articulo y en relación al mismo, creo que es necesario trabajar en una nueva estructura del Estado que deberá estar de acuerdo con el tamaño real de la Economía y someter a consulta popular, no convendría elegir una Constituyente , porque se aprobecharian sectores populistas, quienes distorcionarian el espíritu de achicar el tamaño del Estado.

  11. Felicitaciones por el muy oportuno contenido de su articulo, de acuerdo con el cual creo que es necesario una nueva estructura del Estado, de acuerdo al tamaño real de la Economía y someter a consulta popular, porque elegir a una constituyente, se aprobecharian sectores populistas interesados en el poder.

  12. Efectivamente , esta pandemia económica , sanitaria y social , finalmente dejará ver la gran farsa creada alrededor del estado obeso , centralista , dilapidador y corrupto , que supuestamente todo pretende controlar y mejorar , pero finalmente todo lo destruye y corrompe . Ojalá , esta tragedia nacional , nos lleve a distintos senderos en los que penosamente hemos transitado los últimos años .

  13. Esta crisis sanitaria y económica nos golpea y nos seguira’ golpeando muy duro. ¡Ojalá! nuestros dirigentes políticos entiendan que a la Patria hay que servirla con hechos y no con palabras. Hay pueblos en el mundo que nos enseñan a ser prósperos pero con disciplina y honradez. Para lograr estos objetivos necesitamos un pueblo libre y educado.

    • Osvaldo Hurtado debe estar dándose contra la pared al leer que uno de sus discípulos propone instaurar la ley de la selva.

      Todo el pensamiento demócrata-cristiano… al tarro de basura. El garantizar los derechos de todos los ciudadanos por igual. El rol regulador del Estado para impedir abusos. La moderación y la sensatez no solo como estilo, sino como elementos esenciales de las políticas públicas…

      Es cierto que la crisis actual nos obliga a re-pensar absolutamente todo. Pero qué tal si, en lugar de enterrar los principios filosóficos, re-pensamos el modelo monetario? Acaso el Dios Dólar es más sagrado que la paz social?

  14. Para las personas que no saben el idioma alemán, kaputt significa roto/ algo que no tiene arreglo…Exactamente Sr.Ordóñez, el Estado ecuatoriano está asi…

  15. Es hora del sector privado, perfecto, pero sin lobbys al sector público, porque de ahí nace la corrupción. Las reglas deben ser muy claras, el empresariado no podra actuar en política, porque de lo contrario,nunca saldremos del estado de postración en el que hemos caído.

    El empresario ecuatoriano, debe cambiar su perspectiva al actuar con el estado, es decir la transparencia debera ser su filosofía, para que el pueblo no desconfie del accionar del emprendedor serio y que conoce lo que significa responsabilidad social.

  16. Muy buen artículo, estamos pasando por un momento donde está más que claro que el gobierno no tiene el suficiente dinero para sostener la economía del país, el petróleo que era nuestra única fuente de ingreso fuerte no va más, es hora de apoyar a los empresarios, empresas, corporaciones privadas ya que de ellos va a depender como salgamos de esta crisis económica que se viene, es hora de quitar o reducir los impuestos, dejar de poner tanta traba a las empresas privadas y apoyarlas. Nuestro país va a pasar una dura etapa tanto por el virus como por lo económico, el gobierno debe ceder el paso del manejo de la economía a los privados, ya no va más la administración pública y el manejo de recursos por parte del estado, ahora la empresa privada es quién debe asumir ese rol y sacar adelante a nuestro país.

    • Según el artículo parece que el privado fuera un sector monolítico, con similares características. Pero a cuál se refiere el autor: a las empresas que a pesar de su aparente fortaleza están despidiendo personal por fuerza mayor; al pequeño empresario que ha tenido que cerrar por falta de ventas; o está pensando en la banca y sus ganancias de 600 millones en plena crisis (que comparten la receta!); o en los grupos que se forraron en ventas en la década ganada; o los que tienen inmensos fondos en el exterior? No parece que se refiera el autor al sector privado que después de un mes y medio de inactividad está quebrado y cerrando el negocio. Veamos si va a ser el momento del sector «privado»: que comience reduciendo las tasas de usura de entre 20 y 30 por ciento para el pequeño sector privado!

  17. Hola .. es muy interesante lo que nos habla la lectura , ya es hora del sector privado por que somos los más afectados en cuanto a economía y el estado debería brindar ayuda a esta parte de la sociedad para que no exista mucho desempleo y juntos salir de este problema .

    • El gobierno no da más. Pero, ¿se podrá eliminar los ministerios e instituciones públicas cuyo objetivo es repartir la plata del pueblo?. Se quedan con una buena parte, otra es para favoritismos personale y electoreros y otra para crear leyes y normas que entorpezcan el accionar de los más pequeños a costa de los grandes. Ejs. Ministerio de Agricultura, Ministerio Comunicación, Comercio e Industrias, Obras Públicas, Inclusión social o como se las llame, todas ellas deberían desaparecer después del tsunami. Me temo que ahi seguirán, los que viven de la teta del estado aguantarán el vendabal y al final serán más fuertes que antes.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba