Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Yaku Pérez es víctima del síndrome post Marangoni

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

El proceso para escoger nueva candidata vicepresidencial y borrar el episodio, políticamente traumático, de Larisa Marangoni está resultando mucho más desgastante de lo que seguramente Yaku Pérez y su círculo más cercano hubiesen querido. La decisión final recién se espera que se tome mañana, pues el Consejo Político Nacional de Pachakutik no ha sido capaz de definir la papeleta durante las dos sesiones que tuvo hasta hoy, 25 de agosto.

Las dificultades de Pérez se originan en lo ocurrido con Marangoni, quien declinó su candidatura al percatarse del rechazo que provocó en la Conaie y en algunos sectores de Pachakutik. Además, en los problemas internos que tiene el movimiento por la abierta y hasta beligerante oposición que le hace la dirigencia de la Conaie; en especial su vicepresidente Leonidas Iza.

El episodio Marangoni fue uno de los tropiezos con que arrancó la candidatura presidencial del ex prefecto del Azuay. Para comenzar, se le hizo saber a Pérez que luego de lo ocurrido no podrá escoger a su candidata a vicepresidenta sin una consulta previa y que esa decisión la tomará el Consejo Político Nacional de Pachakutik. El traspié con Marangoni ha hecho mucho más difícil que alguien quiera aceptar esa candidatura por temor a que algo similar les ocurra. De hecho, posibles candidatas se han negado a la propuesta. Por ejemplo, Martha Roldós no aceptó la nominación alegando motivos personales y profesionales. Lo mismo hizo Carolina Portaluppi quien, apenas recibió la propuesta, recordó a la gente del movimiento que fue ministra de Rafael Correa, como para que no les ocurra lo mismo que con Marangonio en redes. Tampoco aceptó la abogado Sobeida Aragundi aduciendo motivos profesionales, aunque su nombre fue vetado antes por algunos sectores de Pachakutik de Guayaquil por considerarla demasiado cercana a los socialcristianos. Pérez se halla empeñado en convencer a Martha Roldós de que acepte, pues su nombre sí contaría con el aval del Consejo Político de Pachakutik.

También se barajaron otros nombres que tampoco cuajaron, como el de Miriam Cisneros, la dirigente de Sarayaku que hizo parte, en octubre, del equipo negociador de la Conaie con el gobierno. Cisneros fue propuesta por el ala más indigenista en Pachakutik pero tiene un problema: está casada con Marlon Santi, el coordinador nacional de Pachakutik, lo cual podría ser catalogado como conflicto de interés. Además no es guayaquileña. La única posible candidata de la que no se ha sabido que se haya negado es Patricia Sánchez. Hoy empezó a circular en redes la versión de que ya fue escogida. Sin embargo, Max Hidalgo, coordinador de Pachakutik, dijo a 4P. que ese nombre aún no ha sido decidido y que habrá que esperar hasta mañana para tener una noticia definitiva. Sánchez es arquitecta y activista social y ha estado vinculada con las reivindicaciones de los habitantes de Monte Sinaí en Guayaquil. Es directora de la fundación Vida Justa que ha colaborado, durante la pandemia, con el fideicomiso Salvar Vidas de Guillermo  Lasso, repartiendo ayuda en zonas populares.

Los problemas para Pérez no comienzan y terminan con el episodio Marangoni. Le han complicado las rupturas y fricciones que hay en el interior de Pachakutik. Ahí está, y con ánimos nada amistosos con su candidatura, la dirigencia de la Conaie; en especial Leonidas Iza quien abiertamente ha atacado a Pérez acusándolo de oportunista y traidor al movimiento indígena. Cuando Pérez anunció la candidatura vicepresidencial de Marangoni, por ejemplo, el aparato de comunicación de la Conaie, cuyos operadores tienen mucha influencia en Iza y también en el presidente Jaime Vargas, se lanzaron a atacar a Pérez y Marangoni. Apawki Castro y Carlos Tapia, comunicadores de la Conaie, inundaron las redes de mensajes en contra de la entonces candidata. El operativo incluyó la publicación de viejos tuits de ella que comprometían su línea ideológica al retratarla como una representante de la derecha, supuestamente partidaria de la privatización del IESS, que había sido crítica del levantamiento indígena de octubre. Incluso un tuit de Marangoni, en el que decía que si el Ecuador no es capaz de preservar el patrimonio natural de las Galápagos mejor es que otro país lo haga, sirvió como caballo de batalla no solo para menoscabar a la guayaquileña sino para poner en entredicho la capacidad de discernimiento de Pérez. Impresionante: nunca se percataron del espíritu irónico de ese tuit.

Pérez se queda sin el tiempo legal para poder presentar una compañera de fórmula pero, al mismo tiempo, esa demora afecta su imagen ya que parecería que no es dueño de sus decisiones o es incapaz de que alguien acepte su propuesta. En todo caso, Pérez luce prisionero de las rencillas y rupturas en el movimiento indígena. Es el escenario perfecto, inducido por los sectores más radicales de la dirigencia indígena, que quieren que Pachakutik se desmorone como movimiento político para dejar a la Conaie como la exclusiva representante de los intereses del indigenado.

Foto:

7 Comments

  1. Nada de bueno puede ofrecer este correista arrepentido. Odio, rencor, violencia, autoritarismo y la implantación de medidas radicales de izquierda que terminarán por destruir lo poco que queda de este pais. No más aventureros que se creen los redentores de la patria.

  2. A las claras se ve que Y. Pérez, es una luz que alumbra más afuera de la tapera, que dentro de ella.

    El movimiento indígena como toda otra agrupación a través de la historia, no está exenta de ambiciones desmedidas de sus líderes, y según se ve, a Pérez le falta gas para imponer su liderazgo, lo cual hace prever que en el hipotético caso de llegar a Carondelet, sería rehén hasta de su propia gente.

    El artículo muestra a un hombre en aprietos, que no puede hallar la manera de salir del atolladero de no tener un compañero(a) de fórmula, por otro lado si renuncia a la postulación, sólo hará que los buitres oportunistas: Vargas e Iza, den rienda suelta a toda su ambición.

  3. El problema de los indigenas, en general, es que de raza son mas sentimentales y a la vez resentidos incluso entre ellos mismos, de tal manera que cualesquiera que sea la decision que tomen, desde el punto politico, a fin de cuentas les llevara a futuro a una » guerra civil indigenista»

  4. El improvisado es Yaku Perez ( con pinta de montañista frustrado) sin políticas claras y con el mismo relato de siempre, bla bla bla, «voy a salvar la Amazonía, pero que exploren el crudo de manera responsable». No tiene ni idea de su plan de gobierno y así llama «a ser responsable»? Perdido en el bosque anda…

  5. Que se desmorone el movimiento político PACHAKUTIK , y que queden como representantes del movimiento indígena los energúmenos IZA y VARGAS , será la cereza del pastel y el » logro ¨mas importante de los conspiradores y sediciosos de Octubre . Realmente penoso .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba