«Ya qué chucha», sintetiza la elección 2021

en Info por

Guillermo Lasso asumió el contenido de un video que circula y aclaró que su equipo no lo produjo. Pero si se anota el efecto que produjo, debería pensar en contratar a la persona que lo hizo. Ese video convirtió al líder de CREO en tendencia y “ya qué chucha” pasó a ser motivo de conversación y humor; dos de los ingredientes esenciales en la esfera pública. De un solo toque, como decía el loco que ama, Lasso, sin quererlo, puso en el candelero la pregunta clave que arrastra el país desde hace décadas ante las decisiones cruciales: ¿importa realmente quién es la persona que dirigirá el destino del país en Carondelet durante cuatro años? ¿O “ya qué chucha!” da lo mismo?

Es obvio, que en su intervención hecha, al parecer, ante coidearios, Lasso lleva el agua a su molino. Se puede decir –como se está diciendo en redes– que lo hace por muchos motivos y la mayoría le endosa dificultades en su campaña. Todo puede ser. Que las encuestas (¿a cuáles hay que creer?) no lo favorecen. Que está desesperado. Que Álvaro Noboa está subiendo en los sondeos. Que Otto Sonnenholzner ya se cree presidente. Que sin duda le van a ganar Otto, Álvaro, el candidato de Correa y hasta Yaku Pérez…

Todo puede ser. Como puede ser que todo eso sea relativo, porque ya lo ha sido. Con los mismos argumentos (que Lasso es banquero, que su campaña no arranca, que no tiene carisma, que es del Opus Dei… ) obtuvo 23% de votos en 2013 y perdió (en un resultado muy polémico) con Lenín Moreno por un par de narices en 2017. El hecho cierto es que un candidato que, según se dice, no tiene oportunidad alguna en la elección 2021, anima la conversación pública y es motivo de la animadversión de buena parte del establecimiento del país.

Luce claro, entonces, que en ese video Lasso aboga por su candidatura. Y que señala, con nombre y apellido, a Otto Sonnenholzner y a Álvaro Noboa. Por razones evidentes: los tres aparecen en los sondeos, con el candidato de Correa –y con porcentajes totalmente disímiles– como los favoritos de la elección 2021. Y también es claro que Lasso, al retomar un lema relativo a Álvaro Noboa, está reclamando que, al margen de clichés, lugares comunes, fe en sondeos y cantos de sirena, se analice por quién votará el país. Por supuesto que se está vendiendo como el prototipo contra el cual hay que comparar: 10 años recorriendo el país, experiencia en el sector privado, político preparado… Por supuesto Lasso se promociona y en eso qué novedad cabe: todos los candidatos se ven con la banda presidencial terciada.

Este debate no es entre partidarios y detractores de Lasso. Nació alrededor de un lema: “Álvaro Noboa 2021, ya qué chucha!”, que trae recuerdos que cualquiera en sano juicio nunca hubiera pensado oír. El más afín es “vota por el loco que ama”. Y el país votó por Abdalá Bucaram, que sigue siendo noticia en crónica roja. El país votó por Bucaram y no por Jaime Nebot.

En ese sentido, aquellos que niegan con todo derecho que Lasso se erija en prototipo, no podrán soslayar la premisa de fondo que suscita el contexto del video: no hay cómo encarar otro proceso electoral con instintos suicidas: ni «vota por el loco que ama» ni «Ya qué chucha». La opción es votar responsablemente. Y esa no es una tarea que se da por generación espontánea: requiere un proceso en el cual los ciudadanos tienen que hacer un ejercicio básico: poner a todos los candidatos bajo sospecha.

En ese sentido, “¿Ya qué chucha!” podría estar dividiendo esta campaña en dos: un juego de percepciones tan inocuo como inmaduro de validar candidatos, jóvenes y menos jóvenes, con prejuicios y sin beneficio real de inventario. Y un momento, más sosegado y responsable en el cual entre el país y los medios de comunicación. Eso conlleva salir de los discursos (es joven y fresco) o de la subasta populista sin empacho y sin el más mínimo recato en tiempos de coronavirus, para tratar de teñir con algo de racionalidad y sensatez la esfera pública. Las cifras de la economía, la realidad del desempleo, las rupturas que hay en el tejido social del país, obligan a esa mutación.

¿“Ya qué chucha”, puede ser lo más serio que ha aparecido en esta campaña. Porque para que el país –cansado, desesperanzado y profundamente incrédulo– no caiga en el quemeimportismo, hay que invitarlo a que compare, a que esta vez dé mayor valor al voto. A que no le apueste más al azar. Y en ese ejercicio Lasso también debe ser evaluado.

Foto: Facebook Lasso.

26 Comments

  1. Considero que todos los ecuatorianos nos encontramos indignados y decepcionados , por el abuso que cometen todo el tiempo gran parte de los burocratas con el manejo politico y economico y de la forma mas sinverguenza y descarada posible . Pero esto ya no podemos seguir permitiendo , si no hay un viraje de ciento ochenta grados , este pobre pais quedara postrado muchos años mas y a lo mejor por siempre . Salir de esta crisis va a demorar mucho tiempo y sacrificio por culpa de estos desgraciados , mas aun que la mayor parte son ignorantes y sin ninguna preparacion en varios aspectos : academico , intelectual , politico, social, etc,etc . Y ademas sin ningun tipo de moral por eso cometen tanta fechoria.
    Ahora que vamos a una nueva eleccion y que cualquier ridiculo y mamarracho quiere ser presidente , los candidatos con mayores opciones deberan dejar a un lado su maldito ego y conductas egoistas e insidias y plantear una estrategia inteligente y decente apoyando a un solo aspirante , de lo contrario los que no queremos que nos gobiernen el pais nuevamente
    ganaran en una sola vuelta y entraran por la puerta grande y esto sucedera por la dispersion que estan provocando inconcientemente e ingenuamente Ustedes.
    Tenemos un buen candidato que es Guillermo Lasso , persona honorable y decente , que con el apoyo de Jaime Nebot y rodeandose de buenos elementos comprometidos en sacar al Ecuador del fango en que se encuentra , tendremos todavia esperanzas de un futuro prometedor , principalmente que nos devuelva la confianza y el optimismo que tanto necesitamos en estos momentos . Y por toda la juventud que viene tras nuestro.

    • Ya tuvimos el Ecuador Amazónico, Ni un Paso Atrás, Morir en el intento, Avanzamos Patría y el reciente Toda una vida… y el Ecuador sigue hundiéndose tras cada frase bonita, heróica y patriota…

  2. La realidad que vive nuestro país es muy calamitosa, por los gobiernos que no han tenido visión real de las necesidades del pueblo a corto y largo plazo, y solo ven una realidad política a corto plazo para su beneficio, es momento de mirar a los candidatos que han demostrado una experiencia y que sean capaces de administrar un país, dicen que la edad no es necesaria, cosa que no comparto, pienso que la madurez humana, política, y la relación con mercados internacionales deben ser la base para dar nuestro voto, el país debe apuntar a la apertura del mercado agrícola como base del presupuesto y no ser tan dependientes del petróleo, por estas y más razones mi voto es para el AB. Álvaro Noboa , un empresario exitoso a nivel mundial y con relaciones internacionales las que necesitamos para sacar a nuestra patria adelante.

    • Es una vergüenZa utiliZar un espacio de opinión para promocionar un candidato.Ningún candidato puede sacar al país de la tragedia de 14 años de correismo-morenismo y peor un pusilánime desdibujado como Noboa. La aspiración mas ambiciosa que podríamos soñar sería contraer -o al menos evitar- el gasto püblico innecesario, algo que es imposible cuando el candidato que se apropie del poder tiene que REPARTIR EL BOTÍN entre sus COSECHADORES financiadores y esbirros de turno. Así que no vengan a insultar a la inteligencia colectiva con mesiánicos mamarrachos.

  3. Alvarito dijo ‘ya qué chucha’ durante su campaña de 2007 y resultó en los años más nefastos de la historia reciente.

    Yo al menos considero a Lasso el político más preparado y con las mejores ideas para el Ecuador. Ojalá la mayoría de los ecuatorianos concuerde conmigo y vote por él.

  4. Hay comentarios advenedizo que creen que los demás somos idiotas, me molesta que ciertas personas creen que no se debe aplicar la educación inclusiva en los seres humanos por ende en la política pública, cómo educador me permito hacer esta opinión porque es deber de potencializar las fortalezas de nuestros discentes, para eso están las inteligencias múltiples que con estrategias educativas y recursos didácticos insertamos a las personas en el desarrollo productivo.
    Este preámbulo está dedicado a estos comentarios que piensan, que la persona con éxito comprobado no está capacitado para brindar su experiencia a todos como un servicio a la patria ecuatoriana. Entonce, ese bobito y loquito que tiene una familia estable porque vive con éxito, el país sabe que esa persona no está en la palestra de los corruptos, es hora que el Ecuador le dé una oportunidad porque si tiene un plan para el desarrollo productivo. Porque es prioridad absoluta en el mundo el abastecimiento de la CADENA DE SUMINISTRO y hay que hacerlo con velocidad y sincronizado y como lo hacemos, hay integrar, sincronizar y optimizar. Para ello, debemos crear una ruta con cuatro elementos:
    Flujo de información
    Flujo de decisiones
    Flujo de productos/servicios
    Flujo de dinero
    Un estado quebrado y con noveleros estatista no llegamos ni a la esquina de nuestra casa, peor insertarnos al siglo XXI con tecnología obsoleta que es la que tenemos. Tenemos que cambiar el chip mental, de esos modelos ortodoxo, anacrónico que generan anomia e inercia mental en las personas, les hacen creer que el desarrollo productivo vienen de un modelo no dinámico tamaña estupidez. No olvidar, que las universidades son entes generadoras de la gestión del conocimiento, basado en la ciencia del emprendimiento, creatividad e innovación, que permite potencializar al individuo basado en su tesoro que es la libertad individual complementado con la empatía y sinergia, hacia un desarrollo colaborativo e integral.

  5. ¿Qué será peor? ¿El Parkinson de Alvarito? ¿Que Ottito haya llegado a Carondelet de la mano de Cuesta Caputti, que considera que Salcedo es un joven intachable, a pesar de que es el jefe de la pandilla de los carnets de discapacidad que por el malhadado accidente aéreo dejó en pindingas a quienes hasta ahora habían pasado de agache, como Fabricio el sordo Villamar? ¿Que Lasso provenga del Opus Dei, gracias a cuya representante en el Plan Familia del malhadado Correa, otro curuchupa, Ecuador es hoy el segundo país en embarazo adolescente en América Latina, creo que después de El Salvador? ¿Que Pérez Guartambel consiga hacer aburrido hasta el relato de un crimen? ¿O que ninguno de ellos tenga un plan creíble, posible y práctico para sacar al país del hueco donde lo dejó el «mejor presidente del Ecuador»?

  6. Por allí hay un regionalista despistado que habla de la «burocracia quiteña» sería bueno que haga una estadística para analizar cuantos burócratas realmente quiteños trabajan para el estado en la Capital de la República; comparto el criterio de Depeche, aunque se quedó corto, mi parecer es que el 99% de la población que consigna su voto en el país, es totalmente ignorante en lo que a política concierne, pero justamente son los políticos los que han fomentado esta ignorancia por su propia conveniencia, algo similar a lo que hacían antaño los latifundistas serranos y gamonales costeños: mantenían en la ignorancia a huasipungueros y montubios respectivamente para robarles sus jornales.
    El «que chucha» de Lasso refleja palmariamente lo que ha sido una constancia desde la creación de la República: elegimos presidentes pensando con las posaderas y no con el cerebro por dos razones: la falta de formación política del pueblo y la desesperación por encontrar un «salvador» para los eternos problemas que tiene el país y prueba de ello es que de los gobernantes que han ocupado Carondelet, sólo un pequeño porcentaje de ellos se podrían considerar demócratas, estadistas y progresistas, a saber: Vicente Rocafuerte, Gabriel García Moreno, Eloy Alfaro, Urbina ( abolió la esclavitud) Isidro Ayora, Galo Plaza y otros de menor cuantía, amén de caudillos, caciques de pueblo, oportunistas, ladrones y LADRONAZOS.
    Cuando tengamos conciencia de lo que realmente es la política, podemos elegir al menos gobernantes honestos y que practiquen la verdadera política, pero para que eso suceda, necesitamos algo muy importante: EDUCACIÓN.

  7. Lamentablemente mucha gente se dejó influenciar por todo el aparato enfermo de propaganda de Correa pagado con nuestros recursos para estigmatizar a los medios de comunicación como mercantilistas o corruptos, emprendedores bancarios como banqueros corruptos, gente que ha triunfado en negocios como pelucones, etc. Tener dinero no es un pecado, ser banquero no es un pecado, tener un medio de comunicación con línea editorial no es un pecado, el pecado es cometer delitos y éstos se castigan con las leyes.
    Debemos aprender a no tachar, asociar o generalizar una determinada condición.

  8. Voté por Leon el 84, y siento que lo único bueno que hizo fue despaturrar a los Alfaro vive, voté por Nebot el 88 por regionalismo, digan lo que digan la burocracia quiteña primero se atiende bien ella y el resto agarren las sobras, el 92 por Alvarito y le robaron cuando no, los amigos del PSC en el tribunal electoral, medio parecido a las elecciones próximas, y así sigo, Abdalá, NOboa, Roldós, como dice Lasso, «ya que chucha» una vez en el gobierno todos roban y la misión del presidente es tapar todo para que los libros de historia no hable mal de él.

    • Burocracia quiteña? Te recuerdo q todos los presidentes han sido de la costa en su mayoría y la mayor parte de la cartera de estado son costeños.

  9. Vaya sorpresa nacional la expresión de Lasso.

    Nuestra limitación mental no nos permite recordar cuando la loca del ático lo dijo al periodista Palacio, que se vaya a la casa de la verga, todos y cada uno de los pillos quienes acompañaban al hijo de mula, festejaban sin límite la gracia del limitadito.

    Sorpresa también que Carlos Vera, no hizo comentario cuando Pascual del Cioppo le pidió a Leon que se fuera a la verga, como tampoco lo hizo Nebot.

    Personalmente creo que Lasso tendría que completar la frase y decir, para que chucha va a gobernar el país un limitado.

    En efecto, un gran porcentaje de la population nacional es analfabeta , no solamente políticamente pero también intelectual, que fácil se venden al mejor postor, que fácil reciben limosnas.

  10. Agosto 10 de 1996, triunfo la bacanaria en Ecuador, un gobierno populacho hasta la médula, sin un plan, ni para ir al baño.

    Si esto queremos nuevamente los ecuatorianos.

    Arrimemos el hombro, para que el candidato que nos ofrezca como en botica y que nos diga, que el Ecuador va a salir de las cenizas como el ave fénix y que es el único que conoce como hacerlo.

    Si vamos a votar, solo para recibir la papelata de votación y sin ningún análisis serio, del futuro de nuestro país. Nos la jugamos con nuestro voto, bueno pues, ya que chucha. votemos por Otto, por Iza, ó por cualquier irrersponsable y a la mierda los pastores.

  11. Particularmente porque tengo la responsabilidad de votar lo haría por una persona que no tenga nada que ver o haya nacido de las entrañas podridas de Correismo o Morenismo, que en definitiva son lo mismo. Es difícil encontrar el candidato adecuado, pero no queda otra.

    • Este interesante episodio que augura una campaña con «mucho contenido» y que de manera excelente lo analiza José Hernández, debería ser motivo de comentarios del autor del editorial publicado el pasado 14 de julio en El Universo titulado «Moji-gato y la derecha»…. O algo así.

  12. Definitivamente el único político preparado para sacar al Ecuador del profundo hoyo de la corrupción y debacle económica que dejan el par de gobiernos anteriores es Guillermo Lasso; los demás son cuento, pura propaganda, saltarines políticos que solo buscan su beneficio, que podemos esperar de candidatos de partidos de delincuentes que han demostrado que quieren llegar al poder solo para robar, el voto para la función ejecutiva y legislativa a desarrollarse en el 2021, debe ser para una persona preparada para el cargo no para cualquier sinvergüenza.

    • De ninguna manera Lasso es «preparado» nunca ha estudiado o trabajado en la administración pública. Político tampoco es!

  13. ¿Porque se analiza solo el escenario de la derecha (Nebot, Noboa, Otto, Laso, Lucio, etc)?. ¿Y que esta pasando en la otra cancha: la de la izquierda (Correa, Iza, Yaku, Tandazo, etc)?. ¿Y la ciudadanía apartidista y autónoma no cuenta, a pesar de ser la mayoría y real detentadora del «Poder de Honor Ciudadano»?.

  14. El «Ya que chucha», es igual al «Veamos que hace el loco. En qué terminaron esos seis meses de vértigo irresponsable en que se encaramó en el poder el lumpen más rampante. Las encuestas que circulan estos días, no las creen nadie. Ahora más que nunca el país requiere de un gobernante con carácter, honrado, capaz de resolver los angustiantes problemas sociales y económicos que nos agobian. Con experiencia e idóneo ética y moralmente, es decir un estadista

  15. El 90% de la población es analfabeta en lo que política concierne y así es una tarea muy dura, pero no imposible, en convencer a esa desproporcional mayoría, a que el voto es, el paso a un futuro en democracia y fortalecimiento de políticas públicas para el bien mancomunado! A ponerse a trabajar, señores!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*