Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Hasta cuándo Álvaro Noboa?

en Columnistas/Influencers4P por

El empresario Álvaro Noboa ha anunciado –una vez más– su candidatura a la Presidencia de la República. Sería la sexta vez que Noboa intente llegar a Carondelet. Esta vez el anuncio vino precedido de una declinación de la candidatura en el mes de agosto cuando manifestó que “daba un paso al costado para que se forme una sola fuerza contra el mal”. Presumimos que Noboa entendía que el “mal” está encarnado por Andrés Arauz, candidato designado por Rafael Correa para que lo represente en los comicios de 2021 ante su imposibilidad de ser candidato.

Al parecer Noboa ha cambiado de opinión y ya no considera necesario que “se forme una sola fuerza contra el mal”, sino que ha decidido combatir el mal directamente. Nos debemos cuestionar, sin embargo, si Noboa cuenta con opciones reales de triunfar en esa supuesta batalla o simplemente sería un candidato comparsa como lo fue en las dos últimas elecciones en las que participó.

Lo primero que se debería definir es en qué parte del espectro político se encuentra Noboa para entender qué candidatura podría verse afectada por un potencial trasvase de votos y sus posibilidades reales de acceder a una segunda vuelta. Se especula que Noboa se ubica en la derecha o centro derecha del tablero político, posición que, hasta ahora, ocupa casi en exclusiva Guillermo Lasso producto de la alianza electoral de CREO y el PSC para las elecciones presidenciales de 2021. Sin embargo, si uno escucha las pocas propuestas que Noboa ha esbozado hasta ahora, así como sus intervenciones, principalmente en redes sociales, se puede concluir que intentar etiquetar a un personaje como Noboa dentro de una ideología tradicional es prácticamente imposible. Noboa es uno más de los tantos populistas que han intentado llegar a la Presidencia y que, lamentablemente, en muchos casos lo han conseguido.

Las últimas elecciones en las que participó –en el año 2013– obtuvo un resultado paupérrimo con menos del 4% de los sufragios, lo que certificó su constante disminución de caudal político. Lejos quedaron aquellos momentos en que Noboa llegó a segunda vuelta a disputarle la presidencia a Mahuad, Gutiérrez y Correa perdiendo en los tres casos y cada vez con un margen mayor de diferencia. Muchos hablan de Noboa como el candidato outsider que podría dar la sorpresa en las próximas elecciones. Es bastante curioso, por decir lo menos, que una persona que ha intentado llegar cinco veces a la Presidencia de la República, habiendo fracasado en cada uno de sus intentos, se pueda considerar como un candidato outsider que pueda patear el tablero político. El único motivo por el que Noboa podría ser considerado como un candidato outsider es el hartazgo del pueblo sobre la clase política, debido en gran parte a la incapacidad que ha demostrado para resolver los graves problemas que atraviesa el Ecuador y, por supuesto, a la rampante corrupción que se ha destapado en estos últimos años, que llevaría a los ciudadanos a votar por Noboa por una cuestión de desesperanza y pensando, tal vez, que ya no hay nada más que perder y por qué no dar una oportunidad a una persona que tantas veces ha mostrado su interés en ser Presidente.

Sin embargo, debemos plantearnos si realmente merece la pena votar por un candidato por el simple hecho de que ya no tenemos nada más que perder o debemos analizar si esa persona se encuentra capacitada para ocupar el cargo al que aspira. Noboa siempre ha sido un personaje estrambótico, sin embargo, esa excentricidad se ha acentuado en estos últimos años cuando se dedicó a combatir huracanes, buscar la unificación de Latinoamérica para construir un solo país llamado “América”, o cuando decidió emprender una cruzada para acabar con la pobreza en el mundo. Esa excentricidad, sumada al hecho de estos vaivenes constantes sobre su participación o no en las elecciones presidenciales y la nula capacidad de generar propuestas reales que permitan solucionar los problemas más graves que sufre el país, nos llevan a la conclusión de que, a lo mejor, todavía tenemos mucho más que perder en caso de que Noboa llegue al poder.

Por si fuera poco, Noboa aspiraría a la Presidencia por el movimiento Justicia Social fundado por Jimmy Salazar, cónyuge de Pamela Martínez, condenada por el caso Sobornos, quien en primera instancia había postulado a Fabricio Correa como candidato a la Presidencia. Noboa iría entonces por un movimiento fundado por el esposo de una condenada por corrupción del cual se desconoce su ideología y propuestas. Noboa ya ni siquiera aspira llegar a la Presidencia con movimiento propio sino a través de un movimiento cuyo origen está viciado por indicios de corrupción.

La candidatura de Noboa está en manos del Consejo Nacional Electoral ya que aún no ha sido calificada, pero creo que muchos ecuatorianos empezamos a hacernos la misma pregunta que –según cuenta una leyenda– hizo un Cristo de madera al Padre Manuel Almeida cuando se escapaba del convento para irse de fiesta: ¿hasta cuándo Padre Almeida? En este caso nos preguntamos ¿hasta cuándo Álvaro Noboa? El país no está para bromas.

Ricardo Flores es abogado.

9 Comments

  1. Álvaro Noboa llegará a la presidencia y cambiará todo a el no le interesa robar como a todos esperemos llegue y se asesore bien para manejar la crisis en el país

  2. Quizás alvaro noboa sea la novia que se ilusiona con el novio perfecto casa, carro, viajes, dinero, no soy fanático de alvaro de ninguna partido político donald trump nunca hizo politica en su vida y manejo el pais mas poderoso de la tierra, hemos sido manejados por economistas, abogados, lcdo, y el resultado final es el mismo, una asamblea que administra a su antojo la política de un pais, lasso con los mismo de todo un siempre jovenes y madres solteras y no es claro en su propuesta ni con la ayuda de nebot por que en siempre él plan de nebot es mas plata para los municipios, perez eliminar la cte, el consejo de la judicatura, Larrea eliminar las pruebas ser bachiller, arauz mas impuestos dice que él estado es él que debe mantener a un pais y los ricos pagar mas impuestos, noboa por lo menos me decia que había que hacer para generar empleo, me hablo de las zonas francas, hablo de como de traer la inversión extranjera no soy fanático pero por lo menos cambio el discurso por que el resto sigue con lo mismo de siempre inclusive uno se inscribio con cedula de otro

  3. Excelente amálisis, da pena como los políticos se han denigrado tanto, se nota que Alvaro Noboa nunca tuvo clara su ideología política ni sus valores y principios, su ancia del poder lo ha llevado a pactar con un grupo político cuestionado al aceptar ser candidato por un partido formado con tintes del correísmo ya que la esposa del dueño del partido fue funcionaria del Correa y se la sentenció a prisión en el caso sobornos, se lee en llas redes sociales que ha comprado el partido político si éste sería el caso ha cometido otro error garrafal, los partidos , las ideologías no se compran ni con todo el dinero del mundo, se nota su pobreza en valores, éste señor solamente está contribuyendo a dividir la votación para dar lugar a lo mismo desde hace ya 14 años, que pena , alguna vez me incliné pora votar a su favor pero lo que ha hecho últimamente me ha decepcionado grandemente.

  4. Para que la presencia de Alvarito tenga alguna gracia en estas elecciones, lo mejor sería conseguirle a un buen guitarrista y ponerle en las manos un par de maracas. Capaz que consigue hacer algo de música.

  5. He dado una serie de comentarios por este medio al pensar que todavía hay algo rescatable de seriedad en el país, algunos han sido publicados pero otros «NO» principalmente los relacionados con los políticos Nebot y Lasso, seguramente por los términos drásticos sobre la corrupción y dueños del país.

    En su artículo Señor Flores concuerdo con usted, que no se puede votar por el «NO HAY NADA MÁS QUE PERDER», pero desde mi punto de vista tampoco «POR ALGUIEN HABRÁ QUE VOTAR», actualmente cuál es el candidato rescatable?. Ninguno dice lo que se debe hacer en el país para que inicie un proceso de desarrollo, es decir, un cambio de reestructura de 180° con gente de principios y valores que orienten desde los niños que estén en el vientre de las madres hasta los de la 3ra. edad con educación para todos y evaluados anualmente mínimo un proceso base de 10 años.

    • Qué fácil resulta decir que unos comentarios sí han sido publicados y otros no… Usted no ha sido drástico, Jorge. 4P es drástico, eso no nos asusta. Pero sus groserías para insulta sí. y aquí publicamos comentarios críticos, si llegan, contra todo el mundo. Pero no insultos.

  6. Alvaro Noboa tiene todo un personal capacitado y lleno de liderazgo con el cual puede enfrentarse sin duda alguna, a todos los corruptos que han llevado al país a las ruinas. Tengamos en cuenta que el candidato no ha pasado por ningún supuesto fraude o soborno a menos que, como lo explica el artículo, no aspira llegar a la presidencia con su propio movimiento sino, un partido fundado por Salazar, quién ya esta implicado en caso sobornos.
    Al momento de querer generar conciencia, Noboa debe seguir con su partido político ya que el país no esta para juegos en momentos por los que estamos pasando.

  7. Da pena ver como ese mamarracho de Noboa que no puede leer ni siquiera bien el libreto que le ponen delante, pretenda nuevamente lanzarse para candidato y encima con un movimiento que como usted bien menciona, viciado de indicios de corrupción. Triste la situación de nuestro país donde cualquier hijo de buen vecino cree tener los méritos suficientes para gobernar una nación solo por el hecho de tener dinero u ofrecer demagogia, tal como lo están haciendo en esta elección el sinnúmero de candidatos que como se dice popularmente «no saben ni leer ni escribir» pero se creen el mesías salvador de nuestra patria. Ojala votemos con conciencia y hagamos ganador a alguien que realmente nos saque del subdesarrollo y que principalmente enmiende la constitución para que los candidatos a cualquier dignidad popular tengan mínimo 1 PHD en ciencias políticas o carreras afines para que así no nos gobierne cualquier payaso farandulero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ni una menos

El pasado 25 de noviembre se conmemoró el Día
×
Ir Arriba