Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La dispersión llegó a su clímax: el disparate

en Conexiones4P/Elenfoque por

El retiro de la lid electoral por parte de Otto Sonnenholzner y Álvaro Noboa, dos de los favoritos según los sondeos, plantea de forma más acuciosa, la absurda fragmentación política que se evidencia en la campaña presidencial.

Noboa hizo cinco campañas y Sonnenholzner tenía, a su favor, encuestas que mostraron un crecimiento inusitado de su nombre que, tras pocas semanas, no resistió las realidades necesarias para que cuajara su candidatura. Se retiraron y ahora pueden decir, como de hecho lo han dicho, que son factores de unidad en una de las principales tendencias del tablero político nacional.

La realidad dio cuenta de otros posibles candidatos que prefirieron retirar sus nombres: Andrés Páez y Fernando Balda. Pero aún así, quedan 19 binomios que en días se sabrá si figurarán en la papeleta electoral. Nadie discutirá el derecho absoluto que tienen de poner sus nombres a consideración de los electores. Lo que llama la atención es la pertinencia y la forma cómo es usada la campaña presidencial para fines que no tienen que ver, precisamente, con el objetivo anunciado. Porque muchos de esos candidatos saben, en forma cierta, que no serán elegidos: usan la campaña para agregar una línea a su hoja de vida (Isidro Romero). Utilizan la política para fines religiosos (Pastor Gerson Almeida). Quieren encubrir la debacle de su partido (Ximena Peña). Mantienen vivas siglas de partidos cuyos líderes se apuntan a todas las elecciones porque esperan que un día los astros se alineen a su favor… (Guillermo Celi, César Montúfar, Paúl Carrasco…). Se ven como el outsider del momento (Fabricio Correa)…

Lo que está ocurriendo en el centro hacia la derecha, donde, por motivos diversos, accidentales o no, se ve una relativa reunificación, es un paso que ojalá dinamizara a todas las tendencias y las empujara a hacer alianzas. Porque no beneficia a la democracia tener candidaturas testimoniales o candidatos fabricados en ollas de presión. La campaña presidencial no debería ser utilizada como muro para exhibir el ego: tiene que ser la oportunidad para el país pueda visualizar su futuro (por lo menos de cuatro años), pueda debatirlo y votar conscientemente entre tendencias afincadas en el electorado nacional.

Octubre pasado y las tres crisis que enfrenta el país (económica, sanitaria y moral) debieron suscitar una alarma y una reacción en todos los partidos y movimientos. La campaña presidencial solo registra una respuesta parcial, aunque importante, en el centro hacia la derecha. La segmentación y la aparición de candidatos sin posibilidad alguna, muestran que la madurez política sigue siendo un ingrediente esquivo y costoso para el país. El centro-centro (si esta denominación tuviera aún algún sentido) ha sido incapaz de reconstituirse. Se supone que ese es el terreno natural de la Izquierda Democrática, Democracia Sí o Concertación. Pero en partidos como la Izquierda Democrática no quedan ni generales (escogió a un empresario guayaquileño como su candidato) y los otros generales promocionan marcos conceptuales que siguen siendo borrosos para la gran masa de ciudadanos.

En cuanto a la llamada izquierda, el desbarajuste conceptual no puede ser mayor. Ahí caben dictadores como los Castro, fascistas como Chávez o Maduro, indigenistas marxistas y totalitarios como muchos mariateguistas, caudillos totalitarios como Correa, marxistas leninistas nostálgicos como los militantes de Unidad Popular, socialistas que temen hacer un verdadero aggiornamento como los amigos de Enrique Ayala Mora… Nadie, en esta tendencia, se atreve a poner límites, efectuar cortes y enterrar a los ídolos que adoraron.

Ser de izquierda en Ecuador ya no es un signo de distinción, como diría Pierre Bourdieu: es un verdadero karma. Es tener que cargar un montón de teorías fallidas y de cadáveres insepultos porque esa izquierda criolla nunca asumió que el Muro de Berlín cayó y nunca procesó sus consecuencias teóricas, políticas y éticas.

Si cabe hablar -para entenderse- de izquierdas y derechas, la centro derecha retoma la iniciativa política, por las causas que sea, y emprendió, esta semana, una reunificación parcial; dos características que deberían ser comunes a las tendencias nacionales que son pocas, aunque hay inflación de jefes políticos; muchos de ellos dueños de clubes de amigos.

Foto: Presidencia de la República.

Una versión de este análisis se publicó ayer, 23, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

9 Comments

  1. Para cualquier circo 36 ( 18 x 2 ) payasos son demasiados.
    Que se retiren los payasitos y dejen la pista central para los payasos profesionales.
    En cuanto a los candidatos prontuariados a la Asamblea antes Congreso, otra vez quieren cambiarle el nombre, cual será : Carcel 4, El Inca, Latacunga, Turi o La Roca?

  2. «El centro-centro (si esta denominación tuviera aún algún sentido) ha sido incapaz de reconstituirse. Se supone que ese es el terreno natural de la Izquierda Democrática…»

    La Izquierda Democrática siempre fue un partido social-demócrata, es decir claramente de centro-izquierda.

    En el Ecuador sí han habido políticos de centro-centro: liberales como Galo Plaza; conservadores como Camilo Ponce y Sixto Durán Ballén; y demócrata-cristianos como Osvaldo Hurtado, Rodrigo Paz, Abelardo Pachano, Roque Sevilla. Tipos intachables y exitosos que concebían a la política como un servicio cívico en beneficio de todos, que nunca usaron el gobierno para lucrar, y que no se veían a sí mismos como mesías ni revolucionarios. De hecho, la DP jugó un papel clave en el centro político durante mucho tiempo.

    Hasta que Mahuad y Compañía se lanzaron a los brazos amorosos del PSC para salvar a los banqueros, y borraron de un plumazo al centro político del Ecuador. Los rezagos del Mahuadismo (ej. Diego Ordóñez) están ideológicamente mucho más a la derecha que cualquiera de sus predecesores.

    • Una pequeña corrección gramatical. Dice: han habido políticos. Debe decir: ha habido políticos. El verbo haber es impersonal. Otros ejemplos: hubo fiestas, no hubieron fiestas. Habrá reuniones no habrán reuniones.

  3. Buena su lectura, pero le faltó un detalle adicional: algunos de esos «candidatos» para presidente o asambleistas , son delincuentes condenados, procesados y prófugos, que lo único que buscan es ganar tiempo para ver como salir bien librados de sus posibles condenas definitivas, eso sí es traición a la patria: pretender ser electos para cubrir sus fechorías.
    Con el respeto que se merecen Ud y los amables lectores, que MIERDA de país tenemos en estos tenebrosos años, mejor sería una buena dictadura para evitar que esta basura se tome el país 4 años más.
    Una reflexion: si con este país quebrado tenemos 19 binomios que quieren «salvarnos» cuantos habrían si estuviéramos boyantes? 200?

  4. Es digno de una olla de grillos la cantidad de Candidatos
    La peregrina idea de igualdad y uniformidad de la distribución de la propaganda como pretexto para que un Estado ahora escualido les pague a todos los de la olla 42 millones para esta Campaña, son un estimulo más para que toda clase de “actores “muchos de ellos , Si muchos de ellos vendedores de Humo, nos pretendan ofrecer el oro y las estrellas..,Todo
    ello sabiendo que para el funcionamiento del espectáculo, con
    Los millones que se sirven del Estado, es posible incluso que les quede a los que no ganan, pingües ganancias!
    Si, es llamativo el número de candidatos,
    Es admirable su “devoción por servir a la Patria”.., ya dijo alguien,que para inscribirle en un partido político para candidato a la Asamblea le pedían de inicio 30 mil dólares.,, desnuda la escencia, de los flecos en que ha quedado el País, pretenderán llevarse hasta el sombrero .., y el pueblo a morder el polvo.
    También dentro de los Candidatos , igual que en el
    narcotrafico, están las mulas,se prestan al protervo propósito de diluir el voto en muchos electores de tal manera de asegurar la Ganacia de los que tienen Voto duro y que terminan ganando elecciones con un veinte por ciento…
    Tan de Anárquica está la Ley, no la hemos visto en décadas, prófugos de la Justicia que se inscriben de Candidatos esperando tapiñar Delitos de malversación y contra la integridad Personal que son de Perogrullo
    Definitivamente, nunca tan de Ripley.
    Parece cambalache el TSE y de última hora y como que fueron boletos de rifa, ayudando a entrar a la lid Electoral a muertos,a falsificaciones , duplicaciones,, espanta,, como que les dice, sigan no más , el Pueblo paga y Nosotros contamos los votos!!!!!

    • Es de Riplay lo que sucede en Ecuador, País pequeño con tantos candidatos, USA, País gigante con unicamente 2 tendencias, Demócratas y Republicanos, al parecer todos le hacen el juego a Correa, incluido su Hermano, mayoría saben que no tienen posibilidades, con la dispersión lo único que hacen es favorecer a la década robada.

  5. El ciudadano ecuatoriano, en su mayoria, no tenemos claro el concepto de democracia en sí mismo. Pero vamos a las urnas a votar, para obtener el papelito, que según los políticos es un certificado, mucho mejor que el de nacimiento, porque sin el mismo somos unos apatridas, sin derechos, pero con muchas obligaciones.

    Con esta premisa, el ciudadano de a pie se ve en la obligación de escarbar y tratar de encontrar a algún personaje, que se duela de sus miserias, tanto materiales como emocionales y porque no mencionar las sicológicas.

    Como vivimos al día, y comemos con las justas, que mejor escenario, para los políticos salidos del miasma de la sociedad, como los Bucaram ó los Correas. Basta que griten a todo pulmón que son los únicos, que pueden sacarnos del atraso de 200 años, incluidos los 6 meses del inculto y los 14 años del inmoral.

    Ahora es nuestro tiempo, ahora que ruegan por nuestro voto, este es el momento perfecto, para reflexionar y no entregar nuestro país a vivarachos salidos del mercado, con estudios superiores pero para delinquir.

  6. Muchos de esos candidatos, están tras la oportunidad de ser ricos en poco tiempo, porque les iluminó el mal ejemplo de Correa y su pandilla.

  7. En realidad, esta estampida de candidatos nos demuestra que «nuestros líderes políticos» están lejos de entender lo que es amor patrio. Hoy parece que se han tomado «chistocine» y quieren hacer a la patria otro chistecito de humor negro. Nada los limita: sentenciados, glosados, grilleteados, minusválidos (a los verdaderos mis consideraciones), procesados, fugados, asilados, excarcelados, condicionalmente liberados, ¡uf!. Ese listado parece ser de los carteles pegados en los postes por el «sheriff» de los «wanted» en el Viejo Oeste. Se ha prostituido tanto el nivel de conciencia cívica que todos creen tener derecho a ser candidatos cuando los derechos deberían ser de la patria a tener gobernantes idóneos, sin mácula ni sospechas siquiera sobre su honradez. ¡Se juega su futuro! ¡Pobre mi patria, en escombros, y no hay esperanza!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba