Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Correa y Atamaint se aferran al partido de un corrupto

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Aunque Iván Espinel está preso y Daniel Salcedo se encuentra muy grave en una clínica de Guayaquil, ambos tienen parecidos singulares: los dos son jóvenes que se enriquecieron desenfadadamente con negocios irregulares con el Estado y ninguno de los dos tuvo al más mínimo empacho en hacer alarde de sus fortunas mal habidas. Sin embargo, hay una diferencia sustancial entre estos dos personajes:  mientras Espinel fundó un partido político con cédulas chimbas para candidatizarse a la Presidencia, Salcedo no se metió con la política.

Pues bien, la supervivencia de ese partido, fundado mañosa e irregularmente por un corrupto y sentenciado, ha producido un choque institucional y político de proporciones. En ese choque está, por un lado, la Contraloría y, por otro, la mayoría del Consejo Nacional Electoral, CNE, y el correísmo con Rafael Correa a la cabeza. Mientras la Contraloría sostiene que ese partido debe ser eliminado del registro electoral por las trampas en su constitución, y ha dado 30 días para que el CNE ejecute esa decisión so pena de destituir a los tres vocales de mayoría, entre los cuales está su presidente Diana Atamaint, los tres vocales acusan al contralor de inmiscuirse en temas electorales y el correísmo dice ser perseguido porque el partido de Espinel cobija su posibilidad de participar en las elecciones venideras.

El choque se produjo el lunes 22 de junio con el anuncio del contralor Pablo Celi. La Contraloría dice que pre determinó responsabilidades administrativas con destitución y multa para los consejeros de mayoría del CNE, por no acatar las recomendaciones que hizo el organismo, en relación a la inscripción de los movimientos Fuerza Compromiso Social de Espinel y otros tres movimientos: Libertad es Pueblo, Podemos y Justicia Social. Según la Contraloría la mayoría del CNE ha ignorado sus informes de febrero y agosto del 2019 sobre la existencia de cédulas falsas y repetidas en ese movimiento político.

De inmediato las otras dos facciones en conflicto se pusieron en guardia. Diana Atamaint amenazó con iniciar acciones en la Asamblea para destituir a Celi, mientras los correístas no han escatimado ni medios ni adjetivos para atacar a Celi acusándolo de tomar un decisión que, según ellos, está destinada a sacarlos de las elecciones.

“Esto ya es el colmo del descaro y rompimiento constitucional si hubiera decencia en los sujetos políticos ecuatorianos, todos deberían rechazar esta evidente felonía del ‘contralor’, que es el único que debería de temer..”, puso en un mensaje en su cuenta de Twitter Rafael Correa.  “[email protected] @ONU_es. Con total descaro, Contraloría presiona al CNE para eliminar a la PRINCIPAL fuerza política del Ecuador. ¿Si ‘faltaron’ firmas hace TRES años, lo lógico no sería recogerlas? ¡Reacciona, Ecuador! ¡Nos están destruyendo a TODOS!”, escribió en otro que fue replicado por miles de sus partidarios.

A esta queja y protesta se unió la plana mayor del correísmo. Desde el ex presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, que escribe tuits donde reclama la independencia del CNE frente a las decisiones de la Contraloría, hasta el operador correísta Virgilio Hernández que aparece frecuentemente en el chavista Telesur afirmando que el nuevo partido de Correa es víctima de una persecución política. Prácticamente todos se han sumado a la campaña para deslegitimar la decisión de Contraloría.

La queja del correísmo y la defensa de Atamaint esconden, en realidad, un gravísimo conflicto ético que está instalado en sus entrañas: se defiende la supervivencia de una organización concebida tramposamente por un corrupto, que quiso utilizarla para llegar al poder y negociar impunidad. Espinel lanzó, en efecto, su candidatura presidencial con Fuerza Compromiso Social y luego usó el poder que adquirió como candidato para tejer un acuerdo con el gobierno de Moreno, cuando éste aún no se había distanciado de Correa. Al poco tiempo, saltaron los escándalos por su incapacidad para explicar el origen de los fondos con los que había comprado una mansión de 700 mil dólares en Samborondón y, finalmente, terminó en la cárcel.  Correa y los suyos han elevado la defensa de ese partido a la categoría de una cruzada por los más preciosos valores de la democracia, cuando en realidad en su nacimiento hay una mancha ética insuperable. Si en un inicio se montaron en esa estructura evidentemente mafiosa, tampoco hicieron nada para articular un nuevo partido o movimiento para lavar su cara aunque sea simbólicamente.

La historia se remonta a los días cuando Correa y los suyos tuvieron la necesidad de montarse en la estructura de Fuerza Compromiso porque Moreno se quedó con Alianza País y ellos sin partido que les permitiese participar en elecciones. Los correístas lo hicieron a pesar de que Espinel ya había sido procesado por corrupción. Tampoco hicieron algo para corregir el problema de las cédulas falsas y repetidas, advertido por Contraloría en agosto del 2019, a pesar de que han utilizado su registro durante casi tres años para participar en las elecciones. El correísmo ni siquiera se ha dado durante estos años el trabajo de articular un nuevo movimiento político, a pesar de que afirma ser la fuerza política más grande e importante del país. En definitiva, no ha tenido vergüenza alguna para seguir usando la etiqueta del legado de Espinel para poder participar en las elecciones.

Pero el sambenito por la protección de Fuerza Compromiso también lo lleva Diana Atamaint y los otros dos miembros de la mayoría de ese organismo: Esthela Acero y José Cabrera. No solo que los tres dieron luz verde para la aprobación del partido de Espinel, a pesar de todas las irregularidades que tenía, sino que desconocieron las observaciones hechas por la Contraloría sobre los problemas con los adherentes. Prefirieron mantener, a toda costa, la personería jurídica de Compromiso Social. Así Atamaint y los otros dos miembros de la mayoría han sido durante casi tres años, los mejores defensores del partido de Espinel, devenido en plataforma para los intereses electorales del correísmo.

Las circunstancias han hecho que Correa y los suyos hayan salido a defender ferozmente a Atamaint y a los otros dos vocales, poniendo en evidencia algo que se supo desde que se conformó la mayoría del CNE: que entre el correísmo y la mayoría de ese organismo hay demasiadas coincidencias. Más de las que pueden tener Iván Espinel y Daniel Salcedo, por ejemplo.

Foto: Fuerza Compromiso

16 Comments

  1. Ladrones Correistas y Morenistas, no hay quien no sepa la corrupción que llevan en su ADN, estos son ladrones, corruptos, y nadie los cambiara. Atamaint, cachiporrera del Correísmo, cuanto de dinero esta recibiendo fruto de la época robada. La historia del Ecuador, cuando narre esta parte de la historia, se referira como la época más nefasta de corrupción que ha vivido el Ecuador desde su fundación.

  2. Bueno solo en nuestro país o quizá en toda Latinoamérica se puede pretender legalizar lo que nació ilegalmente y de un fraude, en lugar se implementar sanciones drásticas a quien uso firmas falsa para crear un partido político ahora se lo pretende legalizar apelando a los derechos de la democracia, cuando ellos los mentalizadores y los que ahora pretenden beneficiarse de este partido, han pisoteado las veces que han querido a la democracia y a las leyes del país, convirtiéndose en una pandilla de delincuentes que por donde han transitado han saqueado los fondos públicos, que ironía que la presidenta del CNE apele a la democracia para legalizar un fraude. Lo que nace torcido muere torcido.

  3. Tanta indecencia y codicia es intolerable… personas que siguen frenando aún más el desarrollo económico de este pais, mermando la seguridad social y jurídica para que no vengan inversionistas extranjeros al Ecuador. Irrespetuosos, indiferentes y quemeimportistas del bienestar de los ciudadanos. Ponga en orden las cosas y haga prevalecer la ética Sr Contralor…

  4. El «joven emprendedor» amasó una buena fortuna al lado de los rateros de la robolución de los manos limpias. Él está más que gustoso de dar el partido para salir impune y los otros más que gustosos están de usar el partido aún cuando tenga ese nacimiento tan corrompido. Realmente son tal para cual todos, es el partido que mejor los representa. Y la Atamaint, bueno… ella juega las cartas que más le convengan, toda una mercenaria.

  5. A propósito valdría la pena conocer si Espinel devolvió el dinero mal habido, es inaceptable que el partido de una persona que esta preso por delitos, y que fue creado con mañoserias, sirva de base para decir que el proceso electoral esta en peligro, Sra Atamaint no defienda lo indefendible, cumpla con la Ley Ud. es uno mas de los funcionarios que el Correismo tiene incrustado en las funciones del estado para entorpecer los procesos y poner a buen recaudo aquellos malos funcionarios que la justicia les esta señalando. A quienes se sienten afectados ya dejen de señalar que son perseguidos políticos, nadie les cree, si tienen problemas con la justicia son por sus actos inmorales y pretenden volver al poder después de todo el daño que le han hecho al pais. de buena gana valdría la pena que participen para de una vez sepultarles en las urnas por deshonestos, pero también es darles gusto y de acuerdo a la Constitución todos los ciudadanos debemos cumplir y si sus acciones están al margen de la misma hay que castigarles en función de la Ley

  6. EL DESCARADO DE cORREA HABLANDO DE dESCARO DEL CONTRALOR, ESO YA ES EL COLMO. QUEDA CLARÍSIMO COMO EL CORREISMO, EN EL PARTIDO O MOVIMIENTO QUE INTERVENGAN, GANAN LAS ELECCIONES CON FIRMAS FALSAS, CON MENORES DE EDAD QUE NO PUEDEN VOTAR Y CON EL RESPALDO DE LA MAYORÍA CORREÍSTA DEL CNE, ENTONCES CLARO, HAY UN MOVIMIENTO POLÍTICO QUE LOS ACOGE, QUE DEBE SER DE UN CORRUPTO QUE ESTÁ PRESO PARA QUE ESTÉ A TONO CON ESTE DELINCUENTE PRÓFUGO DE LA JUSTICIA, Y SUS SECUACES.

  7. El cinismo y la demagogia de esta señora, la pone a igual nivel de las otras conspicuas correístas: Ribadeneira y Aguiñaga.

    El correísmo llenó de funcionarios obsecuentes a todas las funciones del estado, Atamaint, ahora ha entrado en pánico, pues se le está haciendo difícil cumplir con los mandatos de su jefe el capo mafioso.

    El acierto de 4P de recabar la información técnica de un experto en Leyes, sirve para que la ciudadanía tenga las cosas claras con respecto a lo determinado por la Contraloría, la ridícula excusa de Atamaint de que no fue notificada, la hunde mucho más.

    ¡¡Fuera la correísta Atamaint!!

  8. Este es el resultado de la constitución de Montecristi, donde se robó la democracia y se instaló una dictadura como lobo disfrazado de cordero, es de esta misma forma en la que el poder de turno metió la mano en la función electoral, en la justicia, en los entes de control, y en toda institucionalidad del Ecuador. Debemos remover ese sistema dictatorial y volver a establecer un nuevo orden en el país. Caso contrario el país se unde. No debemos tener un CNE comprado por el poder de turno. No garantiza la voluntad popular sólo el interés de unos pocos q nos quieren ver la cara a la mayoría de los ecuatorianos. Tal como Maduro en Venezuela va a organizar elecciones presidenciales en su país y las ganará todas cuando ya ni votantes tienen por la migración.

  9. En el Ecuador la corrupción es más fuerte que la muerte. Este lastre ni siquiera ha trepidado ante la pandemia del Covid-19. Y es que da la impresión que son muy sólidas las raíces del frondoso árbol de la corrupción, que nos cubre con su sombra desde los albores de la vida republicana. Así, el ejercicio del poder sin una mínima base ética, es una de sus múltiples caras. Ha sido un poderoso obstáculo para vivir en un marco democrático. El militarismo, el caudillismo, el cesarismo, el autoritarismo y el populismo han sido las diferentes formas de instrumentar la perversa castración de las libertades y de los derechos ciudadanos. También han sido, y son, la rémora de la democracia. De allí que se haya hecho una costumbre vivir en medio de una frenética gestación de constituciones: papel mojado para quienes sólo usan el poder como simple medio de imponer su voluntad, y para saciar sus ambiciones de enriquecimiento personal y la de sus esbirros y palmeros.
    En el país, con Correa se multiplicó la cohorte de los adocenados y turiferarios, que lo endiosaron hasta la abyección – una práctica de vieja data en el minado terreno del quehacer político nacional(recordemos la “escuelita» que montó el jefe de El Cortijo, tan alabado por el «dotado» de Quito), para entender que Espinel, Salcedo y Atamaint son las figuras icónicas del modelo de corrupción más asqueroso y maloliente en el que convivimos con más pena que gloria, que son los engendros del despreciable servilismo al Gran Padrino de turno, y cuya vileza se reparte por igual entre tirios y troyanos. De tal manera que es muy difícil imaginar a nadie que se encuentre libre de pecado para tirar la primera piedra.
    El virus del correato, y todos los esperpentos víricos que le antecedieron, y los que anhelan ser sus propagadores, me impulsan a transcribir una casi escatológica declaración de Lindon Johnson sobre uno de sus ayudantes, que cae como anillo al dedo para entender la mentalidad de la cáfila de personajes que viven en la «granja»del correato y en todos los cortijos que subsisten en el país:
    «I want real loyalty. I want him to kiss my ass in Macy’s window at high noon and tell me it smells like roses.»
    Con el perdón de los gringos del trópico, la traducción sería así :
    » Yo quiero lealtad verdadera. Yo quiero que él bese mi culo en la ventana de Macy´s al mediodía y que me diga que huele como rosas».
    El rito de iniciación de cualquier aspirante a miembro de la banda del correato, y de quien desee ser lacayo del populismo amarillo, verde o azul , supongo que debe tener presente que debe perder su dignidad para aumentar los dígitos de su chequera. Y parece que el Ecuador tiene la tierra más fértil para engendrar y aumentar la producción de palmeros en la granja del correato y en otros cortijos creados para este propósito.

  10. Y el pueblo de Quito,donde va a estar? Si regresa saqueo correa al país ay que sacarle a palo y a huevasos… nadie se ha burlado tanto de Quito y este mezcla de mula de droga y ama de llaves de casa en “ el imperio” peor…. él y el par de pícaros de sus hermanos recibirán una buena lección como la que recibieron Lucio y Agdala.

  11. En dónde mas , sino en un partido forjado en la corrupción , podían tener cabida los ROBOLUCIONAROS . Y ahora a defender lo indefendible , y en este perverso juego se juntan nefastos personajes como el descarado autor del fraude del 17 , Pozo , los operadores políticos de la ROBOLUCIÓN , y los corruptos de la mayoría del CNE actual , con ATAMINT a la cabeza . No jueguen con la Democracia del país , actúen seriamente , y den al Ecuador la posibilidad de elecciones honestas , y partidos políticos legalmente constituídos , , y no forjados en acciones fraudulentas , como los cuatro denunciados en informe LEGAL de Contraloría .

  12. El asunto es más grave de lo que Ud manifiesta Martín; en el CNE se está cocinando nuevamente un fraude electoral que le asegure 4 años más de poder a los correistas, mejor dicho, al jefe de jefes mafiosos del país: Rafael Correa Delgado.
    Correa y los suyos no sólo desean continuar en el poder, quieren quedar impunes de todos sus delitos y no me asombraria que la primera víctima del nuevo gobierno de Correa sea la señora fiscal, ella será «investigada», enjuiciada y condenada, amén que saldrán de la cárcel los condenados fieles a mameluco y regresarán más limpios que la madre Teresa los corruptos prófugos a «recuperar» la patria.
    Para este propósito cuentan con un experto: Juan Pablo Pozo, y la nueva condecorada en Carondelet será Atamaint y a los otros dos monigotes de Correa les esperan sendas embajadas, algo de esto intuye Nebot que está remolón en anunciar su candidatura; no es un vaticinio, es una realidad, acuérdense de esto compatriotas.

    • El asunto es que la banda pretende retomar el poder participando en las proximas elecciones y eso debe poner en accion y conciencia a todos los ciudadanos honestos para participar activamente en la politica en estos precisos momentos y llegar al poder ; la solucion a tanta corrupcion , y tanto descaro, es que el pueblo, los ciudadanos tienen que llegar al poder ; ya viene anunciando la banda y el corrupto su participacion en las proximas elecciones y esto si debe preocupar a todo el pais ; el cinismo y descaro de la banda es insultante , se llevaron decenas de miles de millones , hicieron lo que les dio la gana , todos los actos que hicieron fueron infracciones a la ley y a la aconstitucion y ahora pretenden retomar el poder para tapar toda la corrupcion , todas las ilegalidades y todos los fraudes cometidos y lo peor llevar al caos, a la confrontacion y la miseria a todo el pais ; todo esto se viene en realidad, si el pueblo los ciudadanos no toman accion y participacion politica para llegar al poder : el pueblo al poder ; la politica la administracion de los recursos publicos es un asunto muy serio para dejarlo en manos de bandas de politiqueros , el pais debe reaccionar y participar activamente en el poder y en el manejo y control politico del estado .

  13. Aunque por mi parte a Correa y a toda su partida de borregos y pastores alemanes que los cuidan, les puede caer el Covid y las siete plagas de Egipto, me extraña que Contraloría ahora se dedique a controlar materias políticas. El país está siendo asaltado y el Contralor solo actua post-morten y eso porque los medios y algunos proveedores berrean, sino ni eso.
    En algún medio leí que hay 5,000 empleados en Contraloría y encima le pagaron un millón d de dólares a Salcedo para «mejorar su imagen».
    En mi mente la imagen de la contraloría no es muy buena que se diga, apuesto que de los 5,000 empleados, por lo menos 4,000 entraron con Correa y al igual que Correa, no sabían nada ni que su jefe Polit solo recibía efectivo.

  14. La Contraloría debe seguir firme y actuar con inteligencia estratégica y legal para eliminar a esta asquerosa peste denominada correísmo que se ha convertido en un cáncer que nos infesta. Por supuesto, ya están gritando, pataleando, rasgándose las vestiduras y quien sabe qué otras maniobras sucias están ideando y ejecutando en este mismo instante para «una vez más», estar por encima de la ley. Es hora de arrancar esta hierba mala de una vez por todas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba