Ecuador debe mirarse en el espejo de sus vecinos

en Info por

En estos últimos meses hemos sido testigos de las continuas movilizaciones y conflictos políticos que han surgido en diversos países de Sudamérica cuyos orígenes, sin duda, son diversos, pero que tienen una misma finalidad: mostrar el descontento contra un sistema político o contra un régimen particular que no satisface las necesidades de sus ciudadanos. Las protestas pacíficas dentro de regímenes democráticos resultan normales e incluso saludables pues ponen sobre la mesa cuestiones que deben ser abordadas por los respectivos gobiernos; sin embargo, se ha visto cómo en la mayoría de los países de la región las protestas devienen en violencia organizada que deslegitima cualquier aspiración de los manifestantes por bienintencionada que sea.

En octubre de 2019 los ecuatorianos vivimos con estupor cómo un grupo de ciudadanos, en su mayoría del movimiento indígena, pusieron en jaque al Gobierno de Moreno con el pretexto de protestar contra la eliminación del subsidio a los combustibles. Sin entrar en el fondo de la decisión, resultó evidente que no se trató de una protesta pacífica con reivindicaciones puntuales, sino que fue un claro intento de dar un golpe de Estado. Se procedió al secuestro de militares y policías, a la toma de la Asamblea Nacional, a la quema de la Contraloría General del Estado, a la ruptura de oleoductos, el asalto a haciendas y fábricas; todo ello con la finalidad de causar caos y conseguir el derrocamiento del Gobierno. No cabe duda, asimismo, que hubo participación de personas cercanas al ex presidente Correa, quien, vía redes sociales, azuzaba las manifestaciones y exigía la renuncia de Moreno. Correa pensó que era la oportunidad de acabar con el gobierno que él mismo promovió y poder regresar como salvador de la patria; sin embargo, en aquel momento, Jaime Vargas y Leonidas Iza parecían tener otros planes.

Parecía que las protestas en Ecuador eran algo puntual y específico que afectaba únicamente a este país; sin embargo, al poco tiempo se iniciaron manifestaciones y protestas violentas en Chile, país que se había caracterizado por su estabilidad dentro de la región y cuyos indicadores económicos y sociales se asemejan mucho más a países del primer mundo que a sus vecinos sudamericanos. Las protestas en Chile también tuvieron su origen en una medida puntual, la subida de la tarifa del transporte, pero pronto se convirtió en una reivindicación por un cambio del modelo social y económico. Así como en Ecuador, el presidente Piñera tuvo que dar marcha atrás y capitular ante las exigencias de los manifestantes, pero ni eso fue suficiente para aplacar las protestas. Finalmente, se aceptó convocar un referéndum para que los ciudadanos decidan si querían una nueva Constitución o mantener aquella aprobada durante la sangrienta dictadura de Pinochet. Los chilenos, de forma abrumadora, decidieron cerrar el capítulo de la dictadura y promover una nueva Constitución que será redactada por una especie de Asamblea Constituyente. Esperemos que los chilenos hayan aprendido la lección de sus vecinos y que este no sea el inicio de un proceso que los lleve a un deterioro democrático profundo como el que sufrieron particularmente Venezuela y Ecuador a raíz de sus nuevas Constituciones.

Bolivia, por su parte, también ha tenido un año convulso. En primer lugar, Evo Morales, contraviniendo los resultados del referéndum que él mismo convocó, se presentó a las elecciones e intentó manipularlas para conseguir ganar en primera vuelta. Fueron tan burdos sus intentos que generaron protestas en todo el país y las Fuerzas Armadas le retiraron su apoyo. El Gobierno interino de Añez resultó desastroso y en las últimas elecciones Luis Arce, ex ministro de Economía del gobierno de Morales, resultó claro ganador de las elecciones en primera vuelta. Todos estos sucesos vinieron precedidos de grandes manifestaciones a favor y en contra de Evo Morales que sufrieron fuertes represiones por parte del gobierno interino de Añez. Morales nuevamente está en Bolivia y está por verse si tiene influencia o no en el nuevo gobierno de Arce.

Finalmente, hace pocos días el Congreso peruano, cuya credibilidad y ética está casi a la par de la de nuestra Asamblea Nacional, destituyó al presidente Martín Vizcarra y nombró a Manuel Merino como Presidente interino lo que desató masivas protestas en todo el país que se saldaron con una fuerte represión y con dos muertos y varios heridos. Merino no soportó la presión y renunció a los pocos días, dando paso al nombramiento de Francisco Sagasti como nuevo Presidente. Es incierto aún si esta decisión calmará los ánimos de los manifestantes o las protestas continuarán.

Ecuador está en una especie de período de calma, producto de la pandemia y de la proximidad de las elecciones, no obstante, lo sucedido en octubre de 2019 y en los demás países de la región es un aviso a navegantes para decidir qué tipo de país queremos para el futuro. Debemos mirarnos en el espejo de nuestros vecinos y preguntarnos si queremos más caos y confrontación o buscamos otra alternativa. Aquellos que han promovido el caos y la confrontación en Ecuador se encuentran plenamente identificados y está en nuestras manos darles o no la llave del poder.

Ricardo Flores es abogado. 

13 Comments

  1. La participación política son las acciones de los ciudadanos que no están necesariamente involucrados en la política de forma directa, con el propósito de influir en los resultados y esquemas políticos. Pero acá, básicamente, se cree que ser actor político es salir a insultar en redes sociales al funcionario de turno, sin ofrecer una sola idea o solución distinta. Algo así como el borracho en el estadio que ‘sabe’ cómo debía patear el jugador que falló el gol. a democracia funciona con empatía y honestidad. Es una personalidad comunitaria que se vive y que se habita. El ecuatoriano promedio no es empático, ni tampoco honesto. La Democracia exige una calidad humana que no tenemos. Aunque suene feo.

  2. Excelente análisis del señor Ricardo Flores, el mundo entero está convulsionado, la gente ya no sabe lo que quiere y se dejan influenciar por grupos de élites que lo único que les interesa que ingrese el dinero no importa como ni de donde, gente sin ética ni moral.

  3. En los últimos años latinoamericana ha sido muy golpeado por la corrupción. sobre todo por el denominado siglo XXI, que lo único que hicieron estas personas es enriquecerse conjuntamente con sus allegados, sin tomar en cuenta las carencias del pueblo.
    Hasta parece que ser corrupto esta de moda y notable por las diferentes manifestaciones que se han realizado en los diferentes países, que el pueblo ya esta cansado de los políticos corruptos y necesitamos un cambio urgente en cuanto a los valores.
    La corrupción debe ser fuertemente penada por la ley, ya que la misma evita el desarrollo económico de los países latinoamericanos

  4. En Ecuador la corrupción es un alimento del día a día ya que no tenemos buenos políticos, hace 1 año atrás pasamos por las peores cosas tuvimos casi 8 días de protestas, e incluso se dañaron varias partes de la política para que nos hicieran caso, en otros países también han realizado protestas por las injusticias de sus políticos contra el pueblo, ya que muchos de los beneficios son para la gente burocrática, ya que todos nosotros como ciudadanos debemos poner un alto ha esta corrupción de centavo.

  5. Hay que tomar en cuenta que la población no solo de Ecuador sino de nuestros países vecinos están cansados de corrupción esto no justifica la manera en como reacciona la gente (violencia), sin embargo hay que tomar en cuenta que no solo la ciudadanía es violenta porque si nos ponemos a mirar en todo el panorama si las administraciones que están en frente fueran personas de una mente abierta al dialogo y no a la violencia no debería responder con mas violencia, no hay que recriminar si son indígenas o no todos somos humanos indistintamente de nuestras características cualquier que estas sea, todos tenemos derechos y responsabilidades con nosotros mismo y con nuestro país, es por ello que si las personas que nos gobiernan están en sus puestos políticos correspondientes en caso Ecuador es por que por democracia hemos puesto un líder que nos represente para el desarrollo y bienestar de nuestro país.

  6. Latinoamérica ha sido golpeada significativamente por la corrupción y el nepotismo de los mandatarios y las grandes élites, esto ha sido una causa principal para que hoy por hoy exista una deficiencia económica terrible, vulnerando derechos de los ciudadanos y dejando al pueblo caer en la precariedad. Cabe recalcar que los jóvenes han sabido levantarse en contra de las leyes que han puesto estas grandes élites haciendo remarcar la democracia y evitando que se vulnere al pueblo.

  7. Es claro que el latinoamerica esta cansada de tanta corrupción, de no ser escuchada y que la élite sea la única que se enriquezca es por eso que ahora alzan la voz y luchan para ser escuchados y para parar tanta corrupción, es hora que en todos los países se ponga como primordial al pueblo, que exista un cambio en donde ambas partes salgan ganando

  8. Todos los ciudadanos hemos notado como las protestas que se realizan muchas veces nos perjudican, pero a la misma vez es la manera que encuentran para defender los derechos aunque lo mejor es que como país nos pongamos a pensar en que es lo que nos conviene y mas no ponernos a causar daño y destrozos, así que para las próxima elecciones debemos pensar en que es lo que nos conviene y analizar a fondo cada uno de las propuestas para que en un futuro no tengamos que utilizar la fuerza como un medio de defensa.

  9. Excelente análisis del señor Ricardo Flores, el mundo entero está combulsionado, la gente ya no sabe lo que quiere y se dejan i fluenciar por grupos de élites que lo único que les interesa que ingrese el dinero no importa como ni de donde, gente sin ética ni moral, lo que pasa en latinoamérica es sorprendente vemos como países en bonanza han caido en la pobreza extrema (Venezuela, Argentina), y no queremos ver nos ponemos una venda en los ojos y seguimos las mismas corrrientes desastrosas.

  10. Para que no exista este tipo de caos o conflictos debemos atacar directamente a la bases donde se genera la corrupción y tomar conciencia para recortar la burocracia.
    Somos testigos que los países latinoamericanos con estos precedentes se levantaron por la lucha de sus derechos e igualdades, siendo el pueblo quien siempre va tener mucho en contra, ya que no se tiene un respaldo a nivel político para poder solucionar estos inconvenientes.

  11. Lo de Chile fue un suicidio, simplemente eso. Tal vez fue tan suicida como lo que pasó en Venezuela para dar paso a la constitución de 1999. Tal vez es otra evidencia de que el poder del pueblo muchas veces termina como un estruendoso golpe en contra de si mismo. Parece Romanos 7:19 «Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago».

    • En Ecuador la corrupción es un factor común día a día se ve en la noticias todo los casos de corrupción.
      Y en muchos países se han realizado protestas por las injusticias que hay para el pueblo por que todas leyes son los beneficios para la gente buracracia.
      Y todos como ciudadanos poner un alto ha esta corrupción crear entidades donde si analizen todos los actos de corrupción y no dejar impune
      De la. Misma manera lograr aprobar leyes que éstos de corrupción sean con pena de muerte para así evitar el robo al pueblo del país.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*