/

Uso de los dólares del fisco, pasito a pasito

lectura de 8 minutos

Hemos vivido 60 días de un inimaginado enclaustramiento para cuidar nuestra salud y preservar nuestras vidas. Hay quienes dominados por el hastío ansían las libertades. Grandes segmentos poblacionales que antes de la pandemia apenas sobrevivían en la informalidad, hoy están en la trágica disyuntiva de dejar libradas sus existencias al hambre o la implacable sentencia del coronarivus. Las empresas con desesperación evitan naufragar entre la iliquidez y la paralización de la economía.

Desde el gobierno del Estado se requiere la iluminación divina para encontrar el punto de equilibrio, entre minimizar los efectos de la pandemia con su secuela de pérdidas humanas y evitar consecuencias aún mayores que devendrían de la total devastación económica.

Cautelosos pasos para abrir la economía, al tiempo que se toman previsiones para cuidar la salud y la vida de las personas, se tornan inevitables. Las leyes de Apoyo Humanitario y de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, parece tendrán un desenlace positivo a pesar de los irracionales desencuentros políticos. El FMI desembolsó $643 millones y otros organismos multilaterales han anunciado otros créditos. En fiel correspondencia con la mano invisible del mercado, empresarios y trabajadores, Estado y sector privado, progresivamente encontrarán su ubicación en el obligado contexto de la nueva normalidad.

En el entorno descrito, las graves enfermedades fiscales comienzan a encontrar las terapias adecuadas. Además de haberlo anunciado, más que por convicción el gobierno está obligado a reducir el gasto público en un valor superior a los $5.000 millones, lo cual y ante la reducción de unos $7.000 millones de ingresos, podría reducir el déficit público a alrededor de los $5.000 millones. Como todo déficit se financia con créditos, al momento no hay otra opción, los préstamos del FMI por $643 millones, de la CAF por $400 millones, del Banco Mundial por $500 millones y $1.000 millones de algún banco exterior, anunciados por el gobierno, alientan otras expectativas en este sombrío panorama.

Si los citados créditos fluyen en mayo, unos $2.500 millones aliviarán las angustias de la caja fiscal y aumentarán las reservas del Banco Central. Sin embargo, las tensiones fiscales apenas comienzan. El uso de tales recursos deberá dosificarse con rigurosidad extrema, despacito, pasito a pasito. Habrá que neutralizar la sinrazón de los irracionalmente indignados por los recortes al gasto, que aún creen vivir en el país de jauja capturado para satisfacer sus intereses.

Desde hoy hasta diciembre, cada mes habrá saldos rojos, pues, los ingresos fiscales siempre serán menores que los gastos aún reducidos. Por tanto, los dólares de aquellos créditos que son gotas de agua en el desierto, deberán consumirse mes a mes, poquito a poquito. En el argot popular, habrá que hacerlos alcanzar lo más que se pueda, hasta que fluyan otros préstamos, quizá, luego de un nuevo acuerdo con el FMI. Pensar que los $2.500 millones nos alcanzarán hasta diciembre, aún con una severa reducción del gasto público, es una quimera. Serán necesarios otros créditos; de lo contrario los atrasos en los pagos de las obligaciones estatales serán cuantiosos e inmanejables.

El viacrucis fiscal será recurrente. Si en junio, según el gobierno, fluyen $1.000 millones de otro crédito, se cubrirá el déficit del mes y algo más se acumulará en la caja pública. Llegará julio y es posible que el FLAR nos preste unos $637 millones, sin embargo, habrá en este mes que pagar al FLAR unos $246 millones de un crédito anterior. Al arribar a la estación de agosto, los ingresos seguirán sin alcanzar para cubrir los gastos aunque fueren recortados. Se seguirán consumiendo los dólares. El gobierno, en el marco de una agobiante escasez y con supremo esfuerzo, deberá acumular dólares en la caja pública para cubrir los gastos y déficit de septiembre, mes en que es posible se agoten los créditos obtenidos entre mayo-julio.

A la par de los diarios malabarismos para equilibrar la demanda de gastos con la crónica escasez de ingresos, el gobierno debe enfrentar con sabiduría el reperfilamiento de la onerosa deuda de los bonos basura, a fin de lograr, hasta el 15 de agosto, rebajas de interés y capital que la hagan sostenible en el mediano y largo plazos.

Paralelamente a sobrellevar la agobiante gestión fiscal y la renegociación de la deuda, el gobierno tiene la obligación de concluir hasta el mes de julio un acuerdo serio, creíble y viable con el FMI. Esta es la única posibilidad de alcanzar con éxito la estación de diciembre de este poco grato viacrucis, mediante la cobertura adecuada de las necesidades de financiamiento del Estado. Además, tal acuerdo deberá sentar las bases y confianza para la sostenibilidad fiscal y económica en el mediano y largo plazos.

También existen otras tareas. Cada mes se debe superar la presión que a la caja pública ejercen los Certificados de Tesorería (CETES), que son instrumentos de cortísimo plazo (menores a un año) que a su vencimiento deben cancelarse o renovarse. De otra parte, los atrasos en los pagos a los GADs, IESS, ISSFA, ISSPOL, proveedores, sueldos públicos y otros, ya sumaban hasta abril unos $1.639 millones en el vigente presupuesto. Dada la estrechez fiscal, este nivel de atrasos tendrá que mantenerse hasta fin de año, quizá incrementarse si persiste la iliquidez fiscal.

Como los ingresos, gastos y deuda externa pública son factores determinantes para preservar un nivel de reservas internacionales, que al menos cubra el encaje de los bancos privados en el Banco Central; así como también para alentar cierto nivel de actividad económica y reducir las presiones al sistema financiero, la armonía entre las instancias que ejercen las decisiones en estos niveles es un imperativo en la acción del Estado.

En el marco de estas y otras limitaciones y exigencias, con una eficiente gestión de las finanzas públicas y de la economía, es posible y urge conformar un fondo de unos $1.000 millones para conceder créditos a bajas tasas de interés a fin de salvar la existencia de las empresas en dificultades y minimizar las pérdidas de empleos.

El precedente relato debe ser entendido y asumido como estandarte de responsabilidad nacional ante las inconmensurables secuelas y costos de la pandemia. Es la antípoda de las sinrazones de quienes, en nombre de la representación popular o en defensa de la secular captura del Estado para mantener sus privilegios, solo enarbolan el irresponsable desentendimiento de la magnitud de la crisis y un supino desconocimiento del cabal funcionamiento de la economía y de las finanzas públicas. Si la pandemia no obliga a radicales cambios de actitudes en pro de reinventar otro Ecuador con bases sólidas que proscriban los vicios del pasado, la consecuencia será la destrucción económica y del tejido social de impredecibles consecuencias.

Jaime Carrera es economista. 

40 Comments

  1. Después de confinarnos en nuestras casas, y darnos cuenta que el virus esta muy presente, en algunos casos de manera catastrófica en otros de manera casi invisible, pero de alguna manera a todos nos afecta la recesión social y económica, de tal manera que una vez se abra el espacio para poder salir de nuevo, las personas estarán deseando de visitar, rehacer su actividad de todas las maneras posibles y esto puede generar un rebrote, ya que no estamos libres del Virus si no, con el.

  2. Lamentablemente estamos pasando por una situación que no pinta nada bien ni en el presente y peor aun en el futuro, debemos ser conscientes que esta pandemia nos afectara a todos tanto económicamente como emocionalmente, a tal punto que nuestro futuro para Diciembre es catastrófico, pero que con el buen manejo del dinero recaudado y demás no nos afectará tanto. Antes de entrar en confinamiento nuestra economía no tenia un buen rumbo y ahora peor considero que cada uno debe plantearse el peor escenario y no esperar nada de un gobierno incompetente, es feo decirlo, pero es la verdad, no saben ni sabrán manejar correctamente la economía del país.

  3. Hablar de la pandemia en Ecuador, no es solo hablar de un virus denominado covid-19, sino hablar de pobreza, de déficit fiscal, de pérdida de empleos, de quiebre de empresas, de escasez, deudas, muertes por desesperación, falta de alimentos, muertes por hambre, desatención en el sector de la salud, etc.
    Cuando hablamos de la pandemia, tenemos que entender que cada centavo perdido en la producción, en las exportaciones y demás, influye en la economía, no solo es el mal manejo de la economía a nivel público, es la proyección futura de las empresas grandes, medianas y pequeñas, pues todo esto tiene una repercusión negativa en la economía, tal vez muchos ya han agotado sus ahorros, tal vez muchos han visto una reducción mayor en sus sueldos, muchos otros han llegado al punto de quiebre, donde sus deudas son más grandes que sus ingresos; el mal manejo de la economía, el despilfarro, el robo descarado, todo eso genera un problema a mayor escala, que poco a poco se van sintiendo las repercusiones. La falta de pago en algunos sectores, la falta de conciencia de algunas personas para el manejo de las finanzas, las malas decisiones, la historia que se ha visto modificada para beneficio de pocos, de algunos grupos de poder que lo único que pretenden es llenarse los bolsillos y no pretenden de alguna manera pensar en toda la sociedad, sino únicamente satisfacer deseos personales.
    Existen demasiadas decisiones erradas y cada vez las repercusiones son aún peores, se espera que se cambie toda la cultura absurda que se ha venido manejando y la que obliga a muchos a dejar de pensar en el resto con el fin de llenar no solo sus bolsillos, sino también su ego.

  4. Este tiempo que el país ha pasado en confinamiento se ha podido evitar que la endemia se contagie a gran cantidad pero esto le ha traído al país y a las empresas pedidas de dinero, las empresas han llegado al punto de hasta cerra sus puertas por la falta de dinero para poder abastecer lo mas esencial que seria los sueldos y los servicios vacíos, mientra en país se sigue endeudando de manera exagerada con uno o otros organismos internacionales, lo cuales con ese dinero se trata de tapar las carencias que se ha tenido de años atrás, lo que se necesita es que el estado tome una dirección adecuada con las personas correctas para que con la ayuda de todos los que conformamos el país salir adelante así como lo hemos echo en ocasiones anteriores.

  5. La situación que atraviesa actualmente el país debido a la pandemia es claramente una bomba de tiempo sobre la economía nacional, debido a que actualmente podemos observar el mal manejo de los recursos de años anteriores, sin embargo la única salida que al parecer tiene el país es seguirse endeudando para poder saldar sus gastos pero cabe mencionar que los altos funcionarios deben hacer buen uso de estos recursos «prestados» aunque en la actualidad se ve que es muy difícil, ya que en plena pandemia se siguen viendo grandes actos de corrupción, y de acuerdo con el articulo el país se debe reinventar desde sus cimientos, con nuevas bases sobre todo con el manejo de la economía nacional. En la actualidad muchas empresas han quebrado debido al estancamiento de la economía, simplemente la pandemia saco a la luz el mal manejo de la economía nacional en los últimos años y esperemos que con todo esto el país aprenda de sus grabes errores .

  6. El país esta pasando por una crisis económica leve, por el momento ya que muchos propietarios de empresas pequeñas están sobreviviendo con reservas y excluyendo algunos pagos y evitando realizar gastos innecesarios, pero con el pasar del tiempo la situación económica ira modificándose de tal manera que mucho de ellos empezaran a desertar de sus negocio y emprendimientos. Por esta razón muchos se convertirán de fuentes de empleo a desempleados, se debería fomentar el apoyo para el surgimiento de las pequeñas empresas, por parte del estado mediante la inversión estatal, por parte de la ciudadanía, medianteel apoyo a los pequeños emprendimientos.

  7. El análisis que realiza el autor en este tema es muy valedero ya que nuestro país al haber estado confinado por más de 60 días ha sufrido grandes pérdidas económicas, esto por cuanto la mayoría de empresas no han podido laborar lo que ha provocado que no se genere recursos. A nivel de Estado el gobierno está tratando por todos los medios de reducir el gasto público y de obtener de diferentes instancias extranjeras créditos para poder cubrir la caja fiscal y tratar evitar la debacle económica que puede presentarse; sobre los créditos que se consigan del exterior el gobierno central a través de su Ministerio de Finanzas deberá como dice el título de este artículo manejar paso a paso el gasto fiscal de nuestro país, para de alguna forma tratar de ir cubriendo las obligaciones y necesidades que debe cumplir el Estado con la población. Para ello se debe también solicitar que las personas encargadas del manejo económico distribuyan bien el dinero, cubriendo las necesidades básicas y las más importantes de la población, evitando los diversos actos de corrupción que actualmente se están descubriendo en las diferentes instituciones del Estado y que tanto mal han hecho a nuestro país.

  8. Totalmente de acuerdo con su articulo estamos en una situación muy grave, varios negocios en el Ecuador se han visto muy perjudicados, otros incluso se han visto en la penosa decisión de cerrar sus puertas, a eso debemos sumar que el numero de contagiados por el covid-19 va en asenso, es realmente penoso esta situación para el mundo pero más penosa aun para el Ecuador, que viendo como están las cosas su gobierno solo le da la espalda al pueblo y solo les interesa enriquecer sus bolsillos.

  9. La pandemia nos afectó mucho en todo sentido, el gobierno ha tomado medidas innecesarias pues el recorte presupuestario a universidades afecta a estudiantes y profesores, al igual que claro lleva a las consecuencias de que profesores fueron despedidos la educación es algo fundamental para la sociedad mas no para el mismo estudiante son conocimientos que nos ayudan a ser personas más razonables, el despido del personal médico, la eliminación de empresas publicas realmente es algo tan incoherente pues dejan a miles de personas sin trabajo, lo que hacen es que la pobreza se incremente, deberían buscar soluciones más afectivas que afecten también a los que se encuentran en puestos superiores mas no solo al pueblo se podría decir, el gobierno toma estas medidas pues ellos no saben lo que es verdaderamente pasar hambre hay personas que sobrevivían un monto diario y eso ello no lo ven solo les importa la corrupción solo piensan en llenar su propio bolsillo.

  10. En estos últimos dos meses la llegada del Covid-2019 afecto realmente a todo tipo de empresa grande, mediana, pequeña y micro empresa, hasta a las personas que sustentaban del diario vivir, algo increíble que las empresas están quebrando por no tener liquidez, con esta pandemia muchas personas se ven afectadas el desempleo sigue incrementándose, las personas toman decisiones y optan por los trabajos informales decisiones muy peligrosas ya que corren el riesgo de ser contagiados, esta situación se ve que aun esta para largo lo cual es muy preocupante, el Gobierno ha optado por tomar medidas muy rigurosas, y el aumento de préstamos por lo cual el Ecuador tendrá muchos años más de endeudamiento con el FMI y otras organizaciones . esperemos que esto ya pase y todos podamos recuperar lo perdido y estabilizar nuestra economía.

  11. Todos los ciudadanos se han visto afectados económicamente con la llegada de la pandemia, uno más que otro, las personas que dependían de su trabajo diario e informal se han visto en la necesidad de salir a las calles en búsqueda de recursos para mantener a su familia, además varias empresas atraviesan un proceso de paralización de sus actividades con lo cual se han visto en la necesidad de liquidarse, por lo que el otorgamiento de créditos para que las actividades de las industrias aún activas es algo inevitable y más bien debe ser visto como una inversión para la reactivación de la economía. En momentos como estos se debe notar la capacidad de liderazgo de quienes están a la cabeza del país y la colaboración de todos los ciudadanos para salir adelante.

  12. Actualmente el país esta pasando por grandes cambios primero la pandemia que tienen que sufrir y segundo los grandes cambios que se esta haciendo para recuperar algo de la economía que teníamos. A pesar de todos los esfuerzos de diferentes comerciantes por sobrevivir en el mercado, muchos de ellos no han podido generalmente son emprendimientos que solían situarse en calles concurridas, como el centro de Quito o la plaza grande, debido a esto hoy todos esos negocios se encuentran cerrados, como bien dice el articulo paso a paso podemos ir surgiendo nuevamente, esperemos que con el cambio de semáforo cada provincia pueda nuevamente levantarse y salir adelante.

  13. De acuerdo al articulo si bien es cierto muchas de las empresas están apunto de desaparecer, algunas han tomado decisiones como despedir personal ya que no cuentan con dinero para poderles pagar .

  14. La pandemia ha afectado a las empresas, microempresas, no se diga a las personas que viven del día a día, ha dejado a varias familias sin un plato de comida en sus mesas y propensas al contagio si decidieran retornar a la informalidad, por otro lado, ha sacado a flote las inconsistencias en la situación económica y fiscal del país, se constató la errónea gestión de los recursos, escasa reserva que ha dado como resultado solicitar préstamos a diferentes fuentes llevando al Ecuador a más endeudamiento, pero no tiene otra alternativa para sobrellevar el déficit.
    Es sumamente necesario el liderazgo y poder de negociación al momento de gestionar los acuerdos, con el fin que beneficien y faciliten los pagos; lo único que se pide al gobierno una vez hecho el desembolso es controlar, distribuir responsablemente, dando prioridad y cumpliendo a cabalidad el objetivo por el cual se requirió cada uno de los créditos, también, es importante y decisivo las estrategias que tomen para poder culminar el 2020 con liquidez en cada una de las cuentas.

  15. Todos sabemos que la cuarentena tiene consecuencias graves tanto psicológicas como sociales en todas las personas a causa de esta pandemia que está azotando con fuerza a nuestro país. Estamos tan vulnerables que ahora hasta parece que ningún trabajo es estable, lamentablemente la tasa de desempleo se está elevando a medida que pasan los días. El “tele-trabajo” no alcanza a abastecer el trabajo que normalmente se desempeña cuando es presencial, por lo que la economía de alguna manera se frena, no puede continuar de la misma manera. Actualmente, la situación es preocupante, porque además la deuda con el Fondo Monetario Internacional, se elevó impresionantemente.

  16. La economia de cada ecuatoriano se ve afectata de manera significativa por causas de esta pandemia y a un mas si hablamos de todo un pais varias personas se estan quedando sin fuente de trabajo y varias empresas estan tomando medidas como la de reducir sus trabajadores e incluso en peores escenarios las empresas quiebran por ende es indispensable que el estado se vea obligado a pedir mas prestamos a organismos internacionales.
    El Ecuador si quiere afrontar una crisis de esta magnitud tiene que buscar ese financiamiento en el FMI de esta forma contribuira a todas las empresas para que tengan liquidez y sigan manteniendo el empleo que es lo que el ecuatoriano mas necesita en este momento para salir de esta dura etapa

  17. La pandemia dejo vulnerable a la población ecuatoriana, pues muchos emprendimientos quebraron, empresas sin mucha liquidez cerraron; existe cada vez más desempleados, por ende, se crea caos en los ciudadanos que pese al peligro del covid salen de su hogar para buscar una fuente de ingreso que les permita alimentar y sanar a su familia. Esta situación se vuelve cada vez más preocupante.
    El endeudamiento público con FMI y otros organismos es inevitable, al recurrir estos créditos se debe hacer con total transparencia y con bases que garanticen que los mismos van a ser utilizados para el mejoramiento de la economía a largo y corto plazo. El gobierno ecuatoriano debe precautelar por la seguridad de todos los ecuatorianos y no por interés de una minoría.

  18. Los días pasan y pasan, convirtiéndose en meses de encierro, se siente el temor causado por la presencia del covid-19, un virus que paralizo y afecto al mundo entero y en especial a nuestro país el cual se destaca como uno de los mas contagiados de América Latina, se perdió el control de la economía, el desempleo crece a diario, problemas intrafamiliares se desbordan ,la gente debe velar por su salud pero sino trabaja no tendrá para comer y mucho menos para una receta medica, lamentablemente no contamos con el apoyo de un gobernante, la gente llego a su limite y empieza a salir en busca del pan diario, como seres humanos y pueblo que busca satisfacer sus necesidades no nos queda mas que encomendarnos a Dios y luchar por hacer respetar nuestros derechos y pedir justicia porque el pueblo ecuatoriano en este momento tiene sed de venganza y no es para menos.

  19. Totalmente de acuerdo con el articulo es lamentable no poder obtener la ayuda necesaria por parte de un gobierno que no ha hecho nada por los ciudadanos las medidas económicas que se han tomado han afectado en todo sentido a nuestro país.

    El país no estuvo preparado para solventar una crisis como lo que estamos viviendo hoy en día al igual que no hay los medios para brindar ayuda a todas las personas que lo necesitan, mucha gente se muere en las calles o de hambre por que no han recibido ayuda alguna del gobierno y los que realizan gestos de bondad solo lo hacen para sacar un beneficio personal mientras siguen robando, a los ecuatorianos solo nos queda no perder la fe y saldremos de esta situación que a traído muchas tristezas y perdidas para todos.

Responder

Your email address will not be published.