Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Pozo: Quiero entregar un país caminando

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Siete meses faltan para que concluya el mandato de Lenin Moreno y, aparentemente, no hay campo de acción para un nuevo ministro de Finanzas: justo ahí llega Mauricio Pozo. ¿Qué puede hacer en este tiempo? Sobre este tema 4P. conversó con él. Aquí la entrevista.

Faltan apenas siete meses para que acabe el gobierno que ya no tiene músculo político. Además, el ambiente es electoral, hay oposición de algunos sectores al acuerdo con el FMI y al aumento al IVA… en condiciones tan adversas, ¿por qué aceptó ser Ministro de Economía y Finanzas?
Si revisa la historia va a ver que los gobiernos, normalmente al final de los períodos, se desordenan. Empiezan a gastar lo que no tienen, desajustan las cuentas públicas y entregan las economías muy complicadas y los gobiernos que se inician les toca tomar ciertos tipos de correctivos. El Ecuador ha vivido una época tan difícil y este año 2020 va a ser el de la peor crisis de toda la historia de la economía. En lo personal, no quería que esto sufra un revés más del que ya tiene. Diría, que la situación me empujó a aceptar porque sentí, aunque suene un poco lírico, una responsabilidad patriótica y ciudadana de poder aportar en lo que más pueda para que, en los meses que quedan, entregar un país caminando, con una economía operativa e iniciar algunos procesos que sí se pueden hacer en este tiempo.

Es obvio que con su nombramiento el mensaje hacia fuera es bueno porque hay continuidad y usted es considerado en el campo económico. Pero ¿cuáles son, por fuera de fortalecer la dolarización, las cosas reales que piensa hacer para entregar la economía, en estas circunstancias, en mejores condiciones?
En este momento tenemos un programa acordado con el FMI que es un resultado del apoyo político que el gobierno recibió por parte del Fondo y también de los EEUU que tiene un peso importante en el directorio del FMI y ayudó a que se pueda suscribir un convenio. ¿Y eso qué significa? Que como existe el antecedente de que el anterior convenio se suspendió en diciembre pasado y se acerca un período electoral era necesario preservar el financiamiento que tiene este convenio para poder apuntalar el proceso del programa y de la propia dolarización. Dicho en otras palabras, si no hay una conducción ordenada se podría perder el acuerdo y eso ubicaría al país en una situación muy difícil; peor en una época electoral. Entonces si me pregunta, uno de los temas que hay que hacer es perseverar y alcanzar las metas del programa. Y para eso se requiere tener una economía ordenada y mantener las cuentas públicas con la trayectoria que deben tener para alcanzar las metas y poder recibir los desembolsos.

El ambiente que hay ante ese acuerdo es contrario, incluso por parte del Partido Social Cristiano. El gobierno tendría, entre otras cosas, que enviar a la Asamblea la ley anticorrupción y el Código Monetario. ¿Qué metas específicas se propone usted cumplir en estos siete meses?
El convenio establece metas de reducción del déficit fiscal. Este año va a ser el del déficit fiscal más grande que recuerde en la historia reciente: 8,9% del PIB y hay una reducción significativa, de acuerdo al mismo programa, para el próximo año que llega alrededor del 3%. Obviamente que este año se produjeron cosas que no se van a estar presentes en el siguiente: la baja de los ingresos tributarios con la recesión, el impacto de la baja del precio del petróleo… Eso no va a ser parte del próximo año y por eso se puede bajar tanto el desequilibrio. Pero lo que quiero decir es que ese desequilibrio y esa baja requiere del mantenimiento de las metas en materia de gastos, de ingresos y en materia de financiamiento. Y el programa, como está concebido, y por eso hice referencia al apoyo de los EEUU en el directorio del Fondo, para que aquellas decisiones que son más espinosas o más difíciles sean ejecutadas por la siguiente administración.
Un gobierno que se inicia siempre tiene más fuerza política que uno que está de salida. Entonces, esto significa para este período, hasta mayo del próximo año: una ley anticorrupción y de transparencia que, por cierto, es poco común que sea parte de un acuerdo de esta naturaleza. hasta vergüenza nos debería dar de que una ley así venga por un acuerdo con un organismo internacional.  En segundo lugar, una ley que incorpora algunos elementos del manejo financiero del Estado, pero una pieza importante de eso es iniciar un proceso de independencia del Banco Central. Es decir que el Banco recupere lo que fue en el pasado la independencia de los gobiernos y para eso hay que ampararse en una reforma legal. Y voy a estimular así mismo, una Ley de Mercado de Valores que facilite y transparente las operaciones, más aún con los problemas que se han presentado en los últimos meses. Esos elementos, sin ser fáciles, son más  viables de aprobar hasta el término del periodo.

¿Eso está dentro del Código Monetario?
Correcto. Ahora bien, para los temas más espinosos, como son una reforma tributaria, una reforma laboral y una reforma a la Seguridad Social, ya lo dije públicamente, pienso armar un diálogo nacional. La idea es trabajar esos temas sobre blanco y negro y los vamos a desarrollar con asesoría internacional y con algunos técnicos de acá, de tal suerte de tener un borrador que, de alguna manera, aglutine, puntos de coincidencia de los distintos sectores sobre esos temas.

La experiencia muestra que todos los gobiernos hablan de diálogo y eso termina en cero. Lenín Moreno en eso es campeón: llamó a mesas de diálogo, igual que Otto Sonnenholzner, y todo eso quedó en actas. ¿Cómo entiende la convocatoria y el desarrollo de ese diálogo para que produzca algún efecto en un momento adverso porque el país está en campaña electoral?
Son tres reformas que le menciono. En el ámbito tributaria ya está causando preocupación un eventual aumento del IVA. La reforma tributaria que este país necesita es una reforma integral. No soy amigo del cambio de un impuesto o de otro sino de un cambio comprensivo, un cambio integral. Y ahí sí el día de mañana, por ejemplo, podemos conseguir una reducción de gasto que no deje espacio para un aumento impositivo, pues puede ser una vía. Si mañana logramos bajar el impuesto a la renta, eso puede ayudar a aminorar el impacto del IVA. Una reducción gradual pero sostenida del impuesto a la salida de divisas, que ha sido nefasto; una baja moderada de aranceles porque el costo de producción por las importaciones es más alta aquí que en los países vecinos… Lo que quiero decir es que se debe hacer una reforma integral en el ámbito tributario. Y para responder su pregunta: no pienso llamar a un diálogo donde vayan gremios, representantes de la sociedad civil y distintos actores, sin tener un documento. Yo quiero, antes, elaborar un documento, que ya existe avanzado en algunos ámbitos y de algunas de las reformas, para poder discutir sobre un blanco y negro. Esto no es una lluvia de ideas. Vamos a discutir sobre un documento escrito.
Fíjese algo: el próximo gobierno, cualquier que sea, le va a tocar tratar estos temas por varias razones. Si usted le deja por ejemplo, la seguridad social como está, no van a poder pagar pensiones… A cualquier gobierno le va a tocar enfrentar estos temas. Y la única forma de enfrentarlos es con una reforma.

Usted partirá, entonces, de un documento listo que aborde reformas necesarias y que el próximo gobierno, cualquiera que sea, tendrá que hacer. ¿Pero cuál es el mecanismo del diálogo cuando los tiempos electorales pueden prolongarse hasta marzo entrante?
Tengo una ventaja: recién estoy entrando y digamos que estoy fresco. No estuve en este gobierno y tengo buenas relaciones con varios sectores y creo que eso puede facilitar una convocatoria. Es decir que se pueda comprometer para poder avanzar. No le digo que se va a terminar el proyecto y va quedar listo solo para que firmen, pero sí creo que se pueda avanzar de manera significativa. El ambiente no es el mejor, pero lo único que sí me queda claro es que todos los participantes de la campaña quieren ganar las elecciones. Y si todos quieren eso, todos van a necesitar alguna base para tomar decisiones si llegan a ganar las elecciones. Y una de las cosas que van a tener que hacer son estas reformas. Entonces ¿qué más pueden querer ellos que, a pesar de la campaña, dar tiempo para este tema. La gente del Fondo ya ha conversado con algunos candidatos y sí están abiertos a participar. Yo al menos estoy amparándome en algunos técnicos de muy buen nivel. Para empezar, con el mismo grupo de consejeros de gobierno y algunos economistas másy apoyo de los multilaterales para presentar documentos que sean técnicamente posibles, con experiencia internacional y sobre esa base trabajar. A mí me parece que hasta por rsponsabilidad van a tener que destinar algun tiempo para poder  avanzar en este proceso.
El otro elemento es que estoy a cargo del ministerio de Economía y de Finanzas. Este ministerio, con la apagadera de incendios que vivimos durante tanto tiempo ha sido más de Finanzas que de Economía. Eso significaque el país no puede darse el lujo de crecer a las tasas que están puestas inclusive en el mismo acuerdo con el FMI. Son tasas que oscilan para los próximos años entre el 1,3% y el 2,3% por año. Si pone eso más los 5 años anteriores que no hemos crecido, más la recesión de este año, vamos a tener una década sin crecimiento económico porque la población crece al 1,5%.

Si hace referencia a esto, es porque tiene alguna idea de hacer más economía y menos finanzas ahora que ya hay por lo menos un acuerdo con el FMI
Tengo que hacer Finanzas y mantener el orden porque sin orden no hay nada. Pero sí tengo algunas propuestas de montos importantes de inversión en determinados sectores. Tengo algunas alternativas externas que están ofreciendo meter plata al país. Estoy buscando proyectos como fue el OCP en 2002-2003. Le dio un impulso de decrecimiento enorme al país. Le doy ejemplos: la autopista Quito-Guayaquil. Ese un proyecto que puede requerir unos $2.000 millones. La prsencia de un banco grande en el Ecuador comprando un banco, puede ser el mismo Pacífico, y metiendole recursos importanates que es nueva liquidez. Liquidez adicional. Usted aglutina tres o cuatro proyectos y mete una especie de turbo a la economía para poder alcanzar tasas de crecimiento mayores. Este es un país pequeño, con relativa poca plata en el mercado interno se puede activar. Y si usted no activa  le sector privado es imposible. El Estado por sí solo no va a lograr eso.
Si esto se acompaña con decisiones de una reducción gradual programada de impuesto a la salida de divisas, con un ordenamiento más bajo del nivel arancelario promedio, son claras señales que van a facilitar el interés en participar en este tipo de proyectos. Además, creo que la recuperación del próximo año nos va ayudar en el sentido de que sí creo que se puede conseguir interesados en algunos proyectos que el mismo gobierno ya ha dicho: el tema de las monetizaciones que en este año son complicadas pero creo que va abrirse el espacio para eso. Hablo de hidroeléctricas, hablo de CNT, hablo del mismo Banco del Pacífico, hablo de las empresas que están cerrando. Pagarán un precio distinto pero el Estado va a tener que irse poco a poco redimensionando. Son pocos meses pero creo que se puede avanzar en esos temas que estoy anotando y dar una viabilidad. No es que voy a resolver todos los problemas hasta mayo pero puedo dejar encaminado el tema.

Foto: Ecuadorcomunicación

Esta entrevista se publicó ayer, 11 de octubre, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

9 Comments

  1. Mauricio Pozo es una gran persona debido a su capacidad técnica, su carácter equilibrado, y su patriotismo de llevar cada situación. Pocas personas saben como llego al lugar donde esta.En un giro inesperado desde la izquierda hacia el centro, Lucio puso toda su confianza en el plan económico de Pozo; re-estableció buenas relaciones con Estados Unidos, con el FMI y con la comunidad internacional. Como resultado, el Ecuador vivió los años de mayor crecimiento económico en la historia contemporánea.El deterioro económico no solo se evidencia en la crisis fiscal, sino en el desempleo masivo, el incremento brutal de la mendicidad, la delincuencia y el crimen organizado.Finalmente esperemos que el aporte del Sr. Pozo se cumpla, y no solo quede en palabras.

  2. Economista Pozo, el poco tiempo que le queda al gobierno, debe ser utilizado primero para canalizar bien los fondos que esta recibiendo el gobierno para que no se distraiga en gasto inutil, sino que ayude a la reactivación de la economía, también se debe dejar las bases (borradores) de las nuevas Leyes sobre Tributación y cobro de impuestos, Código del trabajo, Seguridad Social sostenible y sustentable, disminución Real del tamaño del Estado y sus instituciones, Ley anticorrupción y apoyar para la aprobación de la Ley de extinción de Dominio, si se trabaja en esto Ud. estará contribuyendo con sus conocimientos y experticia en dar una solución a los grandes problemas de nuestro país. A los buenos economistas se les reconoce cuando plantean la solución a mejorar la vida de los ciudadanos con el uso eficiente y eficaz de los de los los recursos escasos en épocas de decrecimiento por corrupción, manejo de la economía y agravada por la pandemia

  3. El Sr. Pozo si quiere hacer un milagro, lo que debería hacer es buscar o hacer crear un mecanismo legal para entrar en un proceso de hacer devolver el dinero robado a los delincuentes de AP. con Correa a la cabeza, a los sinverguenzas de este gobierno del cual es ya parte y a sus coidearios social cristianos.

    Cuentos, el señor conoce como sabemos muchos buenos ecuatorianos, que los políticos han robado por décadas y nadie les ha investigado o pedir cuentas. Generalmente han sido los economistas que han hablado desde sus puestos de ministros de soluciones parches para reconstruir el país y lo peor sin ser los que toman las decisiones.

  4. Es muy válido el análisis del Sr. Pozo sobre la realidad del país frente a esta pandemia, pero si es un motivo de preocupación los intereses estatales de seguir negociando con el FMI, por otra parte la importancia de su aporte es muy cierta, para incrementar la estabilida deconómica del Ecuador es necesario trabajar en el desarrollo del sector privado, pues esto ayudará al cumplimiento de los indicadores que se propongan previos a los ejes de acción. Finalmente esperemos que el aporte del Sr. Pozo se cumpla, y no solo quede en palabras. ¡Muchos éxitos en su gestión!

  5. Esperemos que el nuevo Ministro de Economia y Finanzas deje allanado el camino para el próximo gobierno, de no ser así los indeseables se aprovecharán de la situación y tratarán de derrocar al próximo presidente y pescar a río revuelto con el temor que nos lleven a la desdolarización que sería fatal para la economía de nuestro país.

  6. No haya jóvenes con talento, tal vez mujeres y de menos blancura que serían más aptas para el puesto que estos fósiles del pasado con recetas del pasado?

  7. Todos admiramos a Mauricio Pozo por su capacidad técnica, su carácter equilibrado, y su patriotismo. Pero muy pocos recuerdan como fue que alcanzó ese prestigio.

    Mauricio Pozo fue ministro de finanzas de Lucio Gutiérrez. En un giro inesperado desde la izquierda hacia el centro, Lucio puso toda su confianza en el plan económico de Pozo; re-estableció buenas relaciones con Estados Unidos, con el FMI y con la comunidad internacional. Como resultado, el Ecuador vivió los años de mayor crecimiento económico en la historia contemporánea.

    El problema fue que Lucio estaba atrapado entre las expectativas de los izquierdistas deseosos de expandir el narco-comunismo chavista en América Latina… y la vieja, rancia partidocracia (ID-DP-PSC) que nunca perdonó a ese coronelito amazónico por haberles derrotado limpiamente en las elecciones. Todos esos grupos conspiraron desde el primer día para derrocarle.

    La situación actual es mucho más difícil. El deterioro económico no solo se evidencia en la crisis fiscal, sino en el desempleo masivo, el incremento brutal de la mendicidad, la delincuencia y el crimen organizado. Y el colapso del Estado!! (basta leer el artículo de Bárbara Terán para entender el nivel de incompetencia generalizada)

    Suerte, Economista Pozo!!!

  8. Ec Mauricio Pozo : Ud no solo es Ministro de finanzas sino también Ministro de Economía, es decir no solo debe cuadrarle los balances en las finanzas públicas sino también recordarle que hay más de 5 millones de compatriotas en pobreza y extrema pobreza.Hay que empezar hoy y no mañana, aunque tenga que tomar medidas impopulares pero necesarias.Le sugiero una guerra sin cuartel a la CORRUPCION. Los de a pie,los de poncho, no soportamos que los de cuello blanco nos roben el dinero sin piedad y luego nos impongan impuestos.

  9. Se ve que el economista Mauricio Pozo tiene la película muy clara sobre la situación real de la economia del pais, ojala que pudiera hacer realidad todos los cambios y ajustes necesarios para reactivar nuestra economía. Que verguenza que los EEUU- y el FMI. PRÁCTICAMENTE TENGAN QUE OBLIGARNOS A TENER UNA LEY ; ANTICORRUPCIÓN Y DE TRANSPARENCIA. Es que ellos saben y le han dicho al gobierno ecuatoriano que el 30% de los gastos en la obra pública se ban en corrupción, estos dineros que se roban los políticos del país, nos servirán a corto plazo para cerrar el hueco fiscal . Mis mejores deseos para el flamante ministro de finanzas que todo le salga bien porque si le salen bien las cosas nos va a mejorar la situación a todos. FUERZA, TRABAJO Y PROGRESO VAMOS LUCHANDO POR ESO

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba