Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La cultura no necesita de un Ministerio

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Cuando se ingresa a la página web del Ministerio de Cultura se despliega, al menos hasta hoy martes 12 de mayo, en su parte superior izquierda, un anuncio que  dice así: «Conoce el protocolo presentado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio para permitir serenatas a las madres este sábado 9 y domingo 10 de mayo». El dibujo de un mariachi bigotón y guitarra en mano, cantando a una mujer que se asoma con mascarilla por una ventana, acompaña al mensaje.

Conceptualmente, el impacto del aviso puede resultar deprimente. No solo por su pobreza gráfica sino por lo perturbante que resulta la idea de que una institución cuyo presupuesto es de alrededor de 20 millones de dólares se dedique a redactar protocolos de bioseguridad para mariachis.

Entrar a la página del Ministerio de Cultura realmente conduce a una reflexión que va mucho más allá de la triste experiencia de mirar al mariachi bigotón: la quiebra del Estado ecuatoriano es, dentro de lo tragedia que aquello supone, una oportunidad única para replantear el rol del Estado ecuatoriano. Ese Estado gigante y costosísimo lleno de funciones y atribuciones que se montó en Montecristi, felizmente está siendo desnudado como algo inviable e incluso perverso.

La quiebra del Estado es, en efecto, una oportunidad única para plantearse la pregunta sobre si el Ecuador necesita de una serie de organismos, entre ellos el de un Ministerio de Cultura. O, para ser más precisos,  si la cultura necesita de un ministerio.

En realidad, el correato creó el Ministerio de Cultura para montar un sistema clientelar de padrinazgos y auspicios capaz de domesticar a la intelectualidad local y legitimar así su proyecto autoritario y cleptocrático.  La receta, obviamente, no era original: la fórmula ha sido utilizada en muchísimos otros países siendo uno de los casos más conocidos el mexicano, donde el PRI pudo sostener así, durante décadas, una corte de escritores, pintores y cineastas funcionales al gobierno y al poder. El Ministerio de Cultura básicamente se dedicó durante los diez y más años de la era correísta a financiar iniciativas, a través de los llamados fondos concursables de artistas, muchos de los cuales, por gratitud o por compromiso, terminaban callando la boca o como cheerleaders de las políticas oficiales, como la de aniquilar la libertad de prensa y expresión.

El correato también usó al Ministerio de Cultura como una agencia de contratación de conciertos y espectáculos pensados para enaltecer emocionalmente los mensajes de su aparato de propaganda. Cada concierto y cada acto cultural eran odas al socialismo del siglo 21 y a sus emblemas: Hugo Chávez, Fidel Castro, Rafael Correa…

Un Ministerio de Cultura, tal como se montó durante el gobierno de Correa, es el peor enemigo de la producción artística porque el arte es y será siempre un acto cuestionador del poder.  Y la prueba está ahí: más de diez años con gastos de alrededor de 60 millones anuales en promedio no han dejado ninguna corriente o producción artística cuya calidad y trascendencia se compadezca ni remotamente con todo lo que ese dinero significa para el país, especialmente a la luz del colapso de la economía. Basta ver en la página de transparencia del Ministerio del 2014 para entender la envergadura de lo que suponía sostener ese cementerio de elefantes: 70 millones de dólares como presupuesto y 566 funcionarios, entre los cuales había más de 50 choferes y otros tantos cargos absolutamente exóticos como cientos de activistas culturales. ¿La cultura necesita de choferes y activistas?

Gabriel García Márquez se negó en 1995 a ser ministro de Cultura cuando el gobierno colombiano de Ernesto Samper (actualmente amigo y coideario incondicional de Rafael Correa) creó el Ministerio de Cultura. En una entrevista a la revista Semana, el Nobel de literatura, explicó que entre los motivos por los que se negó a aceptar el cargo era que un Ministerio de Cultura para lo único que sirve es para oficializar la cultura y, así, convertirla en una herramienta clientelar. «En cada región del país las gentes de la cultura van a tener que hacer fila en las oficinas de los clientelistas para pedirles que respalden sus planes y los ayuden a hacer lobbying ante el ministerio»: esto parece un pronóstico perfecto de lo que finalmente ocurrió en el Ecuador muchos años después.

El término cultura involucra muchísimos temas, no solo el de la producción artística, y es evidente que el Estado no puede desentenderse de todos ellos. Está por ejemplo, el de la memoria que tiene que ver con los Museos, los archivos y las bibliotecas. Un Estado democrático no puede dejar esos campos al abandono, pero para eso no es necesario un Ministerio, peor aún el tipo de ministerio que montó el correato. Para eso pueden estar, por ejemplo, ciertos gobiernos locales, las universidades y otros organismos del propio estado más pequeños y eficientes.

La producción artística, necesaria y vital en cualquier sociedad que pretenda progresar cuestionándose a sí misma, no necesita subsidios estatales porque ésto la desnaturalizan. Precisamente por lo que dijo García Márquez: el arte y el poder político están completamente divorciados. Para ese fin, hay otras alternativas que garantizan la independencia de los proyectos artísticos. El Estado tiene que facilitar la participación de la empresa privada en el campo de la creación cultural. Puede haber igualmente fondos que vayan no a los proyectos ni a los artistas sino a organismos independientes del gobierno que actúen como aupiciantes. El hecho cierto es que la producción artística no puede depender del poder político porque pierde su condición sine qua non de contrapoder.

La quiebra del Estado ecuatoriano, precipitada por la pandemia, es un hecho que muestra la inviabilidad del estatismo como mecanismo de desarrollo y de fomento artístico. Pero es, paradójicamente,  una oportunidad para repensar muchas cosas que han terminado por ser asumidas por la sociedad como normales. Entre esas, que la cultura necesite de un ministerio. En realidad, no hay nada más profundamente anti cultura que un ministerio.

Foto: Ministerio de Cultura

38 Comments

  1. Me parece irracional tener este tipo de Ministerios que lo único que generan al país son gastos y pagos innecesarios, como es posible que durante 10 años anualmente se gastaran 60 millones de dolares en un Ministerio que no generá tal cantidad y peor aun ingresos, me parece que detrás de esto se esconde una red de corrupción que beneficia a varias personas. Lo que no ven estas personas que ese dinero pudo ser destinado para el desarrollo y mejora médica para la investigación, para el progreso, para la generación de empleos, para la creación de centros de capacitación en fin, hay tantas cosas que se puede generar con una buena inversión pero esta gente, decide crear ayuda a artistas, pintores, con montos demasiado elevados. Esto es lo que actualmente debería ser eliminado y no los trabajos, ni el apoyo a los mas necesitados ni los mas vulnerables, es una lastima que hagan esto sin tomar consciencia de lo que vivimos actualmente.

  2. Comenzaré mi opinión con esta frase dicha por García Márquez: » el arte y el poder político están completamente divorciados», básicamente si el Ecuador no necesita un ministerio de cultura, donde simplemente fue creado este ministerio para realizar actos de corrupción, 70 millones de dolares en un año con todos los privilegios a esos 500 y mas funcionarios, donde solo se dedicaron a realizar contratos de artistas y medios públicos, existen grupos pequeños donde fomentan este tipo de arte, de nuestras raíces autóctonas, nuestras tradiciones, esos son espacios de culturalidad que fomentan lo nuestro, en cambio el ministerio fomentaba lo que mas dinero les permitiría obtener. Todo ente político busca poder y establecer normas, y relacionarlos con nuestra cultura lastimosamente están privatizando los ideales de varios artistas.

  3. Tantos ministros que no hacen las cosas correctas mas ven su bienestar el Ministerio de Cultura seria de suma importancia siempre y cuando exista una buena administración de lo contrario solo seria un gasto para el Estado y ahora lo es un gasto tan innecesario que quiere ayudar a los que tienen plata en vez de ayudar a los que no tienen, se aprovechan de lo que pasa en nuestro País…en vez de ya liquidar a tanta gente del gobierno que gana plata sin hacer nada tanta corrupción pero para ellos no hay juicio solo para la gente pobre que lo que hace es decir las cosas que ven la realidad asta ya ni expresarse habrá como porque aquí todo lo que el gobierno corrupto hace esta bien.

  4. En mi opinión un Ministerio de Cultura seria de suma importancia siempre y cuando exista una buena administración de lo contrario solo seria un gasto para el Estado. La cultura de nuestro país puede sobresalir por si sola e incluso seria hasta mas fácil para aristas ya sean pintores, artesanos, músicos ,etc ya que en ocasiones el ministerio pone varias barreras o impedimentos que se hace difícil cumplir para todas las personas y esto hace que dejen su labor a un lado . En el lado ´´positivo´´ del Ministerio de Cultura si se puede decir que se ha podido evidenciar en los últimos años , es unir por ejemplo músicos extranjeros con músicos nacionales para que realicen un intercambio cultural.

  5. En mi opinión no es necesario tener un ministerio de cultura ya que tiene un presupuesto muy elevado y no han dejado ninguna corriente o producción artística cuya calidad y trascendencia se compadezca ni remotamente con todo lo que ese dinero significa para el país
    La cultura abarca con muchos mas temas importantes y no solo la producción de los artistas.
    para mi la cultura refleja la identidad de un país sus raíces sus tradiciones y costumbres que caracterizan un pueblo.
    En esta pandemia tenemos otras prioridades que es la salud y los fondos que son destinados para la cultura deben ser destinados para esta crisis que esta afectando al país.

  6. Tiene una buena reflexión ya que no es necesario tener un Ministerio de Cultura, como dice en el artículo que Cultura no solo es la producción de los artistas, sino que este consta de muchísimos temas más por lo tanto la cultura no necesita un ministerio.
    No queremos que el país se llene de instituciones que no tengan un fruto positivo para los ciudadanos y a que solo se mal gasta el dinero del país en vez de invertir en proyectos de educación y salud. Se necesitan verdaderas instituciones que velen por el bienestar del pueblo no que solo vean por su economía deben trabajar para el pueblo. Se deben eliminar instituciones innecesarias que solo mal gasten el dinero, el Estado debe reorganizar las instituciones que sean de beneficio para el país.

  7. Un comentarista dice que el Ministerio de Cultura hace publicaciones sobre literatura, ¿en serio? La verdad es que no he escuchado que alguna vez convoque a un concurso de cuento, novela, poesía. O realice concursos de pintura, teatro, porque eso es promocionar la cultura, supongo. Para el fortalecimiento de los artistas de la música tienen organismos como SAYCE, ¿cuáles son sus logros? Porque plata sí tienen: cobran impuestos a todo local comercial, por pequeño que sea; basta que tenga un radio le alegan que transmiten música nacional, y ya está jodido. Tiene que pagar aunque no le guste. Entonces sí tienen dinero. ¿Cómo se lo reparta, no sé. Solo sé que la calidad no se impone.

  8. Disculpen, me vino al recuerdo que también tuvimos un ministerio de la felicidad, pues.. Si recuerdan?. Como apuntaba un meme, con correa habría un ministerio de la cuarentena y una secretaria de gestión de ataúdes… Con contratos de emergencia…

  9. Excelente analisis. Definitivamente el País necesita replantear el rol del Estado en la sociedad. Queremos un estado al estilo Castro-Cahvista lleno de instituciones que no generan desarrollo más bien le saca dinero al pueblo, ó un Estado pequeño, fuerte jurídicamente , con instituciones basicas; salud, educación, y Justicia. Un estado moderno no necesita instituciones burocráticas que lo único que hacen, cuál snguijuela es succionar recursos que genera
    la empresa privada para dilapidarlos infamemente sin beneficio de inventario, Menos burocracia y más eficiencia.

  10. Completamente de acuerdo en que el Ecuador no necesita un Ministerio de Cultura. Los diez años del gobierno de Correa y los tres de Moreno nos dejan un saldo negativo, pues el Ministerio de marras ha demostrado total ineptitud para divulgar proyectos culturales, pero si ha sido eficientes para hinchar la lista de sus funcionarios.

    Los doce ministros que han ocupado esta cartera se han erigido, dizque, en los defensores de los intereses del sector cultural, pero no han sido nada más que los artífices de sus propios proyectos.

    Con la Casa de la Cultura, “bien manejada y bien financiada, basta y sobra. Lo curioso es que nadie ha discutido en serio si es bueno o es malo que haya un Ministerio de Cultura. Nadie se ha preguntado cuál es la política cultural que lo requiere… Nadie ha demostrado que se necesite, y, por el contrario, lo que sobran son dudas sobre su conveniencia”, como dice el Gabo.

    Y termino con este comentario del artista franco – chileno, Alejandro Jodorowsky: “Cuando los países se desmoronan y se caen lo único que queda de ellos es la cultura, por eso es tan importante. Un país sin cultura va a la desaparición. Creo que hay que dedicar un capital a la cultura, crear productos útiles para el ser humano, tanto para su consumo como para su conciencia”.

  11. La inutilidad de ciertas instituciones estatales creadas por correa para afianzar su régimen delincuencial y que han sido mantenidas por Moreno (como el Ministerio de Cultura) más las creadas por el propio Moreno (como la Secretaría anti-corrupción) solo demuestran la falta de lucidez y su proverbial falta de preparación para gobernar.

    Resulta una estulticia que se mantengan organismos cuyas pretendidas funciones están ya contenidas en otras que sí está amparadas por mandatos de la Ley.

    Ha tenido tres años este señor para aligerar el peso del estado, y NO lo ha hecho, cuyo sostenimiento se hace cada día más difícil cumplir por la falta de recursos como consecuencia de la ineptitud de Moreno como estadista, la única solución para él es crear más impuestos,

    Lo macabro de todo esto es que, al pueblo entero se le saca la plata del bolsillo para que los funcionarios del gobierno se hagan ricos vía corrupción generalizada, aun en plana crisis del COVID-19.

    Pobre Ecuador, mientras a Colombia y Perú los multilaterales le prestan por la emergencia más de diez mil millones a cada uno, nosotros nos tenemos que conformar con el mendrugo de 8 millones dado por EE.UU.

  12. Pero quien le hace entender al necio, incompetente y miope huésped de Carondelet que debe eliminar esos elefantes blancos estatales que se tragan, si, se tragan 1.500 millones de dólares anuales? Y para mantener a esos parásitos ahora quieren sacarle la plata a los desempleados y empresarios cuasi quebrados? Recuérdan lo que pasó con los 1.500 millones de dólares que recaudaron para la reconstrucción de las provincias de la costa afectadas por el terremoto de hace 4 años? No permitamos que nuevamente nos quieran ver la cara de pendejos.

  13. Estoy de acuerdo en que la cultura no necesita un ministerio al igual que otros casos donde los ministerios solo estan para adornar más no para realmente trabajar.

  14. Efectivamente si algo positivo saldrá de esta terrible pandemia , sanitaria y económica , es que lo queramos o no , tendremos que adaptarnos a esta triste nueva realidad , y empezar a reducir el enorme y demencial tamaño de este inútil , despilfarrador y corrupto ESTADO CENTRALISTA .

  15. En el gobierno hace falta una reingeniería en cuanto a la necesidad y justificación de ministerios, secretarías, superintendencias, empresas públicas, institutos, etc., en pro de eficiencia de la gestión pública, disminución de la tramitología y de la corrupción.

  16. Solo para saludar sus excelentes Articulos!!!!!
    Menos mal que a ese canson musico que funge de ministro, ya no lo veremos dentro de poco.

  17. Por lo menos esta garantizada la foto del ministro entre uno mas de los brillantes de mentes lúcidas y manos limpias. Después de su «gestión» ya no necesitará ir de pueblo en pueblo tocando la guitarrita por unos cuantos dólares, pues ahora pertenece a la élite de funcionarios revolucionarios. Y si lo hace seguramente será muy ovacionado.

  18. Por lo menos esta garantizada la foto del ministro entre uno mas de los brillantes de mentes lúcidas y manos limpias. Después de su «gestión» ya no necesitará ir de pueblo en pueblo tocando la guitarrita por unos cuantos dólares, pues ahora pertenece a la élite de funcionarios revolucionarios. Y si lo hace seguramente será muy ovacionado.

  19. La cultura no necesita de un ministerio, pero las personas necesitan fuentes de empleo. El ministerio de cultura tiene más de 5000 funcionarios públicos, los mismos que directamente gastan su sueldo en educación, alimentación y salud para ellos y su familia. Deben seguir funcionando este tipo de entidades como principio económico, la estrategia del anterior gobierno fue engordar el aparto publico para dinamizar la economía del país, se debería evaluar el presupuesto anual pero no eliminar este tipo de ministerios.

    • Pensar que el Estado debe mantenerse gigante y obeso porque los funcionarios públicos del Ministerio de Cultura que según parece son más de 5000 viven de esas remuneraciones y costean gastos de educación, alimentación y salud es francamente una aberración. 16 millones de ecuatorianos enfrentaremos más temprano que tarde, una situación económica, sanitaria, social y sobre todo de desempleo nunca antes visto. Cientos de miles, si no millones de ciudadanos engrosan las filas de desempleados, sin la menor oportunidad de tener ingresos suficientes para su sobrevivencia y la de sus familias. Resulta que el Estado obeso se nutre de los impuestos y contribuciones del pueblo… y ese pueblo desempleado no generará ingresos y contribuciones para pagar los sueldos de los más de cinco mil funcionarios públicos del Ministerio de Cultura… un ministerio innecesario porque coincido con el articulista, al señalar que la Cultura no necesita Ministerio.

      Muchos ecuatorianos… y lo encuentro lamentable… viven convencidos de que el Estado es el único empleador y que tiene la obligación de mantener ministerios, instituciones y puestos innecesarios. Esos 5000 funcionarios, si son competentes o tienen habilidades artísticas o culturales, en este caso… bien podrían ser emprendedores exitosos y no aspirar a vivir de parásitos del Estado… porque un Ministerio inútil… definitivamente tiene también funcionarios del mismo nivel.

  20. Pero, ¿Moreno no ofreció eliminar este parapeto de ministerio?
    Ah, es que es uno más de los ofrecimientos incumplidos como la eliminación de los distritos educativos y los circuitos educativos en donde hay asimismo un montón de pipones que por justificar sus puestos, tras escritorios se les ocurre pedir cualquier papelucho cada semana a los pobres maestros. En fin, el derroche continúa, así como los robos semanales de los funcionarios de este correato pálido.

  21. Una buena noticia historica . Como consecuencia de la peste negra se exterminó tambien (junto con 50 millones de personas lamentablemente) a la cultura medieval y se dio a luz a la cultura renacentista y moderna.
    Mala noticia actual. Estos trece años han sido peor que la peste negra y junto al exterminio socio economico de una buena parte de la poblacion ecuatoriana la cultura quedara inmmersa en el pantano «yersinioso»
    No se quien tiene la culpa , las ratas o las pulgas , pero yersinia esta de cuerpo presente en todo el gobierno del Ecuador y no hay antibiotico que nos cure
    Saludos

    • El seudo ministro Velasco ha hecho su carrera por mérito propio y no necesitaba ser vocero de los demás artistas. El sueldo es bueno y en tiempos de vacas flacas, bien gracias y habla maravillas! No han habido artistas que hayan sobresalido ni con 70 millones de presupuesto( que controlaria investigue). De que «cultura » hablamos que ni siquiera hay borregos que saben usar una mascarilla y respetar el confinamiento? Cultura es todo el entorno! De esos 70 millones, les han dado contratos, ayudas, capacitaciones, cursos , etc? Ese dinero se esfumó en propaganda y en los bolsillos de pipones en ese ministerio! Que cultos que somos!!

      • Muy de acuerdo con el artículo. Este ministerio, como otros se ha convertido en reducto de pipones fieles al gobierno que los banca.
        Si alguien pretende hacer cultura y se cree capaz de hacerlo, que lo haga con sus medios. Si es realmente bueno, la sociedad consumirá su producto cultural. Pero que no pidan a los contribuyentes que financiamos sus delirios o aventuras culturales.

  22. Excelente artículo para desenmascarar el laberinto oficial. Lamentablemente mameluco dejo la mesa servida para todos los pipones y mamerto tiene miedo y terror de cambiar el aparato burocrático, – así de simple.
    Mamerto prefiere seguir sus cuatro años de siesta y gobernar le importa un carajo, solo se despierta para pagar los favores a los correistas con el regalo de cargos públicos innecesarios pero bien remunerados.

  23. Y que un musiquillo se preste a ser ministro lo mínimo que causa es asco y pena. Pregunto que ha hecho por la cultura en todo este tiempo y cuanto a costado el y los cuatro pillos que manejan dicho ministerio. Quisiera saber si en todo el tiempo de «artista» llego a ver semejante cantidad de dinero.

  24. Y los archivos nacionales y provinciales, las bibliotecas, la educación popular cultural, los trabajos históricos sobre la cultura, la Casa de Cultura, el fortalecimiento de los artistas nacionales, las publicaciones sobre la literatura etcétera, se pretenderá dejar financiarse por la UNESCO luego, o como se imagina eliminar el Ministerio de Cultura?

  25. Muy cierto Sr. Pallares, pero le voy a nombras 2 películas producidas en el Ecuador, que por poco ganan el Oscar a mejores actores con plata de los pobres Ecuatorianos, Los Pativideos, y la película del exministros Josè Serrano en el papel de Sheriff.

  26. El Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador promocionando música y charros mexicanos. Cómo defienden e impulsan nuestra cultura. ¡Qué web…! Qué faltos de incultura diría Cantinflas. Millones de dólares que le cuesta al paupérrimo país, es decir a nosotros, como pretexto para mantener a cantidad de pipones. ¡Qué desastre! Programas para incentivar en la juventud la lectura, el arte, literatura, poesía, teatro, et., ni en cuenta. Como que esta situación de «incultura» les interesa a los «salvadores». ¡Puaf!

  27. Es verdad que la (o las) cultura (s) no necesitan de un ministerio para existir o legitimarse. Como tampoco la agricultura del suyo. Es obvio y elemental. Pero la atención a la cultura es una responsabilidad del Estado como institución que sintetiza a un pueblo (en teoría) Entonces corresponde al Estado, en representación del pueblo procurar políticas que normen y coordinen la actividad cultural y todos sus componentes. No es, o no debe ser, un botín político de ningún gobierno, como no lo es, o no debería ser, la educación. Yo soy artista y gestor cultural por casi 40 años y cuando demando atención del Estado a mis/nuestros proyectos culturales en beneficio de la población, no estoy sometiendome a ninguna utilización política, nunca lo he admitido ni lo haré. Otro error suyo es considerar que la cultura debe estar en manos de empresas privadas. Eso significa direccionar las manifestaciones culturales al gusto ideológico del empresario que como sabemos es totalmente contrario a las manifestaciones populares de la cultura, salvo las folclóricas interpretaciones de las estampas turísticas. Con lo dicho no estoy defendiendo las erróneas y absurdas acciones del Ministerio de Cultura. Muchas veces he criticado la manifiesta incapacidad por cumplir su verdadero rol y por caer en el despilfarro burocrático. Pero si defiendo la existencia de un Ministerio de Cultura eficiente, inteligente y consecuente con sus objetivos. Lamento que haya un despiste muy profundo en este escrito del señor Pallares.

    • Aquí la forma en que habla un típico parásito del estado. Estos creen que con nuestros impuestos se deben sostener fracasados intelectualoides, musiqueros, tira brochas y otros de su especie.

  28. Excelente! Este tema era necesario poner a discusion desde hace rato. La «cultura» en parte se ha desprestigiado porque algunos «artistas» han servido para hacer odas a los poderosos de turno o para, desde la comodidad de sus «creaciones» y sus grandes patrimonios, alabar a los sistemas comunistas (Ejemplos? G. Garcia Marquez, P. Neruda, O. Guayasamin). Asi, llegamos a un momento en el cual en nuestro pais, los ministerios y organos de «poder» estaban (y aun estan) ocupados por artistas y sociologos que no tienen ni p. idea de lo que es producir o ser creativo o emprendedor. Entonces a ellos se les encargo tomar decisiones serias para el futuro del pais, como diseniar un sistema de educacion que este momento es una basura. Solo miren los libros del Ministerio de Educacion. Dan verguenza.

  29. Y a todas estas, quien es el ministro de cultura? Es que todos son tan intrascendentes que ni el nombre del fulano a cargo lo conozco. Sobran los comentarios respecto al tremendo crecimiento de la burocracia inservible en el gobierno de Correa y sostenido por este inservible gobierno .

  30. Tenemos que ir más allá del Ministerio de la Incultura. ¿Para qué sirve el Ministerio de Agricultura, por ejemplo? Para repartir la plata de los ecuatorianos y ecuatorianas entre los siguientes: la burocracia del ministerio, las grandes empresas agrícolas que son las que tienen acceso a la burocracia y las coimas con las que corrompen a los empleados «públicos», entre los amigotes de los burócratas que consiguen unas cuantas migajas, gastos «electorales», programas de propaganda y estudios de pre-pre-factibilidad. Igual sucede la mayoría de los ministerios, centros de corrupción, burocracies, favoritismos y rentismo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba