Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los demócratas son rehenes del correísmo

en Conexiones4P/Elenfoque por

La calificación del binomio de Rafael Correa puso de manifiesto, otra vez, el enorme malentendido que sigue habiendo en el país, a pesar de lo que vivió en la década correísta. Correa no solo hurtó las banderas añejas de la izquierda tradicional: también se robó los principios básicos de la democracia que él violó estando en el poder.

En nombre de la democracia, él y los suyos pidieron ser calificados por el CNE a pesar de no cumplir con los requisitos necesarios para ejercer ese derecho. La paradoja de la democracia así entendida -una suma de derechos sin deberes como contraparte- convierte a los correístas en los verdaderos demócratas. Y a los demócratas en enemigos y enterradores de sus convicciones.

Así son las cuentas: diez años estuvieron en el poder como portadores de una sola verdad e inquisidores de tiempo completo: pero resulta que ahora se presentan como apóstoles de las libertades, más liberales que los propios libertarios.
Diez años produjeron opacidad y corrupción. Y ahora dan lecciones de ética pública y de transparencia. Diez años manipularon la información, forjaron uno de los ejércitos digitales más perversos que existen en América Latina y ahora, que lo mantienen activado, piden hacer una campaña limpia. Andrés Arauz se parece a su mentor: sufre de psicología proyectiva.

El correísmo, que ya dividió la sociedad en buenos de un lado (ellos) y protervos del otro (el resto), pretende seguir encarnando supuestos valores: decirse de izquierda, progresistas, demócratas, transparentes, éticos, defensores de los pobres, patriotas, amigos de las minorías, promotores de los derechos de las mujeres, ecológicos… Y al atribuírselos, exhiben, otra vez, esa superioridad moral que, en un su caso, es sinónimo de despotismo; una de las características que los singulariza.

El correísmo es, entonces, el resultado de esta suma: el imaginario más decrépito de la vieja izquierda, sus lemas, las falacias del Socialismo del Siglo XXI y su enorme aparato de propaganda y persecución digital. Esa suma no es democrática ni ética. El correísmo no es, entonces, una opción política alternativa en democracia; es la negación de la democracia por deficiente que parezca.

Por eso el debate vital y necesario para el Ecuador no está -y esto desde hace lustro- entre izquierda y derecha. Porque si lo fuera, aquellos que se reclaman de izquierda tendrían que admitir que su modelo incluye alzarse con el poder y no devolverlo, usar la violencia contra sus críticos, robar a manos llenas, quebrar al país como hizo el chavismo en Venezuela, administrar con total opacidad la cosa pública, ser cínicos sin límite alguno y declararse impunes.

La izquierda tradicional dice querer desvincularse del correísmo pero no lo ha hecho. Lo ha intentado sin evitar la coartada de afirmar que sus premisas siguen siendo actuales y válidas pero que Correa las traicionó. La izquierda no ha remediado el error que cometió al entregar sus banderas, su ideario y su espacio político al correísmo y hoy apostar por aquellos que reclaman para sí esas banderas: Leónidas Iza y sus amigos mariateguistas.

La derecha democrática a su vez ha contribuido a ubicar al correísmo como el mayor elector del proceso electoral: lo mantiene como interlocutor democrático cuando es, en realidad, un adversario confeso y hostil del régimen republicano. Creer que él es una expresión más del populismo criollo es una ceguera conceptual y política. Correa juega hoy con las grandes ligas del autoritarismo y la dictadura en la era de Instagram, de las cuales Vladimir Putin funge como gran jefe de orquesta. Correa no es una curiosidad más del circo político nacional: es un actor de un juego geopolítico mundial que no hace parte, no todavía, de la conversación nacional.

El dilema político contemporáneo está dándose entre demócratas y partidarios del autoritarismo con tintes patrioteros o étnicos. Pero al correísmo le conviene limitarlo al debate entre izquierda y derecha. Eso le permite presentarse como un polo de la alternancia democrática cuando lo que hace es usar la democracia, por patoja que esté, para acabar con ella.

Foto: El Ciudadano

16 Comments

  1. Piden hacer una campaña limpia. ¿Después de la caída y limpia que se «fue haciendo» su gran titiritero o para que no le recuerden al pueblo sus «hazañas»? Aparecen exultantes en toda foto; ¿será por el dedo que señalan o porque ya está todo dicho? Algo huele mal en Chistetán. Y los candidatos demócratas no protestan (con excepción de uno) sobre todo por el «reemplazo» del candidato vicepresidencial inexistente; seguramente piensan ganarles en las urnas. ¿Cuáles o cuándo? Eso es lo que no se sabe. Esperen no más.

  2. José, todos conocemos que las instituciones del Estado han permanecido, casi por3 lustros, secuestradas por las hordas corruptas robolucionarias del siglo XXI, aliados con los tradicionales socialistas e izquierda ecuatoriana en general, inclusive desde luego en este gobierno cuántico; ante esta realidad, lo sucedido con la resolución del famoso CNE, y la sumisa Atamaint a la cabeza, lo que hace, es refrendar favorablemente la participación del binomio borrego, sin ningún impedimento, pues estos testaferros políticos del «MejorLadrondelaHistoria», cumplen a rajatabla las consignas del profugo, en su ansiedad de volver al poder, al saqueo y la impunidad.
    Concluyendo, en verdad preocupa, que todos los demás actores políticos serios del país, no atinen una, para frenar definitivamente las ínfulas de estos cleptomanos. Saludos

  3. No me vengan a decir que la aceptación del binomio no fue objeto de arreglo previo. Atamaint cobró por la resolución, se arriesgó a pasarse por sobre el reglamento de el propio CNE, se aseguró con el Tribunal Contencioso Electoral, para evitar que las impugnaciones tengan efecto. Les disculpó todo. El primer binomio, la falta de aceptación presencial de la candidatura, el tiempo reglamentario para rectificar el binomio, la rara e injustificable entrega de una cédula falsa, el fallido trámite interno, por la entrega de documento falso y le otorgó en nombre del Consejo, todos los chances para evitar su des-calificación, que habría significado la pérdida de la coima que seguramente ofrecieron. Araúz estaba enterado hasta de el último detalle de la decisión. Sabía quién era el jurista que estaba preparando el «informe jurídico» , cuál era su precedencia, por qué renunció y al parecer conocía del contenido del informe, pero además puso a prueba a los consejeros de mayoría, mostrándoles los fajos de billetes y escondiéndoles en cada ocasión, primero con el binomio ilegal, segundo con la falta de aceptación, tercero con la inscripción telemática, cuarto con la cédula falsa, quinto con el certificado de votación de su padre. Por todas esas razones, habemos quienes pensamos que esto no puede quedar como hecho consumado, que se debe echar abajo esata aceptación, así sea de conveniencia de Lasso.

  4. SIEMPRE LO HE DICHO , LOS SUPUESTOS REVOLUCIONARIOS , QUE NO SON SINO UNOS PÍCAROS ROBOLUCIONARIOS , APROVECHAN Y ABUSAN DE LA DEMOCRACIA , HASTA HACERSE DEL PODER , POR TODO LO QUE ESA DEMOCRACIA LES FACILITA ; MAS CUANDO LLEGAN AL PODER , SON LOS VICTIMARIOS DE ESTA , Y SE CONVIERTEN EN TIRANOS Y DÉSPOTAS , QUE ARRASAN CON EL ORDEN CONSTITUIDO Y LA INSTITUCIONALIDAD .

  5. Estos 4 años sin rumbo de tumbo en tumbos sin obras, beneficiando al capital destruyendo al país, repartiéndolo cual pastel para garantizar las leyes q no benefician al pueblo, vejandolos quitándole recursos a la educación, salud. Endeudandolo al país. El pueblo no está secuestrado lo q si esta es cansado de lo mismo q sucedía antes del 2007 el reparto, por eso el correismo sigue vivo. La democracia se basa en elegir y dejar participar a todos los actores políticos, las elecciones se ganan o pierden en las urnas.

  6. Socialistas que viven como Capitalistas, que viajan a Miami, a Washington y New York de compras y siempre están hablando en contra del imperio, Izquierdosos que anhelan tener dinero, fama y fortuna sin trabajo y aprovechándose del aparataje del estado para realizar sus transacciones opacas, aprovechándose de gente Ignorante. Que podemos esperar de la izquierda, si esta representada por un personaje que no sabe diferenciar su cedula de la de otra persona. Arauz, es el digno representante del Correísmo, hermano lelo, que representa a títeres alienados, tontos que defienden lo indefendible, defiende al corrupción a su máxima expresión, y que repiten como loros, como ecos de lo que el jefe de la manada repita.

  7. En realidad da tristeza la Patria, que tenemos en el cerebro? Cómo es posible que los Correistas sigan haciendo y deshaciendo a vista gorda de autoridades y pueblo? Acaso nos merecemos esa Pandilla de seudosocialistasdemocratas? Acaso nos merecemos que nos impongan a dos ilustres desconocidos y mamertos como la salvación de la patria?

  8. Comparto en parte su opinión, no se olvide que este binomio sólo se calificaría por el capricho y parcialidad sólo de tres personas: Atamaint y los otros dos monigotes del CNE; si esta gente se apegaria a la misma ley correista del código de la democracia, este par de títeres jamás se calificarían, pero como saben que una vez lanzado el proceso electoral, son INTOCABLES, nadie puede decir ni pio, hagan lo que hagan, eso lo sabe el jefe de ellos, el prontuarido Correa y le está sacando el jugo a esta situación.
    En consecuencia, el futuro de la nación por increíble que parezca, está en manos de tres sirvientes del correismo, así de simple.

  9. El binomio correísta debió ser rechazado por el CNE. Los demócratas somos demasiado comprensivos o demasiado ingenuos. Gran parte de nuestro periodismo demuestra una falta de argumentos desesperante. Hoy en un canal de tv nacional, Arauz dijo lo que se le vino en gana y el periodista entrevistador…. Bien gracias… Ninguna pregunta sobre Venezuela, el foro de Sao Paulo, los correístas corruptos y sentenciados…ufff..

    • Los demócratas no aprendieron nada de los diez años de correismo, no tienen ni la menor idea de lo que está en juego. Los demócratas quieren jugar con todas las reglas, mientras el correismo hará todas las trampas sin el menor escrúpulo

    • ECUATORIANOS vergüenza y lástima deberia darnos si volvemos al nepotismo y latrocinio. Acaso siguen dormidos o son IDÓLATRAS de la sinverguenzeria o quieren vivir como VENEZUELA.
      QUE QUEDE CLARO NO SE LAMENTANTARAN NI LLORARÁN.

      SI AMAMOS A NUESTROS HIJOS
      ENTONCES PIDAMOS SABIDURÍA A NUESTRO DIOS PARA QUE DESPIERTEN DE SU IDOLATRÍA.
      «Ecuador en mi corazón «. Bendiciones.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba