Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Y qué puede hacer Mauricio Pozo?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Richard Martínez renunció al Ministerio de Economía y Finanzas. Las reacciones a su salida muestran lo poco que ha avanzado el país en ese terreno etéreo pero categórico de las ideas. En Ecuador pesa la visión de la vieja izquierda que no es progresista: es mamerta. La izquierda que adora al Estado y odia la empresa privada; ama repartir pero no sabe producir riqueza.

La gestión de Martínez no puede ser analizada por fuera de dos factores objetivos esenciales: el modelo económico que lo precedió y las circunstancias dramáticas en las que tuvo que operar. Ninguno de los dos es evocado por sus detractores. Y eso es lo realmente llamativo porque prueba la negativa que hay en el país para pensar concreto. Muchos actores políticos tienen una enorme facilidad para reemplazar con premisas ideológicas o deseos los imponderables de la realidad. Eso los lleva incluso a pensar que Richard Martínez fue un pésimo funcionario porque, en su visión, pudo pagar salarios y facturas a tiempo, pero simplemente no quiso. No dirán que el correísmo convirtió al Estado en oficina de trabajo para los suyos: dirán que Martínez es un neoliberal deseoso de botar funcionarios. No dirán que el país sin el FMI no tendría ni para los salarios: dirán que el ex ministro es un entreguista que podía abstenerse de hacer ese acuerdo. No dirán que el país está quebrado como resultado de la eterna crisis fiscal, el huracán Correa y el coronavirus: dirán que Martínez era el representante de las cámaras. No dirán que los esfuerzos que se piden en el acuerdo con el FMI (esos u otros) son necesarios con o sin FMI: dirán que ese es un organismo cruel que ama hacer sufrir a los pueblos… El resultado gracioso de todo esto, gracioso si no fuera dramático, es esa serie de demandas ante los jueces, incluso de la Corte Constitucional, para obligar a Martínez a pagar…

Todo aquello y todo lo que se dice en contra del FMI, como si ese organismo fuera el problema económico, muestra que el país no avanza, no aterriza. La vieja izquierda, aliada al correísmo, rehúsa admitir que Chávez y Maduro ya pusieron en práctica sus postulados y, por otro lado, muchos políticos –entre ellos el Partido Social Cristiano– que no aspiran a gobernar, siguen acariciando al electorado en lugar de decirle la verdad. El resultado real de todo esto es crudo y está en los noticieros: el gobierno está pagando salarios y atrasos con el préstamo del FMI.

Ese es el escenario en que se instala como Ministro de Economía y Finanzas Mauricio Pozo. Un escenario que se agrava porque los 7 meses en el cargo estarán atravesados por la campaña electoral y el cambio de gobierno. En ese contexto, se entiende que, apenas nombrado, haya subrayado la continuidad que piensa dar al modelo económico que rompió con el correísmo. Su línea de trabajo está definida por el verbo fortalecer: fortalecer el programa económico. Fortalecer los avances alcanzados. Fortalecer la dolarización.

Hombre de resultados, Mauricio Pozo anunció que se echa al hombro una tarea de pedagogo pues anunció un diálogo nacional alrededor de los temas estructurales que siguen bloqueando al país: poner al día la legislación laboral, dar sostenibilidad a la Seguridad Social –inviable como está– y hacer la reforma tributaria que tendrá que llevar a cabo el próximo gobierno. No es la primera vez que en Ecuador se habla de fortalecer una línea pragmática de pensamiento pues, desde el Conam, creado en 1994, se ha pregonado la necesidad de modernizar al país. Pero en las mal llamadas elites no se han dado la pena, en general, de involucrar a la ciudadanía en ese debate que disputa, en las ideas y en los imaginarios, las líneas gruesas de los modelos democrático y económico con las ideas fracasadas de la vieja izquierda. Que se siguen enseñando hasta en la Universidad Católica.

Mauricio Pozo anunció que, en buena parte, asume esa tarea. Que lo haga en época electoral, con propiedad porque hasta Correa le guardó respeto, con las cifras en la mano y con la urgencia que el momento necesita, puede ser una ventaja. Pensar lo imposible en Ecuador es una muestra más de confianza necia.

Foto: twitter Lenín Moreno

14 Comments

  1. Pues para ser sinceros las acciones que tuvo el ex Ministro no fueron suficientes y tampoco dieron buenos resultados en las pequeñas partes que actuó como tal, hay que tomar en cuenta también el endeudamiento que sostiene el país y el nuevo ministro a cargo sabe las sobre deudas que se posee, sin embargo todo también tiene una raíz y en este caso es el Correísmo que nos ha ido acompañando estos últimos 10 años.

  2. El ec. Posso debería revisar y corregir el texto de la devolucion inmediata del IVA a los de la tercera edad, pues es una verdadera estupidez que los ancianos vayan personalmente al SRI a registrarse , hacer fila durante horas, cuando cualquier persona sensata sabe que los mayores no deben ni pueden permanecer de pie, ademas de que tienen que ir al baño con frecuencia. Quien redactó esa estupidez merece que lo despidan por ignorante, acaso ignora que la fecha de nacimiento consta en la cedula y que la presentación de la misma es mas que suficiente.

  3. Hay que reconocer que efectivamente el Econ. Martínez no hizo un mal papel durante su gestión, pero la inoperancia del Lcdo. Cuántico y de otros «físicos newtonianos» que pululan en el gobierno obligo a su salida ya que la situación económica del país es realmente casi imposible de cambiar si no se toman de inmediato drásticas medidas que se las debía haber tomado desde el inicio del mandato del inoperante Lcdo. Moreno:
    Echar a los miles de pipones que lo único que hacen es frenar el desarrollo, reducir tantos tramites inútiles y burocráticos que existen en todas las instancias públicas a lo largo y ancho del Ecuador, vender los activos ineficientes que maneja el estado (por ejemplo los 2 aviones presidenciales que hasta le fecha se mantienen para los paseítos de los altos funcionarios del gobierno), repatriar todos los capitales robados por Alibaba Correa y sus 41 ladronzuelos (todos saben dónde están esos capitales pero nadie dice pio. ¿Por qué será?), reducir los sueldos y salarios de los funcionarios públicos a niveles congruentes con la realidad actual del país.
    Y así un sinnúmero de acciones que ya hace mucho tiempo atrás se debían haber tomado y que esperamos el Econ. Pozo tenga la valentía de desarrollarlas a pesar de la gran resistencia que seguro va a encontrar de tanto inútil que como zombies deambulan en el gobierno central, en los provinciales, cantonales, etc.

  4. Le deseamos , como todo ecuatoriano de bien , todo el éxito en su gestión al Ministro Mauricio Pozo , pues su éxito beneficiará al país ; y claro que hay que felicitar la estupenda gestión del ex Ministro Martinez , que como se señala , tuvo que superar la terrible tragedia económica herencia del correato , y la penuria fiscal , agravada por la pandemia . Quienes no la valoran , son los politiqueros de pacotilla , y quienes , siendo los causantes de la tragedia , pretenden con sus acciones , desestabilizar la democracia , y así , pescar a río revuelto .

  5. En estos tiempos en que el populismo le ha convertido a nuestro país en una gran cloaca de lo más asquerosa en la que el robo (material, moral y el más importante el espiritual) del que nos enteramos ayer es rebasado por el de hoy y éste por el mañana y así sucesivamente, en que es muy difícil tener una esperanza cierta de que gobierne nuestro país gente simplemente buena, decente, idónea…… qué reconfortante ha sido tener como MINISTRO, con mayúsculas, a un hombre bueno, decente, coherente, idóneo, serio, valiente, intelectualmente brillante ,muy eficiente, sin aspavientos ni afán de figuración…..
    Muchísimas gracias SEñOR , con mayúsculas , Richard Martínez tenga toda la suerte que se merece.

  6. R. Martinez hizo un buen trabajo como ministro al final de su gestion. Hace 12 meses no pudo mostrar cifras para mostrar a los tirapiedras irracionales (incluyendo el candidato Perez, cuya deuda algun rato debe pagar) que el pais no puede seguir con el nivel de derroche que tiene y es lo unico que puedo reprochar. Del resto, hay que reconocer que hizo lo que se hace en una casa: Pagar deudas para tener credibilidad. Donde estariamos este rato si no fuera por los creditos del FMI?

    Al Econ. Pozo solo hay que admirar su disposicion a asumir una funcion tan delicada y compleja. Ojala consiga entenderse con los politicos actuales, cuya preparacion academica y humana (en promedio), lamentablemente, no les permite entender que nuestro pais anda muy mal al ritmo que a los «izquierdistas» les encanta: Que el Estado debe dar todo. Pero no tienen ni idea de como producir nada util.

  7. Pues muchos se acostumbraron a la buena vida creada por el «Felino de América»: hinchó de «pipones» el Estado; hasta en el IESS, que no es del Estado sino de los afiliados, metió sobre 40 mil, (por lo que está al borde de desaparecer) y hasta fue a regalar casas por Cuba. El autodenominado «gran felino», de la misma tara mental que muchos candidatos hoy exhiben, sí sabía cómo hacer el milagro para gastar a manos llenas: gozó de los más grandes ingresos petroleros, de los impuestos más altos que los de petróleo, se gastó fondos del IESS, de la reserva de los bancos y hasta los «fonditos» que gobiernos anteriores guardaban para medidas emergentes, y, como le faltaba para el gran derroche, endeudó al país por unos 70 mil milloncitos. Y los inconscientes creen que con meter juicios al gobierno para que le den sus asignaciones, la plata por bravos les va a caer del cielo, y creen también que el «Gran Felino» abolió el «chuchaqui». Si aman a la patria, conversen. Ojalá que el Ec. Pozo pueda, con su experiencia y prestigio, corregir en algo las arcas del país.

  8. No se qué pueda hacer Mauricio Pozo en ocho meses, si en cuatro años no existió voluntad política para atacar el problema macro-Económico con prolijidad. Ningún economista considera que el problema de la economía del País está des-configurada, es falsa y distorsionada. Por qué nunca se hizo conciencia que el dólar fue devaluado en un 45% en diez años, porque quienes manejaban la economía o eran muy ignorantes, o lo hicieron para causar este enorme daño. Pero han disminuido el tamaño del Estado como un elefante en cristalería, destruyendo la economía de los hogares de los despedidos y sumiéndolos en la desesperación. Algunos, como Augusto de la Torre, propusieron reiniciar de Cero, al sistema dolarizado, pero no saben cómo hacerlo. El nuevo ministro de Energía, en lugar de poner rumbo a las empresas estatales, está creando competencia privada, para exterminar con lo poco que hay; A TAME le borraron del mapa, sin considerar alternativas; A las Hidroeléctricas las pusieron en manos de un «Asesor» que buscaba negociar su comisión por la venta, en vez de titularizar parte de sus acciones; No hay conciencia que el País no tenía capacidad económica para realizar tanto crédito ni tanta inversión. La misión de Moreno era sentar las bases para coregir las anomalías, pero se negó a hacerlo. Ahora, la suerte ya está echada y el país, con el crédito adeudado, no tiene fondos para su pago, ahora, ni luego de diez años. No entiendo como el FMI entrega créditos que sabe que no vamos a poder cumplir, mientras China mantendrá embargado nuestro petróleo, ad- infinitum!

  9. Escuchaba detenidamente las declaraciones del flamante ministro de Economía Ec Mauricio Pozo que decia: El Ecuador esta’ obeso y que muchos críticos se preocupan por el grupo de pipones y no por los 5 millones que estan en la desocupacion.Recordemos que el gobierno anterior se convirtio’ en oficina de empleos y no importaba la calidad, porque habia inmensa cantidad de dinero que podian derrochar. Ecuador es un pais caro para vivir y caro para exportar,entonces hay que enfocarse en bajar los costos de producción.Queremos atraer inversión extranjera y nacional es necesario seguridad jurídica y eliminar tramitologia. La invitación al diálogo que hace el Ec Pozo es fundamental para sacar adelante al Pais del estado de coma.

    • Según varias investigaciones recientes, la famosa inversión extranjera consiste en su gran mayoría de capital especulativo, muy poco generando valores reales en realidad. Mejor fortalecemos los mercados internos y regionales, al menos si se trataría de bajar la dependencia y fluctuación económica.

  10. Muy buen análisis, quizá Matínez debió terminar ya que estaba totalmente contagiado con la mala gestión de Moreno y su corrupción, así como el licenciado a estas alturas no perdía mucho más que los pocos puntos que le quedan de aceptación tomando las medidas duras pero necesarias que se requieren; así podían irse al exterior junto a los corruptos de esta administración al finalizarla y ponerse a buen recaudo como seguramente lo están pensando el Lic, Romo y otros.
    Con el Econ. Pozo es más complicado porque tiene otro nivel de popularidad y criterio, habrá que ver si está dispuesto a sacrificar su imagen, o quizá aprovechando de los 6000 millones de deuda, malgastarla como lo ha hecho Moreno en regalitos que lo hagan ver como generoso.

  11. «Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera».
    Martinez lo que hizo es conseguir oxigeno, que nos viene de afuera, para poder sobrevivir, al igual que el cuerpo humano. Pero nosotros también dependemos de la sangre que nuestro cuerpo genera. El Ecuador adolece del equivalente de sangre a lo interno. Necesitamos movilizar nuestro sistema de producción, en especial agropecuaria de ciclo corto. Que tal, un sistema bimonetario; con la moneda dura del dolar (oxígeno) y una moneda propia de soporte a lo interno (sangre). La segunda seria soporte para obtener la primera. Sería también limitada, en tiempo y espacio, de acuerdo a la vida del proyecto a financiar.

  12. Al economista Mauricio Pozo un gran profesional conocedor de la materia. lo considero como un hombre valiente al hacerse cargo del ministerio, más complicado que tiene el estado,en un momento de crisis económica y social con un país en la quiebra. que gracias a la gestión del ministro saliente logró concretar créditos otorgados por el FMI ,hoy tiene por lo menos para pagar sueldos y facturas atrasadas. Al exministro Martínez ya le tenían amenazado con un juicio político. ojala que el diálogo,que el economista Pozo le proponga al país no se convierta en un diálogo de sordos ya que lastimosamente nuestros políticos ;inconscientes,sin preparación, que velan solamente por sus intereses personales y de partido lo único que les interesa es llegar al poder para saquearlo . el pueblo «SABIO» como ellos lo llaman es el que sufre las consecuencias. Ese pueblo «SABIO» que no quiere ver que el verdadero culpable de la crisis social y económica que hoy estamos sufriendo es el CORREISMO. El candidato de Correa. le ha escrito una carta al FMI pidiendo que no le otorgue más préstamos al Ecuador. Según él no hacen falta. Este sinverguenza ignorante le propone al país repatriar treinta mil millones que tienen los depositantes ecuatorianos fuera del país;en otras palabras los dineros privados ban a ser del estado.vienen por más.

    • Este Macondo de realidades inventadas por nuestros politiqueros es lo q nos llevó a elegir a Correa. No son casi tres lustros de atraca país lo q nos han postrado, ha Sido la suma de nuestro canibalismo político desde entrada la democracia. Que podemos esperar de los social cristianos grandes opositores a todo. Recordemos su posición en el referéndum del 78. Que podemos esperar del candidato de Correa, acaso olvidamos q atraca pais pese a vociferar de los fonditos dilapido esos recursos a la primera. Quien hizo ese fondo el nuevo ministro. Realmente que pobreza humana de nuestra clase política y su realismo mágico perverso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba