Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

«A mí ni me toquen»

en Columnistas/Influencers4P por

La ausencia de liderazgo político del Presidente, su distancia cuántica del rol que se requiere para enfrentar la mega-crisis que se desarrolla y que no topa cima de conflicto ni sima de desastre, se refleja en destartaladas acciones que no configuran una estrategia: lo único sólido que se aprecia es el despliegue clientelar repleto de fotos y poses, repartiendo comida a los viejecitos (sic), con escenas preelaboradas de agradecimiento.

Moreno confunde conducción del Estado, con autoritarismo. Estrategia de comunicación con estado de propaganda. Respeto con inacción. Todas falsas contradicciones. Errático, sin dotes para verbalizar, sin que haya marcado una hoja de ruta para amainar los daños, la algarabía y la iniciativa de tontos y sediciosos llenan el ambiente del debate de las medidas necesarias. La Asamblea, en la que el liderazgo es aún más pedestre, se oye un debate que parece barullo de feria. Alboroto de mercado. Venga caserito, pongamos impuestos a las estrellas que son un montón.

El gobierno desistió de los sensatos llamados a un amplio acuerdo político que conduzca a que las reformas y leyes necesarias se procesen en un “fast track” en la Asamblea en palabras de Guillermo Lasso, y no se deba entrar al peseteo con mentes de cutrichil y con cerebros tostados por las consigas. El mal manejo del diálogo, la incapacidad de manejar escenarios ha conducido a que, por lo menos hasta ahora, el proyecto llamado de ley de solidaridad, termine dependiendo de los votos corruptos de los socios y cómplices de la corrupción.

Reducir el gasto público no debe ser una sugerencia timorata. Tampoco ahorro insulso que ni siquiera sirve de símbolo, como bajar sueldos de los ministros. Ahorrar en gastos debe ser una política estructural, obligatoria e ineludible a todas las entidades estatales, a todas las funciones de gobierno, a todos los niveles de gobierno. Hace días, con tono estridente, la alcaldesa de Guayaquil, que por suerte no se parece a Hiroshima luego del ataque nuclear, reclamaba dinero adeudado al Gobierno sin percatarse de que el problema es precisamente que el Estado es insolvente y que, o hay que buscar otras fuentes de financiamiento o regresar a ver a su municipio para reducir gasto. Por ejemplo, los seis millones de dólares adicionales en gasto de personal que nunca explicó. Los municipios y entidades provinciales no rinden cuentas de sus gastos, de su despilfarro como el caso de la prefecta Pabón que tiene un batallón de adláteres en la nómina del Consejo Provincial. Reducir el gasto estatal no sólo es tarea del gobierno central.

En las universidades estatales, lo propio. A pretexto de autonomía usan recursos que reciben del presupuesto fiscal y no se conoce con qué criterio se gasta. De la información publicada en redes sociales se conoce que en muchas universidades, el costo administrativo supera el gasto en docentes y que la relación per capita de gasto por estudiante llega a ser de 3 mil dólares mensuales. Mas alto que estudiar en universidad privada. La acertada decisión del gobierno de reducir los aportes a las universidades fue respondida con la clásica alusión a la obligación del Estado de ofrecer educación gratuita. Las cifras muestran que esa obligación, es extremadamente onerosa para los contribuyentes, regresiva pues beneficia a una pequeña cantidad de ciudadanos. Acordemos que el Estado ofrezca servicio público de educación hasta el nivel medio, pero que algo deba costar a quienes optan por educación superior, mediante mecanismo de diferenciación por ingresos.

En un ya veremos, queda el ajuste de gastos en el sector público. En el sector privado, los trabajadores acuerdan con sus empleadores acomodar horarios y reducir salarios. El flujo de dinero se detuvo: no hay producción, no hay servicios, no hay dinero para pagar salarios. Este acomodo a la realidad, que algunos amargados y extremistas califican de explotación, sirve para mantener vigente el contrato de trabajo. Este esfuerzo privado no tiene su contraparte en la burocracia. Cada empleado estatal se atribuye la calidad de imprescindible e intocable. Muchos blanden demagógicas normas que han creado derechos sin prever los costos sociales y económicos de financiarlos. El derecho a la educación, reclaman rectores bien remunerados y estudiantes privilegiados, para negarse a comprender que no hay dinero y tampoco que servicio gratuito no existe, pues alguien más lo está pagando.

Hace falta una decisión contundente. Una reducción no menor al 25% de los presupuestos de toda entidad estatal, incluídos municipios, consejos provinciales. Hace falta eliminar oficinas creadas por el correísmo en las épocas del despilfarro. No fusionarlas, para que no suceda que solo desaparece el membrete y sigue el mismo gasto. Y hace falta una autoridad dispuesta a negociar, persuadir e imponer a los reacios, si es del caso, para que disminuya la onerosa carga de gasto corriente.

Diego Ordóñez es abogado y político. 

26 Comments

  1. En Latinoamérica gobierna la corrupción, presidentes que se llevan el dinero en los bolsillos en la cara de la gente, asambleístas que ganan un sueldazo sin hacer absolutamente nada más que asistir a reuniones y esperar el fin de mes para cobrar ese sueldazo mientras hay familias que con un sueldo básico tienen que cubrir todos los gastos del hogar.

    El «presidente» Moreno es un adorno con un título otorgado por los Ecuatorianos, la honestidad no la encontraremos en ningún miembro de éste gobierno.

  2. Muy buen articulo, pero desgraciadamente cierto.
    ¿Nos podremos poner de acuerdo como pais para solucionar el problema?
    O seguiremos diciendo todos «A mí ni me toquen»

  3. Excelente escrito del señor Ordoñez.

    Vale la pavorosa crisis económica actual, para que los verdaderos líderes, léase honestos, aglutinen fuerzas para ofrecer soluciones que sirvan a largo plazo, como por ejemplo la eliminación de las Prefecturas, que solo constituyen una duplicación de funciones y que han servido para que avezados delincuentes salgan multimillonarios a vista y paciencia de los gobernantes de turno.

    Desafortunadamente, el presidente no está imbuido de buenas intenciones peor de lucidez, al no haber tomado acciones inmediatas al principio de su gobierno, cuando él se lamentaba de que no le habían dejado la mesa servida, fue ocasión supremamente oportuna para reducir el tamaño del Estado y así enfrentar la falta de recursos que heredó, luego que su camarada extrajera del país para sí, decena de miles de millones de dólares.

    Los precios del petróleo estarán a la baja por largo tiempo, si no se reduce el gasto público, el rosario de impuestos sera el pan de cada día para los ecuatorianos, a consecuencia de la falta de creatividad y sapiencia de los actuales gobernantes.

  4. La corrupción es y seguirá siendo lo que mantiene al Ecuador como un país en vías de desarrollo, debemos hacer algo, debemos ser más inteligentes pues debemos recordar que quienes les dimos el poder, fuimos nosotros, el pueblo, y ahora nos siguen robando el aporte que con mucho esfuerzo hace el país.

  5. La falta de capacidades de liderazgo hace que nuestro país no solo sea incapaz de hacer frente a las crisis y obtener los recursos necesarios para sobrevivir, sino que también deja espacio para la corrupción de alto nivel.
    No pueden haber instituciones que sigan robando los recursos del país y se vuelvan inútiles. El remedio utilizado por el presidente es juntar instituciones, es decir, continuar de la misma manera.
    Lo que paso en la pandemia, las personas de bajo recurso,están sufriendo una pandemia y encomia más grande.
    Debemos sacrificar algo (siempre que no se corrompa). Sin un líder honesto, amplificaremos nuestros pensamientos y voces, lo cual es una lástima.

  6. Si alguien no está convencido que el sector público es el lavadero de dinero de políticos mafiosos y el banco 0 retorno y 0 intereses de sindicalistas y políticos delincuentes por igual solo se tiene que venir y ver el modelo ecuatoriano, argentino y latinoamericano en general. Se requiere una gran boca sucia, mentirosa y manipuladora para convencer al resto de lo contrario, hasta ahora parece que muchos se han comido ese cuento pues la gente demanda más estado.

  7. Deberíamos estar pensando en la muerte cruzada para que el país se libre de tanto corrupto inútil que cobra sueldo de rey en un país que se cae a pedazos. Acaban de contratar a un esbirro del correato para un sector clave en momentos de crisis. Debemos pensar ya en un gobierno transitorio que pueda gobernar y crear condiciones propicias para recuperar a este país, antes de llegar a campañas corruptas para elecciones. Ya se les ve negociando para figurar y llegar a «algún» puesto en el 2021. Hablemos con los militares

  8. No existe nada bueno sobre la gestión cuántica del señor Moreno que de presidente no tiene nada, si algo puede hacer para bien del Ecuador antes de que termine su pésimo mandato sería el reducir dramáticamente el gasto publico innecesario como lo es tanto asambleísta que solo sirve para alzar la mano o en este caso conectarse a una reunión en zoom, y con ellos sus asesores, reemplazos, etc.

  9. Ciertamente que la falta de liderazgo hace que nuestro país no solo no pueda enfrentar la crisis y obtener recursos para sobrevivir, sino que deja cabida a una corrupción de alto nivel. No puede ser que sigan existiendo instituciones que roban recursos al estado y no sirven para nada y el remedio que pone el Sr. Presidente es la de fusionar instituciones es decir seguir en lo mismo. No puede ser que se aprovechen del pueblo.
    A los que están en el poder no les importa un pepino la situación del pueblo, solo así se justifica la serie de negociados en esta época de crisis, desde el negociado que se inició en el IESS, al frente del cual estaba un correista, hasta el último negociado con la Ministra Occle que se permite de un plumazo hacerse a un lado el dinero del pueblo.
    El Sr. Presidente debe pedir disculpas al pueblo y retirarse, no es un líder y está rodeado de los mismos correistas, él fue parte de la década en la que más se saqueó al estado. Está empeñado únicamente en seguir pagando la deuda externa.

  10. Si los asambleístas no producen nada es por su excesivo numero, se estorban entre ellos, a demás tiene varios asesores pregunto¿ si mejor nombramos directamente a los asesores para e asambleístas y no ahorramos el sueldo de los intermediarios actualmente en funciones?

  11. Excelente artículo… el Ecuador, país en caos … con un presidente que se limita a leer mensajes elaborados por quién sabe quién, que repite frases supuestamente para dar énfasis a sus palabras, lo encuentro terrible, tan pobre de ideas….. un presidente que en mi opinión personal nunca fue un líder pero ahora, en estos críticos momentos que vive el país, esa personalidad insulza y la ausente capacidad para tomar decisiones por él mismo, francamente da impotencia. Cómo una persona así llegó a la Presidencia de la República para mi en un enigma… lo cierto es que ahí está y espero que por el país más temprano que tarde reaccione y aprenda a tomar decisiones que parece que nunca las ha tomado. La Situación económica del país se avizora trágica, sin embargo, el problema es que todos los sectores están ciegos, no cabe en su cabeza que la realidad del Ecuador exige un reordenamiento de las finanzas públicas, un recorte obligatorio y general para todo el aparato estatal, todos los sectores, todos los poderes, absolutamente todos. No hay excepciones…. pero ya se ve que la Asamblea se resiste a reajustar su presupuesto cuento aparte el triste rol que está cumpliendo en su función de legislar, la función judicial ya tuvo su defensora principal en la Presidenta del Consejo de la Judicatura que habló de que los jueces y altos representantes tienen la remuneración que merecen, o sea, no al recorte… las universidades ponen el grito en el cielo por el 10% de recorte a sus presupuestos, y amenazan con la disminución de la calidad de la educación… es en serio? francamente no veo la academia universitaria pública, liderando los rankings de las mejores universidades del mundo… ni siquiera aparecen, con alguna honrosa excepción y no en los primeros lugares. Lo peor de todo es que rectores recurren a los estudiantes para tratar de presionar, estimulando marchas en esta circunstancia en la que las aglomeraciones humanas son un riesgo de vida. Rectores, Vicerrectores, Decanos, gente con sueldos dorados y en situación económica privilegiada, se escudan en los estudiantes para tratar de mantenerse intocables. La señora alcaldesa de Guayaquil con su voz altisonante exigiendo recursos para asumir el control del semáforo y la reactivación de las actividades productivas en Guayaquil. Cierto que los GADs no han recibido las asignaciones de los últimos meses…. pero qué asignaciones si el país está paralizado y el precio del petróleo caído a límites nunca antes vistos? el Ecuador no tiene recursos y ya es hora de que todos estos políticos – y digo todos porque creo que los rectores de las universidades también son políticos, no en vano las universidades más que constituirse en verdaderos centros de investigación y desarrollo científico, son centros de adoctrinamiento y formación de extremistas – pongan los pies en la tierra y asumiendo la realidad más bien se dediquen a reordenar sus presupuestos autónomos dejando los gastos suntuarios y tantos excesos para el pasado. Esta crisis la va a pagar todo el Ecuador y siquiera pensar que algún sector sea intocable, es una aberración. Qué poco patriotas somos.

  12. Me parece muy bien el artículo deberíamos hacer recortes en numero de asambleístas que ahora no han hecho nada mas que ver por su bienestar.
    Así mismo en estos momentos hay mucha corrupción el cual debería ser castigado con carcel ya que existen sobreprecios en productos que han sido elementales para medícos o familias que viven al día.
    No dejemos que nos recorte el presupuesto de educación por que nos afecta como sociedad.
    Y lo más importante debemos quejarnos para después no estar diciendo que «no hay el texto»

  13. Lo que descubrimos o mas bien confirmamos con esta pandemia es que nuestro pobre país sufre de una pandemia mayor que es la corrupción, agrégele a esto la ignorancia, prepotencia de los políticos, de muchos dirigentes y sectores que no quieren perder un ápice de sus «derechos adquiridos», entonces tenemos el coctel perfecto para colapsar. Como se dice coloquialmente «ecuatoriano come a ecuatoriano».
    Que pena que tal vez las pocas personas que somos consientes de que esto tiene que cambiar, que tenemos que sacrificar algo (siempre y cuando no vaya para la corrupción), no tengamos líderes honestos que amplifiquen nuestro pensamiento y nuestra voz.

  14. Efectivamente , no existe liderazgo ni una decisión clara , contundente y efectiva , para disminuir el demencial tamaño del estado y reducir el gasto público , pues no existen los recursos para sostener este monstruo _ Estado . Y claro , como bien se señala en el artículo , a mi nadie me toca ; entiendan entidades autónomas , autónomas para hacer lo que se les viene en gana y malgastar el poco recurso existente , la época de las vacas gordas , el despilfarro y la corrupción , parece que ha llegado a su fin , y tendrán ,quieran o no , que aceptar esta nueva REALIDAD .

  15. Muy bien Diego Ordóñez, así se dicen las verdades ocultas por la hipocresía política, por favor insista con este comentario para que lo lea todo ciudadano ecuatoriano, incluso el que emigró. Gracias…

  16. Según los entendidos, la solución única que le queda al gobierno para que el país no se vaya a pique, no es el fío, es la reducción significativa del gasto fiscal. (Con la desdolarización de una vez nos haremos pomada: Venezuela es el espejo). Cantidad de ministerios, secretarías, sub-secretarías, gerentes, directores, subdirectores, asesores, subasesores, auxiliares, gobernadores, consejos provinciales, tenientes políticos, GADs cantonales y parroquiales, ¡uf!, la cuenta es larga, cuyas funciones se duplican y hasta interfieren el accionar de las legales (el Presidente deshoja margaritas por la Secretaría Anticorrupción cuestionada por Fiscalía). Y cada nuevo «jefezaso» entra con su equipo de confianza, «un ejército» para que le ayude a salvar la patria, que luego de la partida del padrino ya no quieren dejar la institución porque «tienen derecho al trabajo» y se conduelen de ellos los espadachines sindicalistas y así el Estado se hace cada vez más «pipón», más adiposo y por lo mismo más lerdo e ineficiente. La cuenta que la pague el pueblo gil, que para eso se saca lam… La decisión debe ser contundente, como bien lo dice el Ab. Diego Ordóñez.

  17. Lo del compinche Lenin de bajarse el sueldo, es un acto de salvar el sueldo de su hijita para que no sufra en esas tierras lejanas sin su sueldito. Éste artículo desnuda la realidad en que vivimos sin lider sin plata sin rumbo pero eso si,» harto» corrupto en todo el entorno nuestro.

  18. Bueno el liderazgo que tiene Ecuador es sumamente deplorable, en esa parte estamos tristemente complicados; Ecuador está cada vez más endeudado y se está yendo al abismo, creo que todas las personas qué habitan actualmente el país nos damos cuenta de la situación, el darnos cuenta qué el poner más impuestos y multas a los ciudadanos, pequeñas y medianas empresas no es tampoco una de las soluciones para qué el Estado ecuatoriano cubra sus deudas y aprovechen a sacar dinero y sigan robando porque es así y todos lo sabemos; en vez de que el Estado haga todo lo qué esta haciendo; debemos buscar otras soluciones, alternativas, apoyarnos y no desunirnos más.

  19. Srs todos nos lamentamos del dólar aunque cuantas familias tuvimos que salir en el ecuador para sobrevivir y los banqueros hicieron más dinero los empresarios se llenaron de dólares y el sueldo básico no lo revisaron los pobres más pobres subió el combustible mientras los taxista y transporte pesados a ellos nadie los toca los sueldo burócratas ministros vagos como se los dijo el jefe

  20. El gobierno del Ecuador está en quiebra. A falta de ingresos por impuestos, exportaciones, o deuda, el gobierno del Ecuador está viviendo de la caridad de los multilaterales. Lo cual alcanza para una semana. O tal vez dos.

    Sería un milagro que el gobierno logre pagar los sueldos de abril. Pero jamás pagará lo que les debe a los proveedores, municipios, hospitales privados, IESS, jubilados.

    Nada de eso se resuelve con recortar 10% a las universidades, ni 50% a los ministros, ni 25% a todo el sector público. Simplemente no hay plata.

    Es hora de des-dolarizar. Al tener moneda propia, al menos el gobierno podría imprimir dinero para pagar sueldos.

    Quienes defienden la dolarización como si fuera algo sagrado e intocable, simplemente no se dan cuenta de lo que va a pasar cuando los policías no cobren sus sueldos.

    • Bernardo,
      Usted no quiere reducción de nada pero pide desdolarizar: es decir pagar con devaluación e inflación toda la irracionalidad política y el pésimo manejo fiscal que lleva décadas. ¿los billetes que se impriman no tienen que tener respaldo? ¿Estamos en la película la Casa de Papel?

      • José.
        De dónde saca usted que yo no quiero ninguna reducción? Por supuesto que es indispensable recortar la burocracia y repensar por completo el modelo de Estado!
        Pero la crisis fiscal está arrastrando al Ecuador al abismo. La única solución es que el gobierno emita dinero.
        Habrá que determinar cuánto y en qué formato (billetes, cupones, digital). Y dejar que el tipo de cambio se ajuste libremente.
        Cuál es la alternativa? Seguir haciendo lo mismo que hasta ahora?

        • Así que su solución es empobrecer más al pueblo, porque la emisión de billetes causa inflación (tal vez Ud. ignora esta consecuencia) y mina el salario de los jubilados, de los maestros, de todos los que ganan sueldos fijos. Es más. ¿Cree Ud. que los ecuatorianos van a aceptar los nuevos sucres solo con derecho al pataleo o saldrán en masa a sacar los dólares de los bancos y causar una deblace financiera peor que la de 1999?

      • Estimado Sr. Hernandez.
        Lo mejor que nos paso en el pais fue la Dolarizacion.
        Fue una herramienta que se suponia pondria un candado a la irracionalidad del gasto.
        Hasta que llego el super economista con 10 PhD honoris causa y su delfin cuantico.
        Nadie quiere desdolarizar.
        ¿Pero ahorita, que alternativa tenemos?
        Como dice el Sr Ordoñez todos dicen «A mí ni me toquen»
        Nadie quiere poner el hombro. Todos debemos pagar para salir de la crisis, pero las opciones son incostitucionales, ilegales o impopulares.
        Desgraciadamente creo que hacia ahi va la cosa.
        Ojala me equivoque.

  21. Muy claros y basados en la realidad tus comentarios estimado Diego, pero sería ilustrar claramente que debemos hacer o aportar todos para superar esta crisis económica y financiera para no caer en el abismo, es necesario talvés que las autoridades actüen más energicamente ya que no se puede aceptar insolencias como de la Alcadesa de Guayaquil que a su ciudad nadie le toca y que no opartara con un centavo por la afectación de la pandemia y que a mi me paga el gobierno lo que me debe y punto al fin todos quieren dólares pero nadie esta dispuesto a aportar nada.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba