Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Ellas vuelven al mismo error que cometieron con Correa?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Siempre que entran las mujeres al terreno de lo público, se crean grandes expectativas de que las cosas puedan cambiar. Para bien. Por eso sorprende el video de “Nosotras por la Democracia”. Sorprende porque está lejos de tener un hilo conductor e indicar, en forma coherente, qué busca ese colectivo y, sobre todo, qué propone. El diagnóstico está claro: el país enfrenta tres crisis, las más graves vividas por las generaciones que las están padeciendo. Las mujeres rechazan la fragmentación que da lugar a decenas de candidaturas a la presidencia de la República. Y encuentran que esa proliferación no es buena para el país y causa gran daño a la democracia. Y a sus instituciones.

A partir de ahí, una nube de interrogantes se cierne sobre el video. ¿Quiénes son los responsables? Se habla de los partidos políticos, incapaces de “generar una visión de país” y “dinamizar procesos democráticos que den lugar a que Ecuador sea gobernado por personas honestas y competentes”? ¿Los partidos son los únicos responsables?
Y si son los responsables, ¿por qué están incluidos en el llamado? ¿Y sobre todo para qué? Les invitan a recuperar la ética, a «actuar con responsabilidad” a “unirnos y consensuar en una plataforma por el bienestar del Ecuador”. ¿Quiénes están convidados? Porque también se dice que las mujeres rechazan “la irresponsabilidad de quienes presentan candidaturas a la presidencia de la República sin más sustento que el deseo de alcanzar un beneficio personal”? ¿Quiénes son? ¿De quiénes hablan?

Las incógnitas aumentan cuando se oye que “en este momento Ecuador precisa de un proyecto conformado por ecuatorianas y ecuatorianos decentes, honorables de todas las generaciones, etnias y diversidades…”. Es decir, ¿el colectivo de-construye lo que hay y prepara el terreno para promover un proyecto político específico? ¿Uno más? ¿Cuál?

Este video recuerda capítulos vividos por los movimientos de mujeres en 2006 y parte de 2007, cuando se cocinó y se instaló el proyecto de Rafael Correa en el poder. Entonces, colectivos de mujeres y otros movimientos sociales, muy críticos del statu quo como no podía ser de otra manera, se enfrentaron a un dilema de carácter político: mantener sus causas y defenderlas o sumarlas a lo que llamaron “el proyecto”, que no era otra cosa que adherir a la causa correísta con siglas y personal. Existía la percepción, de que privilegiar  causas específicas, que estaban en los idearios de sus colectivos, no bastaba: había que mirar más lejos, incluirse en una visión más integral que involucrara todo el Estado. Correa coleccionó personas y siglas y acabó con todas esas causas que tanto trabajo había significado para la sociedad civil.

Hoy al parecer algunos colectivos están volviendo a recorrer ese camino. No basta con poner los partidos y los candidatos contra la pared: lo mejor es suplantarlos. Cuando ese es el objetivo, se generaliza: todos los partidos. O “rechazamos la irresponsabilidad” de los candidatos que se presentan “sin más sustento que el deseo de alcanzar un beneficio personal”, sin decir quiénes son y aclarar por qué han llegado a la conclusión de que participan en las elecciones porque solo les inspira “un beneficio personal”. ¿Sirve de algo invocar a la unión, sin decir alrededor de qué políticas públicas o valores democráticos hay que “consensuar una plataforma por el bienestar del Ecuador”?

Este video que se celebra, como todas las iniciativas políticas provenientes de la sociedad civil, crea una extraña sensación: que está hecho pensando en aliados políticos con nombre y apellido y no en la necesidad de crear polos críticos, independientes de los actores políticos, para producir conciencia en la sociedad, cambios en los programas políticos y generar, al margen de quien gane las elecciones, profundas transformaciones en las agendas y en las políticas públicas. Ese es, quizá, el principal aprendizaje que debió dejar el correísmo en los movimientos sociales y, particularmente, en los colectivos de mujeres: no supeditar sus propuestas y sus visiones a agendas políticas globales. Mejor: incidir en los idearios partidistas a partir de las visiones de los colectivos ciudadanos. Es la manera de forjar ciudadanos y cambiar la política.

El video de “Nosotras por la democracia” deja más preguntas que certezas. No es lo que requiere el momento: con ser claro y lapidario basta.

Foto: Video «Frente a la dispersión de candidaturas 2021». 

13 Comments

  1. ¿Por qué tenemos que creer que estas señoras son éticas, respetables y honestas? Pura demagogia electorera. Coincido con el autor del artículo: ¿A quién condenan, a quién apoyan? Hablar tanto para no decir nada….

  2. ALERTA ROJA: 02/08/2020
    Gracias a la bendita prensa “corrupta” de investigación, perseguida por la turba correista
    Otto Sonnenholzner (SOLO CÓRNER-no le atina una). Veamos:
    Renuncia a la vicepresidencia con ínfulas de llegar a la presidencia. Pero, no podemos olvidar que Otto surge del almuerzo en Ginebra, organizado por Santiago Cuesta, el «amigo» de Moreno, para cotizar puestos en el futuro gobierno “logrado” con fraude. Uno de los cotizantes era Otto; y, de ahí, casi todos los invitados han formado parte de este gobierno, para recuperar sus pueriles contribuciones. Ecuatorianos. se imaginan. ¿Qué nos hubiese ocurrido sin la Dra. Diana Salazar?
    “Otto, luego de haber visitado (como dicen) todos los hospitales del País, para revisar sus arsenales médicos, no cayó en cuenta de las mafias que se habían apoderado del sistema de adquisiciones en los hospitales del IESS”. Caso contrario, no hubiera habido miles de muertos en Guayaquil y miles de millones de dólares desaparecidos, mientras Sonnenholzner presidió el COE.
    Consecuentemente, el pueblo honesto del Ecuador, ya tiene claro qué grupos económicos y “políticos” están detrás de esa candidatura promovida por Moreno, Cuesta y la poderosa y millonaria familia Sonnenholzner + los picaros de la antigua partidocracia que cogobiernan con el Lcdo., como Nebot y su combo de ladrones que salvaron a la Atamaint parta cocinar el fraude por si acaso una vez más, el pueblo les de la bofetada que se merecen por delincuentes de los fondos públicos. Ojo: estos mismos pillos que suman 75 ya eligieron a su vicepresidenta-
    En todo caso, GRACIAS a la pandemia hoy podemos “conocer” a esos picaros que nadan en un mar de corrupción sin precedentes. Además, ya somos testigos del descalabro del tan cacareado “modelo” del Guayaquil independiente, por el que miles y miles de guayaquileños continúan viviendo en condiciones infrahumanas de extrema pobreza, carentes de todo: salud, educación, vivienda, sin luz eléctrica ni agua potable, sin alcantarillado, sin vías de acceso (por causa del dinero robado). Verdades que, los picaros OBSHORE guayacos, la ocultaban con el cuento del centralismo “ACSORBENTE” para luego incitar a la turba populista engañada y lanzar a las calles para chantajear a los gobiernos de turno, exigiendo dinero para municipios y que jamás fuesen auditados. ¡Ya Basta!
    Por: Ing. Marcelo Portero Carvajal

  3. El video de marras con sus ambigüedades y generalizaciones, puede interpretarse como una blanda asonada oportunista, que aprovechando la era comunicacional, trata de vender la idea de que hay mucha gente detrás de ellas como para representar a un colectivo, a fin de alinearse con algún candidato de las docenas que hay, para obtener canonjías.

    Algo similar, aunque ya más madurado, es el hecho de la renuncia a ser candidato del ex-prefecto Jairala, que está poniendo su movimiento en alquiler para escoger en el momento oportuno al candidato que mejor le convenga y ofrecerle sus servicios electorales, esto es, pensando en endosarle los votos de los militantes de su movimiento a cambio de su impunidad, pues está con miedo por las investigaciones recién comenzadas por la Fiscalía, de su gestión en la prefectura.

  4. Hacer política, fundar partidos, juntarse en variopintos movimientos sociales y todos los etcéteras que conciernen a preparar y preparase para LA FIESTA CÍVICA comienza a ser, desde el [email protected] , un seguro y gran emprendimiento empresarial con fines de lucro, robo y extorsión…

  5. Seria una pena que este pronunciamiento de Nosotras por la Democracia esconda la intencionalidad de crear un nuevo partido político. Si por el contrario, fuera un «Movimiento de Participación Ciudadana Femenina Autónoma», estructurado por fuera del Régimen de Partidos políticos, otro gallo cantaría. Porque de esta manera podrían observar y controlar la actuación política, sin exponerse a los apegos: al Poder, al Dinero y a la Lujuria, como las féminas de la Robolución Ciudadana, que prostituyeron sus ideales a favor de la Vanidad.

  6. Creo que la invitación a la ciudadanía del País, antes de ver propuestas gubernamentales de los candidatos a Presidentes, es mirar el perfil ético del candidato, mirar su vida anterior, pues no es posible que gente que estuvo en la cárcel, personas que han sido denunciadas y que constan en la plataforma del consejo de la judicatura como deudores de pensiones alimenticias, estafadores, acusados de acoso sexual, violadores, con delitos y contravenciones de transito, quieran llegar a la primera magistratura del país. debemos mirar sus principios, sus vida moral, debemos mirar sus vidas antes de ser candidatos, pues, si lo que no hicieron cuando fueron ciudadanos comunes, no lo harán cuando lleguen a ser autoridades. Si fueron delincuentes y corruptos antes de llegar a ser autoridades, lo continuaran siendo después. Es tiempo de empezar a pensar y reflecionar Ecuador.

  7. Señoras respetables, todas las del video de esta nota; pero qué buscan, quién les auspicia, a dónde quieren llegar, a qué partido pertenecen o pertenecieron?. Estoy seguro, que la señora que aparece como la líder, Sra. Hernández, pertenece o perteneció a algún grupo o partido político y ya mismo aparecerá su gestor o gestores (espero equivocarme). Parecería que intentan decirnos que sólo por el hecho de ser mujeres, que critican generalidades y se están agrupando para recién armar un «proyecto nacional», ya debemos creerlas y pensar que nuestro país está salvado. En el gobierno de Correavirus, que viene desde el 15-01-2007 y que sigue gobernando nuestro país, manejaron y manejan todos los espacios de las empresas públicas, cualquier cantidad de mujeres corruptas y sobre todo alza manos. Es decir, tanto hombres políticos como mujeres políticas, buscan exactamente lo mismo: dinero fácil y poder (siempre habrán excepciones en todos los casos). Pero claro que eso sólo se da en nuestro país, porque en la gran mayoría del resto de países en el mundo, especialmente europeos, las mujeres metidas en política, sí son diferentes; sí han demostrado que son diferentes, menos proclives a caer en las redes de la corrupción, más serias, más humanas. En mí gran Ecuador, sí hay grandes mujeres, siempre las ha habido y siempre las habrá y a lo largo de nuestra historia lo han demostrado, pero en lo que va de los 13 años, 6 meses y 15 días de este gobierno corrupto (recalco que viene desde el 15-01-2007), muchas mujeres han tenido un papel protagónico en cuanto a corrupción. Muchas están enjuiciadas, otras fugadas o escondidas, algunas sentenciadas y están en la Asamblea, en los Gobiernos Provinciales, en los Ministerios, en los Municipios, etc. etc. Para armar un buen frente, para salvar a nuestro país, no creo que debamos hacerlo agrupándonos porque «somos iguales», porque tenemos la misma religión, porque estuvimos en el mismo colegio, porque somos mujeres, porque somos serranos o porque somos mestizos. Debemos agruparnos, porque somos honestos y somos personas de bien y queremos sacar a nuestro país de esta postración aberrante, con objetivos claros, todos unidos y por una sola bandera: nuestra amarillo azul y rojo.

    • Señor Cadena, respondo porque ha referido mi nombre en particular. Despejo su inquietud: no he pertenecido a ningún partido político ni a ningún otro movimiento social. Nosotras por la Democracia no recibe ningún tipo de financiamiento ni espera participar, de ninguna manera, en el proceso electoral en curso. Comprendo, eso sí, la desconfianza que cualquier pronunciamiento puede despertar en el contexto en que se encuentra nuestro país, pero preferimos alzar nuestra voz en lugar de callar, a pesar de las críticas que pueda suscitar. Insisto, es nuestra voz, no la de nadie más.

  8. Por eso estamos como estamos: mucha gente «aspirante» a gobernar el país son pura boca, puro bla bla bla y nada de propuestas concretas, factibles y realizables con un mínimo de inteligencia, pruebas? El actual presidente, uno de los peores que ha tenido el Ecuador, nadando en corrupción y falta total de iniciativa; huelgan más comentarios

  9. Nada edificante que solo reaparezcan en vísperas de elecciones, tiempo de «brotación» de candidatos. Me he esforzado por creer que las damas pueden hacer una política diferente, pero el alma humana es la misma. Una muestra más: la Sra. presidenta del CNE vota dos veces (solo dos) para descalificar un partido político mientras que en otros casos se duerme sobre los informes de Contraloría. ¡Bello mi país!

  10. Típico de muchos movimientos, agrupaciones, partidos, etc, etc. Hablar a punta de consignas, llenar discursos de generalidades y ambiguedades, decir obviedades, no ponerle nombre a los que señalan como oportunistas, no guiar adecuadamente a sus oyentes, sino llenarles los oidos (o peor; sus mentes) de estereotipos mas no de argumentos sólidos, hechos, soluciones. Terminan siendo presa fácil de pseudo demócratas, populistas, pichones de dictadores, o peores bichos de los que tanto abundan en nuestro entorno. Triste y patético

  11. Los principios éticos deben de ser una materia principal dentro de las escuelas y colegios, ya hemos perdido todo tipo de valor y respeto hacia nosotros mismos hacia la sociedad y por ende arrastramos al pais….hemos llegado hasta justificar los malos actos de los gobernantes, cambiando obras por ética cambiando obras por malas acciones, tanto así que hasta las mujeres que se supone que llevamos en nuestra idiosincracia el servicio al prójimo nos hemos permitido corroernos de las malas acciones
    Esto tiene que terminar!!!!!!!
    Pero en quien podremos confiar……..?
    Esto tiene q cambiar

    • La neblina verbal que instala el video de este «colectivo de mujeres» es deprimente. Desespera que en este país no llamemos las cosas por su nombre ni nombremos a los aludidos por sus nombres y apellidos. El subjetivismo es la raíz de la componenda. Al pan pan y al vino vino.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba