Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los 17 binomios encarnan el esperpento criollo

en Conexiones4P/Elenfoque por

17 binomios inscritos para competir por la Presidencia de la República: es el mayor número de la historia si se coteja lo ocurrido desde el retorno a la democracia. Ejemplos: 6 binomios en 1978; 12 en 1992; 11 en 2002; 13 en 2006; 8 en 2017…

Algunos esperan que el Tribunal Contencioso Electoral, aplicando la ley, disminuya ese número que, lejos de hablar de la buena salud de la democracia, muestra la inmadurez de los actores políticos. Si se juzga por la actitud de ese organismo, que ha restituido partidos que el CNE había eliminado, es poco probable que 2021 deje de ser el año récord de binomios en Ecuador. ¿Qué retrata esta realidad?

  1. Un revoltijo de tribus: 17 binomios muestra un país de clanes estancos incapaces de entender que la política no es, no puede ser, una actividad testimonial: es un ejercicio público que busca cambiar –en los hechos, no en los discursos– la realidad cotidiana de sus conciudadanos. Eso se obtiene consensuando, acordando con las otras vertientes de la tendencia. 17 de binomios muestra que los líderes de las tribus no entienden su papel. Y que allí donde debiera haber candidaturas ganadoras, producto de una suma de esfuerzos, solo hay negación real de oportunidades para el país como resultado de una sobrepoblación de siglas.
  2. Ecuador no es un país: no hay en Ecuador 17 visiones de sociedad y de modelo económico. Ese imposible muestra ceguera y fracaso de los líderes políticos. Si hay 17 binomios significa que la división nacional (la diversidad es otra cosa) es superior a los factores usualmente aceptados: Costa-Sierra. O las cuatro regiones naturales: litoral, interandino, amazónico e insular. Ecuador no es un país: ese concepto no tiene cuerpo ni realidad. Quizá exista conciencia del cantón o de provincia (aunque la fragmentación de las elecciones del 2019 aportaron datos que nutren el escepticismo); no conciencia de país.
  3. Políticos sin sentido presidencial: presidenciable es una característica de la política. Se dice de aquellos actores que adquieren, a lo largo de su trayectoria, volumen político e importancia. La opinión usualmente nota a los presidenciables. En Ecuador eso no es necesario: muchos de los políticos que conforman los binomios se autodeclararon presidenciables mirándose al espejo. No se preguntaron por su trayectoria. Tampoco por el nivel de conocimiento que tiene el país de ellos. O por su grado de preparación para desempeñar el cargo más alto que hay en la administración pública. Muchos de los aspirantes de estos binomios decidieron ser candidatos tras reunirse con sus amigos.
  4. La Presidencia no es lo que es: Carondelet para un político debería ser como los juegos olímpicos para un atleta: la consagración. No aquí. Basta ver la lista de 17 binomios para ubicar el desfase que padecen muchos políticos. Algunos no fueron elegidos en las elecciones seccionales pasadas. Ahora parecen hinchas del teatro del absurdo: no pueden lo menos, pero pueden lo más. Nombres totalmente desconocidos para el gran público que juran que en cuatro meses jugarán el papel de outsider en esta elección. Personajes que no temen al ridículo, pues algunos no llegarán al 1% de votos…
  5. Candidatos sin sentido del poder: muchos de los binomios saben que su porcentaje electoral será muy bajo. ¿Por qué se inscriben? Para salvar una sigla. Pensando en llevar uno de los suyos a la Asamblea. Para vivir 45 días de protagonismo. En esos cálculos de los 17 binomios, quedan por fuera la tendencia, el sentido estratégico del poder y el destino del país. Sin esas consideraciones, la escena política se convierte en un escenario poblado de intereses absolutamente inconexos. La urgencia de sobrevivencia y figuración toma el paso, en ese universo caótico y atronador de 17 binomios, sobre la defensa del régimen democrático.
  6. La experiencia no sirve: 16 binomios, para no incluir al correísmo, prueban que los líderes políticos no aprenden. La fragmentación es la salsa que preparó Rafael Correa para gobernar a sus anchas. Y ahora le sirve para esperar que, con un bajo porcentaje, su binomio pueda estar entre los finalistas. En claro, nadie aprendió y todos favorecen, sin saberlo o sin decirlo, la estrategia del condenado de Bélgica. A eso también conduce el esperpento criollo que con tanto ahínco encarna la retahíla de binomios.

    Foto Teleamazonas

15 Comments

  1. De acuerdo a lo leído, es algo sumamente indignante al ver que un poco que se dicen ser Políticos se quieren adueñar del país, 16 binomios es algo fuera de lo común se lanzan a la candidatura sin ser preparados, sin un poco de criterio, claro ejemplo esta Lenin Moreno, que no es capas de poder expresarse frente a su pueblo si no existe un texto, siempre ha quedado en ridículo a nivel nacional y uno como pueblo se queda sorprendido que tenemos a un presidente sin ninguna preparación, y es lo que pasa con estos 17 binomios, muchos de ellos ni si quiera tienen una formación correcta, ni la idea de como se gobierna a un país pero ahí van, como a la final todo su show de campaña no sale de su bolsillo, si no del pueblo no importa. Vivimos en un Ecuador que los que gobiernan el país no tienen ni un poco de ética, y solo ven por sus intereses personales, mas no por sus ciudadanos, este año ha sobrepasado con los actos de corrupción por personas que dicen amar al pueblo antes de ser elegidos.
    Por eso uno como pueblo debemos de aprender a elegir bien a nuestros gobernantes, no elegir por elegir, porque si hacemos lo mismo y olvidamos los actos que comenten estos corruptos y les damos nuestro voto, seguiremos siendo un país tercermundista, debemos de elegir a personas que sean preparadas, que tengan conocimiento, escoger a personas que sean visionarias, y tengan la capacidad de sacar a Ecuador adelante y no a payasos que vienen a querer jugar a ser gobernantes.

  2. La política como lo explica el articulo debería ser un medio por el cual los ciudadanos podamos y debamos cambiar las condiciones de todas las personas, sobre todo de las más vulneradas, y dejar de ser una herramienta que solo favorece a las grandes elites de la nación. Es por ello que los cambios deben empezar desde nosotros como individuos, y trabajar día a día para poder mejorar la situación, rechazar la corrupción y buscar siempre las mejores decisiones y acuerdos que beneficien al pueblo y al progreso de todo el Ecuador, persistentemente buscando ese objetivo como una sola comunidad que quiere avanzar.

  3. Al referirnos de la política del Ecuador debemos dar un punto de vista muy importante que es la corrupción. dentro de nuestro pais observamos mucha corrupción dentro de la «política» – si podemos referirnos de esta forma- lo que hace que muchos participantes de los 17 binomios sean un chiste o una descaradez para la gente y su pueblo. No solamente con el echo de que personas que no están preparados para dichos puestos sino también contar que son demasiados candidatos para un pequeño pais como lo es Ecuador, nos da una visión de desconfianza política sobre dichos candidatos y como dicen por ahí vulgarmente «toca ver el menos peor», lo que nos lleva a un disgusto hacia la política y no solo eso sino a la elección irresponsable de los representantes que vamos a tener por los próximos 4 años.
    La conciencia de clase nos podría mucho orientar dentro de la decisión de nuestro voto y no olvidar el pasado de dichos políticos que han tenido a lo largo de nuestra historia, porque en la circunstancia que nos encontramos debemos ser sabios al elegir nuestro representante, y crear conciencia hacia los mas jóvenes, conciencia con respecto a la orientación política de nuestro entorno para desde una edad concisa lograr un cambio desde la generaciones menores.

  4. Una verdadera verguenza ver a 16 binomios presidenciales que con 2 o 3 honrosas excepciones no reresentan a nadie, se lanzan a una aventura en busca de poder sin el menor recato, haciendo el ridiculo, con el único propósito de buscar una oportunidad de saciar sus propios intereses o simplemente sembrar el caos, seguir en la misma corruptela que ha caausado tanto daño al país como es el caso del binomio del correato cuya calificación con la complicidad de la presidenta del CNE es un verdadero atentado a la Constitución .
    Que cantinflesco será ver un debate entre el señor Arauz y el señor Yaku Pérez, hablando de temas económicos, al primero ya se le vió en una entrevista en un canal de televisión, cuyos criterios expuestos sin lugar a dudas demostraron su total incapacidad para presentar un plan de gobierno algo coherente.

  5. Ya no sé si lo que siento es rabia o pena por mi País. Un pueblo que no aprende, que no comprende, que no entiende, que esos individuos que se dicen políticos, algunos, no son sino delincuentes disfrazados de politiqueros, que quieren vivir exprimiendo los pocos recursos que los antecesores en este negocio van dejando.
    Si la cantidad de candidotes a presidente asusta, muchos, salvo pocas excepciones, de los aspirantes a asambleístas, provocan indignación, coraje, asco; lo hacen por buscar impunidad; lo hacen porque se prestan como tontos útiles para mantener -partidos- que permiten que unos pocos vivísimos hagan de esta, la pobre política ecuatoriana, su forma de vida; o, simplemente lo hacen, porque no saben lo que hacen; ni que es legislar, ni que es fiscalizar, ni nada, lo hacen para ver que pasa, por curiosidad, por morbo y como todo es gratis, lo hacen por no tener que hacer. Por eso, cada vez más, pienso que algo en la materia prima, de los ecuatorianos, está fallando y seguirá peor si no nos educamos y educamos a los nuestros en valores y principios. Que pena por mi Ecuador.

  6. Muy de acuerdo con su opinión, Sr. Hernández. Si se pudiese quitar el dinero para que tanto politiquero haga campaña gratis, a expensas del pueblo al que dicen representar, estoy segura que se eliminarían aquellos que saben de antemano que no tendrán ni el 1% de votos.

  7. Yo conozco un canditato evangelico que con el dinero que le dio el gobierno compro un caseron que arrendaba para su iglesia. Quiere decir que muchos se inscriben para tener beneficio economico que no utilizan como deberian hacerlo si no que va para su bolsillo.

    Mientras exista esta ayuda economica siempre abra avivatos que va solo por recibir el dinero del estado

  8. ESTOS DIECISIETE BINOMIOS GRAFICAN LA PRESENCIA DE GRUPOS CON UNA CONSIGNA POLITIQUERA: DIVIDIR AÚN MÁS EL VOTO DEL PUEBLO.ESA PRESENCIA ABULTADA Y GROTESCA DE PRESIDENCIABLES NOS PRESENTA ANTE EL MUNDO COMO UNA NACIÓN FRACCIONADA, CON PÉRDIDA DE IDENTIDAD NACIONAL QUE HA SIDO CONSTRUIDA POR CATORCE AÑOS DE CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD. ES POR LO TANTO IMPERATIVO MORAL VOTAR CON CON-CIENCIA MORAL Y CÍVICA.

  9. Partidos o movimientos politicos con nombre de yogurt, sin Ideología y candidatos sin Partidos, convierte a estas elecciones en Ecuador en un sainete … por cierto con varios payasos.

    Hasta cuándo Ecuador!, no hay aprendizaje

  10. Los candidatos no tienen sentido del ridículo, pero lo más probable es que tengan el sentido del riesgo económico. Si el CNE dispusiera que todo candidato, no el partido político, sino el candidato de manera personal, en caso de no alcanzar un número determinado de votos, debiera reembolsar lo invertido en publicidad, muy poco se prestarían al papelón de presentarse para un cargo para el que no están preparados. Claro que en cuanto a preparación, ninguno da la talla.

  11. Banana republic, insignificant country, como lo dijo Assange.

    ! Ya, que chucha !, es hora de tener un presidente con criterio, más bien dicho, escoger los políticos que tengan capacidad y valor para sacar del tercermundismo al país.

    Basta de vividores, ladrones políticos, ahora hasta el Bucaram, quien de demente no tiene nada, pero todo de ladron, está inscrito para las elecciones, dejemos de ser pendejos, cojudos, ignorantes, como podemos olvidar todos los males que está gentuza ha causado a Ecuador.

    Sin duda, Ecuador no es un país que se muere de hambre, caso contrario no existiría interés de muchos de estos ladrones políticos en continuar con la pelea, es hora de suprimir TODA AYUDA ECONÓMICA PARA LAS ELECCIONES.

    JUBILADOS, PROFESORES, MÉDICOS, DESPUÉS DE EJERCER SUS RESPECTIVAS OBLIGACIONES PIDEN COMO LIMOSNA SUS SALARIOS, MÁS ESTOS VIVIDORES POLÍTICOS LAS OBTIENEN POR DERECHO. SOLO EN UN PAÍS IGNORANTE.

  12. Un presidenciable debe ser aquel político que debe verdad hizo de su vida una oportunidad para servir a los demás; haya hecho algún aporte significativo para engrandecimiento del país o al menos, demostrado preocupación o aportado con ideas para vencer dificultades de las poblaciones. Pero, lastimosamente, hoy tenemos un listado de «ilustres desconocidos» que no se sabe ni cómo dirán ¡pío!, que aparecieron de la nada, nada más y nada menos, que para ser presidente o vicepresidentes de la república ( o por lo menos, para asambleísta). Muchos de ellos atropellan las leyes y reglamentos desde que dan el primer paso: al inscribirse en el CNE,; entonces, denotan que, al mancillarla, la patria les importa un pepino. Se ve que la la toman como agencia de empleos, al pueblo como una tarea de ilusos que pueden tragar ruedas de molino. Y luego, si la suerte ayuda, podrán salir del país con sacos de billetes al hombro. Y bastará con declararse «perseguido político» y el pueblo pedirá que le dejen volver, y el ciclo se repite, ¡y así…!

  13. Si tanto politiquero de pacotilla de verdad quisieran el bienestar del Ecuador, en lugar de hacer el ridiculo lanzandose de candidatos debieron unirse tras el representante mas capaz y experimentado y darle su apoyo incondicional. Lamentablemente en Ecuador los aprovechados y oportunistas son siempre igual. Primero piensan en ellos y en figurar y sacar tajada, el bien del pais les importa un comino. Saben que lo unico que estan haciendo es favoreciendo al delincuente profugo de Belgica, pero eso no les importa en lo absoluto. Que pena por nuestro Ecuador. No nos merecemos imbeciles como estos, aspirantes a ser presidentes del Ecuador.

  14. Muy buen análisis,como siempre,de José Hernández.Estoy de acuerdo en que si se elimina el dnero,bajarán los candidatos.Pero esto no se dará porque los políticos se blindan entre ellos.Pregunteen a los asambleístas !!! Por otro lado,se podría escribir una gran historia novelada sobr elos 17 binomios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba