Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Yunda viola la ley para salvar a Salumed

en Conexiones4P/Elenfoque por

El 14 de julio el alcalde de Quito convocó una rueda de prensa como parte de su campaña para paliar los efectos del escándalo causado por las cien mil pruebas chimbas que compró. Y en ella dijo, torciendo el cuello a la realidad, que sus pruebas sí eran buenas y que, no obstante, devolverían un lote al proveedor y lo multarían. No comunicó la noticia más importante que su administración fabricó: el día anterior, el 13  de julio, la Secretaría de Salud había acordado la terminación del contrato con Salumed. Un detalle sin duda que no valía comunicar a los quiteños. Y no lo dio a conocer por una razón: el Municipio no declaró la terminación unilateral del contrato -como se imponía-  sino que negoció un acuerdo mutuo. Esa información está contenida en el informe legal (SS-CJ-2020-0026) firmado por Marco Rubio, coordinador jurídico de la Secretaría Metropolitana de Salud, que es guardado celosamente en la Alcaldía. No lo conocen ni los concejales.

El Informe sobre la terminación de Contrato con Salumed.

Este documento, de 24 páginas, es una pieza impresionante de contradicciones, sofismas, mentiras y coartadas. Y es la prueba palmaria de que los abogados del municipio, en vez de defender los recursos públicos, abogan por los intereses del proveedor. Su defensa se ilustra a lo largo del documento y se resume en una frase: “(…) de los respaldos documentales que constan en el proceso, no existen hechos imputables al proveedor que justifiquen un incumplimiento contractual por parte de Salumed S.A.”.

¿No hay hechos imputables al proveedor? El mismo documento dice, textualmente, al inicio de la página 20: “la primera entrega de los equipos se produce el 19 de mayo de 2020. Es decir, 21 días después del plazo contractual”. Y en el párrafo siguiente: “A partir del 19 de mayo, y dado que Salumed ha entregado un tercio de los equipos acordados (…)”.  Y colige que la entrega tardía de equipos afectó la capacidad operativa para el procesamiento de pruebas. La lista de incuplimientos del proveedor, señalados por la Alcaldía, es generosa. Y sin embargo, no declaró la terminación unilateral con Salumed. ¿Por qué? En el informe se lee que no se puede hacer por ley. E invoca la transitoria novena de la Ley de Apoyo Humanitario que prohíbe terminar de forma unilateral los contratos durante 12 meses… Yunda y sus abogados sirven allí una rueda de molino imposible de avalar. Esa ley fue publicada en el Registro Oficial el 22 de junio pasado y no aplica para un contrato firmado en abril. El código civil, artículo 7, dice taxativamente que la ley dispone para el futuro y no tiene efecto retroactivo.

El cinismo de Yunda y su equipo se extiende a las razones por las cuales terminan por mutuo acuerdo el contrato: “en virtud de circunstancias técnicas y económicas imprevistas”. Factores imprevisibles y “ajenos a la voluntad de los contratantes”. Aquí desaparece el objeto del contrato. Sus cláusulas y plazos. La fecha de caducidad de las pruebas. Su precio. Su efectividad… ¿Y qué aparece? La velocidad de propagación del virus. La necesidad de mejorar el diagnóstico precoz. De aumentar el número de test que determinen el virus en personas sintomáticas y asintomáticas. La cantidad de pruebas que Quito necesita procesar. Los recursos que requiere para contratar más laboratorios…

Una verdadera colección de sofismas que nada tiene que ver con el objeto del contrato y que cumple dos objetivos: liquidar en una frase mentirosa las dudas que nunca absolvió sobre la validez de las pruebas (“a pesar de la eficacia demostrada de las pruebas adquiridas…”). Y anunciar “el nuevo objeto contractual” en virtud del acuerdo con el proveedor: 88.500 nuevas pruebas y 174 000 dólares de multa. Un anuncio que es otra ilegalidad. Porque cambiar un objeto contractual, cuando se trata de la adquisición de bienes, está expresamente prohibido por la ley. Y Yunda no puede modificar ni cambiar el contrato con el mismo proveedor. El «nuevo objeto contractual» que anunció como un canje, debe ser sometido, según la Ley de Contratación Pública, a un nuevo proceso de licitación.

Yunda maneja la Alcaldía con un cinismo alucinante. No ha mostrado el informe técnico y económico del contrato. Ahora dice, en este informe, que el Municipio ahorrará 600 mil dólares. ¿Mediante qué sumas y restas llega a ese monto? ¿Cuánto pierde Quito en este malhadado asunto en el cual gastó más de 4 millones de dólares? ¿Si devuelve 50 mil pruebas, significa que 50 mil sí cumplieron con el contrato?

Este informe busca formalizar irregularidades evidentes en contratación pública. Y exculpar, en forma sospechosa, al proveedor. Se ve -además de lo señalado- cuando la Alcaldía afirma que como se firmaron actas de recepción, el Municipio causó actos jurídicos. Según un experto consultado por  4P, los insumos médicos están sujetos a validación. Para eso existe el control post registro. El Municipio hace al revés: endosa responsabilidades y viola la ley para salvar a Salumed. En ese ejercicio, Yunda  multiplica las coartadas como si la Capital pudiera manejarse como tienda de barrio. Y de seguro, volverá a decir que este informe no es suyo sino del coordinador jurídico de la Secretaría Metropolitana de Salud. El Alcalde debería leer el artículo 71 del Código Orgánico Administrativo, que dice: «las funciones delegadas se consideran adoptadas por el delegante»…

Foto: El Universo.

23 Comments

  1. La Contraloría de oficio debe actuar para se aclare todo este enredo que no solo es de dinero público, sino también se está jugando con la salud del pueblo y no se puede esconder cosas que según este análisis son por demás claras y que deben ser verificadas ante la Ley y si existe dolo esta gente debe ir a prisión por crimen de estado ya que hay muchas personas que han fallecido por negligencia en el uso de las pruebas al no dar resultados claros para el tratamiento oportuno de los enfermos, lo que no se puede entre gallos y medianoche invalidar contratos sin explicación clara y aplicación correcta de la Ley

  2. El de los pelos cerdosos debería usar careta y no máscara, vergüenza de alcalde. Ya saldrán las acusaciones de la Fiscalía algún día y le veremos con grillete igual que a la Pavón.
    Fuera yunda fuera!

  3. El eterno impune, Yunda. No entiendo x q individuos valiosos x ejm el Arq. Carrión no ha renunciado, no se da cuenta que poco a poco lo alcanza el desprestigio?.

  4. ¿Y sigue este voleybolista «manteco» con sus gambetas? ¡Admirable!. Y pensar que los concejales no están ni de mirones porque ni siquiera le han pedido que les deje ver un ratito los informes técnicos y económicos del contrato; ¿les tiembla las canillas, o no tienen vela en este entierro o sí las tienen?. ¿Les fascinó el «volador»? ¿Algún rato fue su «servidor»? De «ponedor» solo se sabe que se preocupó de «poner» la denuncia que le «hackearon» más de un millón de dólares a Quito (¿que ya «nuay»?), nada más. Aún no se conoce qué más haya «puesto», pero que es hábil, no hay duda. Y los mirones alelados, boquiabiertos. ¡Qué mismo les pasa? Y Quito hasta tanto ya pasó a ser campeón en víctimas del coronavirus y no hay quién lo defienda. ¡Oh, «lindo Quito de mi vida», cómo perdiste tu lustre!

  5. Necesitamos urgentemente un alcalde que nos represente. Mucho más de la autoridad de Alcalde debe ser un líder. Un líder da ejemplo de honradez y comportamiento íntegro, es una persona con carácter fuerte y siempre toma decisiones para el bienestar de sus dirigidos, en este caso el pueblo de Quito. Sin embargo este señor no tiene nada de eso.

  6. Es realmente una tragedia , por decir lo menos , la situación de degradación moral , en que ha caído la administración de la Municipalidad de Quito . Esto , y otra serie de denuncias , tendrá que ser investigado por Contraloría , establecer responsabilidades , de existir estas , y luego Fiscalía a hacer su trabajo . Es lo menos que todos los ciudadanos de la Capital del país exigen .

  7. Las relaciones que tiene el «Yunda es pueblo» le protegen hasta hoy de una serie de actos que a leguas se nota que son y han sido delincuenciales, el dinero, las propiedades, los autos de alta gama, las frecuencias, son las pruebas evidentes que este sujeto paga muy bien, sus negocios chuecos le han permitido hacer lo que ha querido en donde ha estado, hay mucho dinero de por medio y eso compra muchas conciencias.

  8. Los “desaciertos” de Yunda son varios y graves. Aquello de esperar que la justicia determine su responsabilidad, es la carta que todos los administradores públicos que han delegado el manejo de contratos a su gente de confianza, están jugando, y es la principal razón por la que la impunidad es el pan nuestro de cada día.
    Mientras todos vemos lo qué pasa en nuestro país, la justicia con la constitución en la mano, es la única ciega.

  9. El cinismo de éste asqueroso, de su compinche vicealcalde y el resto que los aupan, le han hecho acreedor a la fortuna que vilmente ostenta.

  10. Quito posee un listado negro de administraciones de alcaldes nefastos, por citar su pasado reciente, Barrera( oscuro su accionar en la firma del contrato del Metro, su inmediato viaje a España después de entregar el puesto al Rodas). Rodas ( borracho parlanchin, cuatro años sin ideas, se transformó en lameculos del Correa) Yunda ( shaman mentiroso, obtuvo frecuencias radiales de manera no transparente, compra de pruebas covid 19 chimbas sin sonrojarse), denominador común: CINISMO!

  11. La Transitoria dice: «Décima Novena.- Con el objetivo de mitigar los efectos de la crisis sanitaria y económica provocada por la propagación de la pandemia del COVID-19, por el período de doce meses, las entidades contratantes no iniciarán procesos de
    terminación unilateral de contratos cuando existan valores pendientes de pago
    derivados de actas de entrega provisional o definitiva, actas de liquidación, planillas
    aprobadas u otros instrumentos.»

    La transitoria protege al contratista cumplido y no pagado. No a pájaros de alto vuelo.

    ¿Existen acaso actas de recepción provisional o definitiva de todo lo contratado?

    Aquí hay un olor a peculado que no se puede esconder.

  12. Hay otra causa y otra lectura para esto..la equivocación puede que sea del municipio. Partamos que las pruebas no son PCR y no son fiables, pero el municipio autorizó su compra en vista de la necesidad de diagnóstico. Para la fecha en que se compró las pruebas no se conocía el grado de efectividad de cada tecnología, esto se fue comprobando con el paso del tiempo y con el uso masivo de cada tecnología. Por lo qué si el proveedor entregó lo que estaba estipulado como objeto del contrato, el municipio debía aceptar las pruebas y proceder con el pago. Pero es ahí donde las cosas toman otro rumbo, el municipio debería recibir todo lo que pidió y pagarlo, a pesar de que las pruebas no son fiables? la empresa SALUMED debía haber obligado al municipio a que reciba las pruebas y pedir el pago por ellas, a pesar de que no son fiables? . el municipio fue engañado? el personal del municipio tenía la competencia técnica para diferenciar la tecnología más adecuada y fiable en el momento de la contratación? la empresa SALUMED sabía que las pruebas ofrecidas no eran confiables?.Los retrasos en su mayoría no se sancionan con terminaciones unilaterales, porque es complicado determinar si el retraso se debe o no a causa imputable al proveedor.
    Como ejemplo de contratación pública mire lo que pasa con el metro, no se ha cumplido con el plazo original del proyecto, ni con el costo ( ya que en la administración de Rodas aumento el precio en 600 millones con referencia al precio original), además que se autorizó el cambio de contratista sin ningún concurso nuevo. Porqué? por que un juicio en lo avanzado de los contratos haría que el tiempo de entrega quede postergado por varios años y los costos se doblen…además que se puede perder el juicio y pagar multas por daños y perjuicios.

    • Segun entiendo la capital Ecuatoriana perdio $2000000 en pruebas test ineficaces covid-19 por parte de Salumed pues si va a devolver 50000 de las 100000 contratadas a $4000000, esa seria la suma de la resta…

  13. Mejor abogado no se podia conseguir este proveedor que vendio al municipio las «mejores pruebas para detectar el corona virus».

    Porque no se investiga quien es el proveedor, si entran a la pagina web del Consejo de la Judicatura, se vera que tienen varios juicios por trafico de influencias. defraudacion tributaria, dinero en paraisos fiscales. En resumen una joyita, a estos defiende el burgo maestre.

  14. Varias preguntas sobre el cinismo de Yunda:
    Por qué protege tanto a Salumed?
    Si todo estaba bien, por qué fue destituido el secretario de salud?
    El sr. Marco Rubio, que firma el informe, no participó en el proceso de contratación?
    La Contraloría si tiene acceso al contrato?
    Ya asomarán las vinculaciones y/o los servicios tarifados del sr. Rubio.

  15. En donde mismo trabaja este mequetrefe? En el municipio de Quito o Salumed???, que gran sinvergüenza, En vez de ocupar el sillón municipal, debería estar en una celda, y los concejales? Muy bien gracias.

  16. No tiene justificación alguna las actuaciones del alcalde de nuestra ciudad. Creo que quienes dieron sus votos para que hoy mal administre la ciudad, deberían ser los primeros en cuestionar los deslices de este señor. A todas luces se nota su afán de defender lo indefendible y no hacerse responsable por nada.

  17. Increíble, de terror, no hay ya léxico para describir el lodazal en que a caído el Municipio de la Muy Ilustre San Francisco de Quito en la administración del yunda. La Contraloría debe actuar YA!!!.
    Preso yunda preso!!!

  18. Cuando los intereses priman, se tiene la protección que brinda un cargo con relaciones obscuras con el poder de turno y se subestima la capacidad de indignación de un pueblo. Tarde o temprano algo cambiará ojalá y para el bienestar de estos sátrapas sea tarde….

  19. La serie de artículos publicados por 4P relacionados con el torcido accionar de Yunda, es desde todo punto de vista, encomiable.

    Ojalá que con este mismo celo, hubiesen otros periodistas que investigaran el tsunami de corrupción de las últimas administraciones de la prefectura del Guayas.

    Qué lástima que recién ahora la fiscalía haya decidido tibiamente investigar a Jairala después de tantos años de saqueo de los fondos públicos lo cual hizo posible que este individuo hasta lograra fundar un movimiento político, algo que requiere de ingentes sumas de dinero.

    Todos nos preguntamos, por qué Monge luego de su denuncia en contra de Jairala, ha guardado silencio después de todos estos años. Por decir lo menos, esto resulta extraño.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba