//

La Cofradía del Volley está hundiendo a Yunda

lectura de 7 minutos

Les dicen la Cofradía del Volley y en el Municipio no son famosos porque juegan al ecuavolley que, de hecho, lo hacen todas las semanas en Tumbaco. Así les dicen porque es un grupo de funcionarios municipales -amigos y ejecutivos de empresas contratistas- bajo cuya influencia han operado tres empresas municipales que ahora están en acefalía por haber estado involucradas en escándalos e irregularidades: la de Obras Públicas, la de Agua Potable y la de manejo de Residuos Sólidos, EMGIRS.

La Cofradía del Volley es, en realidad, uno de los  tantos circuitos de poder que quedan enquistados en el Municipio, a pesar de que muchos de sus integrantes, luego de la intentona desestabilizadora del correísmo de octubre, fueron señalados por algunos sectores del Concejo Metropolitano para que el alcalde Jorge Yunda se deshaga de ellos. Algo que Yunda nunca quiso hacer.

El último gran episodio en el que la Cofradía del Volley ha estado involucrada es el insólito robo de 1,3 millones de dólares de las cuentas de la empresa de Agua Potable. Ocurrió a los tres días de que Guido Andrade, ahora ex gerente de la Empresa, pidió la renuncia de los funcionarios de libre remoción de la empresa, muchos de los cuales son miembros de la susodicha Cofradía. Lo hizo por pedido de algunos concejales que estaban alarmados por el escándalo de compras con sobreprecio de material sanitario por la pandemia. De lo que se sabe, al menos uno de estos funcionarios que se vieron acorralados por las investigaciones y el despido, decidió usar fraudulentamente las claves y contraseñas que tenía e hizo una transferencia por un total de 1.3 millones de dólares a Hong Kong. Según las investigaciones preliminares de la Fiscalía, el Gerente Financiero de la empresa está siendo investigado por ser el principal sospechoso de la transferencia. Guido Andrade y dos funcionarios de la empresa de Agua Potable están detenidos por el mismo tema y por un posible sobreprecio relacionado con la compra de mascarillas, gafas y trajes de protección.

Una de las características de la Cofradía del Volley es que muchos de sus integrantes son funcionarios de las empresas municipales y, a la vez, están relacionados con una de la de las empresas contratistas del Municipio: Geinco. Se trata de la empresa que, entre otras obras, se ha encargado de la repavimentación de la ciudad. Resulta que Geinco, que también estuvo involucrada en el escándalo de la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, tiene un equipo de Ecuavolley y otro de fútbol con los que tienen vínculos algunos funcionarios de la empresa de Agua Potable y de Obras Públicas. Entre esos casos está el de, Romel Orlando Tapia Coral, quien es presidente del equipo de fútbol Club Deportivo Especializado Geinco y, a la vez, ha sido director financiero de la empresa Obras Públicas. Incluso hay documentos públicos donde se ve que Tapia ha hecho compras de medicinas para el Municipio.

El equipo de ecuavolley de Geinco aparece en la página web de la empresa muy orgulloso de haber ganado la última edición de la Copa Canela, cuyo trofeo es donado por Radio Canela, propiedad del alcalde Jorge Yunda. TV Canela, también de Yunda, transmite los partidos de dicha copa. Conocida es, en todo caso, la inmensa pasión que el alcalde Yunda tiene por el ecuavolley, deporte en el que es considerado un excelente «volador».

Alguien que no juega ecuavolley pero participa en las actividades de la Cofradía del Volley es Christian Hernández Yunda, sobrino del Alcalde. Él ha sido la mano derecha de Jorge Yunda desde antes que éste último llegue a la Alcaldía. Hernández tiene una larga e importante carrera dentro del correísmo. Según consta en la Contraloría, el sobrino del Alcalde fue funcionario desde 2009, año en que se desempeñó como Asesor en el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión, Conartel. Después, de 2010 a 2012, fue asesor en la Presidencia de la República. En 2013 fue director de Asesoría Legal en la Secretaría de Comunicación, Secom. En 2015 volvió a la Secom como director de Asesoría Jurídica.

Hernández, en realidad, era parte fundamental del aparato de propaganda y de negocios de comunicación montado por los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado, ambos prófugos de la justicia, durante el gobierno de Rafael Correa. En el Municipio se dice, incluso, que durante la campaña de Yunda a la Alcaldía, Hernández fue el enlace con Vinicio Alvarado, quien habría dado asesorías a la campaña. Se sabe que la vinculación de Hernández con los Alvarado y su tío Jorge Yunda fue clave para el proceso de adjudicación de frecuencias de radio y televisión, durante el correato, a favor del actual Alcalde, que son objeto de una auditoría de la Contraloría que las considera ilegales. Pues bien, Hernández no  juega ecuavolley pero su esposa, Sofía Ruiz, es asesora de de la empresa de Agua Potable y está siendo investigada por la transferencia del dinero a Hong Kong. Su casa fue allanada por orden de la Fiscalía.

Luego de las protestas de octubre, Yunda dijo que había separado de las actividades del Municipio a su sobrino Christian Hernández, uno de los nombres señalados como parte de la vinculación del Municipio con los intentos desestabilizadores del correísmo. Entonces él actuaba de asesor sin nombramiento. Sin embargo, meses más tarde volvió al Municipio y es empleado con un sueldo mensual de 4 300 dólares.

De la misma forma, el alcalde Yunda no removió del Municipio los circuitos de poder, vinculados con operaciones poco claras durante el correato. No lo hizo a pesar de las advertencias y pedidos que le hicieron concejales y funcionarios del Municipio luego de octubre. Ahora Yunda, como nunca antes, debe enfrentar las consecuencias de no haberse separado a tiempo de sus amigos de la Cofradía del Volley.  En la sesión extraordinaria de hoy jueves 4 de junio, por ejemplo, uno de los concejales le pidió que de un paso al costado por la cantidad de escándalos en ls que está involucrado el Municipio. ¿Por qué no lo hizo? La respuesta al parecer saldrá de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía.

Foto: campaña de Jorge Yunda

26 Comments

  1. Realmente el pueblo ya no quisiera nombrarles a los correistas, pero, cada que hay un escandalo están presentes, funcionarios activos, ex funcionarios, familiares, amigos, faranduleros, organizaciones informales como la cofradía del vóley y todos estos individuos tienen algo en común la corrupción, el dinero fácil, no están en las instituciones para dar un buen servicio, están para delinquir, que ejemplo se esta dando a nuestros niños y jóvenes, que ven asombrados, como día tras día, como en una serie de televisión de terror, se presentan actos perversos que nos llenan de vergüenza, en hospitales, municipios, consejos provinciales, la asamblea, el poder judicial, la pandemia nos ha traído dolor, pero también una luz, en donde el pueblo va a ser el protagonista, para exigir al estado y sus funciones, para que todos los delincuentes de cuello blanco vayan a la cárcel, nadie debe estar exento de la Ley y la Justicia con penas duras que sirvan de aviso aquellos que pretenden ser candidatos en las próximas elecciones y quieran cometer estos desafueros, sino van a trabajar en beneficios del pueblo, es mejor se queden en sus casas y den a oportunidad a gente honesta, que si hay en mi país ya que los buenos somos más, algo importante la cárcel no es todo para los corruptos, se debe cobrar hasta el ultimo centavo que se llevaron con intereses y que este dinero sirva para mejorar los sistemas de salud y la Seguridad Social en beneficio de los mas necesitados.

  2. Todo el aparato estatal que incluye presidencia, asamblea, justicia, fiscalía, contraloría, CNE y ministerios y secretarías en todos sus rangos están enquistados de la peste verde corrupta; que es peor que la pandemia actual pues asolan, desaparecen y matan los recursos del estado.

  3. Con respecto a las autoridades en Quito, estamos desamparados, no tenemos la ayuda, un ejemplo ni un referente. Ya solo nos queda alguien que nunca nos falla y es Dios, y también nosotros mismos, siempre busquemos ser buenas personas, quiteños de corazón.

  4. Rasquiña libre, en la puerta rasquiña vidrio, rasquiña rigoberto pestañita libre, rasquiña viva la república libre, volador yunda listo para volarse, sólo falta que los choneros sean reconocidos como partido político y santificados por los shuaras del cne y tendremos el menú de las elecciones listo.

Responder

Your email address will not be published.