//

Andramuño y Ocles: el costo de nombrar incompetentes

lectura de 10 minutos

Si el avance catastrófico del coronavirus en Guayaquil tuvo un aliado estratégico, ése fue la ausencia de liderazgos competentes en el Ministerio de Salud y en la Secretaría de Riesgos. Esta es una las conclusiones a las que inevitablemente se llega cuando se escucha el audio que el portal Periodismo de Investigación publicó y en el que se escucha a un grupo de altos funcionarios discutir en una reunión del COE, en Samborondón, si se debía o no permitir que se juegue el partido Barcelona-Independiente del Valle, el 4 de marzo en el Monumental de Guayaquil.

La reunión tuvo lugar el 1 de marzo y en el audio se escucha hablar al gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart; a la entonces ministra de Salud, Catalina Andramuño; a la recientemente cancelada secretaria de Riesgos, Alexandra Ocles, y, otros funcionarios que participan en las reuniones del COE.

Por lo que se dice en el audio, la decisión de que se haga el partido de fútbol fue política sin que se haya considerado información científica, epidemiológica o experiencias de otros países.  Aunque no existe ningún estudio que afirme o que niegue que ese evento provocó la multiplicación de los contagios, observadores y medios lo han señalado como un ingrediente más del cóctel que provocó la crisis hospitalaria semanas más tarde en Guayaquil.

Lo de Andramuño es patético, si se toma en cuenta que en ese momento era la Ministra de Salud. Es decir, la persona que más información debía tener sobre la conducta de la enfermedad, no solo en el Ecuador sino en el mundo. «Hemos analizado la enfermedad, es nueva, el virus es nuevo, la evidencia científica la estamos construyendo día a día. Nosotros como sistema estamos preparados, hemos trabajado con antelación, estamos con los protocolos activados, hemos identificado aquellos centros de salud, aquellos hospitales que nos van a servir para atender los casos. Estamos abastecidos de medicamentos e insumos, nos hemos preparado»: Andramuño se muestra muy segura de las capacidades del sistema de salud del país y de Guayaquil. Y enseguida se le oye decir que resulta complejo tomar una decisión sobre el partido de fútbol.

Lo que más impresiona es que en ningún momento se escucha a Andramuño proporcionar argumentos científicos o médicos para enriquecer el debate previo a la toma de decisión. Ni siquiera habla de estadísticas o de experiencias de otros lugares del mundo. Para el 1 de marzo, cuando ocurre la reunión del COE, el tema de los partidos de fútbol y de la asistencia a eventos masivos era un asunto sobre el cual, en otros países y medios internacionales, se hablaba insistentemente.

El 25 de febrero del 2020 -cinco días antes de la reunión del COE- el diario The New York Times traía una nota en la que se mencionaba cómo en China y Corea del Sur se habían suspendido los partidos de fútbol a mediados de febrero, y cómo para entonces en Italia ya se había suspendido el partido entre el Internazionale de Milán y el Ludogorets de Bulgaria. Es más, para el 1 de marzo ya era conocido en todo el mundo el escándalo por el partido jugado el 19 de febrero, asimismo en Milán, entre el Atalanta y el Valencia por la Champions. Expertos, para entonces, decían que la terrible tragedia que agobiaba a la región de Lombardía se debía, en gran medida, a ese partido que se jugó con estadio lleno. Según al diario español El Confidencial, el Dr. Francesco Le Foche, un inmunólogo a cargo de enfermedades infecciosas en el Policlínico Umberto I en Roma, ese partido fue un detonante para la cantidad de casos que se presentaron dos semanas luego. Es más, a pocos días del partido, el 35% de la comitiva del Valencia daba positivo, de acuerdo a El Confidencial.

¿Cómo se explica que la persona que más debía estar informada y que mayor información debía buscar como la Ministra de Salud no haya dicho una sola palabra sobre lo ocurrido en Milán durante la reunión del COE?  ¿Sobre la decisión en China y Corea de prohibir los partidos a mediados de febrero? Es evidente que Andramuño ni siquiera parece haber tenido la natural curiosidad profesional para informarse de ese asunto porque algo hubiera dicho de aquello en la reunión. Resulta inverosímil que en una reunión como aquella del COE, en Samborondón, la persona encargada del organismo regente de la salud pública en el país no haya tenido una opinión firme respaldada en información científica y médica.

Lo mismo ocurre con Alexandra Ocles. Para ella, suspender el partido iba a «generar mayor pánico en la ciudad y no necesitamos entrar en esa lógica». A Ocles no se la escucha, al menos en lo que consta en el audio, tener conocimiento ni experiencia en temas relacionados con catástrofes o riesgos. Es increíble que, en un mundo en el que la información se viraliza más rápido que el mismo covid-19 a través de redes, Ocles no haya sabido ni escuchado nada sobre lo que se estaba diciendo sobre los partidos de fútbol en los países afectados. Con la actuación manifiestamente incompetente y desobligada de Andramuño y Ocles, era bastante obvio que se impusiera la visión más política y que el resultado haya sido la convocatoria a un acto masivo cuando la enfermedad estaba despegando.

Lo que se escucha en el audio lleva a otra conclusión: que cuando se hace nombramientos que se basan en consideraciones políticas o de amistad con los gobernantes  y no en la especialidad profesional del futuro funcionario, tarde o temprano habrá decisiones equivocadas o perjudiciales. En ese saco entran Andramuño y de Ocles.

Tras la salida de la polémica Verónica Espinosa del Ministerio de Salud en junio, Lenín Morerno decidió reemplazarla por Andramuño que no estaba ni remotamante preparada para el cargo. La única credencial de Andramuño para ser Ministra de Salud era haber sido médico de la institución y, sobre todo, haber militado en el movimiento político Saude de Espinosa. Conocido es que luego de la salida de Espinosa, el candidato más opcionado en un principio era el médico y académico Alfredo Borrero, experto en temas de salud pública. Es más, su nombramiento como ministro era casi un hecho, pero se frustró a última hora  por presiones políticas en el gobierno. Finalmente, Andramuño fue nombrada sin nada de experiencia ni conocimiento, lo que hizo que en cargo en tiempos de coronavirus le quede muy grande.

Catalina Andramuño, en una manifestación del movimiento Saude de Verónica Espinosa, antes de ser nombrada ministra.

Lo mismo ocurre con Ocles. Por ser activista en Ruptura de los 25 estuvo en el gobierno de Correa hasta que ese movimiento se salió del correato por sus divergencias en torno a la consulta popular del 2012. Ocles, sin embargo, volvió y fue nombrada Secretaria de los Pueblos por Correa. Con la llegada del gobierno de Moreno, pasó a ser la Secretaria de Riesgos.  ¿Tiene Ocles algún conocimiento o preparación sobre el tema de prevención y remediación de desastres? En absoluto, su nombramiento fue nada más que una operación política.

El gobernador Pedro Pablo Duart tampoco se salva. Si bien su cargo tiene más relación con los temas de orden público que con el de la salud o riesgos, también es de suponer que por responsabilidad debía estar informado o, al menos, haber pedido información sobre lo que a esas alturas ya se debatía en el mundo sobre eventos deportivos y partidos de fútbol.  «De esto nadie se va a morir. Los que se mueren son los que o tienen diabetes, hipertensión  o tienen VIH o tienen alguna enfermedad catastrófica severa, o que tengan 70 y pico de años», se escucha afirmar a Duart en una demostración de ignorancia e irresponsabilidad aterradora. 4P supo que fue ante Duart que la dirigencia de Barcelona hizo lobby para conseguir que no se suspendiera el partido, pues ya había una corriente en la opinión pública que pedía su cancelación.

El partido finalmente se jugó por consideraciones políticas:  no hubo en el COE nadie quien planteara argumentos médicos, científicos y estadísticos en su contra. O que al menos hubiera pedido información sobre el tema.

Foto: El Ciudadano

64 Comments

  1. Este es un tema que se viene arrastrando desde años, gente en cargos importantes que no tienen la más mínima noción y peor aún conocimientos de los puestos que desempeñan, ocupan los cargos por se ahijados de unos cuantos. Pero sin embargo el tema del COVID-19 ya se conocía como alguien que teniendo a su cargo algo tan importante como la SALUD no tuviera los conocimientos (aunque sean por medio de redes sociales) y tomar decisiones acertadas y no dar paso a un foco de contagio como fue le partido disputado. Nunca estuvimos preparados para la afrontar el problema de salud sanitaria dado ni con insumos, ni medicamentos, instalaciones y peor aun contar con un Ministro/a firme. Esto solo nos deja ver que seguimos manejados por grupos de poder y mediocres que no pueden ver más allá de sus narices y solo ver sus intereses, no los de un país que se esta ahogado en deudas, ¿los perjudicados? los que menos tienen y los que tenemos algo vamos sin frenos a no tener nada, por que con las medidas tomadas solo estamos a formar parte de las estadísticas.

  2. Indignante ver como estas personas parece que se les haya regalada el.puesto que bien está no lo hacen por bienestar del país por cuidar, ver por la.población sino más bien lo ha en por un sueldo que se lo regalan, porque se ve como toman la ligera una situación riesgosa como la de una nueva enfermedad que no es para que se haya pasar desapercibido y ahora es donde se ven las consecuencias de este tipo de personas mediocres

  3. Solo en estos momentos en cuando nos damos cuenta de la clase de personas que están ocupando puestos importantes, de los cuales no solo es el lugar de trabajo sino de la toma de decisiones que afecten o no a la población ecuatoriana, y aquí podemos ver que hay personas que ocupan lugares y no tienen el conocimiento, la preparación, de informarse constantemente o aunque sea un poco de uso de razón.

  4. Malas decisiones tomadas por una mala preparación y por información que no le llegó oportunamente o se ignoró es lo que pide a un profesional desempeñar bien su rol y sobre todo si está a cargo de la salud de un país, si alguien está al frente debe entender que es responsable, y no dejarse llevar por la presión, por lo que dirán los demás, a pesar de que es difícil nadar en contra de la corriente, por lo menos se lleva la conciencia limpia de lo que evitó para que alguna situación se siga empeorando; Los nuevos responsables del país debe ser gente preparada que esté en continua preparación para realizar un buen manejo y administración de los recursos y como anticiparse para llevar a cabo catástrofes inesperadas.

  5. Creo que en este tipo de momentos es donde se nota que personas están aptas y capacitadas para el puesto publico que están ejerciendo ya que le decisión que tomen perjudica en los millones de Ecuatorianos. Evidentemente hemos logrado ver que las personas que están en el poder son incompetentes y no tienen la capacidad para poder liderar y poder mentarse en el puesto que están. Ponen en puestos altos a personas que no tienen conocimiento alguno y mas en este tipo de evento como una PANDEMIA que no solo se debe tener conocimientos de como esta abastecido el país, si no un conocimiento a nivel mundial para poder de cierta manera ver que se puede aplicar y no cuando un país se esta yendo al suelo por una crisis económica y por un servicio de salud ineficiente

  6. El partido finalmente se jugó por consideraciones políticas: no hubo en el COE nadie quien planteara argumentos médicos, científicos y estadísticos en su contra. O que al menos hubiera pedido información sobre el tema.

  7. poniendo a parte lo bueno o malos profesionales que tenemos a cargo de ministerios o posiciones de poder dentro del gobierno, el principal problema que tiene nuestro país es,
    «el enchufe» y el nepotismo, a diario ( y mas en estos días) vemos como cada ministro o alto funcionario tiene hasta el gato dentro del gobierno en secretarias, embajadas o cualquier «puestito» dentro del gobierno, y eso genera una indignación del tamaño de la corrupción que tenemos en el país (es decir incuantificable) , esos dos detonantes son los que generan este tipo de personalidades , que no pueden tomar la decisión de si poner un pie delante del otro para caminar, este país, esta lleno de «vivos» y de gente que llega a cargos importantes sin siquiera saber si son acordes o pueden tomar las decisiones que se requieren.

    nuestro país a diario es un territorio lleno de indignación, descontrol, y falta de amor propio, que esta gestando una explosión popular ante la impotencia de ver como cada semana hay un nuevo caso de corrupción y nadie hace nada, somos una masa confundida que quiere salir a las calles a gritar y sacar de las orejas tantos incomprensibles sujetos de sus curules y sus asientos caros, pero un microorganismo en forma de virus nos detiene a muchos.

  8. Cuando crisis en los gobiernos nos damos cuenta que funcionarios estan capacitados para dirigir y poner en marcha a un paìs, esto es lo hemos vivido en esta pandemia del conavirus en Guayaquil, quien tuvo a favor para que el virus se propagara en todas las provincias y fue la ausencia de liderazgos competentes en el Ministerio de Salud y en la Secretaría de Riesgos, personas que no estuvieron en la altura para enferentar una pandemia y evitar que sumen cada dia los contagiados, cuando escuchamos de la conversacion del partido de futbol de Barcelona- Independiente, si se debia permitir o no esta actividad en el Monumental de Guayaquil la repuesta debia ser No…. Pero hubo carencia de competencia para tomara esta decision.

    La reunión tuvo lugar el 1 de marzo y en el audio se escucha hablar al gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart; a la entonces ministra de Salud, Catalina Andramuño; a la recientemente cancelada secretaria de Riesgos, Alexandra Ocles, y, otros funcionarios que participan en las reuniones del COE, solo hay una conclusion muy clara que cuando el gobiernos hace nombramientos se deben basar en la competencia para que los funcionarios elegidos lideren bien en sus cargos es decir deben tener experiencia pero no hemos dado cuenta como pueblo ecuatoriano que hay muchos funcionarios que no saben que hacer en dichos cargos y cuando hay que enfrentar una crisis, los funcionarios abandonan sus cargos. Finalmente, Andramuño fue nombrada sin nada de experiencia ni conocimiento, lo que hizo que en cargo en tiempos de coronavirus le quede muy grande.

  9. El tema político ha puesto en riesgo de la vida de los ecuatorianos antes las malas decisiones. En el cual un partido de fútbol tiene más importancia que tomar conciencia haber tomado conciencia ante la pandemia del Covid-19. En el ámbito de los insumos médicos hubo mucha despreocupación debido a que el personal médico no estaba preparado ni tenia los insumos para hacer frente a la pandemia. Lamentablemente las autoridades actuaron tarde y no le dieron la importancia necesaria. Las decisiones de estas autoridades fue realmente decepcionante porque no estaban relacionado con todo el riesgo que esta pandemia ha
    causado en el país.

  10. El país a vivido en una constante bomba de tiempo, pues la corrupción, de muchos años no nos ha tenido de mal en peor, pues no han existido funcionarios que tengan la honorabilidad y competencia de realizar un trabajo optimo, que ayude y lleve a un cambio de la nación , puesto que la mayoría de funcionarios y gabinetes lo único que han buscado es su bien propio y enriquecerse a costillas de la nación y ha sido ahora la pandemia y el confinamiento quienes han sacado a relucir la corrupción en su mayor esplendor, pues solo hoy hemos puesto los ojos realmente en los corruptos y hemos podido evidenciar que todo el dinero del ecuador no ha sido mas que mal manejado, además de no haber tomado las decisiones del caso, con mucha mas anterioridad y no esperar a que esto se salga de las manos, mas aun sabiendo que no estábamos preparados para enfrentar algo de tal magnitud, llegando a atravesar crisis sanitarias demasiado devastadoras, en un país donde las contrataciones publicas no son mas que un amarre constante de autoridades que hacen y deshacen el país, un país sin ley donde nadie llega a enfrentar la ley con juicios a pesar de las pésimas administraciones y grandes robos al país, y donde si se llega a una condena se está lejos de cumplir pues los grandes mandatarios o autoridades del país ya ni siquiera se encuentran en el mismo .

  11. Siento vergüenza e indignación al ver como nuestro país se ha ido hundiendo poco a poco por la mala practica del poder y de los gobernantes que nos tocaron, robos descarados, corrupción en una pandemia, pésimo desempeño y manejo en los cargos y funciones gubernamentales. El país es una mina de oro, caminamos sobre una riqueza tangible en recursos turísticos y potencialmente económicos, lastimosamente nuestra propia gente es la que elige a nuestros mandatarios quien hambrientos de dinero y poder social pisotean sin cuestionar una mínima conciencia emocional ni empática del pueblo. Para en función del hambre de poder, derrochar y desfalcar los recursos del pueblo y la nación. Asignando cargos fundamentales a personas inoperantes y carentes de cualquier valor básico, quiénes en su incompetencia no se desenvuelven de acuerdo al requerimiento de los puestos y no han hecho mas que perjudicar todos estos sectores fundamentales para el crecimiento de una nación.

  12. Haber, sorprenderse que en los cargos de ministerios y gobernaciones, están personas que no tienen idea de lo que se debe, no es nuevo, esto viene desde la instauración de la democracia en el Ecuador, sabemos que esos cargos serán y han sido por devolver los favores políticos recibidos para ganar una presidencia, así como están los genios de la economía que salen en televisión dando las recetas mágicas para sacar al Ecuador adelante, pero cuando tuvieron la oportunidad «naranjas», no lo hicieron.
    Desde mi punto de vista, debemos dejar ya de quejarnos por estos políticos que a la larga están ahí es por nuestros votos, porque no ahora dejar de ser espectadores y realmente convertirse en actores del cambio, aún existe el miedo por hacer, no hay la suficiente confianza en uno mismo, por otro lado esta la falta de recursos para que el ecuatoriano que vive al día y conoce la realidad, pueda ser actor político. Espero algún día ver esa nueva realidad, mientras tanto, seguiremos con estas personas en nuevos cargos……..

  13. El país está de mal a peor porque hemos escogido para gobernantes a personas incompetentes, que gastaron el dinero del país, donde está todo el dinero, las ministras no tienen humanidad ni dolor porque esto afecta a todos en esta pandemia, porque no hay recursos para sobresalir en esta pandemia. En sí que hacen los ministros, creo que solo entrar para robar el dinero del pueblo, son una vagos, tienes que desempeñar todas sus funciones que les asignaron. En este caso a todos los ministros y secretarios deberían bajar el sueldo, no al pueblo porque el pueblo vive de ese sueldo básico. Y ahora que ya no tienen trabajo.

Responder

Your email address will not be published.