Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Condenado por sus propias manos

en Columnistas/Influencers4P por

El lunes 7 de septiembre de 2020 será un día que recordaremos todos los ecuatorianos. Unos lo recordaremos como el día en que – esperemos – se haya puesto punto y final a diez años de abusos, prepotencias, vejámenes y persecución, y otros como el día en que se cometió una injusticia contra el “mejor líder” que ha tenido el Ecuador desde su retorno a la democracia.

Las consecuencias políticas de la sentencia serán ampliamente comentadas en todos los medios de comunicación tradicionales y digitales, no obstante, es importante hacer un análisis de este caso desde una perspectiva jurídica. A diferencia de muchas personas que alaban la actuación de la Fiscal General del Estado, considero que su actuación dejó mucho que desear. En primer lugar, la jueza instructora, Daniella Camacho, le hizo un llamado de atención por la forma “desordenada” en la que había llevado la instrucción fiscal y la deficiencia en la fundamentación jurídica, lo que había dificultado el análisis del caso. Posteriormente, el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia que sentenció en primera instancia a Correa, Glas y compañía corrigió la figura jurídica que había utilizado la Fiscal y los consideró “autores mediatos por instigación” del delito de cohecho. Creo que, dada la relevancia del caso y la posible demanda en tribunales internacionales de los condenados, la actuación de la Fiscalía debió haber sido impecable a efectos de evitar posteriores sanciones para el Estado ecuatoriano.

En lo relativo al fondo del caso, difícilmente se podrá discutir que existió un delito. Incluso el propio Rafael Correa en su última intervención ante los conjueces que conocieron el recurso de casación no negó la existencia del delito, sino que argumentó que él no tenía conocimiento alguno de lo que hacía su asesora de aquel entonces, Pamela Martínez, y que jamás había permitido un soborno. Resulta muy difícil de creer que Rafael Correa, dueño de todos los poderes del Estado, no conocía lo que hacía su asesora Pamela Martínez, quien posteriormente fue premiada con una calificación sobresaliente que la convirtió en Vicepresidente de la Corte Constitucional, sin embargo, en un juicio no es suficiente asumir que alguien tuvo participación en un ilícito, sino que debe ser probado. Es ahí donde considero que nuevamente la Fiscal nos queda debiendo, ya que le faltó “cerrar el círculo” para demostrar que efectivamente Correa y Glas fueron los instigadores del delito de cohecho al que han sido sentenciados.

A pesar de las posibles falencias de la instrucción llevada a cabo por la Fiscal, los sucesivos tribunales de la Corte Nacional de Justicia que conocieron el caso en primera y segunda instancia y, posteriormente, en casación decidieron de forma unánime –salvo por el juez Milton Ávila– que se había cometido el delito de cohecho y que los acusados por la Fiscalía eran responsables del mismo. Cabe mencionar que el juez Milton Ávila no consideró que se hubieran cometido vulneraciones al proceso o en la aplicación de la norma que habrían dado lugar a casar la sentencia y, por lo tanto, disponer la libertad de los procesados, sino que consideró que la pena debió haber sido inferior en algunos casos, salvo en lo relativo a Viviana Bonilla y Christian Viteri a quienes consideró inocentes.

Otro aspecto que puede dar lugar a reclamos en cortes internacionales es la velocidad con la que se llevó a cabo este proceso que dista mucho de la celeridad con la que se atienden otros casos. Se podría argumentar que la cooperación eficaz de Martínez y la alarma social que causan estos delitos son razones más que suficientes para acelerar los tiempos, sin embargo, la coincidencia con el calendario electoral hace que la velocidad con la que se trató este proceso tenga un componente político innegable. Además, llama mucho la atención y es inaceptable que el Tribunal de Casación haya analizado los cargos casacionales en bloque y no por separado; eso demuestra una falta de prolijidad en el análisis que puede dar lugar a reclamos posteriores por parte de los condenados.

La sentencia de la Corte Nacional de Justicia puede ser ampliamente debatida, tanto desde el punto de vista jurídico como político, lo que no es objeto de discusión es que durante diez años se hizo un uso grotesco de los recursos del Estado por parte del ex presidente Correa y sus funcionarios que nos llevaron a un nivel de degradación moral e institucional sin precedentes en el que continuamos inmersos. Puede ser que la instrucción fiscal, el proceso e incluso la sentencia tengan falencias que hagan que la Corte Interamericana de Derechos Humanos sancione al Estado ecuatoriano, sin embargo, no deja de ser curioso que aquella justicia a la que Correa dijo, descaradamente y sin tapujos, que le iba a “meter la mano” sea la que hoy lo ha condenado y eliminado de la vida política del país –ojalá y para siempre–.

Ricardo Flores es abogado-

NDLR: a partir de hoy se une a la plantilla de columnistas de 4P Ricardo Flores, abogado guayaquileño. Su columna será publicada los miércoles. ¡Bienvenido Ricardo!

14 Comments

  1. Los tiempos judiciales fueron expeditos porque se trato de crímenes que causaron GRAVE CONMOCIÓN SOCIAL.
    No soy quishca, ni tinterillo pero yo si tengo el que es el mas escaso de los sentidos…

  2. No es mi intencion criticar la orientacion politica del abogado Flores pero me parece que estuviera alertando a Correa y demas implicados para que con todos los argumentos escritos presenten demandas en cortes internacionales. Como dicen por ahi respeto pero no comparto

  3. Me parece un análisis poco apegado a derecho y más a ciertas percepciones subjetivas. Alguien comenta que es una mala adquisición de 4 Pelagatos; estoy muy cerca de pensar igual.

  4. Estimado Pelagato
    En su análisis no considera las declaraciones de Santos, quien aceptó haber pagado al tío de vidrio, ingentes sumas de dinero
    Por otro lado, como los contratistas sacaron los contratos sin coima?
    Probablemente la Fiscal tuvo muchas falencias, humana al fin, pero da esperanza de que el resto de pillos en poco tiempo estén en la cárcel
    El gran problema es como recuperar lo robadp
    Un ligero análisis de los precios unitarios de los contratos de la época de los mentes lúcidas, arroja excelentes resultados de quienes fueron los ladrones

  5. Como se ha dicho en otras instancias, este es el comienzo. Faltan los juicios por los contratos petroleros, los megacontratos de refinerías, carreteras y centrales eléctricas, el 30S, etc, etc, etc. No hay que dejar que levante cabeza la rata. Hay que apretar, apretar y apretar con toda la fuerza de la ley y en todos los tribunales.

  6. Leí el artículo y todo el análisis…. cuál es el derecho fundamental que supuestamente se habría vulnerado (hablando del sentenciado) en el desarrollo del proceso judicial Sobornos 2012 – 2016? porque la CIDH tiene como competencia «1. Recibe, analiza e investiga peticiones individuales en que se alega que Estados Miembros de la OEA que han ratificado la Convención Americana o aquellos Estados que aún no la han ratificado han violado derechos humanos.»

    El articulista habla sobre la «celeridad del proceso», desde mi punto de vista, la celeridad es un principio jurisdiccional que debiera aplicarse en todos los procesos y no solamente en éste… eso habla más bien de la lentitud del sistema nacional de justicia en el Ecuador y esta lentitud vulnera los derechos de todo el pueblo ecuatoriano para acceder a un sistema de justicia expedito, con la lentitud se vulneraran más bien los derechos de quienes han interpuesto Casación y en años no han obtenido resolución de pero en ningún caso sería una vulneración de derechos humanos de los sentenciados en el caso Sobornos 2012 – 2016…. o sea… igualdad en la lentitud? esa es la idea?

    Por otra parte pienso que la justicia (que no defiendo), partiendo de la señora Fiscal… no han politizado el caso… quien lo ha politizado es el ahora sentenciado principal, todos sus «amiguis» involucrados, también sentenciados y el rebaño de fanáticos que no han parado de tratar de influir en la opinión pública, a favor de su inolvidable líder ahora caído en desgracia.

    Creo que en este caso a fuerza de querer demostrar imparcialidad y objetividad en el análisis, se está cayendo en la repetición cansina de los argumentos del residente de Bélgica y de su rebaño con cerebro alienado….. por favor…. un caso que en pocos días estará ejecutoriado, un proceso lleno de tropiezos de los que no ha estado exento por la mañosería de profesionales acostumbrados a dilatar a la fuerza los casos….. le estamos buscando la puerta de salida para llegar a la conclusión que los diez años de robolución ciudadana en el Ecuador, con su líder máximo a la cabeza… son un ejemplo de virtud, de castidad, pureza y honestidad. El delito está ahí y fue probado, la gran mayoría de ecuatorianos estamos viviendo las consecuencias del más descarado saqueo de los recursos del país, no se encontraron vicios de procedimiento, se desechó la casación …. hay que seguirle dando vidas a este gato mañoso?

  7. Lo que interesaba al Ecuador es que haya Justicia Independiente, y no sometida a los tiranos de turno, solamente de ésa manera se puede desterrar todo tipo de impunidad, lo bueno es que no todos los Jueces y Fiscales han sido sometidos al Gobierno anterior, ahora hay vientos de Libertad.

  8. Para ser un anáiis legal, deja ver muchas subjetividades y sin embargo reclama, Ejemplo: «llama mucho la atención y es inaceptable que el Tribunal de Casación haya analizado los cargos casacionales en bloque y no por separado».

    Mala adquisisción del equipo periodistico de 4 Pelagatos

  9. Con semejante argumentación jurídica del señor abogado Flores, ya puede Correa y su combo estar presentando la posible demanda ante cortes internacionales en contra del Estado ecuatoriano; aunque uno de esos argumentos me parece demasiado pueril al considerar que por la velocidad con la que se llevó a cabo el proceso, tenga un «componente político innegable». (No olvidemos al juez «Flash» Paredes en contra del diario El Universo: no tardó ni 24 horas en dictar sentencia). Humildemente pienso que no pueden haberse equivocado en la condena alrededor de 10 jueces y no solo la Sra. Fiscal. Y otra preguntita al Sr. abogado (casi digo «aguafiestas»): Si existió el delito, cómo pueden ganar los reclamantes ante una corte internacional? (Solo opina mi sentido común, ignoro las leyes).

  10. Sr. Flores sus análisis son muy sesudos y puede tener razón desde el puntos de vista legal, pero por lo menos déjenos disfrutar esta sentencia, los ecuatorianos nos merecemos pequeñas alegrías de vez en cuando,conociendo a Correa que es un hombre moralmente enfermo y sus seguidores iguales o peores, se espera casi cualquier cosa de ellos, pero por ahora, voy a tomar mi cerveza calmadamente, disfrutando cada sorbo.

  11. EL ANALISIS ESTA BIEN ELABORADO PERO NO DEJEMOS DE RECONOCER QUE ERA HORA QUE LOS GOBERNANTES DE LA DECADA PASADA QUEDEN SIN SER SANCIONADOS POR SU FORMA DE PROCEDER Y DE CASTIGAR AL PUEBLO ECUATORIANO Y EN ESPERA QUE LAS CORTES INTERNACIONALES NO INTERVENGAN EN ESTE RESULTADO, DEBEMOS DEJAR CONSTANCIA A LOS LIDRES SALIENTES QUE ELLOS TAMBIEN DEBEN SER JUZGADOS YA QUE HAN PERMITIDO QUE EXISTA MAS CORRUPCION EN EL PAIS.

  12. Veamos si entendimos bien:

    – Hay fallas en la instrucción fiscal; la fiscalía acusa de un delito equivocado…
    – Los jueces corrigen lo actuado por la fiscalía, inclusive cambian el delito del que se les acusa…
    – No se comprueba la culpabilidad de los acusados principales…
    – La corte de casación juzga «en bloque» a los acusados…
    – Debido a esos errores de proceso, el analista jurídico advierte que el Estado ecuatoriano puede ser sancionado por entidades internacionales…

    ¿Y estamos todos felices, aplaudiendo el trabajo de la Justicia?

    Más parece que el Ecuador ha vuelto a caer en los mismos vicios de la vieja partidocracia y de Correa: usar descaradamente a la Justicia para fines políticos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ni una menos

El pasado 25 de noviembre se conmemoró el Día
×
Ir Arriba