Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El metro en estado crítico por negligencia de Yunda

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Aunque no hay una declaratoria oficial, lo cierto es que el proyecto del metro de Quito está en una etapa crítica y con pronóstico reservado. Tan crítica es la situación que hoy el alcalde Jorge Yunda, luego de un año de inacción y desinterés, tuvo que despabilarse y firmó una resolución en la que delega todas sus atribuciones y competencias en el tema de la movilidad de Quito a su vicealcalde Santiago Guarderas. La delegación incluye todos los temas relacionados con el transporte privado, así como el trabajo de las empresas públicas de transporte que incluye la del metro de la ciudad.

La decisión de Yunda se produce luego que su administración ha sido incapaz de hacer lo que debía haber hecho desde que asumió el cargo, según los compromisos adquiridos con los organismos multilaterales que han financiado el proyecto. Que incluían dos temas clave: encontrar una firma jurídica foránea que haga una licitación internacional para entregar la operación a un operador de reconocida trayectoria y definir la política tarifaria para que el proyecto tenga viabilidad económica.

Pues bien, como la administración Yunda no ha hecho sus tareas, se ha llegado a un punto crítico: quedan apenas cinco meses para que la empresa constructora, Acciona, entregue la obra al Municipio sin que hasta ahora exista un operador. Según lo establecido, Acciona entregará la obra finalizada el último día de mayo. ¿Qué va a hacer el Municipio con la obra si no tiene aún quién la opere? ¿Va a contratar a una firma de seguridad para que cuide los dos mil millones de la obra?

Delegación de Yunda a Santiago Guarderas

La negligencia, falta de gestión y opacidad del Municipio de Quito en el tema del Metro se evidenció en una carta que los los representantes de los bancos multilaterales que financian la obra le enviaron a Édison Yánez, gerente de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, EPMMQ, el 1 de octubre.

En la carta los tres representantes piden que se abstenga de hacer una operación pública directa del metro, es decir ya sea a través de una de sus empresas o por una alianza estratégica con una empresa operadora escogida a dedo por la administración municipal. Según el documento, los tres representantes advierten sobre los riesgos de que la entrega de la operación se haga de esa forma pero sostienen que, de llegarse a ese extremo, se debe considerar la contratación de una gerenciadora que debería estar a cargo del proyecto por algunos años hasta que la empresa escogida pueda operar de forma independiente.

Carta de los multilaterales sobre el metro

La otra advertencia que se hace en la carta es la más sintomática de las dudas que esos bancos tienen sobre la opacidad del municipio en el tema:  suspendan cualquier tentativa de contratar a 170 conductores de los trenes del metro, hasta que haya un operador que lo haga. A pesar del tono diplomático que usan, los remitentes ponen en evidencia algo alarmante: que los bancos multilaterales conocen que dentro de la administración municipal se está cocinando una idea que consideran inaceptable: que el Municipio se haría cargo de la operación o que la entregaría a una firma escogida a dedo. Que se mencione la inminente contratación de 170 conductores es un clarísimo indicador de la información que tienen esos organismos sobre las intenciones que hay dentro del Municipio.

Según fuentes que han estado cerca al trabajo de los organismos multinacionales, la carta enviada es un gesto atípico que prueba la gravedad de la situación. Estos organismos casi nunca formulan estas advertencias o llamados de atención por escrito. Prefieren una llamada telefónica o una reunión con los responsables de la obra.  «Incluso pensaría que es una forma de documentar lo que está ocurriendo y de que tienen información sensible», dijo a 4P. un experto.

Lo cierto es que la tardanza de la administración de Yunda en encontrar una firma jurídica internacional, que haga el proceso de licitación de la firma operadora ha hecho que haya sectores que quieran justificar que, por un tema de tiempo, es preferible llegar a una operación pública directa. El camino de la firma jurídica internacional es mucho más largo y eso significa que la puesta en marcha del proyecto se tendría que prorrogar hasta un año más tarde de lo proyectado. 4P. habló con funcionarios de los organismos multilaterales que dijeron que según su entender, es preferible tomarse más tiempo a arriesgarse que la administración sea entregada a un operador poco serio o que no quiera hacerse cargo de los riesgos.

En el Municipio hay ciertos sectores que comparten la alarma de los multilaterales. Uno de ellos es el del Procurador, Dúnker Morales, que ha expresado su oposición a la fórmula de la operación pública directa. En un informe del 9 de agosto, él advirtió al gerente del Metro, Édgar Yánez, de los riesgos legales que acarrearía hacer una operación pública directa del metro e insiste en que se haga la contratación de una firma jurídica internacional para todo el proceso de licitación del operador. Según el Procurador la envergadura y cuantía del proyecto es demasiado grande e importante como para que no se cumplan con los pasos necesarios para el proceso sea transparente y jurídicamente seguro para la ciudad.

Informe del Procurador Dúnker Morales

Desde el día de su posesión, Jorge Yunda sabía que la puesta en marcha del metro de Quito era la obra más grande y trascendente de su mandato y que debía encontrar un operador internacional del mayor prestigio posible mediante un proceso legal, siguiendo las recomendaciones de los financistas. No lo hizo. Tampoco ha articulado una política tarifaria que haga viable al proyecto y recién este jueves el Concejo Metropolitano va a discutir una ordenanza con ese fin.

Yunda no le puso interés ni responsabilidad al tema. Un empleado municipal dijo a 4P. que esto se explica por la personalidad del alcalde: “no se moja el poncho por nada”. Ni siquiera asiste a las reuniones del Directorio de la Empresa Pública del Metro, del cual es presidente y ha preferido tener ahí como delegado al concejal Orlando Núñez, más conocido como cantante del dúo de los Hermanos Núñez que por su capacidad de gestión pública.

El proyecto del metro de Quito, a pesar de ser una de las obras de infraestructura más importantes de la historia de la ciudad, corre el riesgo de irse a pique por la falta de decisión, compromiso e interés de Yunda.

Foto: Metro de Quito

39 Comments

  1. Aparte de un alcalde mentiroso que cuando se descubren sus mentiras hace ver a los demás como culpables para quedar bien él, los quiteños hemos elegido a un alcalde que no puede cumplir con su trabajo de forma responsable debido que nunca estuvo capacitado para gobernar y hacerse responsable de todo un pueblo ya que todo lo que ha hecho es simplemente para su bienestar propio.
    Su objetivo siempre debió ser velar por el bienestar de Quito no de sí mismo, pero solamente “realizo obras” al principio de su mandato haciéndonos pensar que iba ha ser un buen gobernante, pero con el pasar del tiempo fuimos viendo que no tiene capacidad para gobernar a un pueblo.
    El tema de su revocatoria a su mandato me parece una cobardía de su parte y esto nos sirve para que nos demos cuenta que como quiteños hemos elegido a una persona que ante un problema se hace para tras y prefiere que alguien más haga lo que el no pudo hacer, demorando una de las más grandes obras de Quito y que ahora lo piensan atrasar por más tiempo por la irresponsabilidad del alcalde. El Metro de Quito fue una obra donde se invirtió miles de dólares y será un desperdicio retrasar por mucho más tiempo desperdiciando más dinero de lo que ya se invirtió como que Ecuador tuviera de sobra.

  2. Es un proyecto muy grande donde tenían que planificar desde el inicio y ahora saber que tanto dinero esta estancado en una obra que nos beneficiara a los quiteños y no hacen nada.

  3. Facilito se paga el haber elegido un alcalde incompetente y, lo peor, mañoso de la peor calaña, si no fuera por los multilaterales «estico» ya hubiera hecho su agosto con la administración del Metro….-.parafraseando al que se encuentra en la sala de espera del infierno-….»!..y ahoooora, …y ahooora..!… solo queda repetir a los quiteños que eligieron o dejaron que le elijan a esta criatura de los arrabales…

  4. Veamos de donde viene Yunda:
    1. Fue integrante de un grupito de segunda (Sahiro) que hacían música de cuarta.
    2. Se tituló de médico, pero hasta donde sabemos poco o nada ejerció.
    3. Como comunicador presentaba un programita, vulgar, machista y de pobrísimo contenido.
    4. Como asambleísta, pasó sin pena ni gloria, practicamente un cero a la izquierda.
    5. Obtuvo frecuencias de radio y TV (recurso público) con movidas oscuras (testaferros, prestanombres).
    6. Nunca dijo absolútamente nada de los abusos, atropellos y demás errores, fracasos y miserias del correato.
    7. Llegó a la alcaldía con apenas un 20% de los votos.
    8. Dejó que destrozaran la ciudad durante las protestas del año pasado. Seguramente era cómplice y pensaba pescar a río revuelto.
    9. Robo, abuso y corrupción en muchas empresas municipales
    Con Yunda, está claro que las cosas solo pueden empeorar, se nota que ese ser nefasto no tiene ni la más remota idea de lo que significa gobernar una ciudad. Es un pobre tipo de lo peor, sin ética, sin ninguna capacidad más que sacar provecho propio y asaltar el erario público, sin asomo de la más mínima decencia. Por desgracia gracias a la indolencia de los mismos quiteños, este tipejo seguirá haciendo de las suyas.

  5. Que triste que una obra tan costosa y de inmenso beneficio para los quiteños haya quedado en el olvido y sea parte de la ineptitud de este farandulero, pero peor que eso es que como quiteños no despertemos y que 4P tenga que recordarnos a todos cómo nos mal gobiernan a vista y paciencia de todos

  6. Es preferible a estas alturas, esperar un año mas para tener una administración solida y con buenos operadores que elegir a dedo a una opción publica u organizaciones que no están al tanto del tema, donde su único fin va ser generar problemas en este proyecto tan grande como es el metro de Quito.
    Debemos darnos cuenta el tipo de alcalde que tenemos, que en momentos de riesgo lo único que hace es lavarse las manos y botar la responsabilidad a otros.

  7. La falta de interes y responsabilidad no solo con la obra sino con los ciudadanos quiteños por parte del Alcalde Jorge Yunda se ha notado estos ultimos meses, ya que se puede observar la desorganizaciòn que hay en la ciudad , especialmente en el transporte publico, al igual que al encontrar una entidad internacional para el manejo del funcionamiento del Metro de Quito, es preferible extender el tiempo para que no haya falencias, ha entregar una obra mal hecha o en manos de personas que solo quieran lucrar de ello, màs no para ayudar a los ciudadanos, que el objetivo principal debe ser «la satisfaccion de su pueblo» , aparte de tomar en cuenta que es una obra donde se invirtio miles de dolares, que deben ayudar a tener ingresos y no perdidas.

  8. Muchos tenían conocimiento previo a las elecciones de alcalde por la ciudad de quito que el Sr Yunda era una persona que se inmiscuía en el campo de la política por intereses personales y al igual que muchos solo gestionó obras al principio de su mandato como cortina de humo para que la prensa y demás desmintieran lo que ya muchos sabíamos, es una pena que ahora el ocupar un espacio al orden publico se ha convertido en una meta para lucro persona y no para ayudar a quienes debería, es una irresponsabilidad que quienes juran cumplir con sus funciones en beneficio de su ciudadanía no puedan gestionar uno de los proyectos mas grandes que ha tenido la ciudad y que contribuye a uno de los problemas más grandes que a tenido la capital (el tráfico).

  9. El señor Alcalde debió preocuparse por llegar al resultado final de la obra empezada en el periodo anterior por el sr. Rodas, es muy fácil para ellos perder tanto dinero, esto pasa por no saber elegir personas que estén al alcance de la realización y gestión de obras que beneficien en este caso la provincia de Pichincha, los quiteños y ecuatorianos deberíamos reflexionar y saber elegir a nuestros mandatarios para no tener que pasar por estas cosas más adelante, los temas políticos nos competen a todos y de eso depende el futuro de nuestra ciudad.

  10. Desde mi punto de vista la actitud que el alcalde esta tomando es un poco contradictoria con su candidatura ya que si bien es cierto el es la cabeza fundamental de Quito. a revocatoria a su mandato debe ser promovida por todos los ciudadanos, movimientos, etc . por una desicion unánime mas no por si solo. El retraso en la decisión tarifaría y en la operación del Metro, darán una gran pérdida por falta de ingresos, mientras el crédito sigue generando intereses y la deuda sigue aumentando. La tarifa debe ser la que sea sustentable para pagar la inversión y debe además estar segmentada considerando la distancia del viaje ya que se va hacer recorridos grandes de gran distancia en toda la ciudad. El sistema no tiene por qué estar pensando en establecer conexión con la ruta de buses en superficie , ya que todo se lo pensó de una manera subterránea para poder reducir todo lo que es trafico vehicular .Si se quiere iniciar en Marzo 2021, se tiene que entrenar a todo el personal necesario desde este mismo momento pero no llegar con falencias al momento de abrir.

  11. Creo que los quiteños debemos crear un comité de vigilancia del alcalde y del municipio. Los problemas se agravan cada día más sin que hasta ahora se conozca de un plan estructurado del desarrollo y manejo de la ciudad. Tres alcaldes ineptos seguidos han despersonalizado a la ciudad y han creado ciudadanos sin identidad de quiteños.

  12. Qué indignación y que rabia ver como este alcalducho de pacotilla desmantela nuestra ciudad. Pensar que en la construcción del túnel y las estaciones, que es lo más complicado se avanzó bastante rápido, pero llegó el choro Homero y todo se fue al tacho de la basura. Prácticamente serán 2 años más de retraso hasta que ojalá Dios quiera, podamos ver el metro en servicio. Lo triste es que en todo se ve ese abandono y desidia. En el parque Bicentenario no se avanza nada, se supone que hay un plan maestro que se debía seguir, se supone que también se tenían que comprar nuevos troles y buses eléctricos, no he escuchado nada al respecto. En campaña el tal Yunda dijo que se iban a soterrar las marañas de cables en gran parte de la ciudad, de los teleféricos a los valles y barrios altos tampoco he vuelto a escuchar nada. La basura y la mugre continúan siendo un grave problema, cierran los Guagua centros que eran de gran ayuda para las madres y niños de escasos recursos. Nunca jamás había visto este nivel de incompetencia, abandono, corrupción y falta de rumbo en la ciudad, ni hablar de las fechorías que han hecho, y eso solo lo que ha salido a la luz, porque seguramente este Yunda y su combo deben seguir robando de lo lindo.

  13. Es un político de la peor calaña, quien tiene a un concejo Metropolitano entretenido con temas intranscendentes; y, sin ningún problema los deja discutiendo en mitad de las sesiones y se ausenta. No resuelve ni pone en agenda temas importantes como la movilidad, la reestructuración de varias empresas municipales, la planificación de la ciudad, el presupuesto entre otros. Un desastre de alcalde

  14. Aterrador lo que expone descarnadamente el Señor Pallares, una ciudad en manos de un impresentable, uno que dejó en el pasado Octubre, a Quito en manos del más execrable vandalismo, uno que nada hizo ante el último criminal atentado a la capital con el emponchando del tractorcito.
    Es el “ iluminado de la pandemia” , el
    emperadorcillo espanta virus, que decidía los confinamientos, las quedas, las cuarentenas, el que recibía el cargamento de mechas para hisopar a la gente, y cuál juego de pocker acumular “casos” y “rebrotes” , el sujeto que cuando asambleísta, no sabía si ir con papito o con mamita, ese es el más digno representante de aquel lodoso folclore político del Ecuador.
    Ese sujeto es el de la “bioseguridad” el que mandaba a las huestes a agredir a los pobres ambulantes,cuyo único pecado era pretender sobrevivir, a pesar del chiquero político, que ha desbastado esta Urbe.
    Es horrible mirar hasta qué punto se ha llegado en la desverguenza , el cinismo y la gangrena moral, ante la cobarde e inexplicable parsimonia de
    una Sociedad impávida, sin horizontes ni coraje.

  15. El petizo sopenco encargado de mi Cuidad es el fiel reflejo de la hipocresía moral, social y sin dignidad. Un verdadero correista!
    El solo mira por sus propios intereses sin importarle ni un ápice tener que abusar de las arcas municipales, y luego negar todo justificando la ignorancia. Este inepto nunca se mojará el poncho, el cargo le queda muy grande.
    Fuera yunda! fuera!

  16. En pocas palabras, los organismos multilaterales no confían en la administración Yunda para operar el metro, tienen muchas y buenas razones para no confiar en ese sujeto, toda la retahíla de escándalos de corrupción en muchas empresas municipales, aparte de la evidente incapacidad, corrupción y desidia de su desastrosa gestión. Es preocupante, ya que mencionan la posibilidad de que Yunda elija a dedo a un operador, cuando desde siempre estaba contemplado que el metro estuviera a cargo de un operador externo. Lo más seguro es que Yunda y su pandilla tengan planeado meter sus garras y sacar tajada de la operación del metro, el Choromero solo vino a hacer «negocios» en la alcaldía, creyó que se pasaría figureteando, rascándose y pasando de agache como cuando era asambleísta o en sus programuchos de radio y televisión, pero le pillaron en sus robos y se dio cuenta que todo lo que haga como alcalde le genera consecuencias legales, y obvio, eso ya no le gustó. Por eso ahora simplemente está de paquete inútil en la alcaldía. Y para variar los concejales, están de adorno, solo sirven ( y a veces ni para eso) para señalar lo que no se hace o se hace mal y lavarse sus inútiles manitas.

  17. Veremos si publican este comentario.
    Todos sabemos que este Metro será un barril sin fondo de perder plata, si los indigenas casi queman Quito por subirles $ 1 el galón de diesel, son los mismos quiteños quienes quemarán a Yunda y al metro si les quieren cobrar $ 1 el pasaje.
    Basado en un préstamo al 6 %, se requiere $MEDIO MILLON DIARIO para pagar solo los intereses, o sea que el costo de operación será perdida total, se necesitan medio millón de pasajeros pagando $ 2 diarios solo para los intereses. Tomen como ejemplo el tranvía de Cuenca, que no tiene ni la mitad de los pasajeros que dijeron tendría.
    En muchos países el metro deja pérdida, pero son países donde hay plata como Francia, en Chile el costo es más de $ 1.
    Em Guayaquil la metrovía es un híbrido en el cual el municipio solo pagó por las estaciones que son de lo mas cholitas, pero la operación está a cargo de los dueños de los buses, así que tienen que cuidar el centavo si quieren sacar utilidad.

    • ¿Pero que se podía esperar de Yunda? Él es hijo del correato, de ahí sus mañas y miserias. Un sujeto vulgar, ignorante, un pusilánime que no sabe expresarse, cantinflea, miente y engaña, un hombrecillo desagradable que se disfraza de pueblo para victimizarse y evadir sus responsabilidades. Culpa del 20% de quiteños alcahuetes que lo eligieron, pero también del 80% restante y de los políticos que por mezquindad, celo político y vanidad, permitieron que este impresentable y corrupto llegue a la alcaldía.

  18. Más de un año ha tenido el inepto y corrupto de Yunda para finalizar la obra del metro y todo lo necesario para su operación, para mayo del año pasado la obra estaba con un 80 y pico por ciento de avance, pero claro él estaba ocupado robando para él y sus cómplices. Apenas poco más de un año ha transcurrido de su gestión y ya es de largo el peor alcalde que ha visto esta ciudad. El gerente del metro también es responsable de esta desgracia, en todo un año deberían haberle exigido resultados y avances. A estas alturas ya debían haber fijado la tarifa, seleccionado un operador y afinado todos los detalles para la adecuada operación del metro. Pero queda claro que Yunda solo venía a robar, ahora que ya no puede pasar de agache por todos sus escándalos, la ciudad le importa un pepino y no moverá un dedo.

  19. La empresa que sea elegida para administrar el metro de Quito, es la que debe fijar la tarifa, y según esa tarifa el municipio subsidiará lo que le sea factible. Pero no es imposible el funcionamiento del metro, de hecho este sistema funciona bien en Bogotá, Santiago, Lima incluso en Caracas. Se podría utilizar un sistema diferenciado de tarifas, poniendo nombres a los vagones, prestando distintos servicios en cada uno de ellos, es simplemente una idea, de a poco la empresa encargada optimizará el funcionamiento. No dejemos de pugnar, opinar o tomar cualquier acción enmarcada en la legalidad, para el fortalecimiento y crecimiento del sistema metro de Quito, la obra nos pertenece a todos, no es ni de Barrera, ni de Rodas ,ni de Yunda.

  20. Un problema que se veía venir , pues desde la planificación inicial del proyecto , no se consideró la factibilidad económica del mismo . Y ahí las consecuencias , agravadas obviamente por la actitud irresponsable de la administración municipal , incapaz , al menos , de haber iniciado el escogitamiento de la firma internacional para que opere esta faraónica obra . En definitiva Quito y sus ciudadanos , metidos en camisa de once varas .

  21. El señor Guarderas debe tomar posesión inmediata de su cargo, olvidarse que existen Yunda y su combo, contratar la firma legal, suoervisar el concurso internacional y acelerar el arranque de la operación del Metro. Cada dia perdido es un golpe al bolsillo de los quiteños, pues a la inutil administración Yunda solo se le ocurre subirnos los impuestos por obras en el distrito.

  22. Recuerden que èste proyecto fue iniciado por el ineficiente de Mauricio Rodas, lo que inicia mal dificilmente se puede enderezar. Hay que realizar un anàlisis con mayor tecnicidad.

    • En algo si comparto con Ud. es la ineficiencia del ex alcalde Rodas, pero le recuerdo que quién dejó hecho los estudios y el proyecto definitivo fué el ex alcalde Barrera, par de pésimos alcaldes junto con el actual alcalde,
      Saludos

      • No hay punto de comparación, Rodas e incluso Barrera eran buenos alcaldes en comparación al inepto y corrupto Yunda, ellos por lo menos avanzaron en ciertos proyectos, el choromero ni un año y estaba robando en todas las empresas municipales, no hay claridad ni avance real en ningún aspecto. Yunda no es un mal alcalde, es EL PEOR Y MÁS CORRUPTO ALCALDUCHO que desgraciadamente hemos tenido.

    • Se nota su ignorancia, construir un sistema metro es una obra muy compleja, mire Bogotá o Lima ciudades enormes, Bogotá no tiene metro y a Lima le tomó 20 años construir su primera línea y eso que es elevada. Que en un solo período se haya construido casi la totalidad de una línea es una suerte más aún con todos los obstáculos que le pusieron los concejales correístas y el mismísimo Rafico. Aquí el problema es Yunda, que por si no se han enterado, es alcalde desde hace más de un año, y desde entonces solo vemos corrupción, ineptitud y desvergüenza. Alguien capaz, honesto y eficiente le da la cara a los problemas y los resuelve, sino debe hacerse a un lado, pero obviamente el choroHomero es un pobre inútil que solo vino a robar, al no le interesa la ciudad.

  23. Dice el adagio uno ama lo que conoce, en este caso el advenedizo alcalde como no conoce nuestra ciudad no la ama y poco o nada le importa lo que suceda por eso no ha hecho nada sino solo figurar que es lo que hacía en su mundo farandulero que es lo que le gusta

  24. Éste rey Midas chimbador todo lo que toca se vuelve perjudicial para Quito. La revocatoria del mandato tiene que ser ya, porque si esperamos más, acabará de jodernos el alcalde mentiroso.

  25. Eso pasa ..por votar en elecciones por cualquiera..debemos analizar ..
    Presencia
    Estudios
    Experiencia
    Competencias
    Pruebas psicológicas ..como asen a todos para entrar a un trabajo..esperemos que alguien solucione el tema transporte o movilidad…

  26. La inoperancia de Yunda es solo el remate. Este es nada más el primero de los serios dolores de cabeza que traerá este proyecto, que se extenderán por décadas y no tendrán si no dolorosas soluciones.

    El cálculo de la demanda potencial (como suele ocurrir en estos proyectos) fue burdamente sobrestimado con malabares econométricos y premisas insostenibles. A partir de esa demanda inflada se estableció que el único modo que la podría abarcar era un metro (se argumentó que el otro sistema que lo lograría, que lo logra en Bogotá -los buses biarticulados- eran inimplementables en el centro de Quito, y ahora los tenemos circulando).

    Por esas y otras razones la sostenibilidad financiera de la operación del metro es imposible (véase el análisis que hace Abelardo Pachano el 20 de octubre de 2014 en El Comercio, una de cientos de advertencias). Sea pública o privada, la operación necesitará de enormes subsidios que drenarán los presupuestos de otras áreas prioritarias, incluido el transporte en el resto de la ciudad (los propios estudios del metro establecen que este medio abastecerá solo el 15% de los viajes). Ninguna operadora vendrá si no es en condiciones de cero riesgo y onerosas garantías estatales.

    Pero nada de eso importa. El proyecto fue un éxito. Ya cobraron los constructores y sus operarios, que ese fue desde el inicio su razón de ser.

    • Bogotá no es ningún ejemplo a seguir en materia de transporte, una ciudad de 8 millones de habitantes, cuyo eje de transporte son unos buses articulados contaminantes, esa ciudad hace décadas que debería tener varias líneas de metro, pero por desgracia valieron más los intereses politiqueros y de los transportisas y ahora recién van a construír su primera línea, obviamente insuficiente para esa enorme ciudad. Algún día si maduramos como pueblo, deberemos reconocer que Barrera con la planificación del Metro y Rodas con gran parte de la ejecución de la obra hicieron lo correcto llevando adelante esta obra, y que elegir a Yunda fue lo peor que unos pocos e irresponsables ciudadanos pudieron hacer.

  27. Ya resulta proverbial la actitud del alcalde frente a todo lo que tiene importancia en el ámbito de las decisiones y la ciudad parece abandonada. Se ve que el retraso en la decisión tarifaria y en la operación del Metro, generarán pérdida por falta de ingresos, mientras el crédito sigue generando intereses. En cuanto a la tarifa, ya están hablando de subsidios y de integración con la red del transporte público. La tarifa debe ser la que sea sustentable para pagar la inversión y debe además estar segmentada considerando la distancia del viaje. No puede pagar lo mismo quien recorre toda la ciudad, que quien se transporta una o dos paradas. Por otra parte, el sistema no tiene por qué estar pensando en establecer conexión con la ruta de buses en superficie. Finalmente, la operación de al menos dos años, tiene que encargarse a ACCIONA, que es la empresa que más conoce del funcionamiento técnico. Si se quiere iniciar en Marzo 2021, se tiene que entrenar a todo el personal necesario desde este mismo momento. Díganle eso a Santiago Guarderas y verán que mis ideas solucionan hasta la negigencia dele alcalde.

  28. Ya va siendo horita de sacar a este negligente funcionario público del cargo, que lastimosamente le quedó muy grande para su ninguna capacidad de gestión. La revocatoria a su mandato debe ser promovida por todos los ciudadanos, movimientos, colectivos, etc, etc,. que amamos a Quito.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba